CTLF Corpus de textes linguistiques fondamentaux • IMPRIMER • RETOUR ÉCRAN
CTLF - Menu général - Textes

Hervás y Panduro, Lorenzo. Catálogo de las lenguas. Volúmen I – T01

Tratado I.
Lenguas y naciones de América.

Primera noticia
de la América en
el siglo IX.

1 La observacion de las lenguas hasta ahora
conocidas, y de las naciones que dispersas por
el orbe terráqueo las hablan, empiezo por América,
que entre las quatro partes principales en
que la geografia divide actualmente la superficie
terrestre, es la mayor en extension, la menor
en poblacion, y la mas modernamente conocida.
De esta gran parte del mundo no tuviéron
los antiguos conocimiento ni noticia : ellos,
como ántes se ha dicho (1)1, en el siglo II de
la era christiana tenian aun una geografia tan
limitada, que ignoraban la grandeza de las tres
partes principales en que dividian el orbe terrestre ;
¿cómo pues podian conocer, ni aun tener
noticia de la América? que de todas ellas por los
fibios entónces conocidos, y mas fácilmente accesibles,
dista millares de leguas, con el intervalo
de inmensos mares? Las noticias geográficas
que los antiguos tuviéron de los paises orientales,
no pasaban, como se echa de ver en la
geografia de Tolomeo, del mar de las islas Filipinas,
y nuevas Holanda y Guinea, que de
107América distan mas de dos mil y doscientas leguas;
y las noticias que de los paises occidentales
tuviéron por tradicion confusa, romancesca
en la opinion de no pocos autores, y verdadera
en la mia, no pasaban del mar Atlántico,
en que suponian haberse desaparecido ó sumergido
un gran continente ó isla llamada Atlántica,
que dió su nombre al dicho mar. De la exîstencia
de este gran continente Atlántico, del que
aun duran vestigios (1)2 que la demuestran, y
por el que, segun mi opinion, se pobló la América
meridional, los antiguos tuviéron tan escasas
noticias, quales son las que Platon pone en
sus diálogos, intitulados: Timeo y Critias, ó Atlántico.
Las noticias que Platon dió de dicho continente
ó isla Atlántica, son las mas antiguas y
circunstanciadas que hay de su situacion y grandeza :
ellas no bastan, ni dan fundamento para
conjeturar la existencia del vastísimo continente
de América. El descubrimiento que de paises
mas allá del Océano se anuncia poéticamente
por Séneca Trágico, desde el verso 375 del
acto II de su tragedia, intitulada Medea, se debe
considerar como una novedad entusiástica y
lisongera, que se fundaba en la noticia que de
las islas del mar Atlántico dió Platon por tradicion,
ó en la especulacion de los filósofos sobre
la figura del globo terrestre, sobre su poblacion,
existencia de antípodas, y sobre otras
qüestiones semejántes. La primera noticia que hallo
cierta y clara de haberse conocido parte de
América, pertenece al principio del siglo IX, en
el que Gregorio IV, electo papa el año 827,
á san Anscario, arzobispo de Hamburgo, y á sus
108sucesores, hizo (1)3 legados suyos para las naciones
circunvecinas, y para las septentrionales y
orientales, y entre ellas nombra á las de Gronlandon
é Islandan. Gronlandon es claramente Groenlandia,
extremidad septentrional de América,
no muy lejos de la isla de Islandia. En documentos,
que aun existen, y se escribiéron ántes
del año 1492, en que Christobal Colombo
ó Colon descubrió la América, se da noticia de
paises de América, ó cercanos á ella, que se
llamaban islas del Brasil, Antillas, y Mano de
Satanás
(2)4.

Largueza de la
América.

Parece que Groenlandia fué el primer pais
que se conoció en América, de la que es su extremidad
septentrional, y parte la mas vecina á
Europa : llega á entrar en el emisferio de esta,
109ó del mundo antiguo. Por dicha extremidad la
América se acerca tanto al polo árctico, que de
este no llega á distar 8 grados ; y con su extremidad
meridional, que acaba en el estrecho
de Magallanes, pasa el paralelo ó grado 50 de
latitud austral, por lo que el continente de América
desde un polo á otro tiene mas de 130
grados de latitud. Tan grande es la largueza de
este continente, por el que, y por las muchas
islas que le rodean, estan espaciosamente extendidas
sus naciones. América, en el número de
estas, como tambien en la grandeza de su continente,
excede á qualquiera de las otras tres
partes principales del orbe terrestre; mas de poblacion
escasea tanto, que respecto de ellas se
puede llamar un desierto. Las naciones americanas
generalmente estan establecidas en territorios
de extension tan sobrada para su nececidad, que
sin exâgeracion se podrá decir, que no ocupan
la veintésima parte del continente americano.
Esta situacion de las naciones de América
ha hecho que muchísimas de ellas hayan estado
y esten como si fueran isleñas, esto es, lejanas
é independientes totalmente del trato, comercio,
y aun del conocimiento de otras; y que
por tanto hayan conservado puras sus lenguas
primitivas. La dicha situacion no ha dado en
América ocasion para las irrupciones que en Europa
y Asia ha habido de naciones, que abandonando
sus paises septentrionales, en que por
la muchedumbre de sus individuos no podian subsistir,
y ni casi caber, han inundado los territorios
de las naciones vecinas.

Dos imperios hallados
en América.

Al descubrirse la América el año 1492 se halláron
en ella dos imperios grandes, llamados
Mexicano (que se extendia entre los grados 14
110y 21.de latitud septentrional (1)5, y Peruano, ó
de los Incas, que se extendia por 35 grados de
latitud austral contados desde el equador, y sobre
este se extendia hasta Pasto (ó Villaviciosa,
ó ciudad de san Juan), que está á 1 grado y 12
minutos de latitud septentrional, 50 ó 54 leguas
de Quito (2)6 : mas estos dos imperios se formáron
por espíritu ambicioso de conquistas, y no
por necesidad que las naciones conquistadoras
tuviesen de transmigrar, y buscar nuevos paises
para su subsistencia. Los dos imperios dichos,
al descubrirse la América, contaban poca
antigüedad ; pues el mexicano empezó el año
1352 (3)7, habiéndose fundado la ciudad de México
111el año 1325 (1)8; y el peruano, como dice
Acosta (ántes citado en nota), no llegó á durar
quatro siglos.

Antiquísima poblacion
de América.

El moderno principio, ó corta antigüedad de
los dichos imperios americanos, hace conjeturar
prudentemente que en América siempre fué escasa
su poblacion: si esta antiguamente hubiera
sido grande, como en Europa, Asia y Africa
lo ha sido mas de tres mil años ha, en ella hubiera
habido antiquísimos imperios y conquistadores,
como los ha habido en las demas partes
del mundo. La poblacion de América es antiquísima,
y se deben reputar por manifiestos delirios
las soñadas pruebas que Pau alega contra
su antigüedad en sus inquisiciones americanas,
que serán monumento afrentoso de la suma ignorancia
de los que en el presente siglo han aparecido,
arrogándose infamemente el renombre de filósofos.
En América no se conoció el hierro, cuyo
uso es mas útil que el de los demas metales, y
esta falta de conocimiento prueba que la América
se pobló ántes que en las naciones del mundo
se hiciera comun la noticia del uso y utilidad
del hierro. En América no se han hallado
las especies mas útiles de animales, quales son las
de los domésticos, que son buey, caballo, asno,
&c. ; y esto prueba que las naciones americanas
desde la mas remota antigüedad han estado
aisladas sin tratar con las del mundo antiguo (2)9
. Esto mismo confirman la diversidad primitiva
112de sus artes, y la pureza de sus idiomas,
en que no se ha hallado palabra alguna de
las lenguas conocidas que se hablan en las demas
partes del mundo ; y lo mismo últimamente
afirma y confirma la tradicion histórica de
los mexicanos en sus pinturas, que son su historia;
pues en una de ellas ántes nombrada (1)10
se pone su viage desde el lugar ó sitio de la confusion
de las lenguas, hasta el pais que ellos llamaban
Anahuac, y al presente llamamos México.
La sola observacion de no hallarse palabras
de los idiomas europeos, asiáticos y africanos
en las lenguas americanas, basta para que se conozca
claramente que las naciones americanas,
sin mezclarse ni tratar con las de los otros continentes,
pasáron á América prontamente al suceder
la dispersion del linage humano despues
de la confusion de las lenguas en Babel.

2 La gran antigüedad pues de la poblacion
de América la prueban varios documentos, entre
los que es claro el que se tiene en la observacion
de la pureza de sus lenguas; mas la poca
poblacion que en ella se ha hallado, hace conjeturar
que á América, respecto de su gran extension,
pasáron muchas ménos personas que á
las demas partes del orbe terrestre. En orden al
número, no de personas, mas de familias, que pasáron
á América, parece cierto que el número de
familias nacionales ó de diversos lenguages que la
pobláron, fué mayor que el número de familias
que pobláron qualquiera de las otras tres partes
principales del mundo. Las familias que á estas
pobláron, fueron mas grandes que las pobladoras
de América; mas entre estas habia mayor número
113de familias nacionales que entre las pobladoras
de qualquiera de las otras tres partes del mundo.
Esto infiero claramente del gran número de
lenguas diversas que hay en América, pues este,
número es correlativo al de las naciones.

La América, fecunda en variedades naturales
mas que alguna otra parte del mundo, es
tambien tan fecunda en lenguas notablemente diferentes,
que el gran número de ellas pareceria
increible si no se autorizase con testimonios y documentos
ciertos. El señor Abate Clavigero, que
sobre los idiomas de la América septentrional me
ha comunicado noticias muy particulares, en el
tomo IV de su historia antigua del México, en
la disertacion I. §. 2. confiesa haberse llegado á distinguir
y contar treinta y cinco idiomas diferentes
en las naciones conocidas que pertenecen á la
jurisdiccion de México. El señor Abate Gilii, á
quien debo apreciables documentos sobre muchas
lenguas de la América meridional, y sobre algunas
de Europa, en el tomo III de su ensayo de
la historia de la América meridional, ó historia
del Orinoco, en el apéndice capítulo tercero, dice:
“No pretendo contar ó determinar el número de
todos los idiomas de América: no tengo esta pretension,
porque no me juzgo capaz de tanta empresa ;
mas si de todos los que se hablan en América
se hiciera un catálogo exâcto, este serviria de
increible utilidad á la literatura: yo he hecho el
catálogo de las lenguas que se hablan en el Orinoco ;
y algunos, que son pocos, lo han hecho de
las que se hablan en las provincias que les fuéron
conocidas … Decir que las lenguas americanas no
son muchas, y aun muchísimas, mas infinitas,
innumerables, &c. me parece que sea un decir
desatinado … No se hubieran escrito tantos
114despropósitos, si los autores hubieran distinguido
las lenguas llamadas madres ó matrices, de
sus respectivos dialectos.”

Número de lenguas
diversas en
América.

La muchedumbre de lenguas diversas en
América, ciertamente es grande ; mas porque
muchos autores se paráron solamente en considerar
su aparente diversidad, sin detenerse en
exâminar su relacion y afinidad, ellos al afirmar
que en América habia muchos millares de idiomas,
juzgáron hablar de idiomas diversos, ó por
mejor decir, de toda especie ó clase de lenguages
que en algo se diferenciasen. En este sentido
el Padre Atanasio Kircher, tan versado en los
idiomas, que llegó á saber veinte y cinco diversos,
escribiendo en Roma el año 1676, despues de
haber consultado á los jesuitas que habian concurrido
para tener una congregacion general, dixo
en el libro tercero de su obra sobre la torre de
Babel, en la seccion I.a capítulo I.° “En América
la diversidad de lenguas es tan grande, que
nuestros padres juzgan hallar en ella quinientas.”
Sobre este asunto escribiéndome el señor Don
Juan Estanislao Royo, que ha estado en el Perú,
y cuidadosamente ha observado sus variedades,
me dice: “Yo conjeturé que en América
pudiera haber casi dos mil lenguas diferentes,
y queriendo oir sobre mi conjetura el parecer
del doctísimo señor Don Juan Francisco
Lopez (en Ferrara pasó al eterno reposo el año
1783), hombre práctico en las dos Américas,
pues nació en la meridional, y siendo jesuíta recorrió
gran parte de la septentrional, una vez
discurrí con él sobre las lenguas americanas, y
el venerable anciano me dixo: que segun el conocimiento
práctico que tenia de la América, no
le parecia temeraria la proposicion del que afirmase
115que en ella se hablaban mil y quinientos
idiomas notablemente diversos; aunque una lengua
en muchos paises sea matriz de no pocos
dialectos. Oviedo, escritor acreditado, juzgó ser
muchísimas las lenguas americanas, pues dixo (1)11:
á lo ménos en la Tierra-firme en veinte
ó treinta leguas acaece haber quatro ó cinco
lenguages (62). De la muchedumbre y diversidad
de estos en América trata Solórzano (2)12.

Lenguas que en
Italia han perecido.

3 No concederé fácilmente que las lenguas
matrices en América se cuenten por miles; mas
diré que la gran observacion y estudio que de
ellas he hecho, me obligan á conjeturar que su
número es mayor que el que se cree comunmente
por los literatos. Preveo que muchos de estos
al leer mi relacion ó catálogo de las lenguas
americanas, se admirarán, y aun quizá sospecharán
que se exâgere demasiadamente el número
de ellas; mas esta admiracion y sospecha
podrán provenir ya de las ideas poco exâctas que
se tienen ó forman de las lenguas, y ya de la
falta que de la historia de estas tenemos. Las
dichas ideas se fundan ya en las opiniones de
aquellos autores que pretenden determinar con algunos
textos de la sagrada Escritura el número
de las lenguas, y ya en la observacion del estado
que actualmente tienen las lenguas en varios
paises muy conocidos; mas las opiniones de
dichos autores son arbitrarias; y en el estado
116actual de las lenguas en los paises civiles, ninguna
prueba fundamental se descubre, ni aun
para conjeturar qual sea el verdadero número
de lenguas matrices en el mundo. En Europa,
por exemplo, no descubro sino las siguientes lenguas
matrices, que son : cántabra ó bascongada,
céltica, teutónica, esclavona ó ilírica, escítica,
epirótica ó albana, griega (de la que
es dialecto la latina (1)13, perfeccionada con la cántabra
y céltica), tártara y cingana, que era el
lenguage de los primeros gitanos que apareciéron
en Europa. A estas pocas lenguas matrices reduzco
todos los lenguages europeos ; mas no por esto
me atreveré á afirmar, que en Europa no haya
habido otros idiomas originales, que hayan
desaparecido con la introduccion de las lenguas
de las naciones dominantes ; pues en Italia se hallan
vestigios claros de otros idiomas que en ella
se hablaban, y ya han desaparecido. En Italia,
como probaré despues, se habló el cántabro, idioma
universal de los españoles : tambien se habló
la lengua céltica ; y floreciéron las lenguas osca,
tusca, y tambien otras, de cuyos nombres se conserva
memoria confusa. Quintiliano (2)14, hablando
de las palabras forasteras, hace mencion de los
lenguages tusco, sabino y prenestino de Italia. La
lengua osca, que algunos creen ser la misma que
la sabina, se hablaba en tiempo de Ennio que la
117sabia (1)15: y en tiempo de Tiberio César se usaba
aun en los (2)16 teatros. Estas lenguas eran bastantemente
comunes en Italia en el siglo de oro de
la latina ; porque los autores que escribian en latin
usaban idiotismos de sus lenguages nativos : y
Plauto usó no pocas palabras de estos, las quales
ciertamente no son latinas, ó se han desechado
despues por los escritores latinos del siglo de
oro del latin.

Concurrencia
de trescientas naciones.

Mas para formar algun concepto de la muchedumbre
de lenguas que antiguamente habia,
no da poca luz Plinio en el capítulo quinto del
libro sexto de su historia natural, en el que se lee
la siguiente noticia : Timóstenes decia que en
Dioscuria de la Colchis concurrian trescientas naciones
de diversas lenguas, y que los romanos
tenian allí ciento y treinta intérpretes para entenderlas.
No dudo que muchísimas de estas lenguas
serian dialectos de una misma lengua matriz,
y que se exâgere demasiadamente el número
de ellas; mas aunque por estas reflexîones
el número de dichas lenguas se deba restringir
algo, no obstante siempre quedará grande.

No presento estas noticias y observaciones
al lector con el fin de engrandecer el número
de idiomas, y principalmente el de los americanos ;
mas solamente para disipar las falsas, y
no poco comunes ideas que se tienen del número
118de las lenguas matrices. Respecto de las americanas
podré decir, que despues de haber tenido el
mayor empeño y cuidado en oir é informarme
del sentir de doctos y prácticos misioneros, por mí
mismo he cotejado los elementos gramaticales que
he recogido, y formado de diez y nueve lenguas
americanas, y los vocabularios de mas de treinta
lenguas, y he hallado casi siempre verdadera
la opinion, que sobre el carácter de estas me
han dicho ó escrito dichos misioneros. En virtud
de esta experiencia ¿no deberé creer y adoptar
la opinion de estos sobre las demas lenguas
americanas que por falta de documentos no he podido
exâminar, ni cotejar? Ellos de no pocos
idiomas hablan con conocimiento práctico, y
de otros discurren, fundándose en las noticias
que de ellos les han dado los indios americanos,
las quales comunmente han hallado ser verdaderas.
Estos indios llaman parientas á todas las
naciones que hablan dialectos de una misma lengua
matriz : y los misioneros saben por experiencia,
que rarísima vez. se engañan los indios, quando
dicen : Tal y tal nacion no son nuestras parientas
(62).

Noticia escasa
de las lenguas
americanas.

Conozco que las transmigraciones y la tosquedad
de las naciones, la variedad de sus pronunciaciones,
y otras causas que expongo en mi obra
sobre el orígen, mecanismo y armonía de los
idiomas, conspiran no poco para desfigurar á estos :
y por esto no pocas lenguas que al principio
parecen, y aun se juzgan muy diversas, tendrán
afinidad entre sí, ó serán dialectos de una
misma lengua matriz. Conozco asimismo que algunos
de los misioneros, á quienes sobre el presente
asunto he consultado, pueden haberse equivocado
en tener por lenguas diferentes las que verdaderamente
119no lo son, y aparecen serlo por ser
dialectos muy desfigurados de una misma matriz.
Casi todos los misioneros, de cuyas noticias me
he valido, sabian á lo ménos dos ó tres lenguas
americanas, y distinguian bien sus dialectos; mas
he hallado que algunos misioneros han juzgado
equivocadamente ser lenguas diversas dos dialectos
de una misma matriz que habian oido hablar
algunas veces, y que su equivocacion provenia
del diverso acento con que las oian pronunciar.
Teniendo yo presente esta equivocacion de
algunos misioneros, no he puesto en la clase de
lenguas matrices todos aquellos idiomas, que
los misioneros llaman diversos, quando para autorizar
esta diversidad no he logrado documentos
que la confirmen. En algunos paises, y principalmente
en los que pertenecen á la jurisdiccion
de Quito (81), he hallado gran número de lenguas
que llamo diversas, sin saber si es esencial ó accidental
su diversidad.

Paises inmensos
en que se hablan
las lenguas china,
maiaya y tártara.

Lenguas mexicana
y guaraní.

Fundado en estas y otras observaciones sobre
el carácter de las lenguas, y principalmente de las
americanas, de las que no tengo todas las noticias
que para caracterizarlas desearia, he procurado
proceder con la mayor crítica, y sin espíritu
de engrandecer el número de las lenguas matrices,
ántes bien con el particular de descubrir
los idiomas homogéneos, como medio útil y seguro
para inferir y determinar la proveniencia y
relacion de las naciones que los hablan ; y segun
este fin, me lisonjeo haber descubierto que los dialectos
de la lengua china se hablan (177) por la
extension de 42 grados de longitud en que está
establecido inmenso pueblo : que los dialectos de
la lengua malaya (llamada tambien malé y malaca)
se hablan (127) por paises é islas extendidas
120por 208 grados de longitud : y que los dialectos
tártaro mongoles (261) se hablan desde la China
hasta la Dalmácia. En la América he descubierto
que el idioma mexicano (103) se habló por
los toltekos y chichimekos primeros pobladores de
su parte septentrional, y que en la meridional
los dialectos del idioma guaraní se extienden por
inmensos paises del Paraguay (14), del Brasil
(17), del Perú (75), del Quito, y quizá de
Tierra-firme (87). Es digno de observarse que entre
los guaranís (estos estan en el Paraguay), y
los omaguas (estos estan en el reyno de Quito),.media
un inmenso caos de naciones ; y no obstante
los dialectos guaraní, y omagua ú homagua hasta
ahora conservan señales claras de su afinidad y
de su proveniencia de una misma lengua matriz.
Esta observacion me ha hecho conocer que
en las naciones bárbaras de América se halla
aquella tenacidad que es comun á las demas naciones
para conservar su idioma nativo. La gran
duracion de la lengua mexicana prueba esta misma
tenacidad.

Las observaciones y reflexîones que he indicado,
servirán para disipar no pocas preocupaciones
que son comunes sobre el número, carácter
y diversidad de las lenguas, y para formar
justo concepto de la historia algo confusa que
estoy para hacer de las muchísimas lenguas
que hallo haber en América, en donde la mayor
parte de ellas se limita, como sucedia
en los primeros siglos despues de la dispersion
de las gentes, á paises pequeños y á pocas familias.
Servirán tambien para hacer conocer que
he procurado con empeño, trabajo y cuidado
indagar lo verdadero, y en su defecto lo mas verosimil
sobre el presente asunto, que es de suma
121importancia para ilustrar la historia del orbe
terrestre, y principalmente la del hombre. He
sido el primero que se ha atrevido á reducir á
exâmen crítico el número y la calidad de las lenguas
que han exîstido, y se hablan en el mundo :
mas mi atrevimiento, al que han dado motivo
las singulares y favorables circunstancias en
que me hallo para escribir esta obra, no tiene
otro fin sino el de abrir una senda, que con el
tiempo harán los literatos camino real para descubrir
un campo inmenso en la antigua historia
de las naciones.

Capitulo I.
Lenguas que se hablan en la Isla del Fuego,
en los paises llamados de Patagones,
y en el Chile.

Rumbo en la observacion
de las
lenguas americanas.

4 Empiezo la enumeracion de las lenguas
desde los paises mas australes de América, desde
los quales, siguiendo la situacion geográfica
de las naciones, pasaré á los inmediatos, y despues
sucesivamente á otros hasta los mas boreales
sobre la California : desde estos, que estan situados
en la costa occidental, pasaré á los que
estan situados en la opuesta ó en la oriental, en
que está la Groenlandia, pais el mas boreal en
la costa oriental de América, y desde ella baxaré
hasta la punta mas austral de la Florida,
recorriendo las naciones que estan establecidas
entre esta punta y la Groenlandia.

Lenguas de la
isla del Fuego.

Diversos dialectos
de una misma
lengua.

5 La isla del Fuego, como tambien todas las
islas vecinas que estan dentro y fuera del estrecho
de Magallanes, se conocen tan poco, que
apénas se tiene noticia de sus pobladores. No obstante
122la gran escasez de noticias, se puede afirmar,
que en todas las dichas islas se hable una
lengua sola, como se insinúa en lo poco que sobre
sus isleños se lee en la relacion de los viages
de Cook y de Bougainville : se viéron, se dice (1)17
en la relacion de los viages de Cook, venir
algunos isleños del canal Noel en nueve barquillas,
sin miedo, y con cuchillos de hierro : y
esto nos hizo conocer que ellos habian tratado
con europeos. Al dia siguiente, que fué 24 de
Diciembre de 1774, adverti que ellos eran de la
misma nacion que yo habia visto en la bahía del
Buen-suceso, y que Bougainville distingue ó llama
con el nombre Pecherasis; porque los isleños
continuamente repetian esta palabra. Estos indios
tienen cabellos negros, con poquísimos pelos en
la barba. Observé, que dos infantes decian passeray,
la qual palabra juzgamos que fuese de
caricia. Algunos indios, ademas de la palabra
passeray, pronunciáron otras palabras ; y adverti
que estas constaban de muchas letras consonantes
y guturales : y principalmente se oia la sílaba
il. Su hablar parecia balbuciente, y por esto
no se entendia lo que decian. Todos los que
viéron (2) 18á estos isleños, y habian visto á los
de la bahía del Buen-suceso, juzgáron que estos
eran ménos civiles que aquellos. En otro desembarco
que se hizo en las islas del Fuego, se oyó
tambien la palabra passeray, pronunciada con
sonido piadoso, que indicaba pedirse alguna cosa…
Pasado el cabo de Horn el señor Pickersgill
123á 30 de Diciembre desembarcó en la misma
isla, y vió algunos isleños que parecia hablar la
misma lengua de los indios del canal Noel, porque
continuamente repetian la palabra passeray.
Parece pues que en la isla del Fuego se hable
una lengua sola, de la que solamente se sabe
que su acento es gutural: y quizá sea dialecto
de otra lengua gutural, que, como despues
expondré largamente, el señor Don Joseph García
Martí descubrió en la costa occidental de los patagones,
vecina al estrecho de Magallanes.

Tierra de patagones.

6 Este estrecho media entre la isla del Fuego,
y la tierra llamada comunmente de patagones,
la qual es la extremidad austral del continente
de América. Desde la isla del Fuego saltemos
pues á esta extremidad ó punta austral de
la América, y recorramos sus paises para observar
las lenguas y naciones de las dos costas
oriental y occidental por la extension de algunos
grados. Para la noticia que daré de las lenguas,
me valdré de los informes y de la autoridad
de algunos ex-jesuitas, que con el fin santo
de fundar nuevas misiones en las naciones patagonas,
han recorrido y observado diligentemente
la costa oriental desde el estrecho de Magallanes
hasta Buenos-ayres en Paraguay á 34
grados y medio de latitud austral, y la costa occidental
desde el dicho estrecho hasta enfrente
de la isla de Chiloe, cuyo centro corresponde al
grado quarentésimo tercero de la dicha latitud.

Costa occidental
de los patagones
bien poblada.

7 La costa occidental de América desde el
dicho estrecho de Magallanes hasta el Chile está
bastante poblada, segun lo que me ha dicho
varias veces el señor Don Joseph García Martí,
el qual con la sola compañía de algunos chilenos
tosquísimos se aventuró en un barquillo pequeño
124(en los primeros años de su sacerdocio y de sus
misiones) á registrar las costas australes del Chile,
ó digamos las occidentales de los patagones,
y segun sus observaciones pasó el grado 48 de
latitud (esta se entiende austral quando no se advierta
que es boreal), desde donde abandonado
por los indios sus compañeros, que se atemorizáron
con la vista de nuevas naciones bárbaras,
debió volver ácia Chile, no habiendo podido llegar
al principio del estrecho de Magallanes.

Naciones Lecheyel
y Yekinahuer.

El dicho señor García me respondió desde Bolonia,
con fecha de 31 de Octubre de 1783, á varias
preguntas que por escrito le hice sobre las
lenguas de las naciones, de que tenia noticia, diciéndome :
respondo á las preguntas que v. me
hace, suponiendo que haya hallado ya, y visto
la carta geográfica que hice de los paises que
recorri. Llegué mas allá del grado 48 de latitud,
en donde estan establecidas las naciones Calen y
Taijataf
: y allí supe que despues de estas naciones
hay ácia el estrecho de Magallanes otras
dos naciones llamadas Lecheyel y Tekinahuer, las
quales segun mis observaciones deben estar en la
costa del estrecho de Magallanes. De la lengua
de estas dos naciones solamente puedo decir, que
no es araucana ó chilena.

Lenguas calen y
taijataf, dialectos
de una misma lengua.

Las naciones Calen y Taijataf hablan un mismo
idioma, que es bastante gutural, y nada semejante
al araucano : las dos naciones se entienden
mutuamente, aunque parece que cada una
de ellas tenga su propio dialecto, del que nada
entienden los araucanos ó chilenos.

Caucabues y
Chona lenguas diversas,
ó dialectos
de una matriz
desconocida.

Dialectos de la
lengua chilena.

Chiloeno.

Despues de las naciones Calen y Taijataf se
siguen ácia el Chile las naciones Caucabues y Chonos.
Cada una de estas naciones tiene su idioma
propio, y aunque sé que las lenguas de estas dos
125naciones no son dialectos de la auracana ; mas
no puedo afirmar si son dialectos desfigurados
de una lengua matriz, ó si por ventura son
dos lenguas matrices. Los indios chonos en otro
tiempo vivian en el pais, que yo en la carta geográfica
llamo tierra firme de ofki : mas actualmente
todos se hallan establecidos en las islas (1)19
vecinas á dicha tierra-firme, las quales estan en
la parte austral del archipiélago de Chiloe. En la
isla de Chiloe empieza á hablarse el idioma araucano
ó chileno : los isleños de Chiloe usan un lenguage
126muy corrompido con muchísimas palabras
españolas que han adoptado, y que declinan y
conjugan segun la sintaxí del idioma araucano. De
este es dialecto la lengua chiloena, aunque alterada
ó corrompida con palabras forasteras, como
he dicho.

Cunco.

Despues de Chiloe en la costa vecina al continente
estan los indios llamados Cuncos (1)20, que
se extienden hasta el puerto de Valdivia, y hablan
el araucano con acento algo diferente del
chiloeno. A los indios cuncos se siguen los que
comunmente se llaman araucanos bárbaros, de cuyos
dialectos, como tambien del dialecto que se
usa en todo el Chile, podrán informar por voz
á v. los señores Don Agustin Alava, Don Ignacio
Ferrer y Don Juan Luque, que han sido misioneros
de los araucanos, y se han internado en
sus tierras : asimismo podrá dar á v. noticias el
señor Don Antonio Guillen que ha estado en Copiapó,
en que acaba el Chile, y empieza el Perú,
y con estos informes v. podrá determinar
el número de dialectos del idioma araucano ó chileno.
Hasta aquí el señor García.

Araucano.
Huiliche.

Puelche.

8 Antes y despues de haber recibido la carta
que acabo de trasladar aquí, habia yo discurrido
no pocas veces con los mencionados misioneros
ex-jesuitas, que me han confirmado lo que últimamente
su compañero el señor Don Juan Molina
127sobre el número de los dialectos araucanos
ha publicado en su historia de Chile, en la que
al libro primero (1) 21en substancia se dice : “El
Chile, en donde estan los españoles, se extiende
entre los grados 24 y 37 de latitud, y en esta
extension antiguamente estaban las tribus llamadas
Copiapina, Coquimbana, Quillotana, Mapochina,
Promaucai, Curi, Cauqui y Pensona, de
las quales solamente quedan algunos destrozos. El
territorio que habitan los chilenos bárbaros, comprehende
los paises que estan entre el rio Biobio y
el archipiélago de Chiloe, y se contiene entre los
grados 36 y 41 de latitud. Estos chilenos forman
tres naciones llamadas Araucana, Cunca y Huiliche
las quales en el siglo pasado se uniéron con
los puelches que vivian en algunas montañas de
la célebre cordillera de América. Estas montañas
distan del mar del Sur 420 millas.” Las naciones
Araucana, Cunca, Huiliche y Puelche se
entienden mutuamente : mas el dialecto puelche
es mas gutural que los otros dialectos. El nombre
puelche significa oriental gente. En el idioma
araucano el oriente se dice puel; ácia oriente
se dice puelpe : y puelcherú ó puelcruv significa
viento oriental. El nombre huiliche se compone
de huilli (austro), y de che (hombre), y significa
hombre del austro. Los puelches estan al oriente
de los araucanos, y los huiliches estan al austro.
Parece que los araucanos han sido los inventores
de los nombres puelche y huiliche que se dan
á dichas naciones. Hay otra nacion de puelches
que hablan el araucano : de esta nacion hablaré
despues (9, II).

Observacion de
la costa desde
Buenos-ayres hasta
el estrecho de
Magallanes.

Colonia de europeos
en la tierra
de patagones.

9 Pasemos á las naciones que estan en la costa
128oriental de la tierra llamada Magallánica, y
se extiende hasta Chile. Algunas de estas naciones
hacen grandes correrías por los paises mediterráneos,
llegando á las heredades de los españoles
de Buenos-ayres, Tucuman y Cuyo; las
saquean ; y muchas veces acometen á las caravanas
que desde Buenos-ayres van á Córdoba y
al Chile. Los jesuitas Matías Strobel, Joseph Quiroga
y Joseph Cardiel en el año, 1745 á 5 de Diciembre
saliéron de Buenos-ayres para observar
la costa oriental de la tierra magallánica, ó de
los patagones, que se extiende desde Buenos-ayres
hasta el estrecho de Magallanes. La relacion de
este viage se dió á luz por Charlevoix en su historia
del Paraguay, que traducida en latin por
el señor D. Domingo Muriel, se ha publicado enriquecida
con nuevos documentos. En dicha relacion
se lee (como tambien por voz oí en Bolonia
el año 1772 del P. Cardiel, con quien casualmente
concurri, y estuve ocho dias en una
posada), que muchos paises de dicha costa son
poco idóneos para la poblacion ; y por esto desde
el grado 44 de latitud hasta el estrecho de
Magallanes, en pocos sitios se hallan vestigios de
habitacion de indios. El P. Cardiel halló cerca
de la bahía de San Julián tres cadáveres, que se
creyéron de indios puelches : mas el señor Don
Joseph Sanchez Labrador (31) en su historia manuscrita
del Paraguay dice, que despues se supo
que los cadáveres eran de indios tuelches (12).
En otras ocasiones se han hallado tambien indios
en dicha bahía, como advierte el citado señor
Abate Muriel en el libro veinte y dos de la historia
del Paraguay. Por noticias que han dado los
tuelches y los puelches sus amigos, se sabe que
en algunos tiempos varias tribus de tuelches se
129extienden ó llegan hasta el estrecho de Magallanes :
y el P. Cardiel, el señor Abate Tomás (11)
Falkner (llamado tambien Falconer), y otros misioneros
oyéron decir á dichos indios, que en
la desembocadura del rio Sauces á 41 grados de
latitud habia una colonia de españoles : este nombre
dan ellos á todos los europeos.

Lenguas de las
naciones que estan
entre el Chile
y la costa oriental
de los patagones.

10 De los idiomas que hablan las naciones situadas
entre el Chile y la costa oriental de los
patagones, he procurado informarme preguntando
á los misioneros, y registrando las historias
y geografias, y hallo dignas de notarse las noticias
que el señor Don Joaquin Camaño me ha
dado en una de sus eruditísimas cartas, con que
freqüentemente me honra, escrita desde la ciudad
de Faenza á 2 de Mayo de 1782, en la que
me dice así:

La lengua pampa
tiene afinidad
con laquerandi.

“De las lenguas pampa, puelche y tuelche que
aquí estan sepultadas con los ex-jesuitas misioneros
que las entendian, y á mejor vida pasáron
ya sin haber dexado escrito alguno sobre ellas,
no podré dar á v. la exâcta relacion que desea ;
por lo que tendrá la bondad de contentarse
con las pocas noticias que voy á comunicarle
sobre las naciones que hablan dichos idiomas,
y que muy confusamente se describen por un ilustre
historiador (este es el jesuita Charlevoix en el
libro veinte y uno. de su historia del Paraguay
).
Los pampas deben su nombre á su habitacion, ó
por mejor decir á sus correrías por los paises,
que situados entre la cordillera Andes del Chile
y el rio Plata, por los españoles se llaman pampas,
nombre que proviene de.la palabra peruana
pampa, la qual significa campo y campiña.
Hay tambien indios pampas en los alrededores
de Buenos-ayres, de Córdoba del Tucuman y
130de San Iñigo del Cuyo, los quales á los españoles
de esta ciudad no pocas veces han hecho guerra,
y comunmente les sirven en las labores del
campo. Los pampas se han creido de lengua diferente
de los idiomas de otras naciones conocidas :
esto parece inferirse de la historia del Paraguay
escrita por Techo (1)22, y de la historia
de Chile escrita por Ovalle (2)23 ; que á los pampas
describen con costumbres diferentísimas de
las que tienen otras naciones. Se ignora si los
pampas del Cuyo y de Córdoba hablan el idioma
de los pampas de Buenos-ayres, con los que
convienen en las costumbres, segun Ovalle. El
señor Abate Don Joseph Guevara en sus manuscritos,
que he leido, hace provenir todos los
pampas de los indios del rio de la Plata, á los
que los primeros conquistadores diéron el nombre
de Querandis ó Kerandis. Esta opinion parece
ser no poco probable, porque ademas de convenir
los pampas y los querandis en las costumbres,
sabemos por el respetable autor de la Argentina
(esta es la historia manuscrita del Paraguay) que
los querandis andaban vagantes por los mismos paises,
por donde actualmente los pampas hacen sus
correrías. Conjeturo que el fondo de la lengua
pampa es un dialecto querandi alterado con palabras
del idioma de los puelches, y de otras
naciones que con los pampas se han unido para
hacer guerra á los españoles. El año 1740
estableciéron los jesuitas una mision de pampas
en Buenos-ayres, que llamáron Concepcion de los
131pampas : está al sur de Buenos-ayres, de que dista
quarenta leguas; y en ella se uniéron los pampas
llamados magdalenistas (porque se habian establecido
ántes en el pais llamado La-Magdalena),
y los indios matanceros, así llamados porque
estaban en el pais Matanza. En la relacion
manuscrita de esta mision leo, que se habia escrito
catecismo en la lengua de dichos indios.

Lengua puelche
dialecto araucano.

11 Los puelches ó puelchos, en Buenos-ayres
llamados serranos, porque viven en las sierras ó
montañas de Bolcan, Casuati y Cairu (que estan
al sur de Buenos-ayres en la distancia de cien leguas,
y casi en en el grado 28 de latitud) son
chilenos, y hablan la lengua araucana que es propia
de estos (8). La formacion de la dicha mision
de los pampas se debe á la victoria que contra
los puelches en el año 1739 logró el señor Don
Miguel Salcedo.

En el año 1746 se formó una mision de los
puelches, llamada Nuestra Señora del Pilar:
mas su establecimiento duró solamente cinco años.
En Chile hay una nacion llamada de los puelches,
de los que el señor Abate Molina (8) hace
mencion en su historia de Chile : estos puelches
distan del mar del sur quatrocientas veinte
millas, y los puelches de Buenos-ayres distan
de dicho mar mas de mil millas. La palabra
puelche en la lengua de los puelches de Buenos-ayres
(8) significa oriental.

Pehuenche, picunche,
ranquelche,
moluche y
villmoluche dialectos
araucanos.

Ademas de los puelches ácia el Chile hay
otras naciones, que los españoles comprehenden
ó confunden con el nombre aucaes (este nombre
proviene de auca (1)24, que en quichua, lengua peruana
132significa enemigo: aucaes significa enemigos)
que son diferentes de los puelches, y que se dividen
en diversas tribus llamadas pehuenche, picunche,
ranquelche, moluche y villmoluche (1)25. Todas
estas naciones ó tribus, segun el parecer de los
misioneros, hablan dialectos de la lengua araucana
ó chilena : y de estos probablemente se hallará
noticia exâcta en la descripcion que de la
Patagonia ha publicado últimamente en ingles el
señor Abate Tomás Falkner (2)26 misionero de los
puelches: este autor alaba con especialidad el idioma
moluche ó de los molucos.

Lengua tuelche.

Los tuelches son
patagones.

12 Los tuelches, aunque tienen nombre de la
lengua araucana, el qual les diéron los puelches
de la mencionada mision de nuestra señora del
Pilar, hablan un idioma diverso del araucano.
Los dichos puelches diéron á los jesuitas la primera
noticia que tuviéron de la nacion de los
tuelches. En la lengua de estos, segun una relacion
manuscrita que he leido, la palabra soichu
significa el Sér supremo : soichuet (de-Dios-hombres)
se usa para significar los muertos : balichu
significa espíritu maligno : elel príncipe de los
diablos ; ó quizá (á mi parecer) una máscara de
diablo que se pone el presidente ó gobernador
de los bayles : ma-gleter mi padre : ma-meme mi
madre. En la dicha relacion hallo que los puelches
usan tambien las palabras balichu y (3)27 elel.
133Los tuelches se dividen en dos numerosas y
principales tribus, que usan dialectos tan diferentes,
que dificilmente llegan á entenderse mutuamente
los que los hablan. La tribu mas cercana
vive no léjos de los manantiales del rio Salado
á 41 grados de latitud, y se sirve continuamente
de caballos, como tambien lo hacen los
puelches. La otra tribu hace sus correrías á pie,
y se divide en varias tribus subalternas que se
extienden hasta el estrecho de Magallanes; por
lo que parece que los tuelches forman una de las
naciones llamadas patagonas. Algunas familias de
las dos tribus principales dichas en el año 1750
visitáron á los misioneros de la mencionada mision
del Pilar, y entónces el P. Cardiel, como
v. le habrá oido, el señor Abate Falkner y otros
misioneros formáron la poblacion llamada Desamparados
á 33 grados de latitud, á tres leguas
del mar, y á quatro leguas de la mision del
Pilar ; mas en el año siguiente pereciéron dos
misiones. Habrá v. leido en la historia manuscrita
del señor Don Joseph Sanchez Labrador,
que los patagones son tuelches ; y habrá tambien
leido en la historia chilena del señor Molina, que
los patagones son puelches que hablan el idioma
araucano. No se puede saber si fuéron tuelches
ó puelches los primeros indios que se conociéron
con el nombre de patagones.

Naciones desconocidas
en el pais
de los patagones.

No sé, que ademas de estas naciones haya en
el pais oriental de los patagones otras naciones,
sino las dos llamadas Poya y Cauca, que el señor
Molina, ántes nombrado, cita en la última
página del tomo 1° de su historia de Chile. Ninguno
con certidumbre puede áfirmar que no haya
alguna otra nacion ; porque el dicho pais hasta
ahora no se ha visitado, ni visto por personas
134que puedan dar noticia exâcta; y por esto ignoramos
si los poyas y los caucaus son naciones diversas,
ó por ventura desciendan de otras naciones
conocidas.” Hasta aquí la carta del señor Camañio.

Los famosos gigantes
patagones.

Altura de los llamados
gigantes
patagones.

Hablan el idioma
araucano.

Llegan hasta el
estrecho de Magallanes.

Naciones poya
y caucau de idiomas
diversos entre
sí, y del araucano.

El señor Abate Molina en su citada historia
del Chile discurre así sobre la diversidad, estatura
y lenguas de las naciones que hay en el
pais de los patagones. “Los habitadores de las llanuras,
dice (1)28, tienen la misma estatura que los
europeos; mas los habitantes de la cordillera Andes
son generalmente mas altos: y creo que estos
y no otros,.como dixe al principio, son los
famosos patagones, de que tanto se ha hablado
en Europa : de mi parecer era el ingles Anson.
La descripcion que de estos titanes antárticos hacen
los modernos viajadores Byron, Wallis, Carteret,
Bougainville, Duclos y Giraudais, que últimamente
los han visto, corresponde excelentemente
al carácter de los dichos serranos (ó habitantes
de la cordillera Andes): mas lo que á mi
opinion da cierto grado de evidencia, es, que
el idioma de ellos no es diferente del chileno ó
araucano, como se infiere de las palabras patagónicas
que los viajadores citan. Es cosa ya cierta
que el idioma chileno no se extiende mas
allá de los límites que he señalado. No dexo de
advertir que entre las palabras citadas por dichos
viajadores, se hallan algunas españolas, las
quales solamente puede haber aprendido alguna
nacion confinante con las colonias españolas. Los
habitantes de la cordillera de Chile tienen estatura
superior á la comun, como tambien lo son
los demas vivientes en dicha cordillera. La estatura
135comun de aquellos es de cinco pies y siete
pulgadas : los mas altos que he visto, no pasan
la altura de seis pies y tres pulgadas. Lo que
concurre para que parezcan ser mas agigantados
que lo que realmente lo son, es su desproporcion
en huesos fuertes, y en miembros gruesos… viven
divididos en tribus, que tienen un xefe llamado
ulmen. Su religion es la de los otros chilenos,
como ya lo adverti; y tambien usan el
idioma de estos : mas los que estan en los paises
orientales tienen acento un poco gutural… aunque
estas tribus tienen abundancia de bestias para mantenerse,
por ser aficionados á la carne de animales
selváticos, se ocupan en la caza de estos ; y
por esto hacen correrías por las vastas llanuras
que hay desde el orígen del rio de la Plata, hasta
la parte oriental del estrecho de Magallanes:
cazan guanachos y avestruces… Entre los confines
australes de Chile y del dicho estrecho no
hay por la parte oriental otras naciones sino la
poya y la caucau : la nacion poya es tambien de
estatura gigantesca, mas habla una lengua diferente
de la chilena, y no gusta alejarse de sus
tierras. Los caucaus son de estatura mediana,y hablan
un idioma totalmente diferente del chileno.”

De las naciones llamadas comunmente chilenas
y de sus respectivos idiomas, he dado noticia,
segun las últimas relaciones que de ellas se han
escrito. En la parte americana que ocupan las
dichas naciones, y que segun Ovalle al principio
de su historia citada (7) se extiende desde
el grado 25 de latitud austral hasta el estrecho
de Magallanes (este está á 54 grados de la dicha
latitud), y pasa hasta comprehender la tierra llamada
del Fuego (esta acaba en el grado 59 de
latitud), no se han hecho en siglo y medio notables
136descubrimientos. Ovalle que escribia el año
1644, hace mencion de mas de doscientas islas (1)29
descubiertas en el gobierno de Chile, al que da (2)30
ciento y cincuenta leguas de ancho, y quinientas
de largo en tierra firme; y hablando despues
de las misiones evangélicas, que el mismo Ovalle
proyectaba y pedia para la conversion de las
naciones, que él llama las mas abandonadas, dice (3)31.
“La gente, que mas propiamente podemos
llamar convulsam, et dilaceratam, es la que
pertenece á esta sexta y última clase de las misiones
de Chile, á las quales no les conviene
hasta ahora este nombre de misiones por otro
título, que por el de la extrema necesidad que
tienen de quien les quiera llevar el socorro del
cielo, por quien claman tantas almas, como las
que estan en mas de ciento y cincuenta islas, que
como vimos arriba, estan despues de las quarenta
islas de Chiloe, y doce de Caltoco, sembradas por
aquellos mares hasta el estrecho de Magallanes,
y podemos poner por cabeza de todas las de la
Mocha y Chonos (7), por ser las inmediatas, y
donde han comenzado á apuntar los crepúsculos
del Evangelio, con ocasion de algunos Padres
de la Compañía que han arribado alguna vez á
sus puertos, y dádoles de paso alguna noticia
de Jesuchristo … Pertenecen tambien á esta
clase las muchas almas que estan en la tierra
firme desde Arauco hasta Osorno, que fué de españoles,
y la mas rica de oro de aquel reyno …
estan estos indios en la tierra firme desde
el grado 38 hasta el grado 51 ; pero de los que
137hay desde aquí hasta el grado 55 en que está la boca
del estrecho de Magallanes, no hay quien (1)32
sepa cosa de cierto ; porque la guerra con los
araucanos ha tenido impedido el paso, y así no
se ha podido descubrir esta tierra por esta parte;
pero por la de Chile han entrado algunos capitanes,
con quienes yo he hablado, y me han dicho
que han hallado noticias de que hay en aquellas
tierras muchísima gente, y lugares muy ricos,
aunque nunca han podido llegar á ellos por
estar muy exercitados, y ser menester mas fuerza
de la que llevan. De estas noticias hay muchas,
y todas convienen en que la tierra es muy
rica y fértil … Pongamos tambien en esta clase los
indios puelches (8) que habitan en los valles y
huecos que hace la cordillera, los quales son en
gran número, y no son pocos los que de la otra
banda (11) corren hasta continuarse con los de
Cuyo por la banda del norte, y por la del sur
con los del estrecho de Magallanes, donde los
que han pasado por él han visto de una y otra
parte muchos indios, y entre ellos á los gigantes
que diximos arriba. Tambien pertenecen á esta
clase los indios que habitan la grande isla y
pedazo de tierra, que llaman del Fuego, y tiene
de largo hasta el oriente mas de cien leguas,
y de ancho tendrá por parte muy poco ménos;
pero de esta parte no se sabe sino solamente lo
que se ha podido conjeturar de los que se han
visto en varias partes de sus costas, aunque se
supone que habrá muchos la tierra adentro, como
tambien en la que corre de la boca del estrecho
de San Vicente, que llaman de Maire ácia el
138oriente; porque á esta tierra no se ha hallado fin
hasta ahora ; y habiéndose visto muchos indios en
aquellas costas de la boca de este estrecho, como
se refiere en la navegacion de los Nodales, se supone,
que la tierra adentro, siendo tan vasta (1)33,
habrá muchos mas.” Estas noticias escritas el año
1644 hacen conocer, que la poblacion del Chile
es al presente poco mas conocida que lo era á mitad
del sigilo pasado.

Capitulo II.
Lenguas que se hablan en el Paraguay,
y en varios paises del Brasil.

13 Para hacer la relacion de las lenguas del Paraguay
debo internarme en el corazon de la América
meridional, en donde se descubre tanta muchedumbre
de idiomas, que el lector al observarlas
juzgará hallarse en medio de las familias que habitaban
en Babel en tiempo de la confusion de las
lenguas. Con el nombre de lenguas del Paraguay
comprehendo los idiomas de las naciones ó tribus
que se hallan en el inmenso espacio de paises, que
bañan los rios que desembocan en el caudaloso
de la Plata, y se encierran dentro de los límites
señalados al principio de la conquista por
los reyes católicos á los gobernadores del territorio
ó distrito del rio de la Plata. Algunas de estas
naciones pertenecen á la diócesi de algun
obispo del Perú; y por esto quizá se hablará dos
veces de una misma lengua.

Lengua guaraní.

He aquí el catálogo de las lenguas paraguayas
139que con la mayor exâctitud he podido indagar
y notar, y que empiezo hablando primeramente
de la lengua (1)34 guaraní, admirable por
su artificio, fecunda en dialectos, y célebre por
las misiones de los indios guaranís, de las que
largamente han escrito algunos autores, y principalmente
Luis Muratori en su obra italiana intitulada
el Christianismo feliz. Sin duda alguna es matriz
la lengua guaraní, de artificio tan hermoso, que
no sin maravilla he leido su grámatica y vocabulario
que de ella publicó el V. P. Antonio Ruiz
de Montoya natural de Lima, varon apostólico,
á quien con razon por su gran virtud y ciencia
extraordinaria encomiendan el P. Techo en su
historia del Paraguay, y el doctor Xarque en su
obra de los varones ilustres del Paraguay, como
á uno de los mas ilustres que ha dado el Perú.
De la dicha gramática me he valido para formar
los elementos que publicaré de la lengua guaraní.
Esta lengua, que los jesuitas al fundar
sus primeras misiones de indios guaranís halláron
hablarse por una nacion grande, se ha hecho
despues mas universal, porque los dichos
jesuitas han incorporado en diversos tiempos con
140las misiones de los guaranís no pocas naciones
que despues de haberse convertido aprendiéron
dicha lengua.

Treinta poblaciones
de indios
guaranís.

Número de neófitos
en las misiones
de los guaranís
el año 1767.

14 El idioma guaraní se habla en las treinta
poblaciones de las misiones llamadas guaranís,
(en las que habia mas de ochenta y ocho mil personas
el año 1767, en que los jesuitas fuéron obligados
á abandonarlas) pertenecientes á las diócesis
de Buenos-ayres y de la Asuncion del Paraguay.
En las obras del señor Peramás (1)35 se ha publicado
una tabla itineraria de la distancia mutua
de las treinta poblaciones dichas con el número
de sus habitantes. En la hoja anexa pongo
esta tabla con un catálogo anual, que de los habitantes
de trece poblaciones de los dichos guaranís
pertenecientes al obispado de la Asuncion
del Paraguay ha publicado Iolis (2)36. En este catálogo
(que es parte del grande que los misioneros
jesuitas enviaban anualmente á su provincial
con noticia de los catecúmenos, de los gentiles,
amigos, domesticados, descubiertos, &c.) se contienen
141noticias, que desean saber los que calculan
la vitalidad humana, y la poblacion, y que yo
no pude lograr quando escribí mi discurso sobre
la vitalidad humana. En el dicho catálogo Solís
ha puesto tambien el estado de almas de dos poblaciones
de guaranís, las quales son diversas de
las treinta ántes nombradas ; y en ellas tambien
se habla la lengua guaraní. Esta es comun en
la dilatadísima diócesi de la Asuncion del Paraguay,
en la que se habla no solamente por los
indios paraguayos, mas tambien por los españoles
que residen en los paises de estos.

Paises en que se
habla la lengua
guaraní.

La lengua guaraní (como el señor Abate Gilij,
que fué misionero en el Orinoco, y se informó
bien de las misiones de la América meridional,
advierte (1)37 en su historia del Orinoco) se habló
en las provincias Tapé, Guairá é Itatin, habitadas
ántes por los guaranís, que fueron echados
de sus paises nativos por los portugueses quando
estos se internáron con sus armas en sus paises,
reduciendo muchos á esclavitud, y matando
centenares de millares de indios, ya bárbaros,
y ya civilizados y unidos en las misiones de
los jesuitas. Los indios pues que pudiéron huir y
librarse de la persecucion, que duró algunos años,
abandonáron sus paises antiguos, como tambien
los españoles que en la gran provincia de Guaira
residian en Ciudad-real y en Villa-rica, y en la
provincia de Itatin poblaban la ciudad de San
tiago de Xerez.

Dialectos de la
lengua guaraní.

Guarayo.

Chiriguano ó ciriono (75).

País de los chiriguanos.

15 Del idioma guaraní son dialectos con gran
afinidad dos lenguas de los indios, que ántes
142del descubrimiento de la América, habitaban en
ciertos paises lejanos de los que la nacion guaraní
ocupa. Los dichos indios se llaman guarayos y
chiriguanos
. Los jesuitas agregáron á sus misiones
de los chiquitos (20) las tribus de los guarayos,
los quales en el año 1767, habiendo aprendido
el guaraní, solamente entre ellos hablaban
el guarayo. En las selvas que hay entre los chiquitos
y los mojos (66) hay una nacion ó tribu
de guarayos paganos descubierta por los jesuitas.
A la dicha mision de los chiquitos, los jesuitas
agregáron tambien los indios chiriguanos.
Estos formaban una nacion bárbara y pequeña en
el Chaco (23), que confina con el Perú, y estaba
establecida entre los grados 18 y 22 de latitud,
y entre los grados 314 y 316 de longitud.
“Los jesuitas, me escribe el señor Abate Camaño
desde Faenza con fecha de 20 de Abril del año
de 1784, tenian tambien florecientes dos misiones
de chiriguanos (dexo en silencio las destruidas)
llamadas Santa Rosa (en la diócesi de Santa
Cruz (75), de que dista veinte y dos leguas, á
17 grados y 11 minutos de latitud, y á 313 grados
y 40 minutos de longitud), y el Rosario en la
diócesi de Charcas (distante casi treinta leguas
de Tarija, á 21 grados y 20 minutos de latitud,
y á 314 grados y 19 minutos de longitud).
A quatro leguas de Santa Cruz hay otra poblacion
de chiriguanos, la qual habiendo estado algunos
años baxo la direccion de religiosos mercenarios,
despues se encargó á la de eclesiásticos seglares.”
Hasta aquí el Señor Camaño.

El señor Gilij én su obra citada dice : “Se
habla el guaraní por la conocidísima nacion de
los chiriguanos, los quales, segun se afirma,
tienen ciento y sesenta poblaciones entre el rio
143grande del Chaco, y el de Mapayo de Santa
Cruz, en los valles que forman las montañas de
la cordillera Andes. Estos chiriguanos son guerreros,
y se dice que son quince ó veinte mil
los hombres capaces de tomar las armas.”

Ignacio Chome, misionero del Paraguay, en
carta, su fecha en Tarija el año 1735, habla (1)38
así de los chiriguanos : “ El P. Gerónimo Herran,
provincial, tuvo cartas del virey del Perú, y
de la audiencia de Chiquisaca, para que enviase
misioneros á la nacion chiriguana, nacion
verdaderamente intratable, de natural el
mas feroz, y de obstinacion, que no se habia
vencido por los mas fervorosos misioneros ; se
cuentan mas de veinte mil indios que ocupan en
montañas ásperas cincuenta leguas al oriente de
Tarija, y mas de cien leguas al norte. El provincial
nombró á los PP. Juan Lizardi, Joseph
Pons, y á mí, que estabamos distantes de
Tarija mas de ochocientas leguas. En aquel
tiempo la ferocidad de los indios resistió á la
fundacion de la mision, que despues se fundó.”

Número y situacion
de las poblaciones
de los
chiriguanos.

Numero de combatientes
chiriguanos.

Chanés, nacion
poco conocida.

Los chanés no
son chiriguanos.

Ultimamente, ha publicado noticias mas individuales
de los chiriguanos el señor Iolis, cuya
repentina muerte en Bolonia nos ha privado
de la segunda parte de su historia del Gran
Chaco. En la primera parte dice (2)39 así:

“La nacion chiriguana del Chaco está entre
las altas montañas de la cordillera llamada de144

Tabla itineraria de la distancia mutua de treinta Poblaciones de indios Guaranís, y número de sus habitantes en el año 1767. La distancia es de leguas
españolas, la qual se significa por el número en que concurren las poblaciones. Por exemplos : San Ignacio Guazú tiene 1926 personas,
y dista de Santiago 13 leguas, de San Lorenzo 83 leguas, deYapeyú 99 leguas.

tableau personas | suma | San Ignacio Guazú | Nuestra Señora de la Fe | Santa Rosa de Lima | Santiago | San Cosme y San Damian | Itapuá, ó la Encarnacion del Señor | Candelaria | Santa Ana | Nuestra Señora de Loreto | San Ignacio Miri | El Corpus Domini | La Trinidad | Jesus | San Joseph | San Cárlos | Santos Apóstoles | Concepcion | Santa María Mayor | San Francisco Xavier | Santos Mártires | San Nicolás | San Luis | San Lorenzo | San Miguel | San Juan Bautista | Santo Angel | Santo Tomás | San Francisso de Borja | Santa Cruz | Yapeyú ó Santos Reyes

Catálogo anual. Año 1767. Misiones de indios Guaranís pertenecientes al obispado de la Asuncion del Paraguai.

tableau poblaciones | familias | viudos | viudas | niños | niñas | bautizados | matrimonios | adultos difuntos | niños y niñas difuntos | comuniones eucarísticas | personas | S. Ignacio Guazú | Nuestra Señora de la Fe | Santa Rosa de Lima | Santiago | S. Cosme y S. Damian | Itapuá | Candelaria | Santa Ana | Nuestra Señora de Loreto | S. Ignacio Miri | Corpus Domini | Jesus | Trinidad | suma | poblacion del Tarumá | S. Joaquin | S. Estanislaoinsert

chiriguanos; y ocupa mas de cincuenta leguas
de pais desde poniente á oriente á la distancia
de cincuenta leguas de Tarija: desde el sur al
norte se extiende dicho pais por mas de cien leguas
hasta la diócesi de Santa Cruz de la Sierra.
Los chiriguanos estan establecidos en los valles
de dichas montañas, y en las llanuras cerca
de Pilcomayo al oriente del Chaco. Al occidente
de este hay cinco poblaciones de chiriguanos,
las quales distan quarenta leguas de las
otras poblaciones de sus nacionales… Las poblaciones
que hay en los valles de la cordillera
toman el nombre de estos: antiguamente la nacion
chiriguana tenia solamente veinte y tres
poblaciones, y actualmente tiene á lo ménos
quarenta y una, sin contar otras muchas, de las
que por estar mas allá del rio Pilcomayo no se
tiene hasta ahora noticia exâcta. Se sabe, que
ademas de las cinco poblaciones dichas, hay
otras nueve distribuidas igualmente en los valles
de Itaú, de Tapatera y de Jimeo: tambien hay
una poblacion en otro valle, de cuyo nombre
no me acuerdo : otra hay en Caraparí: quatro
en Caisa: sobre el rio Pilcomayo hay seis; tres
de ellas al sur, y las otras tres (que solamente
conociamos) á la parte opuesta ácia el norte:
tres hay en Batiré: diez en Bacaiá : dos en diversas
distancias de la ciudad de San Lorenzo
de la Barrancá, que es la de Santa Cruz de la
Sierra : una de estas poblaciones á veinte leguas
de dicha ciudad se llama Desposorios de la Vírgen,
y solia tener casi seiscientos chiriguanos
con quatrocientos chiquitos; y otra á quatro leguas
de dicha ciudad se llama San Juan de Porengo,
y tenia mil chiriguanos… Hay una poblacion
145de chiriguanos al sur de Chuquisaca; y
en la frontera de esta hay otra… Los chiriguanos
de la cordillera son aun gentiles; y muchas
poblaciones de la dicha cordillera son de christianos
apóstatas. En los tiempos pasados, quando
don Fernando Toledo, virey del Perú, hizo
guerra á los chiriguanos, la nacion de estos tuvo
veinte mil combatientes, mas al presente se
cree que no pasen de quarenta y un mil los
combatientes, aunque entre estos se cuenten las
personas endebles… La poblacion llamada san
Juan de Porongos he puesto en el número de
las poblaciones chiriguanas, porque se llama
chiriguana por todos, aunque realmente no lo
es, y por esto los chiriguanos á los individuos
de ella llaman chanás ó chanés. Estos son una
union de indios de diversas naciones, esclavizados
en las guerras antiguas que tuviéron los chiriguanos
del Chaco. Los dichos indios, habiéndose
multiplicado,. se hiciéron terribles, se separáron
de los chiriguanos, y se estableciéron
en diversas poblaciones lejanas de aquellas en
que habian servido á los chiriguanos, y viven
sin que estos les hayan podido sujetar. Ignoro
el número y la situacion de las poblaciones de
los chanés, que aun son gentiles. Botero (1)40 pone
los chanés (que él llama ciani) confinantes
con Santa Cruz del Monte, y cree que forman
nacion diversa de la chiriguana: del mismo sentir
es el P. Fernandez (2)41, que indica el lugar
146de su habitacion en las faldas del monte
Ciaraguai ; mas porque en las historias de Techo,
de Lozano y Charlevoix, que largamente
tratan de las naciones de la cordillera dicha,
no se hace mencion de tal nacion de chanés,
es creible que Botero hable de alguna tribu
chiriguana, ó que haya querido entender á los
esclavos de los chiriguanos con el nombre chanés,
que él italianiza, y llama ciani. Querer que
los chiriguanos sean ateos, y que los chanés adorasen
al sol, á mi parecer prueba solamente
la diversidad del orígen que á estas dos naciones
hemos dado; y por esto los chanés á las
estrellas daban un culto que no se usa entre los
chiriguanos.” Hasta aquí el señor Solís. Utilísima
seria á España la nueva reduccion de los
dichos chiriguanos, en gran parte descendientes
de los que formaban las antiguas misiones de
los jesuitas que pereciéron.

Los cirionós hablan
chiriguano.

Hablan el dialecto chiriguano los indios llamados
cirionós, de los que en otro lugar (75)
hablaré, porque pertenecen á las misiones del
Perú, de las que se tratará despues.

Homagua ú
omagua, dialecto
guaraní.

16 La lengua omagua, y otros lenguages que
con ella tienen afinidad, y se hablan en el reyno
de Quito, son dialectos del idioma guaraní,
como se notará despues (87). Aunque los omaguas
distan de los guaranís muchos centenares
de leguas, no obstante en su idioma se advierte
clara afinidad con el guaraní, como el lector
observará en la nota del número siguiente.

Tupí, dialecto
guaraní, y lengua
del Brasil.

Dialectos de la lengua
tupí, son
los siguientes:
Cariyo.
Tamoyo.
Tupinaco.
Timimino.
Tobayare.

Tupinaense.
Amoipira.

Ibirayare.

Caetéo (lengua desconocida).

Potiguare.

Tupinambo.

Potiguare.
Apanto.
Tupigoai.
Araboyare.
Rarigoarai.
Tocantino.

17 La lengua general del Brasil llamada tupí,
nombre de los primeros indios que se convirtiéron
á la santa fe, es dialecto excelente de
la guaraní, de la que no se diferencia tanto,
quanto el español del portugués, como se echa
147de ver en las palabras que abaxo pongo (1) 42en
nota, y en otras muchas que pondré en mi vocabulario
poligloto. El idioma tupí ha sido no
ménos feliz ó glorioso que el guaraní, por los
autores que sobre él han escrito; pues el V. P.
Joseph Ancheta fué el primero que publicó gramática
y vocabularios de la lengua tupí, y tambien
la doctrina christiana para los indios de la
capitanía de San Vicente, llamados tupí, en la
que el V. Ancheta y sus compañeros estableciéron
sus primeras misiones. Los indios tupís,
llamados tambien tapís por algunos autores,
ocupaban la costa marítima del Brasil desde el
rio San Francisco del sur hasta la Barra de Santos,
y el pais mediterráneo de la provincia de
San Vicente, que hoy se llama de San Pablo de
Priatininga. En dicha extension habia muchas
naciones ó tribus grandes, que hablaban y hablan
el tupí con dialectos poco diferentes. Los
cariyos, que son la mejor nacion del Brasil,
confinan con los tupís por el sur, y se extienden
hasta el nacimiento del rio llamado Grande
del sur
, ó Puerto de San Pedro, ácia el grado
14832 de latitud: los tamoyos, llamados tambien
tamois, que estan al norte de los tupís, habitan
la costa que se alarga entre la dicha Barra,
y el cabo de Santo Tomás á 22 grados de latitud :
los tupinacos se extendian desde el rio Guiricaré
hasta el rio Camamu : los timiminos, los
tobayares, y los tupinambos, ocupaban la costa
que hay entre dicho rio, y el de San Francisco
del norte: los tupinaenses, los amoipiras, llamados
tambien amoigpiras, y amoipigras, que
deben su nombre á la voz guaraní amboipiri, que
significa gente del otro lado; porque quizá habitaban
los paises septentrionales del rio de San
Francisco del norte : los ibirayares y otras naciones
vivian en lo interior de los paises que
baña el rio Grande del sur : los caetéos (cuya
lengua algunos suponen ser notablemente diversa
de la tupí) se extienden desde el orígen del
dicho rio, hasta el sitio llamado Cabo de San Agustin :
los potiguares (llamados tambien tiguaras
y paraibas, porque estaban cerca del rio
Paraiba) se extendian desde el dicho cabo, hasta
el rio Grande del norte : los tupinambos ocupaban
la costa que se extiende hasta el Pará, y
algunos paises del rio Amazonas, llamado comunmente
Marañon : en las riveras de este estan
los apantos, los tupigoais, los aroboyares,
los rarigoarais, y otras naciones, ó por mejor
decir tribus de la nacion tupí. Los tocantinos,
bárbaros y feroces enemigos de los portugueses,
que habitaban cerca del rio Tocantino, del que
toman su nombre, hablan una lengua, que se
ha creido diversa de la tupí; mas probablemente
será dialecto de ella, porque tiene afinidad
con la omagua (87), que es dialecto guaraní.

Naciones y lenguas
del Brasil.

Pérdida de misiones
de naciones
grandes.

Máxîma cierta
para la mayor
seguridad de las
misiones americanas.

18 Ya que para exponer el número de los
149dialectos de la lengua guaraní he debido recorrer
muchos paises y naciones del Brasil, para
no volver á tratar de este otra vez, daré
noticia de muchas lenguas que he averiguado
hablarse por las demas naciones del Brasil. No
pocas diligencias he hecho sobre dichas lenguas,
consultando á los ex-jesuitas portugueses, mas sin
fruto alguno, porque los trabajos, las navegaciones
desastrosas, los seqüestros de las personas,
y los subterráneos de Lisboa, en los que
centenares de jesuitas quedáron encarcelados, han
hecho desaparecer en pocos años casi todos los
misioneros del jesuitismo portugués. Afortunadamente
he podido suplir de algun modo la falta
de noticias sobre los idiomas del Brasil con las
que me han comunicado el señor Abate Camaño,
y el señor Don Juan de Velasco. Los jesuitas
del reyno de Quito (sobre cuyas lenguas
el dicho señor Abate Velasco me ha dado muchas
noticias) aumentáron notablemente en el siglo
pasado las misiones del Marañon: pues el
P. Samuel Fritz llegó hasta fundar algunas en
la embocadura del Yurum (llamado tambien Yurua),
que dista 16 grados del orígen del rio
Marañon : y ademas de esto se hizo amigas las
naciones confinantes hasta donde desagua el rio
Negro (esto es, por 5 grados desde el desagüe
de Yurum), y las dispuso para recibir á los misioneros
(80). España en dichas misiones tendria
ciertamente inmensa poblacion, si hubiera protegido
valerosamente las naciones que ántes se
convirtiéron, é inquietadas despues, se abandonáron
á la dispersion por causa de las correrías
de algunos portugueses revóltosos, contra
los que el dicho P. Fritz personalmente presentó
lamentos en el Pará al general portugues,
150y despues en Lima al virey el conde de la Moncloa.
La conservacion pacífica de las naciones
americanas interesa sumamente á las monarquías
española y portuguesa, las quales por tanto han
dado órdenes justas, reglamentos excelentes, y
leyes para lograr el debido y justo fin: mas
la experiencia enseña que tales órdenes y providencias
no han tenido el mejor efecto por causa
de la avaricia y despotismo de los europeos
en América. La religion, la qual en gran parte
ha conquistado las naciones americanas, es la
que solamente las puede conservar ; y por esto
la buena política prescribe, que los obispos sean
los principales executores de las sabias leyes, que
se han formado y publicado para favorecer á
los americanos españoles y portugueses. He creido
hacer esta digresion para prevenir la mente
del lector, que en la relacion que de las lenguas
americanas continúo haciendo, leerá haber
perecido no pocas misiones; y quizá, como hacen
muchos malintencionados, atribuirá al supremo
gobierno, ó á toda una nacion, los desórdenes
que causáron ó causan algunos particulares.

19 Paso ya á dar noticia breve de las diversas
lenguas del Brasil, segun he podido formar
el catálogo de ellas con ayuda de algunos
apuntamientos del señor Abate D. Francisco Gomez,
ex-jesuita portugues, y con otros excelentes
que me ha enviado el señor Camaño, habiéndolos
sacado de varios manuscritos que él
tiene sobre el Brasil, y principalmente de los
que dexó el erudíto señor Abate Don Francisco
Fonseca, que poco tiempo ha pasó á mejor vida :
de una historia manuscrita y anónima del
Brasil: de un exemplar manuscrito de la historia
del P. Vasconcellos : de otro exemplar de
151la relacion que de la mision de Ibiapaba hizo
el célebre P. Vieria ; y de un excelente mapa
manuscrito del Brasil. Segun estos documentos,
y las noticias que se leen en las obras del
P. Acuña, y de otros historiadores de América,
las cincuenta y una naciones que nombraré
inmediatamente, tienen lenguas diferentes de
la tupí. No dudo que varias de estas lenguas sean
dialectos de una misma matriz ; mas no tengo
documento para probar la afinidad de ellos, que
se debe suponer, porque no es creible que en
el Brasil se hablen, ó se hayan hablado mas
de cincuenta lenguas matrices.

He aquí el índice de las cincuenta y una lenguas
ó naciones con sus respectivos nombres, que se
leen en los manuscritos de escritores portugueses:

Lenguas diversas
de orígen desconocido :
Goaitaca.
Aimore.
Guayana.
Goanase.
Yuguarana.

I Las tres tribus goaitacampi, goaitacaguasu,
y goaitayacorita de la nacion goaitaca, ó
goaitacace, habitantes en los fértiles paises, llamados
goaitacaces, entre los grados 21 y 22 de
latitud en la costa marítima.

II Los aimores, pacificados en el año 1628
por los jesuitas.

III Los guayanas, confinantes con los tupís
y carayos (17), y convertidos por los jesuitas.

IV y V Los goanases, y los yuguaruanas,
naciones enemigas entre sí, y pacificadas por el
P. Antonio Ribeiro. La enemistad de estas dos
naciones da motivo para conjeturar que hablan
lenguas diferentes.

Carariu.

VI Los cararius, ó acaririus, llamados tambien
caratius, y tocarius, que en el año 1607
matáron al misionero P. Francisco Pinto en la
mision de Ibiapaba.

Anace.

VII y VIII Los anaces, llamados tambien
anacis, y los acangusus, naciones diferentes entre
152sí, y de la antecedente, y agregadas por
los jesuitas á la mision ó poblacion de Ibiapaba,
llamada al presente Villaviciosa-real, que
tiene ocho mil habitantes. En esta poblacion hay
tambien indios tabayaros, que hablan un dialecto
de la lengua tupí (17).

Aroa.

IX Los aroas, ó aroans, habitantes en la
boca del Pará, los quales en 1643 matáron al
P. Figueroa con otros once misioneros á lo ménos.

Teremembre.

X Los teremembres, ó tremembres, habitantes
en la costa, entre los rios Parnaibo y Seará,
ó Siará.

Payacu.

XI Los payacus, que habitaban en la capitañía
de Seará, y en el año 1700 se convirtiéron
por el P. Felipe Bourel, jesuita aleman, que
con ellos formó la mision llamada Podi.

Grens.

XII Los grens, de la mision grens, formada
por los jesuitas, habitaban el año 1755 en
los paises interiores de la provincia de Ilheos.

Kiriri.

XIII Los kiriris, que inquietaban la capitañía
de la bahía, y fuéron pacificados por el
P. Juan de Barros, que con ellos despues del año
1650 formó las grandes misiones de Canabrava,
de Saco, de Natuba, y de Juru. Tengo un vocabulario
pequeño de la lengua kiriri, hecho por
un ex-jesuita portugues ; y habiendo cotejado las
palabras kiriris con las de otros idiomas, he hallado
solamente alguna sombra (1)43 de afinidad
153entre el kiriri y el tamanaco, que es (47) dialecto
corrompidísimo de la lengua caribe. Los
dialectos de esta se hablan por varias naciones
del lado septentrional del rio Marañon: y quiza
tienen afinidad con el kiriri la lengua de los
kirikiripas, establecidos entre los mapoyas de
los araucas (47), y de los caribes mediterráneos
en el pais Corope ó Dorado, y las lenguas de
los kirigujes y de los kirabas: estos descienden
de los curirias; son feroces, y continuamente
hacen guerra á los aguas (88).

Curumare.

XIV Los curumares, que habitaban en una
isla del rio Araguaya, que desemboca en el rio
Tocantino (17) á 12 grados de latitud, y á 326
grados de longitud, y convertidos por los jesuitas
en el año 1750, fuéron puestos por estos
en la mision de Santa Ana, en la frontera austral
del gobierno de Goyaces. El Ente supremo
en lengua curumare se llama Aunim palabra
que se dice con respeto.

Tapirapez.
Acroa.

XV y XVI Los tapirapez, y los acroas, habitantes
en el gobierno de Goyaces, y convertidos
en el año 1750. El mapa manuscrito, ántes
citado, pone á los tapirapezes en la isla Araguaya,
que tiene veinte leguas de largo.

Bacure.

XVII Los bacures, ó guacures, habitantes ácia
Matogroso, en las fronteras australes del Brasil:
muchos de estos indios convertidos por los jesuitas
en el año 1751.

Parisi.

XVIII Los parisis, ó paresis, llamados tambien
154paracis que habitaban entre Cuyaba, Matogroso,
y los paises de los chiquitos (20), y
en el año 1740 fuéron derrotados por los portugueses
despues que los parisis, habiendo convenido
con los jesuitas misioneros de los chiquitos,
que se convertirian á la religion christiana,
y los jesuitas se disponian para establecer
una mision en los paises de los parisis. Algunos
de estos, huyendo de los portugueses, buscáron
asilo en la mision de San Rafael de los chiquitos :
y esto indica la buena disposicion que
estos indios tenian para recibir misioneros españoles.

Barbuda.

XIX Los barbudos, ácia el nordest de Cuyaba,
de los que algunos han sido hechos esclavos
por los portugueses.

Borora.

XX Los bororos, al oriente de Cuyaba, son
de índole excelente. Los portugueses han hecho
muchos esclavos de esta nacion, para servirse
de ellos en los trabajos de sus minas.

Potentu.

XXI Los potentus.

Maramomi.

XXII Los maramomis.

Payaya.

XXIII Los payayas.

Curati.

XXIV Los curatis, de las montañas de Ibiapa.

Cururu.

XXV Los cururus, confinantes con los curumares
(xiv): quizá hablan la lengua de estos.

Barbada.

XXVI Los barbados, de la capitanía del Marañon,
que estaban en dos misiones de los jesuitas,
al sur, y á 20 leguas de la capital.

Caraya.

XXVII Los carayas, o cararas, sobre el rio
Pindare, de la capitanía del Marañon; reducidos
á mision.

Yacarayaba.

XXVIII Los yacaraybas ó yacarayabas, habitantes
en los confines del nordest del gobierno
de Goyaces, de los que parece que los jesuitas
155formáron en el año 1750 la mayor parte
de las poblaciones de las misiones de San Joseph
y de San Xavier, en dicho gobierno, al
oriente, y á treinta leguas de la villa de la Natividad.
Estas misiones pereciéron á 12 de Abril
de 1757 por culpa de los soldados, y del administrador
seglar.

Araya.

XXIX Los arayos, ó arayas, al sur de los
yacaraybas, ó yacarayabas.

Gayapa.

XXX Los gayapos, al sur del gobierno de
Goyaces.

Cavalheira.
Imare.

XXXI y XXXII Los cavalheiros, y los imares,
en las riveras del rio Tacuari, que desemboca
en el Paraguay. Se conjetura que una de
estas dos naciones sea tribu de los indios mbayas,
ó guaicurus (31), y la otra descienda de
los guachichos, ó guaches (36).

Coroada.

XXXIII Los coroados (ó coronados), al occidente
de los goaitacaces (1), detras de la montaña
de la costa del mar.

Machacari.
Comanacho.

XXXIV y XXXV Los machacaris, y los camanachos,
vecinos á la dicha montaña, entre
18 y 20 grados de latitud.

Patacha.

XXXVI Los patachos, ó patacios, ácia la dicha
montaña, y mas ácia el norte.

Las quatro naciones últimamente nombradas,
que se han disminuido mucho, al presente estan
establecidas entre el gobierno de Minas-generales,
y las capitanías de la costa. (esto es,
las capitanías de Puerto-seguro, del Espíritu Santo,
y de Guaitacaces.)

Guegue.
Timbira.
Acroamirim.
Paracati.
Ieico.
Anapuru.

XXXVII, XXXVIII, XXXIX, XL, XLI y XLII
Los guegues, los timbiras, los acroamirim, los
paracatis, los ieicos, los anapurus, ó amapurus,
habitantes en la gran extension del pais piagui
en el gobierno del Marañon.156

Guanare.
Aranhi.
Caicai.

XLIII, XLIV y XLV Los guanares, los
aranhis ó arandis, y los caicaizes ó caicai pertenecientes
á las misiones de los jesuitas en el
Marañon.

Aturari.
Menhari.

XLVI y XLVII Los aturaris y los menharis
ó meñaris habitantes en las riveras del rio
Grande del norte. Se conjetura que estos indios
sean tribu de los aimores (II).

Goaregoare.
Jesarusu.
Amanipuque.
Payayace.

XLVIII, XLIX, L y LI Los goaregoares,
los jesarusus, los amanipuques y los payayaces.

Se sabe que no es dialecto guaraní, ni tupí
ninguna lengua de las cincuenta y una naciones
que se acaban de mencionar, aunque el nombre
de algunas, como he observado en el vocabulario
guaraní, parece tener significacion en el
idioma guaraní ó en el tupí; lo que prueba solamente
que los tupís han dado en su lengua á
algunas naciones vecinas los nombres, con que
los europeos las han conocido y nombrado. En
las historias de las misiones de los jesuitas se citan
las dichas cincuenta y una naciones como diversas
de la tupí; mas no se da noticia de la afinidad
ó diversidad de sus lenguas ; y esta noticia
no se podrá lograr hasta que se formen gramáticas
y vocabularios de dichas lenguas para
cotejarlas. Es creible que muchas de estas tengan
afinidad como dialectos procedentes de un
mismo idioma, y que la tengan tambien con algunos
idiomas conocidos del Paraguay y de Tierra-firme
de América.

Número de lenguas en el Brasil.

Ademas de las naciones notadas hallo en los
manuscritos de los misioneros jesuitas hacerse
mencion de otras casi sesenta naciones, sin notarse
cosa alguna sobre sus respectivas lenguas,
y por eso no las reduzco á catálogo. Asimismo
me son desconocidas las lenguas de varias naciones
157que pertenecen á las misiones de religiosos
de varias religiones: y parece que estas naciones,
y las que pertenecian á las misiones de
los jesuitas, pueden ser ciento y cincuenta. Este
número de lenguas ponen algunos escritores
en toda la extension del dominio portugues en
América, el qual comunmente se suele llamar
Brasil.

Chiquita.

Sus dialectos.
Tao.

20 Habiendo expuesto la idea brevísima que
he podido dar de las lenguas del Brasil, vuelvo
á continuar la relacion de las del Paraguay ; y
entre estas se nos presenta en primer lugar la
chiquita, célebre por su artificio (como el lector
podrá observar en los elementos gramaticales
que publicaré de ella), y mas famosa por sus
ilustres misiones llamadas comunmente de los chiquitos.
La lengua chiquita tiene á lo ménos quatro
dialectos conocidos, y se duda del quinto
dialecto. Los quatro dialectos son los siguientes.
El primero, que es el mas universal, y se usa en
las poblaciones ó misiones de San Rafael, San
Miguel, San Ignacio, Santa Ana, San Juan, Santiago,
Santo Corazon y Concepcion, se llama
tao ; y se habla por las tribus chiquitas, llamadas
por los españoles taos, boros, tabiicas, tañopicas,
xuberesas, zumanucas, bazorocas, puntagicas,
quibiquicas, pequicas, boocas, tubacicas,
aruparecas y piococas. Los chiquitos dan
á estas tribus los siguientes nombres : ma tauca :
ma boroca : ma tabica, &c. La sílaba ma
es artículo que significa los; y la sílaba final ca
indica el número plural de los nombres.

Piñoco.

El segundo dialecto se llama piñoco, y se habla
por las siguientes tribus, que son piñocas,
piococas (de la mision de San Xavier ; pues los
piococas que hablan el dialecto tao, estan en las
158misiones de San Ignacio y de Santa Ana), quimecas,
guapacas, quitagicas, pogisocas, motaquicas,
zemuquicas y taumocas. El dialecto piñoco se
habla en las poblaciones de San Xavier y de
San Joseph de las misiones de los chiquitos, y
en la poblacion de San Joseph de Buenavista,
ó de los Desposorios en la mision de los mojos
(66).

Manaci.

El tercer dialecto se llama manaci, y se habla
por las tribus llamadas mancicas, sibacas,
cucicas, quimomecas, tapacuracas, yuracarecas y
yiritucas. Los jesuitas habian reducido todas estas
tribus á la mision llamada Concepcion, en la
que se habla el dialecto tao; por lo que los niños
de dichas tribus hablaban la lengua tao : y
solamente entre los viejos de estas se conservaba
la lengua manaci.

Penoqui.

El quarto dialecto llamado penoqui, se usaba
antiguamente por los penoquis, tribu chiquita
numerosísima y guerrera, que á los primeros
conquistadores y á los portugueses de San Pablo
dió no poco que hacer ; y convertida últimamente
se estableció en la dicha mision de San Joseph
del dialecto piñoco, el qual actualmente es
lenguage propio de los penoquis. El dialecto de
estos se diferenciaba notablemente de los otros
tres dialectos ; y por esto el jesuita Felipe Suarez,
primer autor de la gramática del idioma
chiquito, hizo tambien un vocabulario del dialecto
penoqui, y escribió en este algunos tratados
de doctrina christiana.

No se sabe si el
idioma lenguas es
dialecto chiquito.

En la relacion histórica de los chiquitos, falsamente
atribuida al jesuita Patricio Fernandez,
se lee en el capítulo 8, que es dialecto chiquito el
idioma que habla la nacion del Chaco llamada
Lenguas (33); mas porque la dicha relacion está
159llena de fábulas, y porque no hay memoria,
que alguno de los esclavos hechos por dicha nacion
se haya librado, pues mata prontamente á
todos los esclavos, los misioneros ex-jesuitas, á
quienes he consultado sobre el carácter del idioma
de la nacion Lenguas, no se atreven á contar
este idioma entre los dialectos chiquitos. De
los esclavos que hacen los lenguas solamente perdonan
á los niños que incorporan con su nacion.

Lenguas diversas
de las conocidas.

Bataje.
Corabé.
Cuberé.
Curucané.
Curomina.
Ecoboré.
Otuque.
Paiconé (66).
Parabá.
Pauná.
Puizoca.
Quitema.
Tapi.
Tapuri.
Jarabe.
Baure, dialecto
mojo (66).

21 En las dichas poblaciones de la mision de
los chiquitos habia, me escribe el diligentísimo
observador señor Abate Camaño (15),las siguientes
lenguas, bataje, corabé, cuberé, curucané, curomina,
ecoboré, otuque, paiconé, parabá, pauná,
puizoca, quitema, tapi, tapuri, jarabe y
baure. Todas estas lenguas eran diferentes de la
guaraní, de la chiquita, de la zamuca (22), de
los dialectos de estas, y de otras lenguas bastantemente
conocidas en las misiones de los jesuitas.
De las lenguas ó naciones nombradas las
quatro primeras vivian el año de 1769 en la
mision de San Rafael (20). Los curuminas, los
ecobores y los jarabes estaban en la poblacion ó
mision de Santa Ana: los otuques en la mision del
Sagrado Corazon: los paiconés en la Concepcion y
en San Xavier : los paraibas en San Miguel : los
paunas ó paunacas, los puizocas, los quitemas
y los napecas (todos estos hablan la lengua quitema)
en la Concepcion : los tapis (llamados tambien
tapies) en San Joseph, y algunos de ellos
en Santiago : los tapures en San Ignacio. No hago
mencion de los baures, porque estos pertenecen
(66) á la mision de los mojos que tenian
los jesuitas del Perú. Debo advertir á v. que aunque
se halla impreso que tienen afinidad las lenguas
baure y paicone, v. no afirme darse tal afinidad,
160que es absolutamente falsa y fingida. Para
salir de las dudas que yo sobre esto tenia,
he consultado al señor Abate Don Christobal Rodriguez,
de autoridad grande, y de portentosa
memoria, el qual por veinte años, con apostólico
zelo, ha sido misionero de los baures y de
los paicones, que estaban á su cuidado en la mision
y poblacion de San Xavier (20), y me ha
dicho que no halló sombra alguna de afinidad entre
las lenguas baure y paicone ; ni jamas oyó
decir que hubiera ni una sola palabra que fuera
comun á ellas; por lo que al empezar á catequizar
á los paicones, aunque él sabia perfectamente
la lengua baure, le fué necesario valerse
de intérpretes, que debió abandonar, porque
halló que le burlaban con la interpretacion. Asimismo,
concluye su carta el señor Camaño, no
hago mencion de las lenguas quie, cozoca, erehe
y de otras, porque de todas estas no tengo mas
noticias que las que se leen en la fabulosa relacion
atribuida al P. Fernandez (20), y no quiero
confundir lo cierto con lo dudoso.” Hasta aquí
el señor Camaño, á cuyas noticias añadiré las
siguientes del señor Iolis. Este autor en la obra,
que por su muerte ha dexado imperfecta (1)44, copió
de Peramás (2)45, y volvió á publicar la nota
de las misiones solas de los indios chiquitos
que los jesuitas tenian el año de 1766 en la diócesi
de Santa Cruz de la Sierra. Pongo en hoja
separada esta nota que se hizo por los misioneros
en el dicho año, y sirve para dar idea del número
de personas, de su propagacion y mortalidad.161

Misiones de los
chiquitos : pueblos
y personas
de ellas.

“Al gobierno seglar y civil, dice Iolis, como
tambien á la diócesi de Santa Cruz, pertenecen
las diez poblaciones dichas de las misiones de los
chiquitos, las quales estaban á direccion de los
jesuitas; y en el año 1766 constaban de veinte
y tres mil setecientas ochenta y ocho personas.
Tienen al presente un gobernador propio, é ignoro
si este es totalmente independiente, ó si
dependa algo del gobernador de Santa Cruz. Las
dichas misiones estan entre los grados 16 y 20 de
latitud, y entre los grados 315 y 320 de longitud;
su situacion es entre el rio Guapas que corre
ácia norte, y va á desaguar con el rio Marmore
en el de las Amazonas, y entre el rio Paraguai
que corre ácia el sur para desaguar en el
rio Panamá, con el que, como tambien con el rio
Urugai, forma el de la Plata.”

Lengua zamuca.

22 En la dicha mision de los chiquitos hay
algunas poblaciones, quales son las de Santiago
y la de San Juan, en las que aunque es dominante
la lengua chiquita, no obstante se habla
la zamuca que es matriz. Y en la poblacion de
Santiago se habla por las tribus zamucas de los
indios ugaraños, tunachos y caipotorades ; y en la
poblacion de San Juan se habla por las tribus
de los indios morotocos, cucurates y tomoenos. En
San Juan el año 1767 casi todos los zamucos habiaban
tambien la lengua chiquita, y en Santiago
con la industriosa fatiga del señor Abate Don
Narciso Patzi su misionero, la mayor parte de
los zamucos hablaban tambien la lengua chiquita.
En la poblacion, ó mision Santo Gorazon de los
chiquitos estaban las tribus zamucas de los indios
zamucos y zatienos.

Dialectos zamucos.

Zamuco, que se
habla por las tribus
zamuca, zatiena
y ugaraña.

Los dialectos de la lengua zamuca que se conocen,
son tres ; y se duda si se habla otro dialecto162

Noticia anual (perteneciente al año 1766) del estado de personas en las Misiones,
que de los indios
Chiquitos de la diócesi de Santa Cruz de la Sierra
tenian los jesuitas.

tableau poblaciones | familias | viudos | viudas | niños | niñas | bautizados | matimonios | adultos muertos | niños y niñas muertos | personas | comuniones eucarísticas | S. Xavier | Concepcion | S. Miguel | S. Ignacio | S. Rafael | Santa Ana | S. Joseph | S. Juan | Santiago | Santo Corazon | sumainsert

que seria el quarto. El primero de dichos
tres dialectos se llama zamuco, y es propiamente
la lengua zamuca que se habla por las tribus
de los indios zamucos, zatienos y ugaraños, segun
la opinion del señor Abate Roveredo ; mas
el señor Abate Patzi, ántes mencionado, dice
que los ugaraños tienen lenguage algo diferente
del que usan los zamucos.

Caipotorade.

El segundo dialecto se llama caipotorade, y
se habla por los caipotorades, por los tunacbos,
por los imonos, y por los timinabas.

Morotoco.

El dialecto tercero es el morotoco, que hablan
los morotocos, los tomoenos, los cucurares (llamados
tambien cucutades), los pananas, y quizá tambien
los careras y los ororebates, que actualmente se
hallan mezclados y confundidos con otras tribus.

El ugaraño es el quarto dialecto dudoso por
la razon ántes expuesta.

El dicho señor Patzi en el año 1757 visitó
á los ugaraños, á los zatienos y á los tanachos ;
estos indios se convirtiéron despues, como tambien
las demas tribus ántes nombradas, á excepcion
de la timinaba, y de algunos indios imonos
(estos hablan el dialecto zamuco), que aun son
gentiles, y habitan en los bosques. La tribu zamuca
fué la primera que se convirtió, y por
esto dió ella su nombre á la lengua zamuca. Con
la dicha tribu se formó la antigua poblacion ó
mision de San Ignacio de los zamucos.

Son zamucas las
naciones
Ugaraña.
Caipotade.
Karao.
Tunacha.
Imona.

El ex-jesuita Dobrizhoffer (1)46, que ha sido
misionero de los abipones, en la historia de estos
hace mencion de la lengua zamuca, y dice así:
163“ De la lengua de los zamucos usan las naciones de
los indios ugaraños, caipotades, karaos, tunachos,
imonos, y otras tres agregadas á las poblaciones
de los chiquitos

Lengua mataguaya.

23 La lengua mataguaya se habla por una nacion
no poco numerosa, y la mas vil del Chaco,
establecida entre los grados 21 y 24 de latitud,
entre los grados 315 y 317 de longitud, y confinante
con los chiriguanos (15). Los indios de dicha
nacion se conocen por los españoles con el
nombre de mataguayos, tomado del que tenia la
tribu mataguaya, que les servia para la labor de
los campos, y para el comercio con ellos. Las demas
tribus de la nacion mataguaya se conociéron
despues sucesivamente con los nombres de agoyas,
teutes, tainoastainuyes), palomos, ojotas, tañis
(se duda si esta última tribu pertenece á otra
nacion) : estos nombres no se usan ya, mas solamente
los siguientes : matacos, hueshuos, pesatupos,
abuchetas, imacos, &c. Todas las tribus
hablan un mismo idioma con pequeña diferencia,
como dice el señor Abate Don Joseph Araoz residente
en Faenza, el qual fué misionero de los
mataguayos, y habrá ya quarenta años que hizo
una gramática de su lengua, y un vocabulario :
mas por razon del gran tiempo pasado, y
de su crecidísima edad, no se acuerda ya de la
dicha lengua, que no ha procurado conservar,
porque le era inútil en las actuales circunstancias,
en que la adorable providencia nos ha colocado.
El dicho señor Araoz trabajó mucho con otros
misioneros en la conversion de los mataguayos,
de los que ciento fuéron agregados á la mision
de los chiriguanos llamada Rosario. No pocos jesuitas
en el siglo pasado y en el presente se han
empleado en la conversion de los mataguayos,
164mas con ningun otro efecto, que con el del glorioso
martirio, como se dice en los libros 9, 10
y 24 de la historia del Paraguai por el P. Charlevoix.

Lengua lule.

24 La lengua lule, simple en su artificio, y
diversa de las demas lenguas americanas (de
que tengo noticia, ó cuyos elementos gramaticales
he leido), se habla en dos poblaciones de las
misiones de los jesuitas en el Chaco. Estas poblaciones,
que se llaman Miraflores y Valbuena,
pertenecen á la diócesi de Tucumán, y estan
situadas en las riveras del rio Salado, ácia
el grado 25 de latitud, y entre los grados 313 y
314 de longitud. Valbuena está al oriente de Miraflores
en la distancia de doce leguas. El P. Machoni
en su gramática lule impresa el año 1732
(de la que he sacado el compendio gramatical que
publicaré) da breve noticia de las naciones que
hablaban dialectos de la lengua lule : mas porque
dicha noticia no conviene con la que sobre el mismo
asunto se lee en las historias de los PP. Techo,
Lozano y Charlevoix, he juzgado deber
suplicar al señor Abate Camaño, que me favorezca
con hacer diligentes averiguaciones entre los misioneros
de la nacion lule, que aun viven, y residen
en Faenza, y comunicarme el parecer de
ellos sobre las misiones que hablan la lengua lule,
para cotejarlo con el del señor Abate Don Joseph
Ferragut, residente en Ravena, el qual ha
sido misionero de los indios toconotés, que segun
el dicho Machoni descienden de los lules. Fundándome
en estos documentos he podido advertir
algunas equivocaciones en la noticia que Machoni
da de las naciones que hablan la lengua
lule : y para que las dichas equivocaciones se conozcan
mejor, trasladaré ántes de impugnarlas la
165noticia que de los lules se lee al principio de la
gramática lule de Machoni.

Historia de los
lules y de los toconotés.

I La lengua lule, dice Machoni, es propia de
cinco naciones numerosas llamadas lule, isistiné,
toquistiné, oristiné y toconoté, las quales mas de
cien años ha (esto es, desde el año 1600) vivian
reducidas á poblacion.

La nacion toconoté
tenia sesenta
mil personas.

II La nacion toconoté tenia casi sesenta mil
personas, y estaba vecina á la ciudad de la Concepcion
situada sobre un lago poco lejano del rio
grande del Chaco, que hoy se llama Vermejo ; y
las otras quatro naciones estaban en poblaciones
pobladísimas cerca de la ciudad llamada ya Talayera
de Madrid
, ya Esteco, la qual se habia
fundado sobre la rivera del rio Salado á sesenta
leguas del sitio, en que edificada la tercera vez
pereció en el terremoto acaecido el año 1692, hundiéndose
totalmente en lo interior de la tierra.
También ha perecido la dicha ciudad de la Concepcion.

III Los jesuitas Alonso Bárcena, Hernando ó
Fernando Monroy y Juan Viana en el año 1589
anunciáron el santo Evangelio á los lules ó los
isistinés, á los toquistinés y á los oristinés ; y
todos estos reducidos ya á poblacion oyéron varias
veces predicar á san Francisco Solano.

IV Los venerables misioneros P. Pedro Añasco
y el dicho P. Bárcena predicáron el santo Evangelio
á los toconotés : y Bárcena, siendo de sesenta
y cinco años, compuso gramática y vocabulario
en lengua toconoté.

V Las quatro naciones nombradas ántes, que
estaban cerca de la infeliz ciudad de Esteco, huyéron
á las selvas del lado opuesto del rio Salado,
y habitáron allí sin que se supiera nada
de ellas hasta el año 1710, en que voluntariamente
166saliéron de las selvas,y el señor Don Esteban
Urizar, gobernador del Tucuman, encargó
el cuidado de ellas á los jesuitas.

VI La nacion matará y otras naciones del
Chaco entienden el idioma lule, porque comercian
con la lule.

He aquí sobre estas noticias de Machoni algunas
observaciones, que han merecido la crítica
aprobacion del señor Abate Camaño.

Observaciones
sobre la historia
antecedente.

I Por tradicion antigua, y poco fundada, se
creia que en lo interior del Chaco en las riveras
del rio Pilcomayo (paises hasta ahora desconocidos)
habitaban numerosas tribus de la nacion toconoté,
de la qual el P. Lozano hace mencion en
la descripcion del Chaco, valiéndose de las cartas
del V. P. Gaspar Osorio, célebre misionero
del Chaco, escritas ácia el año 1630. En estas
cartas se describe el Chaco, se da noticia de sus
naciones, y se hace mencion de los toconotés de
Pilcomayo, que huyéron del Tucuman, quando
en este entráron los conquistadores ácia el año
1549 : y se añade en dichas cartas, que segun la
relacion de los habitadores de Guadalcazar, ciudad
del Chaco, se tenia noticia cierta de los toconotés,
para cuya busca se disponia el dicho
P. Osorio.

II El P. Machoni pues creyó que los lules
eran toconotés, y que estos formaban aquella nacion
que se habia refugiado á las selvas ; y sabiendo
él por las historias de las misiones de los
jesuitas que los PP. Monroy y Viana habian convertido
á los lules, y que los PP. Bárcena y
Añasco habian convertido á los toconotés, uniendo
estas noticias con la tradicion de la antigua
huida de los toconotés, juzgo que los toconotés
de Pilcomayo, de los que hasta ahora nada se
167sabe, eran los toconotés convertidos por los jesuitas,
y por san Francisco Solano, que tambien
fué apóstol de los toconotés.

Los toconotés
son los indios llamados
matarás.

Lengua toconoté.

III Los toconotés, de que fué apóstol el P. Bárcena,
eran los ascendientes de los indios de
Matará, ó de los matarás ántes nombrados. Matará
es palabra peruana, que significa una yerba
que en español se suele llamar espadaña, y
en italiano se llama galanga ; y de esta yerba
abunda el pais en que estan los matarás. Estos
indios hablaban el idioma toconoté (cuya gramática
hizo el P. Bárcena), como claramente se infiere
de una carta que el dicho Bárcena escribió
desde Matará al P. Juan de Atienza, provincial
de los jesuitas del Perú, al qual dice así : “Con
la lengua toconoté, y con la diligencia que Dios
da al P. Pedro de Añasco, creo que el cielo se
alegra, y V. R. se regocijaria… si viera por sí
mismo el fervor y el cuidado con que pequeños
y grandes vienen á oir la doctrina en su
lengua, &c.” La poblacion de Matará, que tenia
ocho mil personas, y estaba en la ciudad
ántes nombrada de la Concepcion, por causa de
las incursiones de los abipones, mocobís, tobas
(26, &c), mocosnos y calcaquiés, fué mudada á la
jurisdiccion de Santiago del Esteco sobre el rio
Salado, á 28 grados de latitud, y á 30 leguas
de Santiago.

Numerosa nacion
de los toconotés.

Máxîma sobre
las misiones, útil
á la religion y al
estado.

Los indios pues llamados matarás son los verdaderos
toconotés (en número de sesenta mil en
la jurisdiccion de la Concepcion, como dice Machoni
citado), á los que san Francisco Solano, y
los jesuitas evangelizáron. El número de ellos
era tan grande, que los toconotés tributarios en
la sola jurisdiccion de Esteco ántes nombrada,
llegaban á ser treinta mil. Habia tambien toconotés
168en la Concepcion, en Santiago y en San
Miguel. En Esteco debia haber á lo ménos cien
mil toconotés, pues los tributarios eran treinta
mil, como se ha dicho ; y al rey no pagaban
tributo las mugeres, ni los niños, ni las niñas.
Esta numerosa nacion actualmente está reducida
á número pequeño de personas por causa de
las pestes, y de los trabajos ó servicios personales
que los españoles les obligan á hacer contra
la expresa prohibicion de las leyes españolas de
indias, y de las freqüentes y rigorosas órdenes
de los reyes católicos. Cada dia, y á cada paso
suceden; en América hechos que demuestran
la necesidad de depositar y encargar, como ántes
se dixo (18), á los misioneros todo el cuidado
de las misiones, si se quiere dar una providencia
útil al servicio de la religion y del estado.
Si los soberanos, que en América tienen dominios,
dexaran á la voluntad, ó por lo ménos á
la consulta de los obispos (1)47, la eleccion de los
gobernadores de los paises en que hay indios, en
pocos años despues de esta providencia experimentarán
que sus rentas públicas crecerán, la
tranquilidad será estable sin gastos militares, y
la poblacion se aumentará desmedidamente. La
religion conquista pacíficamente, y conserva con
suma paz lo conquistado.169

Se infiere pues que la nacion matará era la
toconoté. Veamos ahora si las quatro tribus ó
naciones lules, ántes nombradas, descienden de
los lules convertidos, y si tenian orígen comun
con los toconotés.

Lules antiguos.

Era cacána la
lengua de los lules
antiguos.

Son diversas las
lenguas cacána,
y toconoté.

Techo en la historia del Paraguai, hablando
de los PP. Fernando Monroi y Juan Viana,
ántes citados, dice en el año 1607, que los lules
antiguos hablaban diversas lenguas, esto es,
la quechua, la toconoté, y la cacána. Ellos debian
hablar la lengua quechua, porque (61) eran
súbditos de los Incas, ó de los emperadores del
Perú, en donde la quechua era la lengua propia
y universal : y debian hablar tambien la toconoté,
porque habian vivido con los toconotés;
y la lengua propia de ellos seria la cacána, nombre
que en la lengua quichua ó peruana significa
serrano ó montañes, y proviene de la palabra caca,
montaña. Se ignora la calidad de la lengua cacána,
que era propia de dichos lules ; mas de la
relacion de Techo se infiere que era diversa de
la toconoté. Las palabras toconot y toconoté no
tienen significacion alguna en el idioma lule, segun
el parecer de los misioneros de la nacion
lule, los quales me han dicho no haber oido
jamas de esta, ni de los matarás (que son los
verdaderos toconotés) que estas naciones sean paTientas
suyas : y los indios llaman parientas á
todas las naciones que hablan el idioma de ellos:
un misionero de los matarás me ha dicho que
oyó hablar algunas veces á sus indios una lengua
que le era desconocida ; y que habiéndose
informado de la calidad de ella, supo que era
idioma antiguo de los matarás: mas porque el
dicho misionero sabe solamente la lengua quechua,
con la que hablaba á los matarás, no se
170puede decidir si las lenguas matará y toconoté
son diversas totalmente, ó dialectos de una misma
lengua.

Los lules modernos
probablemente
no descienden
de los
lules antiguos.

Tampoco se puede saber si la lengua cacána
de los lules antiguos es la que hablan actualmente
los lules : porque estos, como ántes dixe,
no descienden probablemente de los lules convertidos
antiguamente, como afirma Machoni.
Los lules modernos son pacíficos, y los antiguos
eran fieros : en la lengua de los lules modernos
no se halla ninguna palabra española, ni se ha
descubierto entre ellos señal alguna de religion.
Los lules modernos se dan el nombre de pele
(que significa hombre); y la palabra lule nada
significa en su lengua. Ultimamente en las historias
de los jesuitas, en las que se trata de la conversion
de los lules antiguos, no se hace mencion
de las tribus isistiné, toquistiné y oristiné,
ántes nombradas.

Sobre los lules modernos solamente he hallado
ser ciertas las siguientes noticias. El invencible
señor Don Esteban Urizar, de que ántes
se hizo mencion, persiguiendo en el año 1670
á las naciones guerreras abipona, toba, &c. á los
lules que halló pacíficos, convidó con misioneros
para que los recibieran. Entregó al cuidado
de los jesuitas la mision de lules, los quales
despues de haber sido fundada, por causa
de las incursiones de algunas naciones bárbaras
estuviéron errantes por paises de españoles hasta
el año 1752, en que se restableciéron en su
antiguo lugar de Miraflores, llamado, de S. Esteban.
En este lugar habia quinientos y cincuenta
lules. Las tribus isistiné y toquistiné saliéron
de las selvas el año 1751, y se estableciéron
en Valbuena, que tambien se llama S. Juan
171Bautista. En esta poblacion el año 1766 habia setecientas
y quarenta personas de las dos tribus.
De la tribu oristiné, y ni aun de su nombre,
no ha quedado memoria entre los lules: se conjetura
que el nombre oristiné quizá lo haya sido
propio de la tribu lule, que en sus peregrinaciones
lo habrá perdido.

Cinco años despues de haber yo publicado
en italiano las observaciones antecedentes sobre
los lules, toconotés, &c. el señor Iolis ha dado
á luz pública su historia del Chaco (15), en la
que, sin citarme, confirma los reparos que en
ellas he hecho. Iolis juzga (1)48 fabulosa la noticia
que Machoni y Lozano dan de los sesenta mil
toconotés que habia en las riveras del rio Tabibirí,
entre Verde y Pilcomayo. Asimismo no
cree que á quarenta leguas de Pilcomayo ácia
el sur, en las faldas de la cordillera americana,
estaban los indios churumatas, que se servian
de los llamas (animales americanos) para
cultivar la tierra; porque los llamas no pueden
vivir sino en paises frios, y son calientes los
que se suponen habitarse por los churumatas. Dice
asimismo, que Lozano se engaña en poner en
el catálogo de naciones diversas á los lules, isistinés,
toquistinés, oristinés y toconotés, que son
tribus de una misma nacion. Ultimamente afirma
que los misioneros Pedro de Añasco y Alfonso
Bárcena, con avisos y sermones en lengua
toconoté, que era la propia de los matarás,
y con su exemplo, consiguiéron convertirlos á
la santa fe. Hasta aquí las observaciones de Iolis,
que de los churumatas no da las noticias
172necesarias para conocer su carácter y lengua.

Lengua vilela.

Lugares en donde
se habla.

25 La lengua vilela es, segun el parecer de
los ex-jesuitas misioneros del Paraguai, diversa
de todos los idiomas hasta ahora conocidos, y
se habla por los indios llamados vilelos, en tres
poblaciones de las dichas misiones del Chaco.
Estas poblaciones, cuyos nombres son Ortega,
Macapillo y San Joseph, estan situadas en las
riveras del rioSalado: Ortega está entre Miraflores
y Valbuena (misiones de los lules): Macapillo
está un poco mas oriental á 25 grados
y pocos minutos de latitud, y á 314 grados y
40 minutos de longitud ; y San Joseph está cerca
del grado 26 de latitud, y á 315 grados y
10 minutos de longitud. La poblacion ó mision
de San Joseph, ántes se habia establecido á 28
grados de latitud, y á veinte y cinco leguas de
la ciudad de Santiago, baxo la direccion de eclesiásticos
seglares ; mas el Illmo. Sr. D. Pedro de
Argandoña, obispo de Tucumán (que despues pasó
al arzobispado de Charcas, y poco tiempo
ha pasó á mejor vida), experimentando que dificultosamente
se hallaban eclesiásticos seglares
para emplearse en las misiones de los indios bárbaros,.pobres
y desnudos, el año 1757 entregó
la mision de los vilelos á los jesuitas, que
despues del año 1761 los lleváron al sitio en donde
al presente está su poblacion, á 26 grados
de latitud en la rivera oriental del rio Salado.
En esta poblacion de San Joseph habia el año
1767 seiscientos cincuenta y seis vilelos, de los
quales solamente ciento eran catecúmenos. De
la tribu de los vilelos son los indios que estan
en la pequeña poblacion llamada Chipeona, al
occidente de la ciudad de Córdoba, y á quatro
leguas distante de esta. Sus misioneros son
173los religiosos observantes de San Francisco.

Tribus errantes
por los bosques
del Chaco.

De la tribu vilela habia el año 1767 doscientas
personas errantes por los bosques del rio
Vermejo, llamado rio Grande del Chaco. Asimismo
en dicho año eran gentiles, y vivian errantes
por los dichos bosques las tribus de los
indios chunupies, yoocs, yecoanitas, ocoles, vacaas,
atalalas y sivinipís. Era pequeño el número
de personas de todas estas tribus ; pues
los misioneros creen que todas ellas apénas fuesen
mil. Asimismo se tiene noticia de las siguientes
tribus :

I En la poblacion de Ortega, llamada tambien
Nuestra Señora del Buenconsejo, estan las
tribus de los indios omoampas, yeconoampas é
ipas, que constaban de doscientas personas ; que
en 1767 habian ya recibido la santa fe.

II La tribu de los indios paisanes, la qual
en 1767 tenia casi doscientas personas; y casi
todas estas eran catecúmenas. Estaban en la poblacion
ó mision Macapillo, llamada tambien
Nuestra Señora del Pilar.

III En las historias del Paraguai se hace
mencion de las tribus de los guamaicas, y de
los tequetes, que hablaban el idioma vilelo :
mas estas tribus han perecido con las pestes y
guerras, ó se han mezclado con otras tribus,
ó escondido en las selvas ; pues actualmente
no hallo misionero que tenga noticia de tales
tribus.

Dialectos vilelos.

Vilelo.

Omoampo.

En todas las tribus dichas, que con el nombre
de vilelas se pueden comprehender y entender
generalmente, habia dos dialectos del
idioma vilelo; uno de ellos se llamaba vilelo,
y otro se llamaba omoampo. Este se habla por
las tribus que estan en Ortega ; y el vilelo se
174habla por las tribus que se llaman vilelas. El
señor Abate Don Francisco Almiron que ha sido
misionero de Macapillo, dice, que las tribus
de Ortega no pronuncian la letra r, en cuyo lugar
substituyen la d al querer pronunciar la r.

Aparente afinidad
de las lenguas
lule y vilela.

He advertido darse afinidad en algunas palabras
de las lenguas lule y vilela, y principalmente
en las palabras usuales, como son las que
significan partes conocidas del cuerpo ; y esta
observacion me habia hecho conjeturar que tuviesen
afinidad las lenguas lule y vilela ; mas
los misioneros juzgan que son totalmente diversas,
y la afinidad de algunas palabras la atribuyen
al comercio ó comunicacion de las naciones lule
y vilela. En mi pequeño vocabulario poligloto
(de mas de ciento y cincuenta lenguas) se podrá
observar la grande afinidad de dichas palabras ;
y abaxo noto otras, que tambien la tienen (1)49.

Lengua malbalae.

26 La lengua malbalae que era propia de la
nacion malbalae ha perecido ya. De esta nacion,
que era poco numerosa y muy guerrera, han
quedado pocas familias dispersas entre los mocobís(29),
los vilelos (25), y los mataguayos (23),
y hablan los respectivos idiomas de estas naciones.
Si la mision malbalae, empezada en el
año de 1751 por el señor Abate Ferragut (24)
no se hubiera deshecho por causa de un infausto
accidente, tendriamos noticia de su propio
idioma, del que no sabemos si tiene afinidad
175con las lenguas de las naciones con que viven
mezclados (algunos malbalaes, como ántes se ha
dicho.

Lengua toba.

27 La lengua toba, que parece ser matriz
de varios idiomas que con ella parecen tener afinidad,
se habla en la mision de San Ignacio de
Ledesma
, que pertenece á las laboriosas misiones
que los jesuitas tenian en el Gran Chaco en
la diócesi de Tucumán, y está situada á 23 grados
y 11 minutos de latitud, y 313 grados y 18
minutos de longitud. El año 1767, en que el señor
Abate Don Roman Arto era misionero de los
tobas, tenia dicha mision seiscientas personas, de
las que casi la mitad era de catecúmenos. Parece
que en la lengua abipona que tiene gran afinidad
con la toba, se expresaban mas brevemente
los pensamientos que en la toba y en otros
dialectos suyos, por lo que juzgo que la abipona
es la lengua matriz de la toba, y de los que
se creian ser dialectos suyos.

Lengua abipona,
matriz de la toba :
paises en que se
habla.

Situacion excelente
de las misiones
abiponas
para fundar otras
misiones.

28 La lengua abipona, que probablemente es
matriz de la toba, se habla en quatro poblaciones
llamadas las misiones de la Concepcion, de
San Gerónimo, de San Fernando y de Nuestra Señora
del Rosario del Timbo
. La Concepcion que
tiene quatrocientas personas, está á 29 grados y
24 minutos de latitud, y á 318 grados de longitud.
San Fernando tiene quatrocientas cincuenta
personas, y está á 27 grados y 27 minutos
de latitud, y apénas á 319 grados de longitud.
Estas dos poblaciones estan en la parte occidental
del rio Paraná. La poblacion del Rosario
tiene trescientas y cincuenta personas, pertenece
á la diócesi de Paraguai, y está situada á
26 grados y 24 minutos de latitud, y á 319 grados
y 50 minutos de longitud. En el año 1767
176 en que el señor Abate Don Francisco Navalon
(á quien debo algunas noticias sobre la lengua abipona)
era misionero de San Gerónimo, habia en
esta poblacion casi ochocientos christianos; mas
en las demas poblaciones nombradas eran catecúmenos
casi todos sus habitadores, de los que
el mayor número se componia de abipones. La
buena disposicion y proporcion de la situacion
de las poblaciones abiponas facilitan no poco la
defensa de las colonias de los españoles que las
rodean, y padecen daño con las correrías de las
naciones bárbaras : asimismo sirven para extenderse
fácilmente por diversas partes, para reducir
las naciones bárbaras que estan cercanas. Con
estos fines las dichas poblaciones abiponas se fundáron
en sitios excelentes para su defensa, y para
fundar otras misiones ; y con los mismos fines
se han fundado algunas poblaciones de otras
misiones al rededor del Gran Chaco. Las tribus
de la nacion abipona eran tres, llamadas
de los indios naquegagueheres, riicahees y yaconaigas.

Dobrizhoffer en el volumen 2, capítulo 18,
página 200 de su obra citada (22),á las tres tribus
dichas da los nombres de nacaiquetergehe, riicahe
y yaaucaniga, y de ellas dice así : “Usan
una misma lengua, de modo que se entienden ;
mas tienen palabras particulares : los rucahes llaman
aite (muchos) á las pulgas, y los nacaiquetergehes
las llaman apataye, que significa estera.
Con esta cubren el techo de sus cabañas, y
las esteras estan llenas de pulgas : el número de
estas es inmenso, y llega á oprimirles. Los rucahes
dicen neet (beber), y los nacaiquetergehes dicen
nañam : aquellos dicen lemara (cabeza) : y
estos dicen nañik. Los yaaucanigas á la luna llaman
177grauek : asimismo al arco iris llaman apich,
y los demas abipones lo llaman aahetá.”

Iolis en en el libro VI, artículo VIII, y página
454 de su obra citada (15), tratando de los
abipones dice : “La nacion de estos se dividia en
tres tribus ó facciones llamadas de los naquetages,
de los rigages y de los yaochanigas; esto
es, de los del bosque, de los del campo,
y de los del agua. Muchos y pobladísimos eran
los lugares de los abipones : uno de ellos, que
estaba no muy distante de la ciudad de la Concepcion
destruida, tenia mas de ocho mil vecinos :
mas quando yo estuve en aquellos paises toda
la nacion, segun la comun opinion, no tenia tantas
personas como habia en dicho lugar ; entre
las que no se cuentan las que habitaban en las poblaciones
llamadas Concepcion, San Gerónimo, Rosario
del Timbo
, San Fernando y San Regis. La
causa de la disminucion de esta y de otras naciones,
y de haber perecido algunas, no ha sido,
como comunmente se cree, el bárbaro y cruel
trato que los españoles les daban ; porque es notorio
que los abipones y otros muchos bárbaros
no han estado jamas en lo que se llama encomienda,
esto es, en obligacion de servir personalmente :
ellos vivian en absoluta libertad y amistad
con las colonias vecinas de los europeos. La causa
inmediata y verdadera de la disminucion de los
abipones consistió en las guerras con las naciones
salvages del Chaco, en el uso inmoderado
de la birra, en hacer guerra para vengarse, y
principalmente en las viruelas y en las pestes ; de
estas fuéron cruelísimas las de los años 1590, 1591,
1616 y 1718, que hiciéron no poca mortandad,
no solamente en los abipones, mas tambien en
otras naciones del Chaco… los abipones, unidos
178con los calchaquis, destruyéron la ciudad de la
Concepcion, haciendo barbaridades y crueldades
aun con los españoles, que duráron hasta el año
1748, en que por medio de los misioneros Diego
Horbegozo y Francisco Navalon los dichos
bárbaros concluyéron la paz con los habitantes
de Córdoba, y con esto se restituyó la tranquilidad
en toda la frontera, habiéndose fundado las
quatro poblaciones ántes fundadas.” Hasta aquí
Iolis, que en su obra citada pone un catálogo de
las misiones ó poblaciones de indios del Chaco
fundadas por los jesuitas desde el año 1735 hasta
su expulsion sucedida en el de 1767. Pondré
este catálogo despues del número 35, en que se
acaba de tratar de las naciones que en el dicho
catálogo se citan.

Lengua mocobí.

Paises en que se
habla.

29 La lengua mocobí se habla en dos poblaciones
del lado occidental del rio Paraná pertenecientes
á las dichas misiones del Chaco en la diócesi
de Buenos-ayres. Una de estas misiones llamada
San Xavier, que tiene casi mil personas, se
fundó por el señor Abate Don Francisco Burges
(pasado ya á gozar el premio eterno de sus afanes
apostólicos), que me ha favorecido con variar
noticias sobre la lengua mocobí : y la otra
poblacion, que se llama San Pedro, en el año
1767 tenia ciento y cincuenta personas permanentes,
de las que la mayor parte aun no habia recibido
el Bautismo. He dicho que eran ciento y
cincuenta las personas permanentes, porque á dicha
poblacion solian venir mocobís gentiles del
Chaco, se detenian en ella algun tiempo, y despues
se volvian á sus tierras. Las dos poblaciones
dichas estan situadas á 30 grados y medio de latitud,
y entre los grados 317 y 318 de longitud.
La poblacion de San Pedro está doce leguas
179mas occidental que la de San Xavier.

Afinidad entre
las lenguas mocobí,
abipona y
yapitalaga.

El erudíto señor Abate Don Ramon de Termeyer,
que fué misionero de los mocobís, me escribe
desde Milan con fecha de 10 de Enero de
1784 en estos términos : “Envio á v. los documentos
que con gran trabajo he formado, y que
v. me pidió para formar los elementos gramaticales
de la lengua mocobí. Me parece que esta sea
matriz ó dialecto de la abipona, que habrá sido
su matriz, porque entre estas dos lenguas se descubre
gran afinidad.” De este mismo parecer son
los misioneros prácticos de aquellos paises, me
escribe el señor Abate Camaño citado ántes ; y
en los escritos del señor Abate Burges, de feliz
memoria, se lee que los abipones y los mocobís
con tratarse dos meses se entienden mutuamente
en sus respectivos idiomas.

30 La lengua yapitalaga se habla por la nacion
del mismo nombre, que está en el Chaco:
con la abipona y mocobí conviene tanto como la
española con la italiana : por lo que es indubitable
que tienen afinidad las tres lenguas abipona,
mocobí y yapitalaga. Entre los indios de la lengua
toba (27), que el señor Abate Don Joseph
Iolis reduxo el año 1762, formando con estos la
poblacion de San Juan Nepomuceno del rio Dorado
del Chaco, habia algunos yapitalagas : mas
no se pudo tener noticia clara de su dialecto, porque
la antigua enemistad de los tobas con la tribu
isistiné (24) de la poblacion de Valbuena causó
la ruina de la dicha poblacion ó mision de San
Juan Nepomuceno.

Lengua mbaya
ó guaicuru.

31 La lengua mbaya, llamada tambien guaicuru
y eyiguayegi, se habla en la nueva poblacion
de Nuestra Señora de Belen de las misiones
del Chaco ántes mencionadas en la diócesi
180de Paraguai, situada á 23 grados y medio de
latitud, y á 320 grados y medio de longitud.
Esta poblacion se fundó por el respetable misionero
señor Don Joseph Sanchez Labrador, que
me ha favorecido con los elementos gramaticales
de la dicha lengua mbaya, y en carta, fecha
en Ravena á 23 de Junio del año 1783, me
dice : “Los indios llamados mbayas ó guaicurus
de la rivera occidental del rio Paraguai tuviéron
antiguamente misioneros jesuitas, como v.
lo podrá leer en la historia de Paraguai escrita
por el P. Charlevoix. Los indios mbayas de la
rivera oriental de dicho rio tuviéron misioneros
en estos tiempos últimos en que se formó la mision
llamada Belen, en donde habia un cacique
ó xefe con sus súbditos, que eran mas de doscientos.
Allí habia otros cacicados que pedian misioneros.
Los cacicados de dichos indios eran nueve,
de los que ocho quedáron en las selvas. La
lengua de todos los cacicados era la misma con
notable diversidad de palabras y de pronunciacion.
Se puede decir que son dos los dialectos
de esta lengua notablemente diferentes : uno de
ellos es el que se llama lengua mbaya ; y el otro
es el que hablan los indios llamados enacagas ó
guaicurus feroces. La poblacion de Belen tenia
doscientas sesenta personas; y todas estas eran
catecúmenas.” Hasta aquí el señor Don Joseph
Sanchez, que modestamente oculta haber él fundado
la mision mbaya, la que hubiera sido universal
de todos los cacicados, si le hubiera sido
posible quedar entre los mbayas hasta su total reduccion.
El señor Abate Sanchez, despues de haber
enseñado filosofia en la universidad de Córdoba,
y teología en la ciudad de la Asuncion,
pidió á los superiores una mision, y eligió la
181de los mbayas, que entónces era la mas trabajosa
y peligrosa; y el Señor premió su vocacion
haciéndole respetable á los mismos bárbaros, co-
mo se ha insinuado, y se repetirá despues (35).

La lengua mbaya
tiene afinidad
en las palabras
con la lengua mocobí.

El señor Abate Camaño (citado varias veces)
me escribe diciendo, que todos los misioneros
juzgan haber gran afinidad entre las lenguas
mbaya, yapitalaga, mocobí y abipona, la qual
afinidad he observado tambien en el cotejo que
he hecho de no pocas palabras que de dichas
lenguas pongo en el vocabulario poligloto ; mas
habiendo logrado, como ántes insinué, algunos
documentos para formar los elementos gramaticales
de las lenguas mbaya y mocobí, he advertido
ser diverso el artificio de ellas ; y á mi parecer,
no la afinidad de las palabras en los idiomas,
mas la del artificio gramatical, prueba que
dos idiomas son dialectos provenientes de una
misma lengua matriz. En los dialectos teutónicos
hay innumerables palabras de clara afinidad
con las de los dialectos latinos ; mas cada dialecto
teutónico las usa segun su respectivo artificio
gramatical. Los araucanos del Chiloe (7) usan
muchas palabras españolas que declinan y conjugan
segun la índole de su lengua propia que
es la araucana. Parece que la lengua mbaya ha
sido escasísima de palabras, y que se haya enriquecido
con las de los idiomas mocobí, abipon, &c.
Segun la respectiva situacion de las naciones yo
debia haber discurrido de la lengua mbaya despues
del número 34, colocándola entre la payagua y la
guana,mas he tratado de ella en el número presente
despues de haber hablado de los dialectos de
la lengua toba, porque con ellos tiene afinidad.

Iolis en el libro VI, artículo XI, y página 481
de su obra citada (15) ha publicado últimamente
182sobre los mbayas, que él siempre llama guaicurus,
algunas noticias que juzgo dignas de notar
aquí. En primer lugar el dicho autor advierte que
el nombre guaicuru, aunque derivado ciertamente
del idioma paraguayo (esto es del guaraní), se
aplica por varios autores, y por los españoles
de América, á diversas naciones, como á la abipona,
toba, mocobí, payagua, á la nacion llamada
Lenguas y á otras naciones. En algunas naciones,
dice, los idiomas tienen tal afinidad, que
aunque sean distintos, y por tales se reputen, no
por tanto pueden parecer conexôs, y como partes
de una misma lengua matriz. Tales son los
idiomas que se hablan por los tobas, por los mocobís
y por los abipones respecto del idioma de
los mbayas, como se dirá en el artículo de las
lenguas en el segundo tomo. Este no se ha publicado,
porque el señor Iolis pasó á mejor vida al
mismo tiempo que lo imprimia ; mas de las palabras
que acabo de referir, se infiere que el señor
Iolis convenia en dudar conmigo sobre conceder
á la lengua mbaya un orígen comun á los dialectos
tobas.

El señor Iolis continúa su relacion, diciendo :
“En la relacion que haré de los guaicurus, entiendo
hablar de los eyiguayegis, esto es, de los
habitadores de los palmares, los quales habitadores
se llaman mbayas por los europeos, á quienes,
como tambien á las naciones fronteras, han
causado terror. La nacion Guaicuru ó Mbaya se
divide en siete facciones ó tribus, que tienen los
siguientes nombres : guetiadegodis (montañeses),
cadiguegodis (nombre de un rio, en el que estan
dos tribus que toman del rio su nombre), lichagotegodeguis
(tierra encarnada), apachodegoguis
(avestruz), eyibegodeguis (septentrionales) ó encagas
183(escondidos), y gotocoguegodéguis (los del
cañaveral). Los guaicurus se extienden desde el rio
Ipaneguazú hasta el rio Taquari á una y otra parte
del rio Paraguai por poco ménos de cien leguas ;
mas el número de los individuos no pasa
de siete mil, entre los que no se comprehenden
los esclavos, que son muchísimos : por lo que fácilmente
se puede inferir que es falsa la opinion
de Lozano, que supone muy poblado al Chaco.”
Hasta aquí Iolis, que continúa describiendo el carácter
de los guaicurus, su ferocidad, y las varias
tentativas hechas por los jesuitas para su
conversion desde el año 1610 hasta el de 1760
en que el venerable anciano Sanchez Labrador,
ántes nombrado, con Joseph Matilla su compañero
en las misiones, fundó la de guaicurus ó
mbayas llamada Belen.

Lengua yacururé.

Noticia de las
yacururés en el
año 1738.

32 Sobre la nacion é idiomayacururé he adquirido
solamente las noticias que el señor Abate
Camaño me comunica en carta suya, diciéndome :
“Del idioma yacururé se sabe solamente
que es diferentísimo de todas las lenguas conocidas
en el Tucumán, esto es, de las lenguas
mataguaya (23, &c.), lule, vilela, toba, de los
dialectos de estas, y de la quechua (62), y que es
propio de una nacion que habita entre los rios
del Chaco, llamados Vermejo y Pilcomayo. Acia
el año 1738 los españoles de las milicias pertenecientes
á la jurisdiccion de Santiago, halláron entre
los rios Salado y Vermejo á tres indios yacururés
que se habian descaminado y perdido. Estos
tres indios habláron solamente por señas hasta
que aprendiéron el español : y despues de haber
sido catequizados fuéron bautizados con los
nombres de Pedro, Ignacio y Christiano : el indio
Pedro en su lengua se llamaba Ilaricá. El célebre
184misionero P. Agustin Castañares en la árdua
é infructuosa empresa de la conquista espiritual
del Pilcomayo (la qual refiere Charlevoix ácia
el año 1740 en el libro 20 de su historia del Paraguai)
llevó consigo los tres yacururés dichos, los
quales contaban que sus enemigos habian muerto
su tribu, y que ellos huyendo de la mortandad
se habian descaminado y perdido, quando
los españoles los habian encontrado. De esta
relacion de los yacururés se infirió que sus enemigos
eran los abipones y los mocobís, enemigos
tambien de los indios llamados lenguas. Estas
guerras, la índole de los yacururés, y otras circunstancias,
dan motivo para conjeturar que estos
son de nacion y lengua diversa.

Idioma lenguas.

Paises en donde
se habla.

33 El idioma de la nacion llamada Lenguas
(continúa la carta del señor Camaño), que es de
las mas numerosas y guerreras del Chaco, y
domina en paises que estan entre los rios Pilcomayo
y Paraguai desde los grados 22 de latitud
hasta la union de dichos rios, tiene afinidad con
el chiquito, segun la relacion de los chiquitos
atribuida al P. Juan Patricio Fernandez (20) ; mas
los misioneros juzgan que es diverso del chiquito,
del guaraní, y tambien de los demas idiomas
del Chaco hasta ahora conocidos. Los indios
lenguas tienen contra todas las naciones del
Chaco la misma enemistad que siempre han
mostrado contra los españoles : y por esto se
cree que ellos son de nacion diversa de las demas
naciones del Chaco.

Carácter de los
indios lenguas.

Iolis en el libro VI, artículo X, página 469
de su historia citada (15), dice, serle desconocido
el motivo, porque á la dicha nacion se puso
el nombre Lenguas : y añade las siguientes
observaciones. “Son salvages, de estatura alta, de
185miembros robustos, y de fuerzas no comunes;
no se sabe que tengan ninguna nacion amiga;
que hayan pedido jamas misioneros, ni que se
haya emprendido su conversion por causa de su
malvada ferocidad. Su idioma es semejante al de
los chiquitos” Hasta aquí Iolis, que en la semejanza
del idioma lenguas con el chiquito no querrá
decir que estos dos idiomas tengan afinidad
de dialectos, mas alguna afinidad en palabras.
El señor Camaño citado, que sabe bien el idioma
chiquito, dice, que este no tiene afinidad de dialecto
con el idioma lenguas : y el no tener los
indios lenguas ninguna nacion amiga en el Chaco,
prueba que son de nacion diversa.

Lengua payagua.

Paises por donde
se extienden
los payaguas.

Carácter de los
payaguas.

34 Sobre la lengua payagua me escribe el señor
Camaño en su carta citada (33) : “No tengo
mas documentos, que el acto de contricion que
envié á v., y un breve catecismo traducido en
guaraní. Los payaguos, indios los mas fingidos y
traidores que hasta ahora se conocen en la América
meridional, aunque comercian con la ciudad
de la Asuncion, capital del Paraguai, jamas
han querido recibir misioneros ; por lo que
v. no se debe maravillar que entre los ex-jesuitas
de la provincia del Paraguai no haya alguno
que sepa la lengua payagua. Mas aunque ningun
ex-jesuita la entiende, no obstante se sabe que
es diversa de todos los demas idiomas conocidos
en aquellos paises : pues en estos no se
ha hallado nacion alguna que entienda la lengua
payagua. Esto demuestran tambien los documentos
ántes citados, y lo afirman los escritores antiguos.
La nacion Payagua está dividida en dos
tribus, de las que una se llama payagua, y la
otra se llama sarigüe. Algunos quieren que esta
segunda tribu hable un dialecto diferente del
186que habla la primera tribu.” Esta se llama tacambú,
segun Iolis, que así habla (1)50 de los payaguas.
“Los sarigües hacen sus excursiones por
el espacio de mas de doscientas leguas ácia el
norte hasta la laguna de los jarages ; y los tacambús
las hacen desde la ciudad de la Asuncion
por mas de trescientas leguas hasta la de
Santa Fe ; y muchas veces pasan de esta ciudad,
é infestan no solamente los rios Paraguai y Paraná,
mas tambien los demas rios colaterales,
y los paises cercanos. Ellos ademas de ser piratas
en los rios, en los caminos, por tierra son
homicidas y ladrones con innumerables astucias
para no exponer su vida… escondidos en el campo
remedan el ahullido de las fieras y el canto
de las aves ; y con esta astucia engañan á los
cazadores, á quienes roban y matan no pocas
veces… Los misioneros que se han fiado de
ellos, lo han pagado con su vida : esto sucedió
el año 1703 á los misioneros Bartolomé Ximenez,
Juan Bautista Neumone, y á otros jesuitas
y neófitos guaranís : y el año 1715 á varios neófitos,
á dos españoles, á los jesuitas misioneros
Joseph Arce y Bartolomé Blende.”

Lengua guana.

Quatro tribus de
la nacion Guana:
y sus poblaciones.

Feliz descubrimiento
de los
chanas en 1761.

35 Sobre la lengua guana, llamada tambien
chana, me han dado noticias el señor D. Joseph
Sanchez Labrador, y el señor Camaño. Este me
escribe así : “La nacion Guana, que es de las
mas numerosas del Chaco, en la parte occidental
del rio Paraguai, ácia el grado 320 de longitud,
y entre los grados 20 y 22 de latitud
austral, se divide en quatro tribus, que los españoles
llaman chana, eterena, echoaladi y equiniquinao :
187estas tribus se dividen en otras menores,
y estan establecidas en siete poblaciones,
de las quales la mas pequeña en 1767 podia tener
seis mil personas. Esta nacion, que es pacífica,
dócil y trabajadora, por los antiguos españoles
se conoció con el nombre de chana, que
es el de la tribu mas austral. Juzgo que la conversion
de estos chanas se emprendió á mitad
del siglo pasado por el V. P. Pedro Romero, que
al empezarla fué martirizado el 1645 por las
naciones bárbaras confinantes, juntamente con
Mateo Fernandez, coadjutor temporal jesuita, y
con un neófito. Entónces, habiéndose destruido
la ciudad y provincia de Xerez, y las misiones
jesuíticas del Itatin (14) con las excursiones
de los portugueses de San Pablo, los pobres
chanas quedáron aislados, escondidos en sus bosques,
y rodeados de naciones bárbaras, hasta
que el señor Don Joseph Sanchez Labrador (como
él mismo habrá escrito á v.), atravesando
por medio de estas naciones con buena manera
en el 1761 penetró, y abrió camino para
llevar á los chanas la luz del santo Evangelio.
Este feliz descubrimiento de la buena nacion
chana, que nos llenó de alegría, y de esperanza
cierta de ver presto en medio de los cerrados
bosques una floridísima christiandad, sucedió
poco tiempo ántes de nuestra expulsion,
y por esto apenas se pudo formar idea de la
lengua guana.

Duda v. si esta lengua es diversa de los idiomas
del Paraguai hasta ahora conocidos: para
desterrar de su mente estas dudas, le propongo
las siguientes pruebas. El señor Don Joseph
Sanchez Labrador en sus manuscritos dice, que
es diversa de dichos idiomas. He querido oir el
188parecer del señor Don Manuel Durán, que se
empleaba en la mision de los guanas, y empezaba
á fundarles una poblacion, quando sucedió
nuestra expulsion de los dominios españoles ;
y me ha dicho que la lengua guana no tiene
afinidad alguna con los idiomas del Paraguai
hasta ahora conocidos : lo mismo dicen
los autores hablando de la lengua de los chanas,
que yo creo ser la de los guanas; y esto
mismo hacen conocer algunas palabras de la
lengua chana que se saben. Los guainas á los
españoles llaman bochará : llaman choiné al algarroba ;
y aronegaguati á un leño en cruz. De
las quatro tribus, ántes nombradas, los jesuitas
solamente tratáron á la que se llama chana
por los españoles, y layana por los indios
mbayas ó guaicurus. Segun las noticias de estos,
como tambien de los chanas, las tribus
mas septentrionales de los guanas hablan un dialecto
algo diferente del que usan las otras tribus.”
Hasta aquí el señor Camaño.

Despues de haber yo publicado esta obra
en idioma italiano, el señor Iolis ha publicado
su historia del Chaco (15), en la que ha
recogido sobre los guanas algunas (1)51 noticias,
que le han dado los misioneros de ellos. Los
guanas son la mejor nacion de las bárbaras hasta
ahora descubiertas en América ; é ignoro si
su presente estado es como el que tenian al descubrirlos
en el 1761 los jesuitas, ó si los buenos
principios que estos diéron para su conversion
christiana, y sujecion al dominio español,
se han llevado adelante : por lo que juzgo que
189podré oportunamente dar aquí algunas de dichas
noticias.

Primeros misioneros
de la nacion
guana.

El señor Sanchez Labrador al formar la primera
mision de los mbayas ó guaicurus (31) en
la poblacion llamada Belen, conoció algunos
guanas, que estaban con los guaicurus sus amigos,
y les prometió visitarles, como lo hizo á
5 de Noviembre de 1761 acompañado de casi
quatrocientos guanas. La nacion de estos le recibió
con suma alegría, y le pidió que se quedase
en su pais, prefiriéndolo al de los guaicurus,
de cuya fiereza no se debia fiar. Sanchez
se mostró agradecidísimo ; y porque estaba empeñado
en la fundacion de la poblacion de Belen,
dixo á los guanas que en su lugar vendrian
presto otros misioneros. Estos fuéron los
sacerdotes Pedro Andreu, y Manuel Durán, ántes
nombrado, los quales en Septiembre de 1769,
acompañados de quatro guanas y de dos guaranís,
visitáron la tribu de los guanas, llamada
lajana, de seis mil y aun mas personas. Estos
dos misioneros fueron recibidos con señales
de regocijo : y Durán volvió prontamente á la
ciudad de la Asuncion del Paraguai, para comunicar
á su gobernador el estado de la nacion
guana, y pedirle ayuda para la reduccion
de ella. Le acompañáron quatro guanas hasta
el rio Paraguai, desde donde continuó el viage
con los dos guaranís ántes nombrados: mas
ántes que él pudiese volver á los guanas, le fué
intimada á 22 de Agosto de 1767 la expulsion
de los dominios españoles con todos los jesuitas.

Número de personas
en la nacion
guana.

Los guanas estan en siete poblaciones ó tribus :
la primera se llama Lajana : la segunda
Echoaladi : la tercera Neguecagatemi ; y las otras
quatro se llaman Eteraná ó Equiniquinao. El número
190de personas en estas tribus es de treinta
mil segun algunos ; y otros misioneros juzgan
que sean quarenta y cinco mil. En cada poblacion
hay un cacique ó superior. Entre los guanas
no se conocen el infanticidio, la poligamia,
ni la embriaguez, aunque esta es comunísima
en todas las naciones del Chaco. Cultivan la
tierra hombres y mugeres ; y los instrumentos
para cultivarla son de madera dura. Al rededor
de sus poblaciones hacen palizadas : tienen
quatro puertas en los ángulos de cada poblacion :
las cierran de noche, y en ellas hacen
centinela la noche. No tienen templos, ídolos,
ni religion alguna. Son amigos de los guaicurus,
á cuyos caciques hablan con respeto, llamándoles
en su lengua mi señor, mi amo. Los
caciques y capitanes de los guaicurus visitan muchas
veces á los guanas, los quales entónces les
regalan con frutos de su agricultura y con otros
géneros. Se cree que estos regalos sean señal de
algun vasallage.

Iolis concluye la relacion de los guanas con
un catálogo de las misiones que los jesuitas habian
fundado en el Gran Chaco desde el año
1735 hasta el de 1767. En este catálogo, que
en hoja separada añado, se notan las situaciones,
el año de fundacion de las misiones, y el
número de las personas que en estas habitan.

Lengua guachica.

Nombres de las
tribus guachicas.

36 La lengua guachica se habla por una nacion
del nombre de su idioma, la qual probablemente
por los primeros conquistadores del Perú
se conoció con el nombre de indios guatos.
Los jesuitas misioneros del Itatin (14) en el siglo
pasado procuráron la conversion de los guachicos,
mas sin efecto, por causa de las correrías
de los portugueses de San Pablo. Segun
191las noticias que han dado algunas tribus de los
guaicurus (31), con las que confinan por el nordest
los guachicos, la nacion de estos está di-
vidida en diversas tribus llamadas guachica, guachie,
guajie, guajinie y guaichaje, las quales
hablan un idioma diverso del mbaya, payagua,
guana, guaraní, y de otros conocidos. El nombre
guachico se usa por los mbayas ó guaicurus.
Los portugueses de Cuyaba (segun ellos
cuentan) tuviéron antiguamente amistad con los
guachicos, los quales, se dice, son enemigos irreconciliables
de los payaguas (34). Se conjetura
que la nacion llamada imare (10, XXXI) por
los portugueses, sea guachica.

Lenguas inemaga
y echibie.

37 De las lenguas inemaga y echibie, que
hablan dos naciones que tienen los nombres de
sus idiomas, nada se sabe sino lo que los mbayas
ó guaicurus dixéron al señor Sanchez, ántes
nombrado. Los mbayas pues, de cuya lengua
son los dos nombres de las dos naciones
dichas, dixéron que la lengua de esta era diversa
de la guachica ; mas porque ellos no sabian
esta lengua, su dicho no nos da fundamento
bastante para juzgar la diversidad de dichas
lenguas. Los mbayas decian tambien que
ellos en los tiempos pasados habian hecho correrías
por los paises de las naciones inemaga y
echibie, sus enemigas, que estaban establecidas
al oriente del rio Paraguai ácia Cuyaba ; y el
señor Camaño, consultado por mí sobre este punto,
me escribe diciendo que, segun su conjetura,
estas naciones eran tribus de los indios que
los portugueses llaman porrudos, y que dan su
nombre á un gran rio, el qual, despues de haber
recibido el de Cuyaba, desagua cerca del
grado 18 de latitud en el rio Paraguai.192

Catálogo (a) de las misiones de indios de Chaco, fundadas desde el años 1735 hasta el de 1767.

tableau nombres de las poblaciones | lenguas que se hablan | número de personas | número de christianos | latitud austral | longitud contada á 20 grados del meridiano de Paris al occidente | años de fundacion | misioneros en el 1767 | Diócesi, y gobierno de Paraguai | Diócesi, y gobierno de la Plata, ó de Buenos-ayres | Diócesi, y gobierno de Tucumán | Diócesi de Charcas. Gobierno de Chichas | Timbo, ó Rosario, y San Cárlos | Vírgen de Belen | San Juan Nepomuceno | San Xavier | San Pedro | San Gerónimo | S. Fernando, y S. Juan Regis | San Ignacio de Ledesma | San Esteban, ó Miraflores | S. Juan Bautista, ó Valbuena | Ntra. Señora del Buen Consejo, ú Ortega | Ntra. Señora de la Coluna, ó Macapillo | San Joseph, ó Petacas | Concepcion | Rosario de las Salinas | abipona | mbaya, ó guaicura | guana, ó chana | mocóbi | toba, y mataguaya | lula | isistiné, y toquistiné | omoampa | pasaina | vilela | chiriguana | algunos | todos | casi todos

(a) Véase la pag. 528 del ensayo de la historia del Chaco por Iolis, citada en el num. 15.

(b) Los indios, que no eran christianos, eran catecúmenos ó gentiles, que empezaban á avecindarse.

(c) Mision restabledida en el 1752, y fundada en el 1711.

(d) Mision en el 1765 mudada á mejor sitio.

(e) Iolis, autor de la historia del Chaco.

(f) Mision en el 1761 mudada á mejor sitio.

(g) Mision en el 1752 mudada á mejor sitio.insert

Lengua guañana
ó gualacha.

Paises de los guañanas.

38 La lengua guañana se habla por una nacion
del mismo nombre, que sin puesto fixo habita
en las selvas, que ácia el oriente del rio
Paraná hay entre este rio y el Urugai, al norte
de las misiones de los guaranís, con los que
trataba ; y por esto de los neófitos de estos y
de sus misioneros suele ser muy conocida. La
nacion guañana antiguamente se llamó gualacha ;
los gualachas, dice Techo (1)52, que tambien se
llaman guanianos, gente por lengua y costumbres
muy diferente de los guaranís, con quienes
estan en guerra, y extendida entre las tierras
llamadas del cacique Taiaoba, y los indios
de los rios Urugai é Iguazu hasta el mar en el
Brasil. Los jesuitas Antonio Ruiz y Francisco
Diaztaño, dice Techo, empezáron á tratar de la
conversion de los gualachas en 1628, y fundáron
dos pueblos llamados (2)53 Concepcion, y San
Pedro. Diaztaño escribió gramática de la lengua
gualacha, y doctrina christiana en esta. Esta
gramática, aumentada con vocabulario de la
dicha lengua, estaba el año 1767 en la mision
de los guaranís, llamada Candelaria (14). Las
poblaciones ó misiones de los gualachas pereciéron
poco tiempo despues de su fundacion en
un alboroto de ellos, por causa de una excursion
de la infamísima nacion, que los portugueses
llaman (3)54 de mamalucos. Los portugueses,
faltándoles mugeres europeas, se casáron con las
193del Brasil ; y sus descendientes, mezclados con
otras naciones bárbaras, han formado una raza
cruelísima, que ha destruido poblaciones y naciones
enteras. Techo citado dice, que de la
nacion tupinaca en trescientas poblaciones hay
treinta mil saeteros, y que en seis años de guerra
con los mamalucos pereciéron esta gente y sus
lugares, no quedando de estos sino reliquias de
su ruina ; y despues en el año 1689 devastáron
gran parte de la nacion tupigua.” Los tupinacos
y tupinaguos son naciones descendientes de
la tupí, que originariamente es guaraní (17).

En el presente siglo se han convertido no
pocos indios de la feroz nacion guañana ó gualacha,
y se han agregado á las misiones que
los jesuitas tenian de guaranís, como se lee
en el libro xxv de la historia del Paraguai de
Pedro Charlevoix, que traducida en latin, y
aumentada por el señor Don Domingo Muriel
(provincial de los jesuitas del Paraguai), se publicó
en Venecia el año 1779. Los dichos indios
convertidos hablaban ó aprendian la lengua guaraní,
por lo que en esta les instruian los misioneros ;
y no he hallado á ninguno de estos
que me dé noticia del carácter de la lengua
guañana, ni de los idiomas con que pueda tener
afinidad. El P. Cardiel, que sabia esta lengua,
y era amigo mio, ha muerto ántes que yo
tuviese la intencion de escribir esta obra ; por
lo que nunca le hablé de ella.

Lengua guayaquí.

39 De las lenguas guayakí, ó guayaquí, caaigua
y güenoa, que se hablan por tres naciones
diversas de los respectivos nombres de sus lenguas,
se tienen pocas noticias. La nacion guayakí
habita ácia el occidente del rio Paraná, en
las selvas que se extienden al norte de la poblacion
194llamada Jesus de las misiones de los guaranís.
En esta poblacion, segun me escribe el
señor Sanchez, ántes nombrado, quedáron algunos
manuscritos sobre la lengua guayaquí, que
sabian algunos jesuitas de los que han venido á
Europa en las presentes circunstancias. El señor
Camaño en una de sus cartas me habla sobre
el idioma guayakí en estos términos: “El
P. Joseph Cardiel, que v. ha conocido mucho,
antiguo y zelosísimo misionero, y autor de la
relacion De moribus guaraniorum, que el señor
Muriel ha puesto entre los documentos de la
historia del Paraguai, me aseguró que la lengua
guayakí era no poco diversa de la guañana,
de la guaraní, y de las otras que él sabia.
De este parecer es tambien el señor Don
Manuel Arnal, el qual en su mision, ó poblacion
llamada Jesús, tenia treinta indios guayakís,
que habia convertido. No falta misionero
que pretenda hacer dialecto de la guaraní á
la lengua guayakí ; mas esta pretension se funda
solamente en que algunos guayakís, por razon
de su comunicacion con aquellos guaranís,
que aun viven errantes por las selvas, entienden
el idioma guaraní. Algunos misioneros á los
guayakís dan el nombre de guañanas ó guayanas,
como lo dice el señor Muriel en el libro
xxv de la historia del Paraguai citada ; mas
yo dudo si este nombre se les puso por equivocacion,
ó quizá porque la nacion guayakí se
creyese ser una tribu de la guañana.”

Los guayakís estan
siempre en sitios
sombríos.

Los guayakís viven continuamente en las sombras
de las mas espesas selvas ; y por estar siempre
en estas, enferman, y suelen morir los que,
habiéndose convertido, habitan en sitios descubiertos ;
y por esto se han hecho no pocas tentativas
195para unir á los guayakís dentro de sus
selvas, y fundarles en ellas algunas poblaciones
de casas dispersas. Los caaiguás, fuera de la
gran sombra de las espesas selvas en que estan
siempre, se hallan tan mal como los peces
fuera del agua.

Lengua caaiguá.

La lengua caaiguá, que se habla por una
nacion del mismo nombre, establecida al oriente
del rio Uruguai, ácia su nacimiento, y al norte,
es idioma particular, de pronunciacion áspera
y dificil, como bien observó (1)55 Techo citado
(38), que de la lengua caaiguá habla así :
“Los caaiguás usan lengua propia, dificil de entender :
pues quando pronuncian sus palabras,
no parecen hablar, sino dar silvidos, ó formar
acentos confusos en su garganta. Los caaiguás
cogidos ó presos, no suelen hablar nada quando
estan fuera de su nacion, por mas que les
atormenten : por lo que pocos son los misioneros
que han podido escribir palabras caaiguás.”
Es guaraní el nombre caaiguá, que significa silvestre ;
y porque los guaranís convertidos y civilizados
suelen dar el nombre caaiguá á algunas
tribus de guaranís errantes por las selvas,
algunos autores han creido que la lengua
caaiguá sea dialecto guaraní ; y han confundido
los verdaderos caaiguás con las tribus silvestres
de los guaranís.

Lengua güenoa.

La lengua güenoa se habla por una nacion
del mismo nombre, que vive errante por los
campos y bosques que estan al oriente del rio
Uruguai, y al sur de las misiones de los guaranís.
En 1628, como dice Techo citado, se
196convirtiéron algunos güenoas, de los que al último
del siglo pasado se fundó una mision, que
duró poco. En este siglo se han convertido algunos
güenoas, que los jesuitas incorporáron en
su mision de guaranís. El señor Sanchez citado
me escribe, que en la mision guaraní de San
Francisco de Borja quedáron el año 1767 algunos
manuscritos en lengua güenoa para utilidad
de los misioneros : y el señor Camaño me ha
enviado un brevísimo catecismo en dicha lengua ;
y habiendo yo observado atentamente sus
palabras, no he hallado ninguna que tenga afinidad
con las de los idiomas paraguayos, de que
tengo gramáticas y vocabularios.

Dialectos de la
lengua güenoa
son los lenguages
Yaro.
Minuane.
Bohane, y
Charrua.

Bárbara costumbre
de los yaros
y charruas.

Los indios llamados yaros son tribu de la
nacion Güenoa, y se cree que tambien lo sean
las naciones de los minuanes, bohanes y charruas,
las quales viven errantes por gran espacio
entre los rios Uruguai y Paraná. Los minuanes
y los charruas tienen lengua algo diferente
de la que hablan las tribus de la nacion
güenoa. Techo citado (38) en el capítulo VII del
libro VII de su historia del Paraguai, habla de
los yaros y charruas como de tribus de nacion
barbarísima : pues entre otras costumbres bárbaras
tenian la de cortarse un dedo en la muerte
de algun pariente : por lo que á algunos de
estos indios faltaban todos los dedos de las manos.

El jesuita Chome,
insigne misionero,
y lenguaraz.

40 En la relacion que he hecho de las lenguas
del Paraguai, y principalmente de las del
Brasil, el lector habrá notado escasez de noticias
para conocer el carácter de los idiomas, y
la diversidad ó afinidad de los que la tengan.
Confieso hallarse esta escasez á despecho de las
diligencias que he practicado, consultando á muchos
misioneros, y procurando lograr manuscritos
197de muchas lenguas americanas, para cotejar
sus palabras y artificio gramatical, é inferir
del cotejo su respectiva afinidad ó diversidad.
Me he valido tambien de noticias manuscritas
y vocales de misioneros que tenian conocimiento
de muchas lenguas, y habian con curiosidad
procurado investigar en América el número de
las matrices y dialectos. Entre estos misioneros
debo nombrar primeramente al P. Ignacio Chome,
varon insigne en piedad é instruccion científica,
y de don singular para las lenguas ; pues
no solamente sabia todas las europeas civiles, como
la española, francesa, alemana, inglesa, italiana
é ilírica, mas tambien la china, dos africanas,
y quatro americanas, que eran la guaraní
(16), la chiquita (20), la zamuca (22), y
la quechua ó peruana (62) : y de las lenguas chiquita
y zamuca escribió gramática y vocabulario,
y á ellas traduxo algunas oraciones piadosas.
Este gran varon reconoció en el Paraguai
no pocas lenguas matrices, y creyó serlo tambien
algunos idiomas de las naciones mezcladas
con la chiquita (21).

Lenguas matrices :
Puelche.
Guaraní.
Chiquita.
Zamuca.

Mataguaya.
Lule.
Vilela.
Malbalae.
Lenguas.

El señor Camaño (á quien muchas veces he
citado), ademas de las lenguas europeas española,
francesa é italiana, y la latina y griega,
sabe perfectamente la quechua y la chiquita, y
entiende otras del Paraguai. Conviene con Chome
en juzgar que sean matrices algunas lenguas
de las naciones mezcladas en las diez poblaciones
de los chiquitos : y no le parece inverosimil
que seis, á lo ménos, sean las matrices de
dichas lenguas ; y que en los paises de los chiquitos
y de los guaranís, haya y se puedan llamar
matrices los diez idiomas siguientes : puelche
(9), guaraní (14), chiquita (20), zamuca (22),
198mataguaya (23), lule (24), vilela (25), malbalae (26),
toba (27) y lenguas (32). Ademas de
estas lenguas matrices habrá otras que lo sean, mas
ya unos misioneros señalan unas lenguas, y otros
señalan otras diferentes; por lo que no siendo conforme
la opinion de todos ellos,no las nombro aquí.

Lenguas diversas
en el Marañon.

Doctrina christiana
en diez y
ocho lenguas de
naciones del Marañon,
y de sus
cercanías.

En las naciones establecidas cerca del rio Marañon
hay no menor número de lenguas, que en
las Paraguayas : el P. Tré, que entendia varios
idiomas de aquellas, y las visitó, dice (1)56 así en
carta escrita desde Cuenca de América en el año
1731 : “Llegué el año 1706, y mi primer cuidado
fué el de aprender la lengua de los ingas (ó
la quechua 62), que es la general entre todas estas
naciones. Aunque esta lengua sea comun á todos
los pueblos que estan en las riveras de este gran
rio (Marañon), que otros llaman de las Amazonas ;
no obstante la mayor parte de estas naciones
tiene sus lenguas particulares, y en cada nacion
solamente hay algunos que entiendan y hablen
la lengua dominante, ó la de los ingas. Luego
que empecé á entender y hablar el idioma
inga, se me encargó el cuidado de cinco naciones
poco lejanas entre sí, que son las de los chayabitas (2)57,
de los cavapanas (3)58, de los paranapuras,
de los muniches (4)59 y de los otanaves.
199Estas naciones viven á lo largo del rio Guallaga
cerca del sitio en que desagua en el Marañon.
Despues de haber estado siete años con gran consuelo
en los pueblos de estas naciones… fui nombrado
visitador de todas las misiones, que se extienden
por mas de mil leguas en las dos riveras
del Marañon, y en las de los rios que por el norte
y el sur desaguan en él. No me era posible
aprender todas las lenguas de estas diversas naciones :
porque estas lenguas tienen entre sí tan
poca afinidad, como la francesa y la alemana. La
resolucion que tomé para no ser totalmente inútil
á la mayor parte de estos pueblos, fué la de
acudir á los que sabian sus idiomas y el de inga,
y con su ayuda traduxe en diez y ocho lenguas
con preguntas y respuestas la doctrina christiana,
y todo lo que se debe enseñar á los neófitos,
&c.”

Aritmética limitadísima
de los
indios del Marañon.

El P. Tré insinúa despues el embarazo y dificultad
que se halla en conseguir que los indios
de las dichas naciones se supieran explicar en la
confesion ; y añade diciendo : “Otro embarazo
hay, quando se les pregunta, ó se quiere saber
el número de los pecados en una misma materia.
Estos indios son tan toscos, que no saben hacer
la cuenta mas pequeña. Los mas hábiles entre
ellos no cuentan sino hasta cinco ; y muchos cuentan
dos solamente : y si quieren decir tres, quatro,
cinco, dicen entónces dos y uno, dos y dos :
dos veces dos y uno : ó para decir cinco, muestran
los cinco dedos de la mano derecha ; y si
es necesario contar hasta diez, muestran despues
los dedos de la mano izquierda. Si el número pasa
de diez, se sientan ellos en tierra, y muestran
sucesivamente los dedos de cada pie hasta
contar veinte. Por ser poco decente en el tribunal
200de la penitencia este modo de contar, el confesor
debe armarse de paciencia.” Hasta aquí el
P. Tré: y lo que este y otros autores dicen sobre
la aritmética limitadísima de algunas naciones
bárbaras de América, falsa é injustamente
han atribuido varios escritores á todas las naciones
americanas, de las que algunas cuentan no
ménos perfectamente, que las mas sabias de Europa
y Asia, como demuestro en mi aritmética
de las naciones, en la que pongo sus nombres
numerales.

Capitulo III.
Lenguas que se hablan en los paises americanos
llamados Tierra-firme, y principalmente por
las naciones establecidas en las riberas de los
rios Apure, Meta, Casanare, Orinoco y Magdalena,
y por otras naciones del nuevo reyno
de Granada. Se da noticia del idioma de las
Islas antillas.

41 En la enumeracion que de las lenguas americanas
que he hecho hasta aquí, he observado primeramente
los idiomas conocidos, que se hablan
desde la extremidad austral de América hasta el
Paraguai y el Chile, y despues saltando desde
este la gran cordillera Ande, que atraviesa toda
la América de uno á otro polo, he recorrido la
gran extension que ocupan las naciones paraguaya
y brasiliana, desde las quales paso ahora á
observar los idiomas de las que habitan en los
paises llamados de Tierra-firme, y en los circunvecinos
á esta. En la relacion que despues (78) se
hará de las lenguas del reyno de Quito, se dará
noticia de las que se hablan por las naciones establecidas
201en las riveras del Marañon, y de los
rios colaterales que en él desaguan.

42 En las riveras del Orinoco, que es uno
de los mayores rios del mundo, y de los rios
que en él desaguan, estan establecidas naciones
que hablan dialectos de las principales lenguas
matrices que se conocen en Tierra-firme ; y porque
de los idiomas de las dichas naciones del Orinoco
y de sus rios colaterales, tengo noticias mas
individuales y ciertas, que de las demas naciones
de Tierra-firme, empezaré la presente relacion
de los idiomas por las que se hablan en las
provincias ó páises del Orinoco, y me valdré principalmente
de la excelente historia que ha publicado
el esclarecido señor Abate Don Felipe Gilij,
que ha sido misionero de algunas naciones del
Orinoco. No contento yo con haber observado
todo lo que en dicha historia se dice sobre las
lenguas, y que justamente ha merecido el aplauso
universal de los literatos, al señor Gilij, que
freqüentemente me honra con sus cartas, pedi
que me favoreciese con nuevas noticias, que pudieran
ilustrar este catálogo sobre las lenguas, y
me declarara algunas dudas que yo tenia sobre
los idiomas de las naciones del Orinoco. El señor
Gilij correspondió prontamente á mi deseo y
peticion ; y en carta con fecha de 25 de Marzo
de 1784 desde esta ciudad de Roma, de la que
yo en dicho año estaba ausente, me escribió en
los siguientes términos.

43 “Aunque la continuacion de mi obra, y la
atencion y tiempo que debo emplear para su impresion
actual, me dexan poco tiempo libre para
salir de casa, no obstante he procurado hacer
prontamente en el colegio de Propaganda, y
en otros colegios y sitios todas las diligencias posibles
202para hacer la provision que v. desea de
gramáticas ; mas en vano he hecho mis diligencias,
porque en esta ciudad, que es universidad
de lenguas, se desconocen totalmente las que
para v. son al presente las mas necesarias. Envio
á v. solamente las noticias, que entre los exjesuitas
españoles he hallado, con índices pequeños
de palabras de las lenguas cayubaba, mobimah,
sapibocona é itonama (68). Estos índices,
y otras noticias, que se contienen en los papeles
que en esta carta incluyo, habia yo determinado
imprimir con la gramática jarura de nuestro
comun amigo el señor Don Joseph Forneri
en un apéndice al tomo IV de mi obra : mas con
placer abandono mi intencion y empeño, sabiendo
que v. piensa publicarla en su vasta obra
de las lenguas.

44 He revisto atentamente lo que en el libro
ni del tomo iii de mi obra he publicado sobre
las lenguas de las naciones del Orinoco, y
de sus rios colaterales, y segun las noticias, que
despues de la publicacion del dicho libro he tenido,
debo decir á v. que á la lengua caribe,
ademas de los dialectos que yo le pongo, es necesario
añadir otros descubiertos al sur del Orinoco,
despues que de este yo partí el año 1767.
Hallará v. estos nuevos dialectos en el §. IX del
apéndice que añadí al tomo i.° de mi obra, y
para que v. los conozca, le advierto, que todos
los nombres de las naciones acabados en oto ó
en otos,son de naciones caribes. Los carinacos me
parecen descendientes de los caribes, como tambien
los guayuncomos. De los idiomas de las naciones
nuevamente descubiertas despues del año
1767, no puedo dar noticia ; mas estoy persuadido
á que de estas naciones la lengua mas comun
203sea la caribe, ó algun dialecto de esta. Los
guarainos, de los que algunos se han convertido
por los PP. capuchinos, son nacion del Orinoco :
yo les oí hablar en América, y me pareció
que su lengua no tenia afinidad con las demas
lenguas conocidas del Orinoco ; por lo que
conjeturo, que sea matriz ó dialecto de algun
idioma diverso de los que se hablan por las demas
naciones conocidas en el Orinoco.” Hasta
aquí la carta del señor Gilij.

45 Valiéndome de esta carta, y de las noticias
que sobre las lenguas da el señor Gilij en su
obra intitulada Ensayo (1)60 de historia americana,
he formado la relacion, que inmediatamente
haré de los idiomas que se hablan por las naciones
del Orinoco. He formado esta relacion, siguiendo
el órden con que el señor Gilij en el
citado capítulo XII del libro III de su tomo III trata
de las lenguas del Orinoco, y en sus respectivos
lugares añadiré las noticias, que he logrado
de otros misioneros del Orinoco para ilustrar
dicha relacion.

Lengua caribe

46 La lengua caribe es la mas universal en las
naciones de Tierra-firme, y fué idioma de los indios
que poblaban las islas Antillas. No pocos
dialectos de esta lengua se hallan en las naciones
del Orinoco, y de los rios que en este desaguan,
como se infiere del siguiente catálogo,
que he formado con las noticias que me ha dado
el señor Gilij, y he leido en su obra, en la
que los nombres de las lenguas se escriben con
las letras, que segun la escritura italiana, corresponden
á la pronunciacion de ellos en español ;
204mas yo los pondré como se lee en las obras de
los autores españoles.

Veinte y cinco
dialectos caribes.

Dialectos caribes.

1 Akerecoto. 2 Akiricoto. 3 Areveriano. 4 Arinacoto. 5 Avaricoto. 6 Cumanacoto. 7 Guakirié. 8 Guaikirié. 9 Guañero.
10 Kirikiripo. 11 Macuroto. 12 Makiritari. 13 Mapoye. 14 Nauon, Llamada de mugeres. 15 Oye. 16 Palenke. 17 Pareko.
18 Pariacoto. 19 Paudacoto. 20 Payure. 21 Tamanaco. 22 Uara-Múcuru. 23 Uaraca-Pachili. 24 Uarinacoto. 25 Uokeari

Las naciones Tamanaca, Maipure y otras del
Orinoco usan con poca diferencia todos los nombres
puestos de los dialectos caribes, exceptuados
los nombres de los dialectos de los números
7, 8, 9, 13, 14, á los quales dan los nombres
siguientes : uakiri, uakirié, uaneri, mapoi y
aikeam-benano. Los maipures á la nacion Caribe
llaman caripuna ; los otomácos la llaman caripina :
y los caribes suelen decir carina. El nombre
del dialecto del número 22 significa hermana
del oso
: y el nombre del dialecto del número
23 significa hermana de la palma.

Lenguas.
Cuoca.
Paria.
Guarauna, y
Chaima :
son dialectos caribes.

Las veinte y cinco lenguas ántes puestas, me
escribe el señor Gilij, son dialectos caribes, y
yo sé que con poca diversidad se hablan otros
dialectos caribes en la costa de Paria, en las vecindades
de Caracas, y quizá tambien en otras
partes.” Efectivamente parece que sean dialectos
caribes las lenguas de casi todas las naciones, que
los PP. capuchinos y observantes tienen en la
provincia de Cumaná. He aquí algunas noticias
205sacadas de un manuscrito exîstente en poder de
Fr. Clemente Armilla, Ex-definidor general de
los PP. capuchinos. El manuscrito se intitula así :
“Relacion de las conversiones de capuchinos aragoneses
en la provincia de Cumaná… fecha
en el real hospicio de Caripe en 8 dias de Junio
del año 1780.” Segun esta relacion Caripe
es la capital de las misiones que en el año 1650
se fundáron por Fr. Francisco de Pamplona (llamado
Don Tiburcio Redin ántes de ser religioso),
y en el año 1780 tenian doce poblaciones,
en que habia doce mil y trece personas. Estas
eran de las naciones CuocaQuoca), Paria,
Guarauna, y principalmente Chaima, y de algunos
caribes. La lengua general de la nacion
parece ser la chaima ; pues en esta el capuchino
Fr. Juan del Pobo compuso una instruccion
para los confesores, y Fr. Francisco Tauste hizo
un vocabulario que se ha impreso. Es verosimil
que las dichas lenguas sean dialectos caribes,
pues caribe es la lengua dominante en la
provincia Cumaná, cuya ciudad capital del mismo
nombre está casi á diez grados y medio de
latitud boreal. La lengua guarauna probablemente
es la misma que hablan los guaraunos del Orinoco (51).

Lengua cumanacota
es dialecto
caribe.

De las misiones de los PP. observantes da noticia
el P. Caulin observante en su historia corográfica,
natural y evangélica de la Nueva Andalucía,
provincias de Cumaná, Guayana, y vertientes
del rio Orinoco, que se publicó el año
1779, y que no he logrado ver. En las dichas
misiones, en que los PP. observantes entráron el
año 1656, hay algunas poblaciones en poder de
los misioneros ; y otras, ya civilizadas y convertidas
por los dichos religiosos,estan en poder de eclesiásticos.
206Las poblaciones de estos, y las de los misioneros
religiosos son treinta, en que hay casi doce
mil personas. Entre estas misiones estan Pirutú
y Guere, que ántes pertenecian á los capuchinos :
y Piritú, en que el P. Caulin ha estado
de misionero, es la capital de todas ellas. El
P. Ruiz Blanco entre los años 1683 y 1690 imprimió
tres tomos, de los que el primero contenia
principios y reglas de la lengua cumanacota,
con un vocabulario de esta : el segundo contenia
advertencias y anotaciones á la gramática
cumanacota ; y en el tercero se contenian la doctrina
christiana en cumanaco, y un tesoro ó índice
de sus nombres y verbos. Parece que en
dichas misiones se hablen dos lenguas, una llamada
caribe, y otra llamada cumanocota, que
es la mas general, y dialecto caribe.

Lenguas.
Guama.
Cuaca.
Guanera.

En los grandes territorios de Caracas y Maracaibo
que pertenecen á la provincia de Venezuela,
se hablan diversos dialectos de la lengua
caribe. En la jurisdiccion de Caracas estan Vitoria,
Turmero, Sombrero, y algunas otras poblaciones
de indios, que se pueden llamar antiguas.
Las modernas, en que estan las poblaciones
Tinaco, Iguana, y algunas otras, pertenecen
á las misiones de los capuchinos de Andalucía,
que en ellas tienen guamos (56), cuacas ó quaquas
y guaneros. Se cree que sea dialecto caribe
la lengua de estas naciones, como tambien
la general de los indios de Caracas. Con los salivas,
cuya lengua ciertamente no es dialecto
caribe, se ha encontrado una tribu ó nacion de
Cuacas (48), cuya lengua se juzga ser dialecto
de la saliva, porque quizá de esta haya tomado
muchas palabras. Ácia el rio Casanare hay
una nacion Guanera (53), cuya lengua se cree
ser dialecto caribe.207

Lengua achagua.

Lenguas.
Guagira.
Cocina.

En la jurisdiccion de Barinas del gobierno de
Maracaibo hay achaguas (48) y cuacuaras, é
indios de otras naciones en las misiones de los
PP. dominicos. La lengua achagua es dialecto de
la maipure, que se habla por algunas tribus (48)
pertenecientes á las misiones de los jesuitas en
el Orinoco, hasta cuyas riberas se extienden los
indios gentiles de la jurisdiccion de Barinas. En
la jurisdiccion de Maracaibo estan Capacho, Timotes,
Bayladores, y otras poblaciones antiguas
de indios, entre las que se nombran con particularidad
Lagunillas, Misoá, Moporó y Tomoporó,
situadas dentro del gran lago de Maracaibo,
el qual por razon de los lugares en él
fabricados, como en la ciudad de Venecia, dió
á la provincia el nombre de Venezuela. Cerca del
dicho lago estan los indios jaquetes ó xaquetes
cuya lengua probablemente será dialecto caribe.
Hay tambien en la jurisdiccion de Maracaibo
guagiros (de los que algunos se han agregado
á las misiones de los capuchinos), y cocinas que
viven errantes por las selvas, y se dexan ver pacíficamente
en las poblaciones de Maracaibo. En
una lengua de tierra, que se extiende por cincuenta
leguas, y entra en el mar, está establecida
una nacion bárbara y cruel hasta ahora desconocida,
que confina con los guagiros. La lengua
de estas tres naciones se cree dialecto caribe.

47 A las noticias que he dado sobre la variedad
de dialectos caribes que se hablan en el nuevo
reyno de Granada, añado las que da el mas
erudíto geógrafo que se conoce entre los modernos.
Este es Busching, que en el tomo XXI de
su geografia de la edicion italiana pone en el
§. X de su introduccion á la América los siguientes
208dialectos caribes, que se hablan en Tierra-firme.

Veinte y nueve
dialectos caribes.

Dialectos caribes.

1 Araco. 2 Aravari. 3 Arenquepono. 4 Aricari. 5 Arvaco. 6 Avakiari. 7 Avaravaño. 8 Calibo ó caribo. 9 Canga. 10 Catapaturo.
11 Cateco. 12 Catsipagoto. 13 Eparagoto. 14 Epuremeo. 15 Evaiponomo. 16 Gotoguanchano. 17 Gujano. 18 Mayo. 19 Maranshuaco. 20 Macaono.
21 Mukikero. 22 Muraco. 23 Paragoto. 24 Salmano. 25 Samagoto. 26 Shebago. 27 Taoyo. 28 Vazevaco. 29 Urabo.

Lengua aruaca es
dialecto caribe.

Ignoro si los indios que Busching llama aracos,
son los que hallo nombrarse aruacas en las
noticias que me han dado algunos ex-jesuitas misioneros
del Nuevo-reyno de Granada. Estos aruacas
forman una nacion grande, que está entre la
boca oriental del rio Orinoco (á 318 grados de
longitud), y el rio Surinam (á 323 grados). Coleti
que ha estado en el dicho Nuevo-reyno de
Granada, en el artículo aruacas de su diccionario
de América (59), dice : “Los aruacas descienden
de nacion caribe bárbara, y son amigos
y confederados de los holandeses de Berbis,
Essequebe y Surinam. El dicho Coleti, hablando
de las islas Antillas, llamadas tambien Antillas
menores, Camarcanas é islas de Barlovento, dice,
que sus antiguos pobladores eran caribes,
los quales al presente existen retirados en las islas
Becoya, Dominica y San Vicente. Convienen
los autores en que era caribe la lengua que
se hablaba en todas las islas Antillas ; mas discuerdan
sobre el pais de donde saliéron los primeros
caribes que las pobláron ; y sobre esta du
209da, de que no traté en la edicion italiana de esta
obra, expondré las siguientes observaciones, en
gran parte sacadas de la historia que Rochefort
escribió de las Antillas.

Caribes que habia
en el siglo pasado.

Este autor, que dedicó su obra á Beveren, gobernador
de la isla de Tabago (llamada tambien
Nueva Oualcre ó Walchre), perteneciente á los
holandeses, dice : Los (1)61 indios originarios ó naturales
de las islas Antillas (de las que las principales
son veinte y ocho) se han reducido á las
islas de Santo Domingo y de San Vicente. Esta
es (2) 62la mas poblada de caribes. En la Martinica (3)63
habia indios ; y una colonia de estos que
habia en la isla de San Christobal, fué llevada á
la Martinica el año 1635. En Santo (4)64 Domingo
hay muchos indios con su cacique. Hay tambien
caribes en la isla de Guadalupe, que sus naturales
llaman carucueira.

Nombre propio
de los caribes.

A los primeros (5)65 habitadores de las islas
Antillas llamamos cannibales, antropofagos y caribes.
Se dice que los españoles hayan puesto el
nombre de caribes, como tambien á los indios
de Tierra-firme, llamados caribes. Lo cierto es,
que los indios solamente en la embriaguez se llaman
caraibe : y fuera de ella se llaman calinago
los hombres, y las mugeres se llaman caliponan :
y estos mismos nombres usan los indios de Tierra-firme.
Los indios isleños entre sí se llaman tambien
cubao-bonon (6)66 (de-islas-habitantes) : y los de
210Tierra-firme entre sí se llaman baloue-bonon (de
tierra-firme-habitantes) : estos son los que habitan
en la Cayena y en Berbice.

Los caribes descendientes
de los
calibitos.

De-Rochefort á las noticias expuestas añade
las siguientes : “El nombre (1)67 caraibe se usa por
los del Brasil : en la América meridional hay indios
llamados caraibes : y los caribes, aun quando
no estan embriagados, se llaman caraibes.
Ellos dicen que descienden de los gaibos ó calibitos,
sus aliados y amigos en Tierra-firme de la
América meridional, los quales estan vecinos á
los arouagues ó alouagues establecidos en la provincia
de la Cayena, ó en la costa selvage. Los
que aprueban esta opinion, la fundan en la semejanza
que estos indios tienen en lengua, religion
y costumbres : mas esta semejanza puede haber
provenido de la amistad y cercanía de los caribes
y calibitos.

Los calibes súbditos
de los arouagues.

Los indios de la isla de San Vicente, y de
otras islas, dixéron á Du-Montel (como se lee
en sus memorias), que todos los caribes estaban
antiguamente baxo del dominio de los arouagues, y
que parte de ellos, no pudiendo sufrir el yugo del
cacique de estos, se rebeláron, y retiráron á las
islas Antillas, esto es, se fuéron primeramente á
la de Tabago, una de las islas mas vecinas á Tierra-firme.
Añadiéron que los calibitos se rebeláron
despues contra dicha nacion de los arouagues, eligiéron
su cacique, y fuéron amigos de ellos, y
enemigos de los arouagues.

Lengua particular
de las mugeres
de los caribes.

Los isleños de Santo Domingo dicen que sus
antenados, unidos con los calibitos, saliéron de
Tierra-firme para hacer guerra á los arouagues,
que estaban en las islas : y que los caribes matáron
211á todos los hombres arouagues, y quedáron
allí con las mugeres de estos : y por esto las
mugeres de las islas Antillas hablan una lengua,
que en muchas palabras se diferencia de la de
los hombres, y en alguna cosa se asemeja á la
de los arouagues de Tierra-firme.

Segun estas relaciones, los caribes de las Antillas
provienen de Tierra-firme de América, en
donde ciertamente hay no pocas naciones, que
usan lenguas algo semejantes á la caribe. Puede
haber sucedido, que algunas de dichas naciones
hayan mezclado sus idiomas primitivos con el de
los caribes, ó que estos hayan mezclado el suyo
con el de los arouagues, á que estuviéron sujetos ;
y que por razon de esta mezcla no se distingan
bien los idiomas primitivos. Del idioma tamanaco,
que se cuenta (46) entre los dialectos caribes,
he cotejado muchas palabras con la lengua caribe,
que se hablaba en las Antillas, y he hallado
tanta diferencia, que me inclino á juzgar, que
los tamanacos no descienden de caribes.

Los caribes descendientes
de la
Florida.

Nombre antiguo
de la Florida.

Los caribes descienden
de los
apalachinos, que
son los cafachites.

El inglés Bristok juzga, que los caribes de
Tierra-firme y de las Antillas, provienen de los
caribes que hay en la Florida. En el ensayo cronológico,
que para la historia de esta desde el
año de 1512, en que la descubrió Juan Ponce
de Leon, hasta el de 1722, escribió el docto
Cárdenas, se lee (1)68, que entre el Nuevo México
y Panzacola (2)69 hay muchas naciones bárbaras de
212caribes que impiden la comunicacion. Cárdenas
en la introduccion á dicha obra, dice : “El nombre
de esta region (la Florida) fué Cautia, tierra
famosa entre los indios circunvecinos, que
segun la opinion mas cierta, viniéron de ella á
poblar las islas de la Española, Cuba, San Juan
de Boriquen
, Jamayca y otras, y volviéron á
ella los de la isla de Cuba, ántes que los españoles
dominasen esta isla, á buscar un rio ó
fuente que decian remozaba. Asentáron un pueblo
en la Florida, cuya generacion aun dura. Los
demas indios comarcanos registráron gran parte
de ella, bañándose en todos los rios y arroyos,
y aun en las lagunas y pantanos, para experimentar
la apetecida virtud tan creida, como incierta.”
Hasta aquí Cárdenas, con cuya opinion
conviene la citada relacion de Bristok (1)70, el qual,
habiendo visitado las islas Antillas, la Virginia,
la Florida, &c. dice, que los caribes descienden
de los apalachinos de la Florida, que se llaman
cafachites en la Florida. Los apalachinos,
continúa diciendo, habitan el pais Apalache entre
33 y 37 grados de latitud. El rio, que los
españoles llaman del Espíritu-Santo, y por los
apalachinos se llama Hitanachi, que significa
hermoso, agradable, nace en las montañas de
Apalache (en donde estan los apalachinos), y
desagua en el mar cerca de la isla de Tabago.

Los apalachinos
aliados de los mexicanos.

Los caribes sujetos
á los apalachinos.

Caribes rebeldes
á los apalachinos.

Los apalachinos (2)71, dicen, que antiguamente
tenian colonias en el pais de México, y muestran
el camino por donde sus tropas fuéron ; y
213que los mexicanos les diéron el nombre de nacuiti,
que significa montañes. Dicen tambien, que
se uniéron con los mexicanos en matrimonio, y
que no conservaban sino pocas palabras de su
lengua. En este tiempo los cafachites quisiéron
hacer guerra á los apalachinos ; mas se uniéron
con estos, y aceptáron sus leyes, la obediencia
á su rey, y su religion de adorar al sol. Caraibe
en lengua apalachina significa gente añadida.
La nacion Caribe creció, y quiso sacudir
el yugo y la religion de los apalachinos : el contraste
duró un siglo, y los caribes tomáron el
pais llamado Matique, de cuyas montañas baxa
el rio Mai, que los apalachinos llaman Basainim,
rio delicioso, ó abundante de peces. Los
caribes no tenian religion, mas solamente un
espíritu maligno, que llamaban, mabouya. Hubo
guerras y contrastes entre los caribes y los apalachinos
por muchos años : la nacion Caribe se
dividió en partes : una de estas se unió con los
apalachinos, con los que hizo guerra á la otra
parte de caribes, la qual echada fuera pasó á las
islas Antillas. La parte de los caribes que quedó
unida con los apalachinos, hasta ahora se mantiene
unida y mezclada ; y aunque hacen una
misma nacion, usan algunas veces el nombre de
caraibes, y conservan algunas palabras, que se
usan por los caribes de las islas Antillas. Por
exemplo : buottou, maza : taumalí, guisado: banaré,
amigo familiar : etotou, enemigo : allouha,
arco : allouani, flechas : taonabo, lago,
estanque : mabouya, espíritu maligno : akarnboue,
alma humana. Tambien conservan innumerables
palabras de cosas curiosas y raras, las quales
palabras son comunes á los caribes de las
Antillas…214

Pueblan algunas
islas Antillas.

Y se extienden
por Tierra-firme.

Los caribes (1)72, que se habian separado de los
apalachinos y de los otros caribes, se fuéron á
paises vecinos al mar, y fuéron bien recibidos
por otra nacion marítima ; mas se hallaban poco
contentos con el nuevo pais : y en este tiempo
por naufragio arribáron dos barcas, que ellos
llaman cano ó pirague, de doce hombres de Cigateo,
una de las islas Lucayas, los quales convidáron
á los caribes para que fueran á estas islas
por ser excelentes sus paises. Los caribes, habiendo
hurtado las barcas á la nacion que los habia
recibido, fuéron á Cigateo, en donde fuéron
bien acogidos, y despues pasáron á la isla
mas cercana y desierta, que ellos llaman Ayai,
y hoy se llama Santa Cruz. En esta isla fué el
primer establecimiento de los caribes, los quales
multiplicándose se extendiéron por las islas Antillas,
y despues pasáron á Tierra-firme de la
América meridional, en donde hay numerosas
naciones y colonias que han resistido á las naciones
de los indios yaos, sappayos, paragotis,
aroucas ó arouagues, que habitan en la isla de
la Trinidad y en las provincias del Orinoco. Estos
caribes de Tierra-firme subsisten, florecen,
y tienen correspondencia con los caribes de las
Antillas, los quales una ó dos veces cada año
suelen ir á Tierra-firme para ayudar á sus compañeros,
esto es, á los calibitos contra los arouages
sus enemigos, y contra otras naciones.

Naciones diversas
de caribes en
Tierra-firme.

Las relaciones (2)73 de los que se han internado
en el Orinoco hasta el grado 8 y 50 minutos
de latitud boreal, dicen, que en lo interior
de los paises del Orinoco á gran distancia hay
215caribes, los que quizá pasáron desde la isla de
Tabago, que de las islas Antillas es la mas cercana
al continente. Las relaciones de los holandeses,
dicen, que á 7 grados de latitud boreal
en el famoso rio Essequebe estan primeramente
los arouagues, y despues los caribes : que estan
en continua guerra ; y que los caribes se extienden
hasta el nacimiento del dicho rio…

Los viajadores (1)74 dicen, que á 6 grados de
latitud boreal, en donde se halla el rio Sarname
ó Suriname, desagua en este el rio Ikouteca, y
en las riberas de este hay muchas poblaciones de
caribes… Tambien hay una gran nacion de estos
en Tierra-firme á 5 y á 6 grados de latitud
boreal en las riberas del rio Marouine, que dista
18 leguas del rio Suriname. Se dice, que en
el rio Marouine se extienden por doscientas leguas
los caribes, que son mas altos que los de
las Antillas. El rio Marouine desagua á 5 grados
y 45 minutos de latitud boreal, y corre por
un espacio que se viaja en veinte dias, y en todo
este espacio se ven poblaciones semejantes á
las que tienen los caribes de las Antillas. Las relaciones
de los holandeses dicen, que en las riberas
del rio de la Cayena hay caribes. Estos
pudiéron haber pasado al Brasil, en donde se
halla una nacion fuerte llamada Caribe, y temida
de las otras naciones. Juan Lery habla de
estos caribes…

No se sabe (2)75 quando desde la Florida pasáron
los caribes á las Antillas ; mas los apalachinos
cuentan su pasage con varias circunstancias
de él : por lo que puede ser, que haya cinco ó
216seis siglos que (1)76 pasáron.” Hasta aquí las noticias
que da Bristok sobre el orígen de los caribes,
las quales convienen con la opinion, que
Cárdenas llamo mas cierta, y que no juzgo inverosimil.

La mayor prueba de dicha opinion se tendrá,
quando se logre cotejar los idiomas de los
caribes de la Florida, de las islas Antillas, y de
Tierra-firme de América. Bristok dice, que era
caribe la nacion cofachite, que se mantuvo unida
con los apalachinos, y que debe ser la que
el Inca Garcilaso de la Vega llama Cofachiqui,
describiendo el viage de Hernando Soto con su
exército por la Florida. Dice, que este pasó sucesivamente
por las provincias de Apalache, Altapaha,
Achalaque, Cofa, Cofaqui, Cofachiqui,
Guahule ó Guajule, Coza, &c. ; y á la
nacion Cofachiqui describe rica, y enemiga de la
Cofaqui ; mas su lengua debia tener afinidad con
la de Apalache, pues dice (2)77, que á los indios
cofachiquis habláron Pedro, indio apalache, y
Juan Ortiz, que hacia de intérprete, porque habia
estado esclavo en la provincia Hirrihigua.
Bristok supone, que los cofachites hablaban la
lengua apalachina, y conservaban muchas palabras
de la caribe. Puede ser que esta lengua se
conserve pura en las naciones caribes que hay
entre Panzacola y el Nuevo México. Si se llega
á descubrir que estas naciones hablan la lengua
caribe de Tierra-firme, entónces se podrá asegurar
que todos los caribes provienen de la Florida ;
pues es creible que ellos desde el norte se
217extendiéron ácia el austro, y no desde este ácia
el norte.

He tratado prolijamente de los caribes, que
parecen ser una especie de fenices americanos,
porque he querido unir las noticias principales,
que hasta ahora se han publicado para determinar
el pais de su orígen, que otros autores
con nuevas pruebas podrán determinar acertadamente.
Volveré á hablar de ellos en el número
123, en que trataré de las lenguas de la Florida.

Lengua saliva.
Dialectos :
Ature.
Piaroá.
Cuaca.

48 La lengua saliva, que se cree matriz, se
habla por algunas tribus, y se juzga que sus
dialectos conocidos son el ature, el piaroá, y el
quaqua ó cuaca. Ignoro si la lengua cuaca, que
es dialecto de la saliva, segun las noticias que
me ha dado un ex-jesuita misionero del Orinoco,
tenga afinidad con la quaqua de las misiones,
que en la provincia de Caracas tienen los
PP. capuchinos de Andalucía : si tuviese afinidad,
conjeturo que no será dialecto de la saliva,
mas de la caribe, que es muy comun á los
indios de Caracas.

Gilij en la descripcion (1)78 del gobierno de
Santiago de las Atalayas dice, que Macuco, llamado
tambien San Miguel, es poblacion de salivas,
cuya lengua es semejante á la de Carichana
en el Orinoco, que se fundó en 1733. Macuco
tenia novecientas personas : su misionero
el señor Abate Don Roque Lubian en 1751 salió
desde Macuco, que está en la ribera del rio
Meta, para buscar algunas naciones, y entre
218ellas á la betoya, de que se hablará despues (52).

Lengua maipure.
Dialectos :
Avane.
Meepure.
Cavene.
Parene.
Guipanave.
Kirrupa.
Achagua.
Ature.

Poblaciones de
achaguas.

Lengua amarizana,
algo semejante
á la achagua.

Las lenguas guaxx
y guajiva tienen
xxx la afinidad con la achagua

49 De la lengua de los maipures, convertidos
por el dicho señor Gilij, son dialectos los idiomas
avane, meepure, cavene ó cabre, parene,
guipanave, kirrupa ó kirruba, y otros de naciones
escondidas en el Alto Orinoco, en el rio
Negro y en el Marañon. Hoy, añade (1)79 Gilij,
se tiene por cierto que la lengua achagua es dialecto
de la maipure ; y así lo juzgó el jesuita
Gumilla (en su Orinoco ilustrado). Gilij, volviendo
á hablar de los achaguas, dice (2)80, que Surimena,
en el gobierno de Santiago de las Atalayas,
es poblacion de achaguas, á media jornada
de Macuco (49). Estos achaguas, añade,
que son quinientos, hablan una lengua semejante
á la maipure : y el jesuita Juan Ribero formó
su gramática y vocabulario.” El dicho Gilij,
describiendo el gobierno de San Juan de los
Llanos, dice (3)81 : “Esta provincia por todas sus
partes, si no por la que confina con Santa Fe,
de la que dista cinco dias de camino, está rodeada
de indios gentiles. Para su conquista, segun
la costumbre, debian ir misioneros : en mi
tiempo los habia jesuitas, y observantes de san
Francisco. Los jesuitas contaban pocos años de
mision, que fundáron en la Quebradita, y para
mayor comodidad de los indios mudáron despues
á un rio, llamado Iiramena ; y sus habitantes,
al tiempo que fuéron dexados por los
jesuitas (año 1767), eran trescientos, y son omaguas
(87), guisanivos y amarizanos : estos últimos
219son algo semejantes á los achaguas en el
hablar. Estas eran las excelentes misiones que
al principio tenian los PP. observantes, que á
ellas fuéron desde Santa Fe ; mas el año 1751,
en que por ellas pasó el señor Roque Lubian (49),
se habian reducido á tan pequeño número (dícese
que por falta de soldados que refrenasen
á los indios), que habia como quarenta indios
en un lugar Anime”. Hasta aquí Gilij. Dudo si
los achaguas, que estaban con los omaguas y
amarizanos en la mision de los jesuitas, hablaban
un dialecto maipure : porque los omaguas,
sus compañeros, hablaban un dialecto guaraní
(87) : y á mi parecer el nombre achagua es
guaraní. En esta lengua la palabra acang-hua
significa cabeza-cobollo : y los omaguas y otras
naciones americanas tienen la costumbre de desfigurarse
la cabeza. Gilij dice, que los amarizanos
son algo semejantes á los achaguas en el
hablar : y en la relacion que hace del viage de
Lubian, advierte (1)82, que este habló á los betois
por medio de los amarizanos, que habia tomado
en la Quebradita para que le sirvieran de
intérpretes. Parece pues que la lengua amarizana
era algo semejante á la betoi. El señor
Don Manuel Alvarez, que ha sido misionero de
los achaguas en el pueblo llamado San Juan Francisco
Regis, en la ribera del rio Meta, me ha
dicho, que los achaguas le decian que entendian
bastante bien á los guamos del rio Apure,
á los guajivos, y á los cabres ó caveres : y esto
dicho del señor Alvarez parece probar que
todas estas lenguas son dialectos maipures : pues,
segun el señor Gilij, lo son ciertamente las lenguas
220achagua y la cavere. Puede ser que la semejanza
de estas lenguas consista en tener muchas
palabras usuales, que sean comunes á todas
ellas.

Ultimamente, entre los dialectos maipures se
debe poner la lengua ature, de una nacion del
mismo nombre, la qual, como dice Gilij, en
los descubrimientos hechos el año 1766 en la
provincia del Orinoco, se halló habitar una isla
que hace el rio Padamo.

Las lenguas otomaca,
taparita y
kirikiripa son dialectos
caribes.

50 “La lengua otomaca, que parece ser matriz,
tiene el dialecto llamado taparita.” Esta
proposicion, que puse en la edicion italiana de
esta obra, debo corregir con las noticias que he
tenido despues de su publicacion. En los manuscritos
del señor Don Roque Lubian, ántes citado,
doctísimo y zelosísimo misionero de los
salivas, se ha hallado la siguiente advertencia :
“La nacion saliva estaba con la caribe : y la
lengua kirikiripa, que es dialecto de la caribe,
tiene afinidad con la otomaca.” La mision que
los jesuitas tenian de otomacos estaba en la poblacion
llamada Uruana, á 309 grados y 55 minutos
de longitud, y á 5 grados y 18 minutos
de latitud.

Lengua guarauna.

51 La lengua guarauna, que en la edicion
italiana de esta obra creí yo ser matriz, probablemente
es dialecto caribe (46), y se habla
por una nacion bárbara del Orinoco, de la que
hay algunas tribus dispersas en las islas de la
embocadura del dicho rio. Los guaraunos ocupan
la extension de setenta y cinco leguas ; y
en ella estan las isletas de los horotomekas, llamados
tambien palomos, que probablemente descienden
de los guaraunos, ó de otra nacion caribe.221

52 Sobre las lenguas de las naciones que habitan
en las vecindades de los rios Apure, Casanare
y Meta, que desaguan en el Orinoco, he
recibido del señor Abate Gilij algunas noticias,
á las que añadiré las que me han dado los señores
Don Joseph Padilla y Don Joseph Forneri,
que han sido misioneros de varias naciones
vecinas á dichos rios.

Lengua betoi.
Dialectos :
Ele.
Airica.
Situsa.
Jirara.

El respetable anciano señor Padilla, que ha
estado veinte y tres años en las misiones del rio
Casanare, ha unido á instancias mias las noticias
necesarias para formar los elementos gramaticales
de la lengua betoi ; y en una de sus
cartas desde la ciudad de la Pergola, á 17 de
Julio de 1783, me dice : “En el Casanare está
la nacion betoi, que habla la lengua betoi,
y con esta tienen afinidad las lenguas jirara y
ele, que del idioma betoi se diferencian tanto,
como los idiomas español, frances é italiano entre
sí. No podré decir á v. qual de las tres lenguas
dichas sea la matriz. Me parece que con
el idioma betoi tienen afinidad las lenguas airica
y situja que se asemejan mucho entre sí, y
quizá tambien la jirara.

Lenguas
Tuneba.
Guanera.
Achagua.

53 Las lenguas tuneba, guanera y achagua,
entre sí son muy diferentes, y tambien de las
demas de Casanare : y no tengo dificultad en
creer que la lengua achagua sea dialecto de la
maipure, como v. dice.

Manare.

54 De la lengua manare no puedo dar á v.
noticia cierta, porque traté poquísimo á la nacion
manare, y no pude formar concepto de su
lengua. Creo que toda la nacion betoi estuviese
en nuestras misiones pertenecientes al arzobispado
de Santa Fe, y en lo civil sujetas al
gobierno de Llanos.” Hasta aquí la carta del señor
222Padilla, sobre cuyo contenido son dignas
de observarse las siguientes noticias, que el señor
Gilij publicó en 1784, en que yo di á luz
la edicion italiana de esta obra.

Poblacion de los
Betois.

Afinidad entre
las lenguas betoi
y jirara.

Poblacion de los
airicas, eles y araucos.

Poblacion de los
achaguas.

Poblacion de los
tunevas.

Indios cacatios.

Indios guaicanes.

Paises en que se
hablaba la lengua
muizca.

Paises de los
guaivas y chiricoas.

Gilij en la descripcion del gobierno de Santiago
de las Atalayas, dice así (1)83: “Vamos ácia
adelante siguiendo la cordillera hasta el rio Casanare,
sobre el qual hay otras poblaciones indianas
formadas por los jesuitas, y empecemos
á contarlas desde la parte mas oriental, esto es,
desde San Ignacio de los Betois, fundado por
Gumilla (49). Esta poblacion, llamada de los
Betois porque estos la habitan, es hermosísimo
lugar… que tiene mil y quinientas personas. De
su lengua, que es semejante á la jirara, el P.
Gumilla hizo gramática y vocabulario, que perfeccionó
su sucesor el señor Don Manuel Padilla.
Ácia el poniente de dicha poblacion, á la
distancia de media jornada, está el lugar Tame,
en que residia el señor Padilla. Este lugar
es de jiraros, y tenia mil y ochocientas personas.
Su lengua, que ya no se usa en las funciones
públicas, es dialecto de la betoi. Al norte
de Tame, en la distancia de media jornada,
está la poblacion Macaguane, y á media jornada
ácia el sudest se halla la poblacion San Salvador,
llamada tambien Puerto de Casanare, porque
en él se hace el embarco para el rio Orinoco.
En Macaguane hay varias naciones ó tribus,
que hacen mil y quinientas personas. No
vi esta poblacion ; mas oigo decir que sus habitadores
eran airicas, eles y araucos, y que
eran mas bárbaros que los habitantes de las otras
poblaciones. La poblacion San Salvador es muy
223civil, mas pequeña, porque habian muerto muchos
achaguas por motivo de la inclemencia del
clima : actualmente tiene quatrocientas personas.
Menor era el número de ciertos indios, los quales,
apartados de los demas por motivo de su
lepra, tenian separadamente un misionero en Patute,
poblacion al pie de la cordillera. No es
necesario que yo aquí hable de esta lepra, pues
de ella traté en el tomo II : y solamente debo
advertir que este mal, que se halla en pocos indios
del Orinoco, es comun á todos los tunevas
(habitantes de Patute), de los que ninguno
nace sin deformidad. A una jornada ácia el sudest
de Patute estan los indios cacatios, que
fácilmente mudaban poblacion, y actualmente
estan en la de Manare, que es pulida, y tiene
una Iglesia de piedra, fabricada últimamente por
su misionero el señor Abate Don Manuel Castillo.
En la poblacion hay novecientas personas.
Cerca de Chita, que dista de Manare dos ó tres
jornadas, habia un pueblo de la nacion guaican :
se componia de indios errantes y vagamundos,
y estaba últimamente al cuidado de
los jesuitas. Con este pueblo acabo de contar
las misiones que en estas partes tenian últimamente
los jesuitas ; y no he hecho mencion de
las que habian tenido y perfeccionado en tiempos
pasados con gran trabajo, y habian entregado
á los obispos, como las poblaciones de Caxica,
cerca de Bogorá ; las de Duitama y Topaga,
cerca de Sogamoso (en estas poblaciones
antiguamente se hablaba la lengua muizca) : otra
fundada en el monte Guanaca, la de Labranza-Grande,
la de Paja, la de Moncote, y las
de Salina, de Tamara y Chita, y otras, de que
no se puede hablar sin libros, que no tengo.”
224Hasta aquí el señor Gilij, el qual despues dice,
que Tamara está rodeada de indios guaivas : que
en San Ignacio de los Betois hay algunos indios
guaneros y situjas : que en Macaguane hay eles,
airicas y araucos : que en Tame y en el Puerto
de Casanare
se habla una lengua sola ; y que
la lengua pura guaiva, y su dialecto llamado
chiricoa, resuenan por toda la extension de selvas
de dicha provincia (de Santiago), la qual
por oriente llega hasta los rios Sinaruco y Apure,
y por el sur y parte de oriente hasta el
Orinoco.” A estas noticias del señor Gilij añado
las siguientes, que me han dado otros misioneros.

Lengua manare
extinguida.

55 El señor Alvarez (49), misionero de los
achaguas, me ha dicho, que habiendo tenido ocasion
de tratar con los indios manares ya christianos,
y preguntándoles sobre la lengua nativa,
no le supiéron dar idea de ella, porque
unos la habian olvidado, otros no la habian aprendido,
y todos ellos hablaban español.

Poblacion de los
otomacos.

El señor Abate Forneri, ántes nombrado, me
escribe sobre su mision de la nacion yarura, y
sobre los idiomas de las naciones á esta inmediatas,
en estos términos : “De la lengua otomaca
no puedo decir á v. sino que es diversa
de las demas lenguas conocidas en los paises
de los rios Meta, Casanare y Orinoco, en que
he estado. Estuve dos meses en la poblacion de
Uruaca, que es de otomacos ; tenia cerca de quatrocientas
personas, y está situada en la ribera
izquierda del Orinoco (esto es, en la parte izquierda
respecto de sus corrientes, ó de quien
camina ó navega con ellas), y no me acuerdo
de las palabras que de su lengua aprendí en los
dos meses de mi residencia.225

Las lenguas guama
y cuacará tienen
afinidad, y
son dialectos caribes.

56 Las lenguas guama y cuacará tienen afinidad
entre sí, y quizá son dialectos de la caribe :
porque las naciones que las hablan, confinan
con la palenke (46), nacion grande, que habla
dialecto caribe, y con los paos ó paes, que
quizá descienden de los palenkes.

Las lenguas guaiva
y chiricoa tienen
afinidad.

57 Las lenguas guaiva ó guariba, y la chiricoa,
tienen afinidad entre sí, y se hablan por
dos naciones errantes, establecidas al sur de la
mision de yaruros, en que yo estaba, ó en la
banda opuesta del rio Meta. Estas dos naciones,
aunque errantes, tienen sus paises propios
y separados, en que comunmente estan.

Lengua yarara
ó japoen.

58 Los yaruros, así llamados por las naciones
circunvecinas, se llaman japoen en su lengua :
y ellos mismos me decian : “nosotros somos
japoen” : mas no sabian la significacion ni
alusion de la palabra japoen. La lengua yarura,
ó por mejor decir japoen, es matriz de buen
artificio, y tiene algunas palabras otomacas (50) ;
por lo que, quien entienda algo de estas dos
lenguas, fácilmente se puede equivocar juzgando
que tengan afinidad, ó sean dialectos de una
lengua matriz ; mas su afinidad consiste en algunas
palabras, que á las dos naciones han sido
comunes por su trato, que será antiguo. En
los años pasados habia dos poblaciones de yaruros :
una se llamaba San Miguel, que estaba
sobre el rio Meta, y se abandonó ; y otra San
Borja, de la que yo era misionero. Los yaruros
de San Borja habian estado primeramente
en un sitio, llamado Jurupe, cerca del rio Meta :
despues sobre el rio Anaveni (que está á
la derecha de la corriente del Orinoco) ; y últimamente
en mi tiempo estaba á la izquierda
del Orinoco, en un sitio llamado Atabaje, enfrente
226del que los españoles llaman Raudal del
Orinoco. Todas estas mudanzas de la poblacion
de San Borja se habian hecho por consultar á la
salud de los yaruros, de los que en mi tiempo
llegó á haber seiscientos en dicha poblacion, que
por el norte tenia á los otomacos, á poniente los
achaguas y betois, por el sur al rio Meta (en
cuya banda opuesta estaban los guaivas y los
chiricoas), y por el oriente á los salivas.

La dicha poblacion quedó desierta en el dia
mismo en que Don Manuel Centurion, gobernador
de la Guayana, me arrestó en Carichana.
A esta poblacion, que era mision de salivas, y
capital de mi mision, de la que distaba tres leguas,
yo habia ido, quando en ella encontré al
dicho gobernador, que habia venido para arrestar
á los misioneros jesuitas. Luego que los yaruros
supiéron mi arresto, huyéron de su poblacion,
en la que al dia siguiente no encontráron
ninguno los soldados, y un misionero capuchino
que el gobernador envió á ella. Este misionero
no podia quedar entre los yaruros, porque no
sabia su lengua, y porque tenia su mision de
maipures, cabres y guipunaves en el sitio llamado
Raudal de los Maipures.” Hasta aquí el señor
Forneri por escrito, y despues de palabra en
esta ciudad de Roma, en que reside.

59 Con alguna prolixidad he referido las noticias
que he podido lograr de los misioneros
de las naciones últimamente convertidas sobre
los idiomas y poblaciones de ellas. He nombrado
no pocas naciones, de que poquísimo se ha
escrito, por lo que no debia yo omitir las pocas
noticias que de ellas he adquirido. Paso ahora
á lo interior del nuevo reyno de Granada para
observar la variedad de naciones que en él
227hay, y de lenguas que se hablaban.

Naciones del
nuevo reyno de
Granada.
Patagora.

Pancha.

Sutagao.
Chitarera.

Lache.

Mozca ó Muizca.

Los achaguas
son una nacion
excelente.

Fernandez Piedrahita, que escribia á últimos
del siglo pasado (1)84, dice : “Las provincias del
nuevo reyno de Granada contienen y se componen
de seis naciones principales, de las quales
cada una separada comprehende dentro de
sí otras muchas agregadas por la comunicacion
y amistad, ó semejanza del idioma.” Estas expresiones
parecen indicar que en el dicho nuevo
reyno habia naciones á lo ménos de seis lenguas
diversas. Piedrahita las nombra con las que
les estaban agregadas. “La primera, dice, de los
patagoras, que habitan de la otra parte del rio
grande de la Madalena, y tienen como inferiores
á los camanaes, guarinoës, marquetones, guascuyas,
pijaos (92), gualyes, guaguas y doimas.
La segunda, de los panches (92) de esta banda
del dicho rio grande, á quienes sujetan los calandaimas,
parriparries y amurcas. La tercera, de
los sutagaos que dominan á los sumapaces, cundayes
y neibas. La quarta, la de los chitareros (92),
que incluyen á los timotos, barbures, cayos,
chinatos, surataës, motilones (83), capachos y
otros muchos que se corresponden con ellos. La
quinta, la de los laches, hermanada en trato y
amistad con los ipuyes, caquesios, tamez y achaguas.
Y la sexta y última la de los mozcas, que
habitan en el centro y corazon de todo el reyno
(de Granada), y es su provincia como el
meollo de toda la tierra, debaxo de la qual
comprehendemos la de Guane (que está en la
228jurisdiccion de Velez), y la de Muzon y Colimas
(89) que está entre ella y la de los panches.”
En esta relacion parece indicar Piedrahita
que eran lenguas matrices los idiomas pantagoro,
panche, sutagao, chitarero, lache y mozca
muizca, como otros lo llaman). Piedrahita
de los achaguas habla con particular elogio, diciendo (1)85 :
“Los que mas exceden en habilidad,
y en el amor y lealtad á los españoles son los
achaguas, nacion que habita los llanos de San
Juan en muchas partes, y de estos al presente
algunos pueblos estan reducidos á la fe católica,
y otros persisten en su infidelidad por falta de
predicadores evangélicos.” Estos achaguas pertenecen
sin duda á la nacion de los achaguas,
de que era misionero el señor Alvarez ántes
nombrado (55) ; el qual no puede hablar, y ni
acordarse de sus achaguas sin enternecerse, por
las excelentes calidades que tenian : ellos, dice
el señor Alvarez, eran de los indios mejores
que se han descubierto hasta ahora en
América.

Lengua mozca
ó muizca.

60 La lengua muizca ó mozca se hablaba en
los paises que dominaba el zippa (ó soberano)
de Bogotá, que da sobrenombre á la capital del
nuevo reyno de Granada, la qual se llama Santa
Fe de Bogotá
. Sobre la lengua muizca el señor
Gilij en una de sus cartas del año 1784 me
escribe diciendo : “Pereció la lengua muizca,
mas el año 1767 exîstian aun en los colegios jesuíticos
de la provincia Santa Fe libros escritos
en dicha lengua por misioneros jesuitas. He aquí
algunas palabras muizcas con sus significaciones :
tighi, muger : chircate, vestido de muger en
229las caderas : chumbe, faxa para dicho vestido :
ramza, tributo : chia, luna y mes : zuhe, sol :
zuha, hijo del sol : chuque y xeque, sacerdote :
tithua, casa: zagá, ayuno.” Estas palabras he
leido en la obra de Piedrahita, de la que probablemente
el señor Gilij las habrá sacado. De
la lengua muizca serán tambien los nombres de
muchos lugares, rios y naciones del nuevo reyno
de Granada ; y por medio de un vocabulario
muizco se podrán conocer los paises que domináron
los zippas, y la diversidad ó afinidad
de la lengua muizca con los idiomas de otras
naciones de dicho nuevo reyno. A este pertenece
Tunja, cuyos soberanos se llamaban zaque :
estos dominaban en la provincia llamada Quimizaque,
cuyo nombre quizá signifique pais ó
dominacion del zaque. Este nombre parece tener
afinidad con las palabras muizcas zube (sol),
y zuque (sacerdote) ; y si la tiene, significará
descendiente ó hijo del sol, que se adoraba como
dios por los muizcas, y por otras naciones.

Naciones extinguidas
en el nuevo
reyno de Granada.

Coleti, ex-jesuita, y compañero de Gilij, luego
que expulso de los dominios españoles llegó
á Italia, publicó una obra curiosa en que recogió
muchas noticias históricas y geográficas de
la América meridional, y en dicha obra, entre
las naciones ya extinguidas del nuevo reyno de
Granada, pone las siguientes (1)86 : caivanis,chimicas,
chiaizaques, gorronos, guaraepoanos, guaticas,
natagaimas y quecas.230

Capitulo IV.
Lenguas de naciones del Perú.

61 En la excursion que he hecho, observando
las lenguas de las naciones de la América
meridional, he girado por esta, haciendo como
una media luna, en que he dexado el gran imperio
del Perú (llamado comunmente de los Incas),
reservando la observacion de sus lenguas
para discurso separado, que es el presente.

Lengua quichua
ó del Perú.

Etimología del
nombre Perú.

Paises en que se
hablaba la lengua
quichua.

Los Incas pues, impropiamente llamados Ingas
por los antiguos autores españoles, porque
falta la letra g en la lengua general de su imperio,
con este estendiéron su idioma en los paises
que conquistáron, obligando á los conquistados
á aprenderlo. Este idioma, que Garcilaso
de la Vega en sus comentarios del Perú llama
siempre lengua general, y algunos autores estrangeros
llaman lengua de los Incas, se suele
por los autores modernos llamar quichua, y con
este nombre lo llamo casi siempre en mis escritos.
Al conquistar los españoles el imperio de
los Incas, halláron que la lengua quichua, con
diferencia de acentos, y quizá tambien de no
pocas palabras, era la general de dicho imperio,
que los españoles por equivocacion llamáron
Perú, oyendo á un indió la palabra Pelú, que
significa rio en lengua de los indios que habia
entre Panamá y Guayaquil. El indio, que se llamaba
Berú, dixo á los españoles su nombre, y
tambien pronunció la palabra Pelú (1)87 para significarles
231que venia del rio, y los españoles juzgáron
que Pelú era el nombre del pais, por el
que le preguntaban. La lengua quichua, pues, el
año 1525 en que los españoles entráron en el
Perú, se hablaba no solamente en este, mas
tambien en el reyno de Quito (91), en gran parte
del Tucumán, y en no pequeña de Chile,
porque los Incas dominaban en dicho año desde
Pasto (llamado tambien Villaviciosa y San
Juan á 54 leguas de Quito en la latitud boreal
de un grado y 22 minutos), hasta Maulerio de
Chile (á 35 grados de latitud austral), y buena
parte de la famosa cordillera Andes (nombre
proveniente de la palabra peruana anti),
llamada por los peruanos, dice Garcilaso, ritisuyu
(de nieve-pais), y huaca, que significa adoratorio.
Segun esta gran extension del imperio
peruano, y el esmero de los Incas en hacer universal
su lengua, con razon dixo el religioso
dominico Santo Tomás en su gramática peruana,
que segun mis noticias es la primera impresa
de la lengua quichua (1)88, que esta se hablaba
por todo el señorío de los Incas, que se extendia
por mas de mil leguas en largo, y mas de
ciento en ancho. En todo el qual, añade, se
usaba generalmente de ella por todos los señores
y principales de la tierra, y por muy gran
parte de la gente comun de ella.

Las lenguas mexicana
y quichua
se hablaban por
mas de mil leguas.

“Como iban, dice Acosta (2)89, los señores de
232México y del Cuzco conquistando tierras, iban,
tambien introduciendo su lengua ; porque aunque
hubo y hay muy gran diversidad de lenguas
particulares ; pero la lengua cortesana del
Cuzco (ó la quichua), corrió y corre hoy mas
de mil leguas, y la de México (99) debe correr
poco ménos. Lo qual, para facilitar la predicacion
en tiempo que los predicadores no reciben
el don de lenguas como antiguamente, no ha
importado poco, sino muy mucho. De quanta
ayuda haya sido para la predicacion y conversion
de las gentes la grandeza de estos dos imperios,
que he dicho, mírelo quien quisiere en
la suma dificultad que se ha experimentado en
reducir á Christo los indios que no conocen un
señor : véanlo en la Florida, en el Brasil, en los
Andes, y en otras cien partes.” Hasta aquí Acosta,
que justamente observa la extension ó generalidad
de las lenguas mexicana y peruana, como
medio admirable de la divina providencia
para la mas fácil conversion y conquista ; de
América.

Son dignas de notarse aquí las reflexîones que
sobre la universalidad de la lengua peruana publicó
Garcilaso, transcribiéndolas de la historia
manuscrita del jesuita Valera, la qual él muchas
veces cita lamentándose, porque muchas hojas estaban
despedazadas, y no se habia podido imprimir.
“El capítulo del P. Blas Valera (dice (1)90
Garcilaso)… como su paternidad los escribia,
dice así : capítulo IX. De la lengua general, y de
su facilidad y utilidad.

Cuidado de los
Incas en propagar
la lengua quichua.

Abandono pernicioso
de la lengua
quichua.

Adulteracion
de la lengua quichua.

Utilidad de la
propagacion de
la lengua quichua.

Inconvenientes
que resultan de
la muchedumbre
de lenguas.

Máxîmas útiles
á los superiores y
misioneros sobre
las lenguas de naciones
que se conquistan.

Resta que digamos algo de la lengua general
de los naturales del Perú, que aunque es verdad
233que cada provincia tiene su lengua particular
diferente de las otras, una es y general
la que llaman Cozco, la qual en tiempo de los
reyes Incas se usaba desde Quito hasta el reyno
de Chile, y hasta el reyno Tumac, y ahora
la usan los caciques y los indios que los españoles
tienen para su servicio, y para ministros
de los negocios. Los reyes Incas desde su
antigüedad, luego que sujetaban qualquiera reyno
ó provincia, entre otras cosas, que para utilidad
de los vasallos se les ordenaba, era mandarles
que aprendiesen la lengua cortesana del
Cozco, y que la enseñasen á sus hijos. Y porque
no saliese vano lo que mandaban, les daban
indios naturales del Cozco, que les enseñasen la
lengua y las costumbres de la corte : á los quales,
en las tales provincias y pueblos, daban casas,
tierras y heredades, para que naturalizándose
en ellas fuesen maestros perpetuos ellos y
sus hijos. Y los gobernadores Incas anteponian en
los oficios de la república, así en la paz, como
en la guerra, á los que mejor hablaban la lengua
general. Con este concierto regian y gobernaban
los Incas en paz y quietud todo su imperio,
y los vasallos de diversas naciones se tenian
como hermanos, porque todos hablaban una lengua.
Los hijos de aquellos maestros naturales del
Cozco viven todavía derramados en diversos lugares,
donde sus padres solian enseñar ; mas
porque les falta la autoridad, que á sus mayores
antiguamente se les daba, no pueden enseñar
á los indios, ni compelerles á que aprendan ;
de donde ha nacido, que muchas provincias, que
quando los españoles entráron en Casamarca, sabian
esta lengua comun, como los demas indios,
ahora la tienen olvidada del todo ; porque
234acabándose el mando y el imperio de los Incas,
no hubo quien se acordase de cosa tan acomodada
y necesaria para la predicacion del santo
Evangelio, por el mucho olvido que causáron
las guerras, que entre los españoles se levantáron,
y despues de ellas por otras causas, principalmente,
segun pienso, por los varios impedimentos,
que el malvado satanás ha sembrado,
para que aquel estatuto tan provechoso no se
pusiese en execucion. Por lo qual todo el término
de la ciudad de Truxillo, y otras muchas
provincias de la jurisdiccion de Quito, ignoran
del todo la lengua general que hablaban, y todos
los collas y los puquinas, contentos con sus
lenguages particulares y propios, desprecian el
del Cozco. Demas de esto, en muchos lugares,
donde todavía vive la lengua cortesana, está ya
tan corrompida, que casi parece otra lengua diferente.
Tambien es de notar, que aquella confusion
y multitud de lenguas, que los Incas con
tanto cuidado procuráron quitar, ha vuelto á
nacer de nuevo, de tal manera, que el dia de
hoy se hallan entre los indios mas diferencias de
lenguages, que habia en tiempo de Huaina Capac,
último emperador de ellos. De donde ha
nacido que la concordia de los ánimos, que los
Incas pretendian que hubiera en aquellos indios
gentiles por la conformidad de un lenguage, ahora
en estos tiempos casi no la hay con ser ya fieles,
porque la semejanza y conformidad de las
palabras casi siempre suelen reconciliar, y traer
á verdadera union y amistad á los hombres. Lo
qual advirtiéron poco ó nada los ministros, que
por mandado de un virey, entendiéron de reducir
muchos pueblos pequeños de los indios en
otros mayores, y juntando en un lugar muchas
235diversas naciones por el impedimento, que ántes
habia para la predicacion de los indios por la
distancia de los lugares, el qual ahora se ha hecho
mucho mayor por la variedad de las naciones
y lenguages que se juntáron ; por lo qual,
humanamente hablando, es imposible que los indios
del Perú, mientras durare esta confusion de
lenguas, puedan ser bien instruidos en la fe y
en las buenas costumbres, si no es que los sacerdotes
sepan todas las lenguas de aquel imperio,
que es imposible ; y con saber sola la del Cozco,
como quiera que la sepan, pueden aprovechar
mucho. No faltan algunos que les parece
seria muy acertado que obligasen á todos los
indios á que aprendiesen la lengua española, porque
los sacerdotes no trabajasen tanto en vano
en aprender la indiana : la qual opinion ninguno
que la oye, dexa de entender que nació ántes
de flaqueza de ánimo, que de torpeza de
entendimiento. Porque si es único remedio que
los indios aprendan la lengua castellana, tan dificultosa,
¿por qué no lo será que aprendan la suya
cortesana, tan fácil, y para ellos casi natural?
Y al contrario, si los españoles, que son
de ingenio muy agudo y muy sabios en ciencias,
no pueden, como ellos dicen, aprender la lengua
general del Cozco, ¿cómo se podrá hacer
que los indios no cultivados, ni enseñados en
letras, aprendan la lengua castellana ? Lo cierto
es, que aunque se hallasen muchos maestros
que quisiesen enseñar de gracia la lengua castellana
á los indios, ellos no habiendo sido enseñados,
particularmente la gente comun, aprenderian
tan mal, que cualquiera sacerdote, si
quisiese, aprenderia y hablaria despiertamente
diez diversos lenguages de los del Perú, ántes
236que ellos hablasen, ni aprendiesen el lenguage
castellano. Luego no hay para que impongamos
á los indios dos cargas tan pesadas, como mandarles
olvidar su lengua, y aprender la agena
por librarnos de una molestia tan pequeña como
aprender la lengua cortesana de ellos… Cierto,
con mandarles que sepan la lengua general, pueden
los indios del Perú desde Quito hasta los
chichas ser gobernados y enseñados con mucha
suavidad. Y es cosa muy digna de ser notada que
los indios, que el Inca gobernaba con muy pocos
jueces, ahora no bastan trescientos corregidores
á regirles con mucha dificultad, y casi
perdido el trabajo. La causa principal de esto
es la confusion de las lenguas, por lo qual no
se comunican unos con otros.” Hasta aquí Garcilaso
de la Vega, transcribiendo, ó por mejor
decir, traduciendo del latin al español las reflexîones
que Valera justamente hace sobre la generalidad
del idioma peruano, y el eficaz y útil
empeño de los Incas en haberlo hecho comun en
su imperio. En el descubrimiento de naciones los
misioneros deben hacer comun la lengua que entre
ellas se halle mas conocida : así con buen
efecto en el Paraguai y en el Brasil se han hecho
muy comunes la guaraní (14) y la tupí (17),
que tienen afinidad entre sí ; y en la América
septentrional se han hecho muy comunes las lenguas
mexicana, hurona y algonquina (118), que
entendian muchas naciones bárbaras.

Lengua particular
de los Incas.

Garcilaso de la Vega en sus discursos sobre la
lengua general del Perú, que es la quichua, nos
da la noticia siguiente : “Es de saber, dice (1)91,
que los Incas tuviéron otra lengua particular que
237hablaban entre ellos, que no la entendian los
demas indios, ni les era lícito aprenderla como
lenguage divino. Esta, me escriben del Perú, que
se ha perdido totalmente, porque como pereció
la república particular de los Incas, pereció tambien
el lenguage de ellos.”

Orígen de los
Incas.

Conquistan á los
quechuas ó quichuas.

Naciones chancas.

Los Incas las
conquistan.

Yo no creeré fácilmente que los Incas tuviesen
lengua particular, quando no se pruebe contra
la opinion comun, que ellos no descendian de
nacion, que hablase la lengua quichua. No por
esto diré, que ellos desciendan de la nacion llamada
Quichua, como es opinion comun entre los
literatos del Perú, mas diré, que descendian de
otra nacion, que hablaba el idioma de dicha nacion
Quichua. El órden de conquistas, que Garcilaso
refiere hechas por los Incas, prueba que
estos no descendian de nacion llamada de los Quichuas.
El quinto Inca, llamado Capac Yupamqui,
ganó, dice (1)92 Garcilaso, muchas provincias en
Cuntisuyu, despues conquistó los aimarás (63)
y habiendo vuelto á su corte despues de quatro
años, juntó exército para conquistar á los quechuas,
que se entregáron con sumo placer por librarse
de los chancas, que les habian echado
de sus tierras, y los avasallaban con tributos.
Los chancas, despues de haber estado sujetos á
los Incas, se rebeláron, y en la relacion de esta
rebelion, dice (2)93 Garcilaso : “Los antepasados
de estos tres reyezuelos (de los chancas) tuviéron
guerra perpetua ántes de los Incas con las
naciones comarcanas, sus provincias, particularmente
con la nacion Quechua, que debaxo de
este apellido entran cinco provincias grandes. A
238estas y á otras sus vecinas tuviéron muy rendidas,
y se hubiéron con ellas áspera y tiránicamente ;
por lo qual holgáron los quechuas, y
sus vecinos ser vasallos de los Incas, y se diéron
con facilidad y amor, como en su lugar vimos,
por librarse de la insolencia de los chancas.”
Inca Roca, sexto rey, conquistó á los chancas,
dice Garcilaso, que de su orígen da la
siguiente noticia. “Debaxo de este apellido chancas,
dice (1)94, se encierran otras muchas naciones,
como son Hancohuallu, Utunsulla, Uramarca,
Villca y y otras… los antepasados de
aquellas naciones viniéron de léjas tierras, y
conquistáron muchas provincias, hasta llegar
donde entónces estaban, que es la provincia Antahuailla,
la qual ganáron por fuerza de armas,
y echáron sus antiguos moradores fuera de ella,
y arrinconáron y estrecháron á los indios quechuas
en su provincia, ganándoles muchas tierras :
sujetáronles á que les diesen tributo, tratándolos
con tiranía, hiciéron otras cosas famosas,
de que hoy se precian sus descendientes. De todo
lo qual iba bien informado el rey Inca Roca ;
y así llegando á los términos de la provincia
Antihuailla envió á los chancas los requirimientos
acostumbrados, que se sometiesen á los hijos
del sol, ó se apercibiesen de armas.”

Lengua chanca
extinguida.

Lengua particular
de los Incas.

Nacion propia
de los Incas.

De esta relacion parece inferirse que los chancas
tenian lengua diversa de la quichua, que habrá
perecido ; y que los Incas no descendian de
los quechuas ó quichuas, que agregáron á su imperio :
mas porque estos se sujetáron á ellos sin
la menor resistencia, y aun, como dice Garcilaso,
deseaban sujetarse ántes que el Inca Capac
239Yupanqui les intimase él órden de sujecion, es
creible que ellos pertenecian á la nacion de que
descendian los Incas. La lengua particular que, segun
Garcilaso, estos tenian, y que habia perecido
con ellos, seria probablemente algun dialecto
quichuo de la nacion de que ellos descendian ;
pues advierto en la historia de Garcilaso,
que todos los nombres de provincias, oficios, &c.
que en ella se ponen desde el gobierno del primer
Inca eran de la lengua quichua. Quiza los Incas,
cuya familia era numerosa, para entenderse
entre sí corrompieron algunas palabras, como
suelen hacer los gitanos para entenderse entre ellos,
y á estas palabras quichuas adulteradas se dió el
nombre de lengua particular de los Incas. Estos,
segun la fábula que Garcilaso cuenta en el capítulo
XV del libro I.° de sus comentarios ó historia
de los Incas, viniéron á fundar la ciudad del
Cuzco (nombre que significa cosa llana, como
tambien lo significa la palabra pampa) desde la
gran laguna Titinaca, que hoy se llama Chucuitti ;
mas al rededor de esta laguna se habla la lengua
aimará ; y la nacion que hablaba esta lengua fué
conquistada, como ántes se notó, quatro años ántes
que la quichua. Los quichuas estaban, como
dice (1)95 Garcilaso, en cinco provincias (dos de
estas se llamaban Cotapampa y Cotanera) en los
rios Avacai y Apurimac, que desaguan en el Marañon :
son quichuas los nombres de estos rios y
los de las provincias nombradas : por lo que se
deberá decir, que la nacion quichua era numerosa,
y ocupaba gran pais en los sitios altos (de
los que en parte fué echada por los chantas), y
en los baxos ó llanos del Cuzco habria alguna parte
240de ella. Los Incas descenderian de los quichuas,
que estaban en el pais llano del Cuzco.

62 Me he detenido demasiado con el fin de
combinar noticias ú observaciones para determinar
el orígen de los Incas, y el fundamento de
la historia de la lengua quichua, famosa no solamente
por su gran armonía y artificio, mas tambien
por su universalidad entre muchas naciones.
Garcilaso nombra muchas de las que los Incas
conquistáron, sin hacer mencion de sus respectivas
lenguas, que debiéron perecer con la introduccion
de la quichua : y se contenta con hacer
al principio de su historia (en el capítulo XIV
del libro I.°) la siguiente advertencia : “Cada
provinvia, dice, cada nacion, y en muchas partes
cada pueblo, tenia su lengua por sí, diferente
de sus vecinos : los que se entendian en un lenguage,
se tenian por parientes (3) : y así eran
amigos y confederados : los que no se entendian
por la variedad de las lenguas, se tenian por
enemigos y contrarios, y se hacian cruel guerra,
hasta comerse unos á otros, como si fueran brutos
de diversas especies.” De esta advertencia, que
he oido muchas veces á los misioneros de América,
me he valido tal vez para juzgar que son
lenguas diversas las desconocidas de dos naciones
que sean ó hayan sido siempre contrarias.

Dialectos quechuas
son :
Chinchasuyo.
Lamano.
Quiteño.
Calchaqui, ó
Tucumano, y
Cuzcoano.

Aunque por haberse hecho general en el imperio
de los Incas la lengua quichua, parece que
esta deberia tener dialectos muy diversos entre
sí, como lo son la española y la francesa por razon
de haberse introducido en España y en Francia
el idioma latino en lugar del cántabro ó bascuence,
que hablaban los españoles, y del céltico,
que usaban los Franceses ; no obstante se halla
ser poca la diversidad de los dialectos quichuas,
241de los quales los principales, segun me escribe
el señor Camaño (40), son el chinchasuyo, que
se habla en la diócesi de Truxillo, el quiteño, lenguage
del reyno de Quito (91), el calchaqui ó
tucumano, que se habla en gran parte del Tucumán,
y el cuzcoano, que se habla en la ciudad
del Cuzco, y en parte de su diócesi. Este dialecto
cuzcoano es la verdadera lengua quichua ó
quechua.

Lengua aimará.
Sus dialectos :
Canchí.
Cana.
Colla.
Collagua.
Lupaca.
Pacase.
Caranca.
Charcha.
Pacasa.

63 La lengua aimará se habla por los aimarás,
cuya provincia, dice (1)96 Garcilaso de la Vega,
conquistada por el Inca quinto Capac Yupanqui,
tenia mas de treinta leguas de largo, mas
de quince de ancho, y mas de ochenta poblaciones.
Los aimarás ó aimaraes comprehendian varias
naciones, que hablaban diversos dialectos del
aimará. Bertonio en el año 1599, de Julí pueblo
de los aimaraes, escribia diciendo (2)97 : “Hay
muchas naciones de indios aimaraes, como son
los canchis, canas, collas,collaguas, lupacas, pacases,
carancas, charchas, y otros, los quales así
como son diferentes en los nombres, así tambien
lo son en las lenguas… digo, que principalmente
se enseña en esta arte la lengua lupaca, la qual
no es inferior á la pacasa, que entre todas las
lenguas aimaraicas tiene el primer lugar, y es
mucho mas elegante que todas las demas que arriba
hemos nombrado. La razon de esto puede
ser, porque ordinariamente hablan mejor la lengua
242materna los que estan en los extremos… como
estan los pacases y lupacas en medio de todos
los aimaraes : y aunque los pacases comunmente
son tenidos por mas pulidos y elegantes en
el hablar ; pero los lupacas en esto se aventajan
sobre todos, en que tienen pueblos mayores,
cuya señal puede ser que en cada uno de ellos
residen tres sacerdotes, y en algunos quatro…
demas de esto era mucha razon enseñar principalmente
la lengua de aquellos indios que estan incorporados
en la corona real de la magestad del
rey Don Felipe nuestro señor, como estos lupacas
de la provincia de Chucuito lo estan, para que
los sacerdotes que en dicha provincia residen, ayudados
con esta arte, puedan aprender con mucha
perfeccion la lengua de estos naturales… Tampoco
hemos de pensar, que estos preceptos de hablar,
que aquí se dan, servirán solamente para
aprender la lengua lupaca; pues es cosa cierta,
que uno que sabe bien una lengua de una provincia,
fácilmente entenderá la de otra de la misma
nacion, porque la diferencia que hay de una
á otra no consiste en el modo de hablar, que es
universal en toda la nacion, sino en vocablos particulares.”
Hasta aquí Bertonio dando noticia de
los dialectos aimaraicos, de su poca diversidad,
y de las naciones que los hablaban. La lengua
aimará se habla al presente en la diócesi de la
Paz, y en parte de la diócesi de Chuquisaco, llamada
tambien Charcas, y ciudad de la Plata del
reyno del Perú.

Dialecto quichua
en Quito.

Colla, dialecto
aimaraico.

En la lengua aimará hay pocas palabras quichuas,
no obstante que los aimaraes estan cerca
del Cuzco, antigua capital de los Incas, que con
el mayor empeño propagaban la lengua quichua.
La ciudad del Cuzco está á 13 grados y 19 minutos
243
de latitud austral, y la de Quito está á 13
minutos de la misma latitud, y no obstante la
gran distancia entre estas dos ciudades, el dialecto
quichua de los quiteños se diferencia poco del
dialecto quichua de los cuzcoanos, y esto prueba,
que los quiteños no pocos siglos ántes del año
1470, en que fuéron conquistados por los Incas,
hablaban ya quichua (91), y que la nacion Quichua
era grandísima, como se dixo ántes (61). Los
aimaraes, aunque vecinos á la corte de los Incas,
á despecho del empeño y de las providencias de
estos para propagar la lengua quichua, debiéron
conservar siempre la propia ; y despues que los
españoles conquistáron el Perú, despreciáron la
lengua de los Incas, y continuáron libremente
hablando la propia ; como de los collas (que son
aimaraes) lo dice Blas Valera (61), contemporáneo
y compañero de Bertonio : mas en algunos
pueblos de aimaraes se conservaba aun el quichua
en tiempo de Garcilaso de la Vega ; pues este dice (1)98,
que los indios estiman á los españoles y
tienen en mas por esta lengua cortesana (ó quichua)
que aprendiéron : lo qual advirtiéron y notáron
los PP. de la Compañia de Jesús en el pueblo
llamado Sulli, cuyos habitadores son todos
aimaraes.”

Universalidad de
las lenguas yunca
y puquina.

Paises en que se
habla la lengua
puquina.

64 Por muchos años despues que los españoles
entráron en el Perú (en el año 1534 tomáron
posesion del Cuzco su capital), fuéron bastante
universales las lenguas puquina y mochica
de yuncas
, como lo insinúa el ilustrísimo señor
Don Luis Gerónimo Oré, obispo de Guamanga,
é hijo de un conquistador, en su ritual ó manual
de párrocos impreso en Nápoles el año 1602,
244en cuyo prólogo dice, que la falta que en las
provincias del Perú habia de buscar traducciones
necesarias para administrar los santos sacramentos
á los indios en las lenguas generales de aquel
pais la quichua, mochica, aimará, puquina y
guaraní le habia obligado á escribir su obra, en
la qual pone oraciones é instrucciones hechas en
gran parte por el apostólico P. Alonso Bárcena
(23). La lengua puquina se habla en una mision
de los PP. mercenarios, que está cerca de
Pucarani, y en las poblaciones que hay en las isletas
de la gran laguna Chucuito (61) : todos estos
puquinas pertenecen á la diócesi de la Paz.
Se habla tambien la lengua puquina en algunas
poblaciones de la diócesi de Lima. Garcilaso de
la Vega dice (1)99, que los puquinas, collas, urus
y yuncas eran rudos y torpes, y por su rudeza
aun en sus propias lenguas las hablaban mal.
Los puquinas conservan con zelo su lengua, no
queriendo que la aprendan los forasteros, que
poco ó nada piensan en aprenderla, pues los
misioneros administran los sacramentos en lengua
quichua, porque la entienden todos los puquinas.
El zelo y recato de estos para que ningun
forastero aprenda su lengua, á la vista de
una racional política, son dignos de observacion
para evitar qualquiera mala resulta. De la
lengua puquina solamente he podido lograr la
oracion dominical, cuyas palabras me parecen
muy diferentes de las respectivas de otros idiomas
de América, por lo que conjeturo que sea
matriz.

Lengua yunca.

65 La lengua yunca, llamada mochica por el
ilustrísimo señor Oré ántes nombrado, se hablaba
245por una nacion grande, establecida en el
valle Runahuanac (significa escarmienta-gentes),
que los españoles con adulteracion de letras, dice (1)100
Garcilaso de la Vega, llaman Lunaguarna,
y en el valle llamado Huarcu que tenia mas
de treinta mil familias. Al norte y sur de los
yuncas, añade Garcilaso, estaban los chinchas,
que componian mas de treinta mil familias, y
eran enemigos antiguos de los yuncas. Esta enemistad
hace conjeturar (62), que la lengua chincha
era totalmente diversa de la yunca, que tambien
parece serlo de las demas lenguas del Perú.

66 Ademas de las lenguas peruanas, de que
acabo de dar noticia, y que en el Perú son las
mas generales, hay otros idiomas de varias naciones,
de los que daré las noticias que debo á
los misioneros de estas.

Lengua moja.

Etimología de
la palabra moja.

La lengua moxa ó moja, llamada tambien
moha, se habla por una nacion del mismo nombre,
que significa sarna. Este nombre, segun la
opinion no poco comun en el Perú, se dió á
la nacion y á su lengua, porque el primer mojo
que viéron los españoles, preguntado por estos
de que nacion fuese, respondió ñuca muha : yo
sarna, esto es, yo tengo sarna : y los españoles,
juzgando que la palabra muha era nombre
de su nacion, á esta llamáron Moxa ó Moja,
nombre que en la pronunciacion se asemeja algo
á la palabra moha : y que los mojos con desagrado
oyen darse por los españoles. Antes de
entrar estos en el Perú era conocida la nacion
Musu, llamada, dice (2)101 Garcilaso, Mojos por
los españoles. El Inca Yupanqui la conquistó, extendiendo
246su imperio hasta llegar á la provincia
que llaman Musu, dice (1)102 Garcilaso, tierra poblada
de mucha gente belicosa, y ella fértil de
suyo : quieren decir, que está doscientas leguas
de la ciudad del Cuzco. Si la provincia de Mojos
se conocia entre las peruanas con el nombre
Musu, los españoles fácilmente pudiéron confundir
este nombre con la palabra mojo.

Paises en donde
se habla la lengua
moja.

Daños hechos en
las misiones.

Lenguas mure y
meque.

Misiones destruidas.

Al señor Don Juan Iraizos, que ha estado
de misionero de los mojos en la poblacion llamada
San Xavier, debo las noticias siguientes, que daré
sobre ellos. La lengua moja se hablaba el
año 1767 en las misiones y poblaciones llamadas
Loreto (de mil y doscientas personas) : la Santísima
Trinidad
(de cien personas) : San Ignacio
(de mil y doscientas personas) : y San Xavier
(de mil y quinientas personas), y en la gran
provincia de Mojos, que se extiende por casi
doscientas leguas desde el grado 15 de latitud
boreal hasta el grado 20. El año 1742 habia en
las misiones de los mojos á lo ménos treinta mil
neófitos, de los que muchos pereciéron con epidemias,
y con las correrías de los portugueses
establecidos cercanamente en la banda oriental
del rio Itenes, llamado Guapai por ellos, contra
el acuerdo comun de las cortes española y
portuguesa sobre los límites de sus respectivos
dominios en la América meridional. Despues de
dicho año 1742 pereciéron las misiones de Santa
Rosa del Itenes
(en donde se hablaban las
lenguas mure y meque), y de San Miguel (en
donde se hablaba la lengua mure), en las riberas
del rio Baure, á cinco leguas de su embocadura
en el Itenes. Los portugueses destruyéron
247estas dos misiones ; y los jesuitas que estaban en
ellas, recogiéron despues algunos meques ó mecas,
y fundáron nueva mision de ellos. Las guerras,
las epidemias, y la huida de los indios aniquiláron
tambien las misiones llamadas San Luis y
San Joseph (en que se hablaba mojo), San Pablo
(en que se hablaba la lengua mobima), el Patrocinio
(en que se hablaba la lengua berisibocona),
y San Juan de Guarayos (en que se hablaba
el guarayo dialecto de la guaraní).

Baure y ticomeri,
dialectos mojos.

La lengua moja tiene varios dialectos, que se
hablaban en las misiones de los mojos. Uno de
los dialectos mas conocido es la lengua baure,
que se hablaba en las misiones ó poblaciones llamadas
San Nicolas, San Joaquin y la Concepcion.
Se habia creido por algunos misioneros, que
tambien era dialecto mojo la lengua paicone, mas
ya se sabe (21) que esta no tiene afinidad alguna
con la baure, y consiguientemente no es dialecto
mojo.

La lengua ticomeri se pone por los misioneros
entre los dialectos mojos. El señor Iraizos me
ha dicho, que tico-meri son palabras mojas que
significan otra-lengua : esta expresion indica que
el ticomeri es dialecto mojo muy desfigurado : se
hablaba en la mision de San Francisco de Borja,
que el año 1767 parecia un retrato de Babel ; pues
en ella habian los jesuitas recogido y unido los
destrozos de misiones de varias naciones (68). No
solamente en la poblacion de San Francisco de
Borja, mas tambien en otras misiones de mojos,
habia indios de diferentes lenguas (de que se tratará
inmediatamente), recogidos en diversas ocasiones
y tiempos. En la mision de San Xavier de
mojos (me ha dicho varias veces su misionero el
señor Iraizos) habia algunas tribus que hablaban
248los dialectos chuchucupconó, comobocono, moubocono
y mosotié, y otras tribus que hablaban las
lenguas mopecianá é icabicici, diversas entre sí
y de la moja.

Lengua majiena

67 La lengua majiena ó maxiena se hablaba
por una tribu, que estaba el ano 1767 en la poblacion
de San Francisco de Borja (66) llamada
de los Ticomeris. Es desconocido el carácter de
la lengua majiena, que no entienden los mojos,
ni otras naciones que hay en sus poblaciones.

Lengua mobima.

68 La lengua mobima, llamada mobimah por
algunos misioneros, se hablaba el año 1767 en
las misiones llamadas Santa Ana (de dos mil
personas), San Borja, ántes nombrada, y Santos
Reyes
(de mil y doscientas personas), que estan
en la provincia de Mojos.

Naciones pacabari,
cabina y tiboi.

En la dicha poblacion de San Borja, que
ántes (66) llamé retrato de Babel, estaban un
destrozo de la mision de San Pablo destruida (66),
y tribus, que de varias naciones se habian hallado
ó recogido por raros accidentes. Habia en
dicha poblacion tribus majienas (67), ticomeris
(66), pacabaris, cabinis y tibois. Estas tres últimas
naciones las descubrió el apostólico varon señor
Don Pasqual Ponce, que habia sido treinta
años misionero de San Borja, y despues fué provincial
de los jesuitas del Perú, entre los que con
su zelo y práctica de misiones promovió mucho
la conversion de los indios. Los tibois fuéron los
últimos que llegáron á San Borja ; y me ha dicho
el señor Iraizos, que tenian la costumbre
de faxar á los recien nacidos la cabeza de tal modo,
que esta terminaba piramidalmente, y se
alargaba notablemente. La faxadura se hacia en
el casco, ó en toda la parte de él que está poblada
de cabellos.249

Naciones Sapibocona,
Chiribi,
Chumana.

En la mision de los Santos Reyes ántes nombrada,
con los mobimas habia tribus de las naciones
Tiboi, Sapibocona, Chiribi, Chumana y de
otras desconocidas, y en gran parte descubiertas
por el señor Ponce ántes nombrado.

Lenguas cayubaba,
itonama y
sapibocona.

69 La lengua mobima tiene pronunciacion algo
áspera, y no pocas palabras que acaban en
consonante. De esta lengua, como tambien de
las lenguas cayubaba, itonama y sapibocona, los
señores Don Alonso Blanco, Don Alberto Quintana,
Don Manuel Leon, y Don Nicolas Sarmiento,
misioneros respectivos de las naciones
que las hablaban, me han dado oraciones piadosas
é índices de palabras ; y observando estas
no hallo afinidad alguna entre dichas lenguas.
La lengua cayubaba se hablaba el año 1767
en las misiones llamadas Exâltacion de la Santa
Cruz
(de dos mil personas), San Pedro : la
itonama en la mision llamada Magdalena, y la
sapibocona en la mision Santos Reyes ántes nombrada.
En las misiones de mojos (66),llamadas
Loreto y Santísima Trinidad, habia el año 1767
algunas familias de itonamas. La lengua cayubaba
tiene muchos acentos narigales.

Tienen afinidad
las lenguas chiriba
y chumana.

70 En la dicha mision de Santos Reyes se
hablan las lenguas chiriba y chumana, que parecen
tener afinidad entre sí.

Tienen afinidad
las lenguas herisobocona,
orocotona
y rocotona.

71 La lengua herisobocona se habla por una
tribu de herisoboconos, que estaba el año 1767
en la mision de San Ignacio (66), y parece tener
afinidad no solamente con la orocotona, mas
tambien con la rocotona, que se habla en las misiones
de San Martin y Santa Rosa. Los herisoboconos
que habia en la mision de San Ignacio,
eran reliquia de la destrozada mision del
Patrocinio (66) : eran blancos, y tenian cabellos
250dorados ó medio roxos, y por esto los mojos á
su tribu llamaban tizizi y tizi-chuti (roxa-cabeza).

Lengua mure.

72 La lengua mure se habla en las misiones
San Simon y San Judas, y se hablaba en otra
llamada San Miguel, que fué destruida por los
portugueses (66). Esta lengua hablan tambien los
muris, indios silvestres, y por esto se suele llamar
lengua muris por algunos misioneros. Quizá
eran mures los que habitaban la provincia Murumuru
situada al oriente del Cuzco, y conquistada
por el quinto Inca Capac Yupanqui, segun
refiere Garcilaso de la Vega en el capítulo XIV
del libro III de su historia citada. Hasta ahora
no se sabe con que lenguas del Perú tenga afinidad
la lengua mure.

Lenguas
Canisianá y
Mopecianá.

Conversion de
los mopecianás.

Carácter bestial
de los canisianás.

Conversion de
los canisianás.

Lengua guaraya.

73 Ignórase asimismo si sea matriz ó dialecto
de otro idioma la lengua canisianá, que
se hablaba en 1767 en la mision llamada San
Pedro
, que tenia dos mil personas. Algunos misioneros
creyéron que tuviesen afinidad las lenguas
canisianá y mopecianá ; mas parece que estas
dos lenguas son totalmente diversas ; pues los
canisianás eran enemigos mortales de los mopecianás,
y los indios que hablaban una misma
lengua, ó dialectos de ella, solian ser amigos,
y se trataban como parientes (67). Los canisianás
no solamente eran contrarios de los mopecianás,
mas andaban siempre á caza de estos
para comérselos : y esta ferocidad bestial dió
motivo para que los jesuitas los conociesen, é
intentasen su conversion, que consiguiéron de
un modo que insinué en la historia de la Vida
del Hombre
, y en el número 512 del Hombre
físico
, y que aquí oportunamente referiré mas
difusamente, como me lo ha contado el señor
251Iraizos. En la mision de San Xavier, en que
este era misionero el 1767, habia estado ántes
el apostólico misionero Agustin Zapata. La dicha
mision está en la banda occidental del rio
Mamoré, que con los rios Itenes y Bene, forman
el rio Madera, el qual desemboca en el
Marañon. Son navegables estos quatro rios. Zapata,
queriendo aumentar la poblacion de su
mision con la buena proporcion que los rios le
daban para navegar, y observar desde ellos las
naciones colaterales, conoció, trató algo á la nacion
mopecianá, y pasó á sus tierras para hacérsela
amiga. Los xefes de esta nacion volviéron
con Zapata á su mision de San Xavier para
observar la vida que en ella hacian los indios
sus vecinos, y como eran tratados ; y luego
que estuviéron algunos dias en la mision, resolviéron
ir á ella con su nacion, y declaráron
á Zapata el motivo principal que tenian para
establecerse en la dicha mision con los mojos.
Estos, dixéron, viven quieta y seguramente ; y
nosotros podremos vivir como ellos, alejándonos
de los canisianás, nuestros vecinos, que continuamente
estan cazando mopecianás para comérselos.”
Esta fué la primera noticia que los
jesuitas tuviéron de los canisianás. Al mudarse
los mopecianás á la referida mision de San Xavier,
llegó un mopecianá fugitivo, que habiéndose escapado
de la red en que le tenian los canisianás,
habia vuelto á las tierras de su nacion, y
no hallándola, llegó á la mision para encontrarla.
Este fugitivo dixo, que entre los canisianás
dexaba trece mopecianás en la red ó jaula
del engordadero, en que ellos ponian los prisioneros,
para comérselos despues que hubieran
engordado bien. Zapata al oir esta relacion se
252enterneció, y encendió en vivos deseos de librar
á los trece mopecianás presos. Los xefes de
la nacion mopeciana pretendiéron en vano que
Zapata desistiese de una empresa, que ellos pintaban
como temeraria. Zapata, en compañía de
sus neófitos, fué á las tierras de los canisianás,
para rescatar á los presos ; y habiendo llegado
á ellas, se atrincheró en sitio ventajoso, é hizo
llamar á los xefes de los canisianás, para tratar
del rescate de los prisioneros. Estos xefes
viniéron intrépidamente, y Zapata les ofreció
por los prisioneros algunas hachas para cortar
árboles ; y los dichos xefes apénas las viéron,
quando luego ofreciéron dar por ellas los prisioneros :
y maravillándose ellos que Zapata diese
instrumentos tan preciosos por el vil precio
de trece hombres, preguntáron curiosamente á
los mopecianás neófitos, por qué fin, y para qué
se compraban tan caramente los prisioneros ; si
por ventura el comprador se los queria comer.
Los mopecianás respondiéron, que Zapata queria
hacer felices á todos, y que enseñaba la ley
de un Dios bueno, que queria que todos los
hombres, aunque no fueran parientes, se trataran
como hermanos, y que ninguno hiciera
mal á otro, ántes bien le hiciera todo el bien
posible. Este discurso solo bastó para que los
xefes de la nacion canisianá, tan feroz y bestial,
dixesen luego á Zapata que querian ir en
su compañía, como lo hiciéron. En estas circunstancias
llegó casualmente á la mision de San
Xavier el P. Lorenzo Legarda, y se encargó de
aprender la lengua canisianá, y de instruir á
los canisianás, con los que formó la mision llamada
San Pedro, que está situada en la ribera
del rio Mamore, entre las misiones de San
253Xavier y la Exâltacion. Este caso hace ver el
gran efecto que las verdades morales de razon
natural hacen aun en los hombres mas bestiales :
la gracia de nuestro divino Salvador las hace
mas eficaces. Con los canisianás en la poblacion
de S. Pedro habia el año 1767 varias familias
de guarayos, que al destruir los portugueses
su mision de Santa Rosa, se huyéron con
su misionero el señor Don Nicolas Sarmiento,
que el año 1794 pasó á mejor vida en Ferrara.
Los portugueses se lleváron los demas guarayos
de Santa Rosa. Ignoro el carácter de la
lengua guaraya.

Lengua chiquita.

74 En la mision llamada los Desposorios,
que está en la provincia de los mojos, se habla
la lengua chiquita, de la que se trató ántes
(20). Dicha mision dista doce leguas de Santa
Cruz de la Sierra
.

Chiriguano y
cirionó, dialectos
guaranís.

75 En la expresada mision de los Desposorios
vivian los indios chiriguanos, que hablan un dialecto
de la lengua guaraní (15) : mas porque
siempre estaban riñendo con los chiquitos, y de
ninguna manera se pudo hacer paz entre estas
dos naciones, los señores Don Gabriel Diaz y
Don Estanislao Royo pidiéron licencia al superior
de las misiones para fundar un pueblo separado,
en que se pusieran los chiriguanos convertidos,
y los que vinieran de las selvas. En
1765 el señor Diaz y su compañero Royo fundáron
el pueblo de Santa Rosa para los chiriguanos
convertidos, y se logró que vinieran á
unirse con ellos muchos chiriguanos gentiles, que
se halláron en las selvas vecinas á Santa Rosa.

El apostólico y exemplarísimo misionero señor
Don Diego Jurado, estando en su mision,
llamada ya San Joseph de Buenavista, y ya
254Desposorios, oyó decir que ácia el norte de su
mision estaba errante una nacion, de la que habia
visto algunos individuos un indio chiquito,
que llevó la noticia á dicha mision. Se creyó
que esta nacion fuese la de los cirionós feroces
y errantes, de que se hace mencion en la vida
del P. Barace, y por esto se le dió el nombre
de nacion Cirionó ántes de conocerla. El señor
Jurado salió de su mision para buscar la nacion
Cirionó, y habiendo hallado algunos individuos
de ella, les habló en lengua chiquita, mas ellos
entónces dixéron las palabras she-zeré ; y porque
Jurado sabia tambien la lengua guaraní, al
oir estas palabras conoció que con ellas se decia
mi-palma ó leño, con que los indios hacen
las flechas. En lengua guaraní che-ziri significa
mi-palma ó leño de flechas. Jurado les habló
despues en guaraní, los indios le entendiéron algo,
y empezáron á fiarse de él. Jurado consiguió
llevar algunos consigo á la mision de los
Desposorios
, en la que prontamente empezáron
á entender la lengua de los chiriguanos, con
los que en 1765 se estableciéron en la mision
de Santa Rosa. Estos indios, que se creyéron
cirionós, y así se llaman hasta ahora, son de
nacion que habla un dialecto guaraní (15).

Historia manuscrita
de las naciones
de Mojos.

76 Las noticias que he dado sobre las lenguas
peruanas, en gran parte se las debo á los misioneros
que he citado, y á los señores Don Joseph
Rioseco, Don Joseph Quintana, Don Ignacio
Vargas, Don Juan Borrego (que ha sido
misionero en el Perú), y principalmente al señor
lraizos, nombrado ántes. Francisco Xavier,
hermano de este, que fué misionero de San Pedro
de los canisianás, y murió en 1763 asistiendo
á los canisianás, que se oponian é impedian
255las correrías funestas, que los portugueses hacian
en las misiones, escribió una completísima historia
de todas las naciones y lenguas que se conocian
en la gran provincia de Mojos. En el colegio
jesuítico de Lima estaba el año 1767 esta
historia manuscrita, y un compendio de ella,
que, hecho por el P. Francisco Xavier Iraizos,
se habia enviado á Madrid para el P. Andres
Burriel ; deberá estar con los manuscritos de este,
depositados en la real Biblioteca de Madrid.

Lenguas
Caisina.
Capinjela.
Caliciona, y
Ucoiña.

77 Ademas de las lenguas peruanas que he
nombrado, hay otras llamadas caisina, capinjela,
caliciona y ucoiña, de cuyos nombres me
ha dado noticia un misionero jesuíta ; mas ignoro
el carácter de ellas, y quáles son las naciones
que las hablen.256

Capitulo V.
Lenguas que se hablan en el reyno de Quito
desde las fronteras del Perú hasta el estrecho
de Panamá, en donde empieza el continente
de Nueva-España.

78 El reyno de Quito nos presenta un verdadero
caos de lenguas y de naciones diferentes,
pues cada poblacion de las misiones se compone
de naciones diversas, como se puede observar
en la lista que abaxo pongo de las poblaciones (1)103
de las misiones solamente del Marañon.257

Para dar una idea algo exâcta de las lenguas
del Quito, he consultado á varios misioneros, y
principalmente de palabra y por escrito al docto
258señor Abate Don Juan de Velasco, cuya achacosa
salud impide la publicacion de una excelente
historia del Quito. Para mayor claridad del
gran número de lenguas y naciones que deberé
citar, dividiré el presente discurso segun el
259número de gobiernos que hay en el reyno de
Quito, dando principio desde los de Mainas y
del Marañon, con sus rios colaterales, en donde
noto las naciones, en todo ó en parte convertidas
por los jesuitas ; y no nombro otros
misioneros, porque no tengo noticia de sus misiones.
Solamente sé, que en el reyno de Quito
tienen algunas misiones los PP. observantes de
San Francisco ; mas aunque ignoro quales sean
las naciones que en cada una de ellas hay, sin
peligro de errar podré decir, que entre ellas
no se habla idioma alguno, que no se halle entre
las naciones de las misiones que tenian los
jesuitas.

§. I.
Gobierno de Mainas y del Marañon.

Misioneros mártires,
é ilustres en
santidad.

Pérdida de veinte
y cinco mil
ucayabes.

79 Las misiones de este gobierno (en las que
desde el año 1637 hasta el de 1767 se habian empleado
ciento cincuenta y siete misioneros jesuitas
de su provincia de Quito, ocho de ellos lográron
la palma del martirio, y mas de treinta floreciéron
en santidad, como consta de sus vidas, en
parte impresas, y en parte manuscritas, archivadas
en el que fué colegio jesuítico de Quito)
al principio tuviéron feliz suceso ; pues los jesuitas,
en el espacio de ciento veinte y nueve
años, fundáron en ellas ciento cincuenta y dos
poblaciones : mas despues lo tuviéron muy infeliz.
En la rebelion de treinta naciones, sucedida
el año 1695, despues de haber sido martirizados
un eclesiástico, llamado Vazquez, y
el P. Henrique Ricter, que las pacificaban, se
perdiéron mas de veinte y cinco mil christianos
de la nacion ucayabe, los quales últimamente
260el año 1765 pacificados con los jesuitas solos,
permitiéron que uno de estos entrase en sus
paises, y visitase todas sus poblaciones. Las naciones
Pira, Cuniba, Pana, Campa, Omava, y
otras rebeldes del rio Ucayale, estan entre los
grados 6 y 9 de latitud meridional, y á 303
grados de longitud, mas ó ménos.

Progresos grandes
de las misiones
españolas.

Ciento y cincuenta
y dos poblaciones
de misiones.

Usurpaciones
grandes, y daños
hechos por los
portugueses en el
Marañon.

80 La causa principal de la ruina y dispersion
de las numerosas naciones que estaban baxo
del dominio español en el Marañon, se debe
atribuir á las correrías de los portugueses.
Los jesuitas españoles habian penetrado en el
Marañon hasta los confines de la provincia, entónces
pequeña, del Gran-Pará, habian anunciado
el santo Evangelio á mas de quinientas
mil personas ; y para estas llegáron á fundar
ciento cincuenta y dos poblaciones : mas los portugueses,
despues que se separáron del dominio
español el año 1640, empezáron á penetrar en
el Marañon, y á hacer en él grandísimos daños.
Solamente en las correrías que hiciéron los
años 1682, 1690, 1709 y 1710, arrastráron consigo
mas de cincuenta mil esclavos indios ; y
de la nacion Omagua, que les habia hecho gran
resistencia, esclavizáron mas de diez y seis mil
personas, de las que pereciéron muchísimas, y
algunas buscáron asilo entre los españoles, y se
estableciéron en la mision, ya citada, de San
Joaquin. Al tiempo de dichas correrías, muchísimas
naciones atemorizadas huyéron á los bosques,
en donde se hallaban mas contentas, que
baxo de la sujecion de los portugueses, los quales,
desatendiendo las piadosas y christianas órdenes
de los reyes de Portugal, las maltrataban
infamemente. Con estas noticias he juzgado
prevenir la mente del lector, para que no
261juzgue ser exâgerado el número de idiomas, y
el mayor de naciones, que se reconocen en el
Marañon, y se notarán en el siguiente catálogo.

81 Catálogo de las lenguas conocidas en el
gobierno de Maynas y del Marañon.

lenguas matrices | dialectos

I. Andoa | Araro. Chuudaviño. Gae. Guazago. Murato. Pabo. Pinche. Semigae. Bobonazo.

II. Campa | Amjemhuaco. Curano. Manuá. Nanerua. Nesahuaco. Sepaunabo. Tasio.

III. Chayavita | Cahuapano. Paranapuro.

IV. Comaba | Ginua. Inuaco. Ruanababo. Zepo.

V. Cuniba | Manamabobo. Mananamabua.

VI. Encabellada | Guajoyo. Guencoyo. Neocoyo. Zaparro. Encabellado. Ziecoyo.

VII. Iebera | Tiputini. Tibilo.262

lenguas matrices | dialectos

VIII. Maina | Chapo. Coronado. Humurano. Roamaino.

IX. Muniche | Muchimo. Otanabe.

X. Pana | Iltipo. Pelado.

XI. Pira | Cusitinavo. Manatinavo. Upatarinavo.

XII. Simigaecurari | Arazo. Ijinori. Nevo. Oa. Zaparro.

XIII. Lucumbia del gobierno de Quito, num. 89 | Putumayo. Yete. Ceoqueyo.

XIV. Urarina | Barbudo. Itucale. Mayoruño. Musimo.

XV. Yamea | Amaono. Nahuapo. Napeano. Masamae.

XVI. Iinori | Acamaori. Camacori. Iqueconejorí. Panajori. Tremojori.

Las diez y seis lenguas que se han puesto
baxo del título matrices, son, segun los misioneros,
muy diversas entre sí : podrá ser que la diversidad
sea muy notable en la pronunciacion,
263y en gran número de palabras, como lo es la
francesa de la española, las quales no por esta
diversidad son lenguas matrices, mas dialectos
notablemente diversos, y provenientes de una
misma lengua matriz, que es la latina.

82 Lenguas notablemente diversas, en las que
los misioneros que he consultado hasta ahora, no
han descubierto afinidad alguna.

Acuana. Ahunala. Aisuari. Alabona. Cahuaci.
Cahumari. Chipea. Choncha. Cutinana. Icahuate.
Iquita-nanai. Libara. Lluru. Macavina. Mochova. Pandaveque.

83 Lenguas que se sabe haber perecido.

Aicore. Amasifuine. Archidona. Atahuate. Atuara. Bitocuru. Calza-blanca. Coscoasoa.
Eriteina. Eyeye. Ibanoma. Motilona, ó Lamista. Musima. Quilivita. Quirivina.
Rema. Singacuchusca. Suchichi. Tabalosa. Unibuesa. Uspá. Yapua.

84 Lenguas desconocidas.

Cariela. Erascavina. Himuetaca. Iciba.
Iurusme. Mighiana. Napotoa. Paratoa.
Pativa. Zapa.

Afinidad de algunas
lenguas.

85 La lengua eriteina puesta en el número
264de los idiomas que han perecido (83), tenia afinidad
con la lengua llamada iquique del tigre ;
esta no la tenia con la iquita-nanai (puesta entre
las lenguas diversas del número 82), como
algunos habian conjeturado. Las lenguas peva y
ticuna se hablan aun, y tienen afinidad ; como
tambien la tienen entre sí las lenguas mapaarina
y la chamicura.

86 Conjeturo que las lenguas quilivita y quirivina,
puestas en el catálogo de los idiomas
que han perecido (83), tengan afinidad con la
lengua kiriri ó quiriri (19. XIII).

Lengua omagua,
dialecto de la
guaraní.

Carácter de los
omaguas.

Afinidad de la
lengua omagua
con varias lenguas.

Muchedumbre
de omaguas :
treinta y tres poblaciones
de ellos.

Descendencia de
los omaguas del
reyno de Quito.

87 De la lengua omagua, sobre la que prometí
dar algunas noticias (16), es necesario
discurrir separadamente, porque en ella se halla
documento claro de la tenacidad que las naciones
americanas tienen en conservar su idioma
nativo. En el cotejo que he hecho é indicado
(17) de las palabras de los idiomas guaraní,
omaguo y tupí, advertí claramente su afinidad,
y que las naciones que los hablan, tenian
orígen comun ; para cuyo descubrimiento
he hecho algunas investigaciones. El señor Abate
Velasco, ántes citado, juzga que sea omagua
la comun estirpe de estas naciones y de otras
que se hallan dispersas por el nuevo reyno de
Granada, y por otros paises, cuya extension
es de mil y quinientas leguas, y en que se hablan
lenguas de clara afinidad con la guaraní y
omagua. El dicho señor Velasco desde la ciudad
de Faenza, con fecha de 14 de Febrero de
1784, me escribe en estos términos : “Los omaguas
se creen superiores á los demas indios
americanos : se tienen por gente distinguida y
noble ; y como nacion de este carácter se reconoce
por las demas naciones del Marañon. Su
265idioma es de los mejores de la América meridional,
en la que pocas naciones se hallan tan
numerosas como la Omagua. Se sabe que esta en
sus costumbres, y quizá tambien en el idioma,
conviene con los guaranís (situados á 27 grados
de latitud meridional, y á 323 de longitud) :
convienen tambien con la nacion agua (88) del
nuevo reyno de Granada, dispersa por las llanuras
del rio Orinoco (á 9 grados de latitud
septentrional, y á 314 grados de longitud),
y por la provincia de Venezuela (á 10 grados
de latitud septentrional, y á 305 grados de
longitud) : conviene asimismo con la tupí, numerosa
(17) en la provincia del Pará, y en varios
paises del Brasil, y principalmente conviene
con la nacion (17) del rio Tocantin, situada
á 5 grados de latitud meridional, y á 325
de longitud. En uno de los paises del Marafion
perteneciente á las misiones que tenian los
jesuitas, y estan situados á 4 grados de latitud
meridional, y á 305 grados de longitud, habia
un hormiguero de indios omaguas ; pues el
P. Gaspar Cuxía en el año 1645, en que con
ellos hizo estable la paz, halló quince mil omaguas
en las islas del rio Marañon, sin contar
los que habia en el rio Yurum (llamado tambien
Yurua) en el que estan los indios yurimaguas.
El P. Samuel Fritz llegó á fundar treinta
y tres poblaciones de omaguas y de yurimaguas.
Tan numerosa era la nacion Omagua. ¿Y
dónde se hallará su orígen ó estirpe? Los omaguas
del reyno de Quito dicen que se debe hallar
en el Marañon, y que muchísimas tribus
de su nacion al ver las barcas de los primeros
españoles enviados por Gonzalo Pizarro, huyéron
á los paises baxos del Marañon, á los rios
266Negro y Tocantin, ácia el rio Orinoco, y á
otros paises del nuevo reyno de Granada. El
señor Condamine, que observó atentamente la
nacion Omagua en su viage por el rio Marañon,
conjetura que ella antiguamente formaba una
monarquía ó soberanidad cerca del Orinoco, y
que al entrar los primeros españoles en estos
paises, huyó y se derramó por diversos paises.
No me atrevo á aprobar esta conjetura que parece
ser totalmente arbitraria : lo cierto es que
se halla á lo ménos la extension de 70 grados
entre los guaranís, los tocantinos, los omaguas
del Pará, del Orinoco, de Venezuela y del Marañon
de Quito.” Hasta aquí el señor Velasco.
Coleti, que fué misionero en el reyno de Quito,
y en Italia, despues de haber llegado á ella
con los jesuitas españoles, imprimió un diccionario
de la América meridional, supone en él
que hay muchos dialectos de la lengua omagua.

Los omaguas
descendientes de
los guaranís.

El señor Camaño, citado ántes (40), juzga á
los omaguas descendientes de los guaranís ; porque
aunque entre los omaguas, y los verdaderos
guaranís (que son los paraguayos, los de
Pará, los tupís, los uruguayos, los guaranís, &c.)
se interpone un caos de naciones de idiomas diversos ;
mas por hallarse los dichos verdaderos
guaranís extendidos desde el Brasil hasta el pais
llamado Cayena, parece que de los guaranís del
Brasil deban provenir los omaguas, que se hallaban
en el Marañon entre los rios Napo y Yurum
(llamado tambien Yurua). En la historia
del Marañon, ilustrada por el P. Manuel Rodriguez,
se halla una excelente descripcion de la
provincia de los omaguas, confinantes con las naciones
del Brasil, que hablaban dialectos de la
lengua guaraní.267

Parece pues ser probabilísimo que todas las
naciones que hablan dialectos del idioma guaraní,
desciendan de los guaranís del Paraguai, ó
de los tupís del Brasil (que tambien son guaranís).
Las lenguas guaraní del Paraguai, y la tupí
del Brasil, no son ménos semejantes que la
española y portuguesa entre sí, como se notó
en el número 17, en donde se puso el cotejo
de algunas palabras entre las muchas que se podian
poner. Las dos lenguas dichas tienen el carácter
de la mayor antigüedad, porque una
misma palabra con diversos acentos pronunciada
en guaraní y en omagua, tiene diferentes significaciones,
como sucede en la lengua china,
y en otras lenguas. En la lengua omagua falta
la gran perfeccion gramatical que se halla en la
guaraní, y esto parece indicar que de esta sea
dialecto la lengua omagua : así el latino, dialecto
del griego, tiene menor perfeccion gramatical
que este : las lenguas portuguesa, española, francesa,
italiana y valaca son dialectos de la latina,
y ménos perfectas que esta en el artificio
gramatical ; y esto mismo sucede á los dialectos
teutónicos respecto del alemán de que provienen.
Las naciones que hablan el idioma guaraní,
ocupan grandísima extension en las costas
del Brasil, y en los paises mediterráneos ; y
han sido y son actualmente mas numerosas que
las que hablan el idioma omagua ; mas los omaguas
se han hallado solamente en las islas del
rio Marañon, y sobre las riberas de los rios ; y
esto ciertamente hace conocer que ellos son tribus
provenientes y separadas de los guaranís, y
que por medio de la navegacion se han establecido
ya en unas partes y ya en otras. Las naciones
isleñas provienen de las del continente,
268así como las isleñas del archipiélago en el mediterráneo
provienen de Grecia, las de las Filipinas,
y de otras muchas islas en el mar oriental
y en el pacífico, provienen de la nacion Malaya,
establecida en el continente de Asia, y los
isleños caribes del golfo de México provienen del
continente de América. Los omaguas son los fenices
de América, porque segun las historias de
las misiones de los jesuitas, y la asercion de los
misioneros aun vivientes, han sido siempre hombres
de gran habilidad para la navegacion.

Dialectos de la
lengua omagua
son las lenguas:
Jurimagua.
Payagua.
Yagua.
Cocama.

Cocamilla.
Hueba.
Yete.
Agua.
Paraguana.

Nombres que se
dan varias naciones.

88 Con la lengua omagua tienen afinidad las
lenguas jurimagua, payagua, yagua, cocama (1)104
(con sus dialectos llamados cocamillo y huebo),
la lengua yete (que se habla por una nacion bárbara
establecida en las riberas del rio Napo en
el pais de los Encabellados), y quizá otras lenguas
269de otras naciones poco conocidas. Algunas
de estas lenguas se notáron ántes (17), discurriéndose
de las lenguas del Marañon de los portugueses.
Los omaguas, dice el P. Acuña en su
viage del Marañon ó de las Amazonas, se llamaban
antiguamente aguas (1)105 ; y este nombre
parece provenir de la palabra peruana ahua, que
significa defuera ; esto es, se llamarian ahuas ó
defuera, porque habitaban fuera de la provincia
de Mainas. Conjeturo, me escribe el señor
Abate Camaño, que el nombre omagua proviene
de la voz quichua, ó peruana uma, que significa
cabeza, y de la voz omagua aua (2)106 ó ahua,
que significa hombre ; porque los americanos comunmente
se apropian la palabra, que en sus
respectivas lenguas significa hombre : así los chiquitos,
se dan á sí mismos el nombre naquiñoneis
270(hombre) : los lules se dan el nombre pele (hombre) ;
y los peruanos se llaman runa (hombre).
Los omaguas usan llamarse ahua (hombre), y
alargarse la cabeza, por lo que se llamaban uma-ahua,
ó uma-aua, de donde provino el nombre
omagua.

De la lengua omagua habia una gramática
que habia compuesto un jesuita de la provincia de
Quito, que ha muerto en Italia : la he buscado
para observar la diferencia del artificio gramatical
entre las lenguas omagua y guaraní ; mas
no la he podido hallar, porque á la dicha gramática
ha sucedido la suerte de otros muchos
manuscritos, que en la muerte de sus autores
(ex-jesuitas españoles y portugueses) han desaparecido (1)107
prontamente.271

§. II.
Gobiernos de la ciudad de Quito, de Atacames,
Guayaquil, Cuenca, Macas, Jaen y Quijos.

89 En estos siete gobiernos, llamados mayores
por su gran extension, al principio del presente
siglo se conocian, y distinguian las ciento
diez y siete infrascriptas (1)108 (situadas desde
272el grado 2 de latitud meridional hasta el grado
5 y ½, y ácia los grados 302 de longitud),
de las quales la mayor parte hablaba la lengua
quichua ó peruana, introducida por el Inca que
las conquistó, y al presente no pocas de dichas
naciones hablan el idioma español y el quichua.
Muchas de las referidas naciones han perdido el
nombre con que al ser descubiertas se conociéron
y llamáron, ó porque ellas se han mezclado con
273otras, ó porque se han agregado á algunas poblaciones
formadas ántes, y de estas han tomado
nuevo nombre.

Nacion Cofane.

Lenguas.
Cofane.

Xibara, ó
Jíbara.

Es numerosa la
nacion Xibara.

Las lenguas yunga
ó yunca, y
colorada de Angamarca
tienen
afinidad.

90 La nacion Cofane (situada á 10 minutos
de latitud meridional y á 301 grados y ½ de longitud
en el gobierno de Quito) tenia á lo ménos
quince mil personas el año 1602, en que su primer
misionero el V. P. Rafael Ferrer se internó
en sus paises, bautizó quatro mil ochocientos
cofanes en siete años con la ayuda de otros dos
jesuitas sus compañeros, fundó las poblaciones
llamadas San Pedro, Santa María y Santa Cruz,
y murió martirizado el año 1611. En este año
los cofanes que martirizáron al P. Ferrer, pervirtiéron
á los neófitos, y fomentáron una rebelion
general, que aun dura. Los cofanes tienen lengua
particular, en la que el dicho P. Ferrer escribió
un compendio de doctrina christiana, que
el año 1767 se conservaba en el archivo del colegio,
que fué jesuítico, en la ciudad de Quito.
La nacion Xibara ó Jibara, y la Huamboja se
rebeláron al principio del siglo pasado : y la Xibara
pasó cruelmente á filo de espada á todos
los habitantes de la ciudad de Logroño. Esta nacion
tiene lengua propia llena de palabras españolas,
y es tan numerosa, que se extiende
por los gobiernos de Cuenca, Macas y Mainas ;
y por esto la he puesto entre las naciones de
Mainas. La nacion Pomallacta se rebeló en el
presente siglo, como tambien la Yunga ó Yunca
(nombre peruano, número 61), la qual despues
que los jesuitas en el año 1706 cediéron á los
eclesiásticos seglares las misiones que en ella habian
fundado, se rebeló, y se unió con parte de
la nacion llamada Colorada, cuya lengua tiene
afinidad con layunga ó yunca. En esta ocasion
274se perdiéron á lo ménos trece mil personas christianas.
La dicha nacion Colorada, se llama de
Angamarca para distinguirla de un ramo de la
misma nacion, que está establecido cerca de los
rios Toachi y Quinindi, en donde los PP. dominicos
tienen sus misiones.

91 En el reyno de Quito quando lo conquistáron
en el año 1470 los Incas soberanos del Perú, se
hablaba un dialecto de la lengua quichua (62) que
abundaba de palabras forasteras, las quales probablemente
eran del antiguo idioma de los quiteños.
En este idioma faltaba la vocal o ; por lo que los
quiteños decian Quitu, y este nombre, que era
del reyno de Quito y de su soberano en el dicho
año de la conquista, usa Garcilaso de la
Vega en la historia del Perú, en la que tratando
de la lengua quichua, que se hablaba antiguamente
en Quito, dice (1)109, citando á Valera
(61) : “Todo el término de la ciudad de Truxillo,
y otras muchas provincias de la jurisdiccion
de Quitu ignoran del todo la lengua general
(quichua) que hablaban, y todos los collas
(63) y los puquinas (64), contentos con sus lenguages
particulares y propios, desprecian el del
Cozco.” Cieza (2)110 de Leon, hablando de las poblaciones
que habia entre la ciudad de Quito y
Tomebamba, llamada tambien Tomepampa, á
cinquenta y tres leguas de ella, dice : “Estos y
todos los de este reyno en mas de mil y doscientas
leguas hablaban la lengua general de los
Incas, que es la que se usaba en el Cuzco… mas
275no embargante, que hablaban la lengua del Cuzco,
como digo, todos se tenian sus lenguas, las
que usáron sus antepasados : y así estos de Panzaleo
tenian otra lengua que los de Caranque y
Otabalo.” Segun estas advertencias de Cieza y
Valera citado por Garcilaso, habia diversas lenguas
en el reyno de Quito, que duraban aun
en tiempo de Cieza y Valera. Quizá la lengua
antigua de los quiteños tendria afinidad con la
de Panzaleo, ó con la de Caranque y Otabalo.
Por lengua antigua de los quiteños entiendo
la que ellos tenian ántes de ser conquistados por
los sciras.

Lengua quitu ó
scira, dialecto de
la quichua (62).

Segun la tradicion de los indios quiteños, me
escribe el señor Velasco, los sciras, que habitaban
en los paises marítimos, los conquistáron
despues del año mil de la era christiana, y entónces
introduxéron entre los conquistados su
propia lengua, la qual se ha hallado ser dialecto
de la quichua ó peruana. La afinidad entre
esta lengua (que era la general del imperio de
los Incas), y la scira introducida entre los quiteños,
fué probablemente uno de los motivos que
para conquistar á estos tuviéron los Incas. En el
reyno de Quito se hablaban otras lenguas ; y se
conjetura, que de los idiomas quitu y scira eran
dialectos las ciento diez y siete lenguas de las naciones
ántes nombradas en el número 89.

§. III.
Lenguas de las provincias de Popayan, Darien
y Veraguas.

92 El erudíto señor Velasco, ántes nombrado,
en carta, que desde Faenza me escribió á 4
276de Marzo del año 1784, sobre las lenguas que
se hablan desde Popayan, ciudad situada á 2 grados
y 31 minutos de latitud boreal, hasta los confines
de la jurisdiccion del vireynato de México
en el estrecho de Panamá, en donde está la provincia
de Veragua, me da las noticias siguientes.

“La pequeña provincia de los jesuitas del Quito,
la qual en su mayor aumento, al tiempo de
nuestra expulsion de los dominios españoles el
año 1767, apénas contaba ó tenia doscientos sacerdotes,
en diversas ocasiones habia extendido
sus misiones por el espacio ya de 19 grados de
latitud (esto es, por los 10 grados primeros de
latitud boreal hasta el estrecho de Panamá, y
por los 9 grados primeros de latitud austral), y
ya de 9 grados de longitud desde las costas de
Quito ácia el gran Pará. A estas misiones, que
por tan gran espacio se extendian, pertenecen
las noticias que ántes he enviado á v., y las que
v. pide ahora. En la dilatadísima provincia de
Popayan antiguamente se conocian las cincuenta
y dos naciones, que abaxo noto, (1)111 en los respectivos
277sitios de norte, oriente y sur en que
habitaban. Las naciones del sur se sujetáron con
las armas, y tambien algunas del norte y del
oriente : y las demas por los misioneros se han
reducido con las armas de la razon y de la santa
religion. Las mas famosas misiones eran las
de las naciones mayores ; esto es, de las naciones
llamadas de los Andaquies, Citaraes, Chocos,
Cuacas, Guanacas, Neivas, Paes y Timanaes,
las quales misiones, habiendo sido fundadas
por catorce misioneros desde el año 1629, en
el breve tiempo de treinta y seis años se halláron
en estado de poderse entregar, como se entregáron,
á la direccion de eclesiásticos seculares.278

Lenguas.
Guanuca.
Cocanuca.

Paes, ó
Paos.

La lengua guanuca, como tambien la cocanuca,
son muy dificiles, y de pronunciacion muy
gutural : quizá estas lenguas tienen afinidad, ó
son dialectos de algun idioma hasta ahora desconocido.
Aquí no hay misionero alguno que pueda
dar noticia de estas lenguas. El P. Juan de
Ribera, que en el año 1640 entró en la mision
de los guanucas, hizo un catecismo christiano
en su lengua verdaderamente dificil. La nacion
Paes (56) se mantiene rebelde, y habla un idioma
diverso del que usan las naciones que le estan
circunvecinas. De las naciones que estan al
norte, y que hablaban lenguas notablemente diversas,
muchas han perecido con el gran trabajo
de las minas en que se empleaban, y muchísimas
han huido á las selvas ; por lo que de todas
estas naciones actualmente apénas se encuentra
reliquia. De las naciones que estaban al oriente,
se conserva gran parte, y mucho mayor es la
que se conserva de las naciones del sur, las quales
hablan al presente español, y de su lengua antigua
conservan solamente algunas palabras. Las
naciones del norte y del oriente pertenecen á la
diócesi de Popayan, y á la de Quito las naciones
del sur, y todas estas naciones estan desde el
primer grado de latitud boreal hasta el séptimo.

Darien, ó
Dariel.

Destruccion lamentable
de la
mision de los darieles.

Gobierno monárquico
y republicano
de Darien.

93 En el pais Darien (llamado tambien Dariel),
que se extiende ácia el norte por los grados
desde el grado 7 de latitud boreal, hay tres
provincias llamadas Dariel del norte, Dariel medio,
y Dariel del sur, que pertenecen á la diócesi
de Panamá. En la Provincia de Dariel del
norte
entráron dos jesuitas el año 1580, y habiendo
reducido á la santa fe en tres años millares
de darieles, por estos fuéron echados fuera de sus
paises, porque los españoles empleaban en las minas
279á los neófitos : y la rebelion sucedida entónces
se arraigó tanto, que los jesuitas no pudiéron
volver á entrar en los dichos paises hasta el año
1740, en que los mismos darieles pidiéron misioneros.
En este tiempo fuéron enviados quatro misioneros,
y uno de estos, que era el P. Ignacio
Franciscis, observó pacíficamente todas las tres
provincias de los darieles, y escribió gramática,
vocabulario y catecismo christiano en la lengua
dariela, que con no poca uniformidad hablan todos
los darieles. El dicho P. Franciscis en nuestra
llegada á Italia murió en la ciudad de Viterbo,
y no he podido saber si habia conservado
algunos escritos sobre la lengua dariela, la
qual se cree comunmente ser matriz. La provincia
de Dariel del norte tiene su soberano, que
se llamaba Playon ; y las otras dos provincias (1)112
tienen gobierno republicano. Los indios, que por
algunos autores se llaman urabaes é idibaes, son
los darieles con diversos nombres.

Lengua guaimie,
ó huamie.

Las lenguas guaimie
y dariela son
dialectos caribes.

Uso de flechas
avenenadas en
Darien.

94 En la provincia de Veraguas, situada á
9 grados de latitud boreal, está la nacion de los
Guaimies ó Huamies, que antiguamente tenia doce
mil personas, y recibió en el año 1586 un
misionero jesuita. Esta nacion llegó á reducirse
280á la religion y á poblacion, y se estableció en
nueve lugares ; mas despues se rebeló, y los jesuitas
no pudiéron volver á entrar en ella hasta
el año 1713. En este año entró un jesuita, y llegó
á fundar doce poblaciones ; mas la paz duró
poco tiempo. En el año 1745 otro misionero
jesuita fué bien recibido por los guaimies, y tuvo
la fortuna de civilizarlos otra vez. Los guaimies
pertenecen á la diócesi de Panamá, y hablan
lengua totalmente diferente de la dariela.
En Italia no hay misionero ex-jesuita que nos
pueda dar noticia clara de esta lengua.” Hasta
aquí el docto señor Velasco, que probablemente
habrá ilustrado estas y otras noticias, que
me ha dado sobre las lenguas en su eruditísima
historia de Quito. En virtud de dichas noticias,
yo en la edicion italiana de esta obra
declaré mi conjetura de ser dialectos caribes las
lenguas guaimie y dariela, y en esta conjetura
me he confirmado despues, leyendo la crónica
del Perú por Cieza de Leon ántes citado. Este, hablando
de los indios de Uraba, fundada por Alonse
de Hojeda, despues poblada segunda vez, y
llamada San Sebastian de Buenavista por los hermanos
Pedro y Alonso de Heredia, y ahora destruida,
dice (1)113: “Los quales indios, segun decian,
no eran naturales de aquella comarca : ántes
era su antigua patria la tierra que está junto
al rio grande de Darien : y deseando salir
de la sujecion y mando, que sobre ellos los españoles
tenian, por librarse de estar sujetos á
gente que tan mal los trataba, saliéron de su
provincia con sus armas, llevando consigo sus
281hijos y mugeres : los quales, llegados á Culata
que dicen Uraba, se hubiéron de tal manera con
los naturales de aquella tierra, que con gran
crueldad los matáron á todos, robáron sus haciendas,
y quedáron por señores de sus campos
y heredades.” Cieza, volviendo á hablar de estos
indios, repite, que muchos de ellos decian
haber pasado el gran rio Darien saliendo de su
antigua patria : describe sus habitaciones y modo
de vivir, diciendo, que todos estos indios
eran generalmente dispuestos y limpios, y sus
mugeres hermosas y amorosas ; y añade diciendo :
“Las armas que usan, son unos arcos muy
recios sacados de unas palmas negras de una braza
cada una, y otros mas largos con muy grandes
y agudas flechas, untadas con una yerba tan
mala y pestífera, que es imposible al que llega
y hace sangre, no morir, aunque no sea la sangre
mas de quanto sacarian de un hombre picándole
con un alfiler : así que pocos ó ninguno
de los que han herido con esta yerba dexáron
de morir.” Cieza despues pone el modo de
hacer esta yerba ó veneno, diciendo que era secreto
que le habia manifestado Macuriz, cacique
de Babaire, pueblo de la costa en la provincia
de Cartagena.

Uso de dichas
flechas en las islas
Antillas.

La descripcion del carácter que Cieza hace
de dichos indios, y del uso que hacian de flechas
envenenadas, conviene con el de los caribes
de las islas Antillas. He aquí como del uso, que estos
hacian de dichas flechas envenenadas, habla
Fernandez de Oviedo, diciendo (1)114 : “Cibuqueira,
282al qual los christianos llamamos Santa
Cruz, y el cronista Pedro Mártir la llama
Ayai en su primera decada, capitulo II, y las
(islas)
de par de ellas todas, ó las mas, estaban
pobladas de indios flecheros llamados caribes, que
en lengua de los indios quiere decir bravos y osados :
estos tiran con yerba tan pestífera y enconada,
que es irremediable : y los hombres que
son heridos con ella, mueren rabiando, y haciendo
muchas bascas, y mordiéndose sus propias
manos y carnes, desatinados de dolor grandísimo
que sienten… Vengamos (1)115 á los caribes
flecheros. Estos viven en las islas comarcanas,
y la principal isla de esta gente fué la isla
de Boriquen (que ahora llamamos San Juan), y
las otras cercanas de ella : así como Guadalupe,
la Dominica, Matitino y Cibuqueira, que
ahora se dice Santa Cruz, y los de aquel parage :
y de aquellas venian en sus canoas con arcos
y flechas á saltear por la mar, y á hacer la
guerra á la gente de esta isla de Haiti (isla española
ó de Santo Domingo). Son aquellos flecheros
mas denodados y valientes que los de esta
isla, porque solamente habia en ella flecheros
en una parte sola ó provincia, que se dice de
los Ciguayos en el señorío de Caonabo (cacique);
mas no tiraban con yerba, ni la sabian hacer.
Creese, que estos antiguamente viniéron de algunas
islas cercanas de los flecheros, que hay muchas,
como he dicho, y por la antigüedad habian
olvidado su lengua, y hablaban la de esta
tierra, habiendo dexado la suya : los que son
caribes, tiran con yerba, y muy mala.” Hasta
aquí Oviedo, que hace peculiar de los caribes
283el uso de envenenar las flechas con la yerba,
que segun Cieza, usaban los indios de Darien
establecidos en Uraba. El señor Gilij, hablando
de este veneno, que llama curari, lo supone usado
por los parecos y tamanacos, que hablan dialectos
caribes (46). Gumilla en su Orinoco ilustrado,
creyó que el secreto del veneno curare
era peculiar de los caveres, que hablan dialecto
maipure (48) ; mas Gilij dice (1)116, que en Tierra-firme
de América no se hallaba nacion que
no lo hiciese, y que sobre todos eran célebres
los parecos. Siendo general el uso de las flechas
envenenadas entre todos los caribes de las islas
Antillas, y hallándose el mismo uso en los caribes
de Tierra-firme, parece, que de los caribes
sea peculiar su uso, que ellos enseñarian á
otras naciones para defenderse contra los españoles.

Oviedo, hablando de los caribes flecheros que
habia en la isla Española, dice, que habian olvidado
su lengua, y por esto algunos conjeturan
que el idioma de dicha isla no seria caribe : mas
yo juzgo que este idioma seria dialecto caribe algo
diferente de la lengua de los caribes feroces
de las demas islas : y esto prueban los nombres
verdaderamente caribes, que de provincias, poblaciones
y frutos terrestres de dichas islas notan
los escritores de la historia de América.284

Capitulo VI.
Lenguas que se hablan en el continente
de la Nueva-España.

95 Por continente de la Nueva-España entiendo
los paises de la América septentrional española,
que desde el estrecho de Panamá se extienden
ácia el norte hasta las últimas tierras descubiertas
por los españoles, y que se comprehenden
en el gobierno del vireynado de Nueva-España
ó del de México. De la California, que es
pais perteneciente á dicho gobierno, trataré despues
separadamente en discurso que dedicaré á la
observacion de sus lenguas, y de las que se hablan
en los demas paises de la América septentrional.
Antes de exponer el número de lenguas
que en Nueva-España se hablan, en confirmacion,
y para mayor explicacion de quanto diré, pondré
ántes la carta de un ex-jesuita mexicano, á
quien no reconozco alguno que se aventaje en el
conocimiento de todos los asuntos en que se pueden
interesar la atencion y curiosidad sobre la
América septentrional. Este, pues, consultado por
mí sobre diversos asuntos, en carta desde Bolonia,
escrita á 20 de Diciembre de 1783, me responde
en estos términos.

“Mi muy estimado amigo : Con suma atencion
he leido y releido el catálogo que v. ha formado
de las lenguas de la Nueva-España, y de
los paises en que se hablan, y con mi acostumbrada
sinceridad le aseguro, que quitados algunos
yerros de poca consideracion, que v. verá
corregidos, no hallo nada que notar, ni que criticar :
por lo que sin temor de censor alguno europeo
285ó americano podrá imprimirlo en su obra,
en la qual ha prevenido las ideas que yo tenia
de publicar un ensayo de las lenguas americanas,
que ya preveo ser superfluo.

A las dudas y preguntas que v. me hace, respondo
con las observaciones siguientes.

Lenguas matrices
Mexicana.
Otomita.
Tarasca.
Pirinda.
Cora.
Maya.
Mizteca.
Totonaca.
Hiaqui.
Pericú (107).
Guicura(108).
Cochimí (105).

I No me atrevo á asegurar, que entre los idiomas
conocidos de la Nueva-España sean diez y
seis las lenguas matrices, como v. dice : mas sin
dificultad le concedo, que son doce á lo ménos,
las quales verá notadas en el margen. Ninguno
de los misioneros duda que sean matrices estas
doce lenguas, y respecto de las demas juzgan,
que algunas de ellas son probablemente matrices,
mas faltan los documentos necesarios para determinar
con certeza quales lo sean. Si la representacion
que el P. Francisco Cevallos, provincial
mexicano, hizo al virey para poner baxo la direccion
de clérigos seglares todas las misiones que
no estaban en las fronteras de naciones bárbaras,
y para enviar á estas naciones nuevos misioneros
jesuitas, se hubiera aceptado entónces, no dudo
que al presente se tendrian documentos suficientes
para conocer la naturaleza de otras lenguas
hasta ahora muy desconocidas.

Paises en que se
hablan las lenguas
Cora.
Mexicana.
Tarahumara.
Tubar.

II Las lenguas que v. pone en su catálogo se
hablan ciertamente en Nueva-España, y de ellas
se usan tambien varios dialectos, de que no me
es posible darle una noticia distinta, ni tampoco
de las misiones que los jesuitas mexicanos tenian.
Las misiones (1)117 de estos contenian centenares de
286millares de almas ; y no pocas veces acontecia,
que en una misma mision se hablaban varios dialectos
de una misma lengua matriz.

Misiones del Nayarit.

Misiones de Chinipas.

Misiones de Tarahumara.

Misiones de Cinaloa.

Cincuenta y dos
mil neófitos en el
año 1767 en Cinaloa.

Misiones de Sonora.

Misiones de Topia.

Misiones de Pimería.

III En la provincia de Nayarit (la mas cercana
al México) habia siete misiones con diez
lugares de neófitos : en algunos de estos lugares
se hablaba la lengua cora, y en otros un dialecto
de la lengua mexicana. En la provincia de
Chinipas habia once misiones con veinte y siete
lugares. En nueve de dichas misiones se hablaba
la lengua tubar. La misma lengua tarahumara
se hablaba con varia diferencia de dialectos en
las diez y siete misiones de la Tarahumara-alta,
las quales contenian cincuenta y quatro lugares.
En los quarenta lugares de las veinte misiones
de la provincia de Cinaloa se hablaba el
mexicano y el hiaqui con gran variedad en los
acentos, y en las pronunciaciones de las muchísimas
tribus allí congregadas, en las quales el
año 1767 habia cincuenta y dos mil neófitos. En
las veinte y dos misiones de la Sonora, que tenian
mas de cincuenta lugares, se hablaban las
lenguas opata, eudeve, pima y guaima. En las
provincias de Topia y Tepehuana habia veinte y
quatro misiones, de las quales ántes del año 1760
se entregáron veinte y dos al obispo de la Nueva
Vizcaya, para que habiendo sido ya enteramente
reducidas y civilizadas, las hiciese gobernar
por clérigos seglares : las otras misiones fuéron
agregadas á las misiones de chinipas ; y en
ellas se hablaban el mexicano y el tepehuano, y
creo que estos dos idiomas se hablaban tambien
en las dichas misiones cedidas al obispo. En la
Pimería habia tambien misiones, de las que algunas
se perdiéron el año 1751 con la revolucion
de los neófitos, y en otras que quedáron, y fuéron
287agregadas á la Sonora, me parece que se
hablaban las mismas lenguas, que he dicho hablarse
en la Sonora, de las quales lenguas no le
doy distinta noticia, porque yo en América no
vi los misioneros de la Sonora, y estos no han
venido á Italia, habiendo sido detenidos todos en
España. En Mechoacan habia la mision de San Luis
de la Paz, y en ella se hablaba la lengua otomita,
como habrá informado á v. el señor Abate
Sandoval, misionero otomita, en los elementos
que de esta lengua le ha enviado.

Nada le digo sobre las lenguas de las misiones
de la California, porque sé que con v. se
cartea el señor Abate Barco, que en ellas ha estado
veinte años, y ha sido su visitador.

Sobre la lengua maya no puedo añadir nada
á lo que v. habrá sabido del señor Don Xavier
Gomez, el qual contando ochenta y tres años
de edad, no puede satisfacer perfectamente á su
peticion : y v. conténtese con los elementos gramaticales,
que de la dicha lengua ha podido formar
con sumo trabajo, y con la ayuda de nuestro
comun amigo el señor Don Domingo Rodriguez,
el qual sabia la lengua maya quando llegó
á Italia, como v. sabe la española.

Sobre las otras lenguas no puedo dar á v. individual
respuesta, porque ya casi no se hallan
misioneros que entiendan el Padre Nuestro en
dichas lenguas. Yo lo he traducido en tres lenguas,
valiéndome de conjeturas bien fundadas.
Quedo esperando respuesta de v. y su parecer.”
Hasta aquí la carta, la qual da no poca luz para
entender mejor el catálogo de las lenguas que
pondré inmediatamente. En dicho catálogo, que
he formado con las noticias, que de viva voz me
han dado varios misioneros, faltan muchísimos
288dialectos que no he podido determinar, porque
han muerto los misioneros inteligentes, que podian
señalarme los límites necesarios para fixar
á cada una de las lenguas sus verdaderos dialectos ;
mas procuraré suplir lo que falta á dicho
catálogo con algunas noticias, que he sacado
de la historia de las misiones de Nueva-España,
escrita por Ribas, y que pondré despues
de haber indicado el número de las principales
lenguas, y algunas observaciones sobre la lengua
é historia antigua de los mexicanos.

96 Catálogo de las lenguas de Nueva-España,
con indicacion de los paises en que
se hablan.

Lenguas.

Mexicana … Se habla en las diócesis de México,
de Puebla de los Angeles,
de Mechoacan, de la Nueva-Galicia,
de Guajaca y de Guatemala.

Huasteca, Pame … Se hablan en la Huateca, diócesi
de México.

Matlacinga, Mazahua … Se hablan en el valle de Toluca,
diócesi de México, y en la de Mechoacan

Cuitlateca … Se habla en la diócesi de México.

Otomita, Mozahui, dialecto Otomita … Se habla en las diócesis de México,
Puebla de los Angeles, Mechoacan
y Nueva-Galicia.

Totonaca … Se habla en la diócesi de la Puebla
de los Angeles.

Mixteca … Se habla en las diócesis de la Puebla
de los Angeles, y de Guajaca.289

Lenguas.

Cakchí, Cakchiquila, Pocomana, Quiche, Utlateca, Mame … Se hablan en la diócesi de Guadalaxara.

Chiapaneca, Mame, Lacandona, Celdala, Zoque … Se hablan en la diócesi de Chiapa.

Maya ó Yucatana … Se hablan en el Yucatan y en Tabasco.

Tarasca, Pirinda … Se hablan en la diócesi de Nueva-Galicia.

Cora … Se habla en el Nayarit de Nueva-Galicia.

Tepehuana … Se habla en la Tepehuana, diócesi
de Nueva-Viscaya

Tarahumara, Tubar … Se hablan en las misiones de Tarahumara
de Nueva-Vizcaya.

Guaima … Se habla en Cinaloa, diócesi de
Nueva-Vizcaya.

Opata, Eudeve, Pima, Sobaipure, Cocomaripa, Yuma, y otros dialectos pimas … Se hablan en las misiones de la
Sonora, Pimería baxa y alta del
pais de los Papagos, y de otras
naciones situadas al rededor de
los rios Iila y Colorado, agregadas
á Nueva-Vizcaya.

Nijora, Moqui … Se hablan en paises al norte del
rio Iila.

Apache … Se habla en paises al norte, al
oriente y al sur del rio Iila.290

Lenguas.

Pira, Iumana, Lana, Zura, Tigua, Quera, Pecuri … Se hablan en los paises de los apaches,
y en la vastísima extension
del Nuevo-México, cuyos lenguages,
como tambien los de los
apaches, son poco conocidos.

De las lenguas que se hablan en el Nuevo-México,
y en los vastísimos paises de los apaches,
solamente puedo indicar sus nombres ; y
de las que se hablan en los paises al norte de
la Sonora y Pimería, y al rededor de los rios
Colorado y Iila, daré alguna noticia, fundada
en la observacion y cotejo que he hecho de varios
pasos de las historias, que los jesuitas publicáron
de sus misiones, y de los descubrimientos
hechos en tales sitios. Pondré dicha noticia
despues de haberla dado en particular de
las lenguas conocidas de Nueva-España, entre
las que me propongo, como primero y principal
objeto, la mexicana, para descubrir y determinar
el tiempo, y los vastos paises en que se
ha hablado, con otras observaciones útiles para
ilustrar la historia antigua del imperio mexicano.

Paises en que se
habla la lengua
mexicana.

La lengua de los
toltecas y de los
chichimecas era
mexicana.

99 El idioma mexicano es el que ha sido,
y es mas universal y extendido en toda la América,
y fué lenguage peculiar de una gran
nacion, que constantemente conservó por tradicion,
y en sus pinturas, la noticia de haber
entrado en América por el norte de esta, y determinadamente
por la parte en que esta se dividia
del Asia por un gran canal ó estrecho marítimo,
que casi dos siglos ha fué descubierto
291por personas, cuyo nombre hasta ahora se ignora,
y se llamó Estrecho de Anian : en el presente
siglo se ha hallado este estrecho, como en
el siglo pasado se indicaba (302) en muchos
mapas, y como se creia, segun la opinion vulgar.
La lengua mexicana se hablaba y se habla
en paises muy distantes de México, y adonde
no llegó nunca la dominacion de los mexicanos,
esto es, en muchos paises no continuados
ó unidos, que estan situados desde el
grado 11 hasta el 26 de latitud boreal, y se
conjetura que se halle tambien á los 38 y mas
grados de la misma latitud ; pues de paises de
tal latitud probablemente saliéron aquellas gentes,
que lleváron á México la lengua mexicana.
En efecto, el esclarecido historiador moderno
del México el señor Abate Clavijero (en el
tomo IV,disertac. I.a §. 3. num. 3. de su historia
antigua del México) observa, qué los españoles,
segun cuentan Torrequemada y Betancurt,
llegados al rio Tizon, seiscientas millas
distante del Nuevo-México, encontráron algunos
indios que hablaban mexicano, y de ellos
supiéron que algunas jornadas lejos de aquel lugar,
ácia el norte, estaba el reyno de Tollan,
de donde habian salido los que habian poblado
el imperio mexicano. Estas noticias hasta
ahora no se han verificado (104) : mas en su
lugar produciré otras ciertas, que induxéron á
conjeturar que la lengua mexicana se extenderla
por paisesde Nueva-España hasta ahora poco
conocidos, y que habria sido el idioma propio
de las naciones, que, ántes de la fundacion
de México ocupaban el pais, que despues fué
imperio mexicano. Observé que los nombres, ya
de aquellos paises septentrionales, de donde saliéron
292algunas de dichas naciones, y ya de los
xefes de ellas, parecian ser mexicanos : por lo
que habiendo formado un índice de ellos, como
se hallan notados en la mencionada historia
antigua de México, supliqué á su esclarecido
autor que me hiciera el favor de interpretármelos
segun el sentido de la lengua mexicana.
Él me ha complacido cortesmente, y en la
interpretacion (que pondré inmediatamente) me
ha subministrado una prueba muy eficaz, para
persuadirme haber sido en otro tiempo la lengua
mexicana un idioma propio de los toltecas
y de los chichimecas, y quizá tambien de otras
naciones, que hayan ocupado y habitado gran
parte de la América septentrional ántes de la
fundacion del imperio mexicano. He aquí el catálogo
de las palabras toltecas y chichimecas referidas
por el señor Abate Clavijero ; y para que
no sea árida su leccion, añadiré en notas una
breve noticia de las personas, y de los paises
indicados por tales palabras. En estas debo advertir,
que la letra ll se ha de pronunciar como
en las latinas, y no como en las españolas.
Los mexicanos en sus palabras doblan muchas
veces la letra l, como nosotros en las españolas
doblamos las consonantes c, n, &c. : y
por tanto á la letra l, doblada en las palabras
mexicanas, debemos dar sonido de letra doblada :
y así Tollan se debe pronunciar como si
estuviera escrito Tol-lan : Tlascalla se debe pronunciar
como si estuviera escrito Tlascal-la.293

Catálogo de algunos nombres toltecas y chichimecas,
con su interpretacion, que sirve para ilustrar
la historia antigua de los mexicanos.

I Tollan (1)118 : lugar de juncos. De aquí se
deriva toltecatl, nombre nacional, que significa
natural de Tollan, así como tlazcaltecatl natural
de Tlascalla.294

II Huehuetlapallamn la antigua Tlapallan. Tlapallan
significa lugar de colores, ó abundante de
colores.

III Tollantzinco : en el fin de la junquera.

IV Zacatl : heno.

V Chalcatzin : nombre reverencial de Chalcatl,
el habitador de Chalco, que significa en la
piedra preciosa
.

VI Ehécatzin : nombre reverencial de ehecatl,
viento.

VII Cohuatzin : nombre reverencial de cohuatl
hembra-sierpe.

VIII Tzihuacoatl : coatl significa sierpe.

IX Metzotzin y Tlapalmetzottzin : parecen
nombres de plantas particulares, llamadas maguei
295ó pita, ó aloe americano, que en mexicano
se dice metl.

X Anahuac : cerca del agua : nombre dado
primeramente solo al valle de México, porque
sus principales ciudades estaban en las isletas, y
en las orillas de los lagos, y usado despues para
significar casi todas las naciones del pais, que
se llama hoy Nueva-España. De Anahuac se derivó
probablemente el nombre de la tribu de
Nahuatlaca.

XI Chalchiutlanetzin, nombre reverencial, que
significa centelleamiento, ó resplandor de esmeraladas.

XII Huetzin : quizá se llamaria Hueitzin
grande.

XIII Totepeuh : nuestro monte.

XIV Topiltzin, nombre reverencial de topilli,
vara.

XV Tlaloc : nombre del dios del agua, el
qual se llamaba tambien Tlolacateuctli, señor del
paraiso.

XVI Quetzalcoatl : sierpe armada con plumas.

XVII Chichimecatl : nombre de etimología dudosa.
Torrequemada le deriva de techichinani
(chupador), porque los chichimecas chupaban la
sangre humana. Betancurt lo deriva de chichime,
nombre de un quadrúpedo semejante al perro. El
señor Clavijero, en su historia citada, §. 5, duda
de estas etimologías.

XVIII Amakemecan : lugar de aquellos que
visten de papel.

XIX Achacauhtli : cabeza ó capitan.

XX Xolotl : se interpreta fiera por algunos.

XXI Nopaltzin : nopal, ó higo de las indias.296

XXII Azcaxochitl : flor de las hormigas.

XXIII Pochotl : especie de árbol grandísimo,
llamado ceibo por los españoles.

XXIV Acolhua : animoso : proviene de acolli,
hombro.

XXV Teoacolhuacan : compuesto de teotl, divino,
y de acolhuacan, que significa lugar de los
acolhuas ; y por esto teoacolhuacan significa lugar
de los divinos acolhuas.

XXVI Acolhuatzin : nombre reverencial de
Acolhua.

XXVII Chiconquauhtli : siete águilas.

XXVIII Tzontecomati : cabeza.

XXIX Tlotzin : nombre reverencial de Alotli,
que significa el gavilan.

XXX Maxtla : gato montaráz.

XXXI Nezabualcoyotl : hambriento coyote :
se compone de zahua, ayunar, y de coyotl, nombre
del animal, que en español se llama coyote,
y es semejante al lobo en la voracidad y figura,
y á la zorra en la astucia.

XXXII Nezahualpilli : muchacho hambriento,
ó hijo del ayuno.

XXXIII Cacamatzin : nombre reverencial de
cacamac, que significa en las bocas.

XXXIV Cuicuitzcatzin : nombre reverencial
de cuicuitzcatl, la golondrina.

XXXV Coanacotzin : parece compuesto de
coatl, sierpe, y de Nacochtli.

XXXVI Xicallanco : en el xicaral ; esto es,
en lugar abundante de árboles de xícaras, ó vasos
naturales, que se hacen de la cáscara del
fruto llamado xicalli ó ssicalli, y se usan por los
mexicanos. De xicalli viene el nombre español
xícara, que se da al vaso en que se toma el chocolate :
la xícara se llama kicara en italiano, que
297del español ha tomado este nombre.

Eran mexicanos
los toltecas y chichimecas.

A algunos nombres del antecedente catálogo
he dado el título de reverenciales, porque los
mexicanos, como expondré en la gramática de
su lengua, hacen todas sus palabras de respeto
ó reverencia, añadiéndoles la sílaba final tzin,
la qual algunas veces significa tambien compasion,
y hace diminutivos á los nombres. El lector
descubrirá en el catálogo expuesto una prueba
eficaz y convincente, para inferir que el lenguage
mexicano se usó por las antiquísimas naciones
de los Toltecas y Chichimecas, que ocupáron
sucesivamente, ántes que los mexicanos,
el pais en que estos fundáron su imperio.

Los otomitas son
nacion antigua en
América.

99 He supuesto el sucesivo establecimiento de
estas naciones en Nueva-España, segun la prudente
conjetura de Clavijero ; mas no por esto
me atrevo á afirmar, que ellas fuéron los primeros
pobladores de Nueva-España, en la que hay
opinion, dice Herrera (1)119, que los otomitas ocupaban
la provincia de México, quando llegáron
á ella los siete linages de los mexicanos ; y
Clavijero (2)120 dice, que los otomitas fuéron verosimilmente
de las naciones mas antiguas, que
pobláron los paises del imperio mexicano. Estos
otomitas, que los mexicanos echáron de sus tierras
antiguas, se estableciéron al norte del imperio
mexicano, y conserváron siempre su lengua
particular, de la que despues se hablará.
Al norte de los otomitas estan los chichimecas,
que no hablan lengua mexicana, y por esto conjeturo,
298que ellos por equivocacion se llaman chichimecas :
pues si descendieran de los antiguos
chichimecas, hablarian el idioma mexicano, como
lo hablaban los tlascaltecas, que por Torrequemada
y otros autores se llaman teochichimecas,
esto es, divinos chichimecas. Añade Torrequemada
citado (1)121 por Clavijero, que los teochichimecas
eran otomitas : y en esto se equivoca,
pues los tlascaltecas hablaban la lengua mexicana,
y no la otomita, y ciertamente hablarian
esta, si los teochichimecas hubieran sido otomitas,
porque los tlascaltecas, habiendo sido siempre
republicanos independientes del imperio mexicano,
no tuvieran motivo para abandonar su
lengua natural. Torrequemada debió juzgar, que
los teochichimecas eran otomitas, porque con estos
se descubrió la nacion, que aun se llama
Chichimeca por equivocacion, como ántes se
dixo.

Las observaciones, que con la luz del idioma
mexicano acabo de hacer, pertenecen á la
remota época, en que la nacion mexicana viajaba
para establecer su residencia é imperio : y
á la misma época, como tambien á la historia
de este, y al presente estado de Nueva-España,
pertenecen las observaciones que voy á hacer
de los paises en que se habla, y se ha hablado
la lengua mexicana.

Extension del
imperio mexicano.

Límites del imperio
mexicano.

Esta se habló en casi todo el imperio mexicano,
el qual, aunque grande, no fué la tercera
parte de la vasta extension, que le dan Solís,
Touron (en su historia general de América),
y otros á su exemplo. Su latitud de norte á sur
299llegaba, dice (1)122 Solís, por algunas partes á
doscientas leguas… tocaba con el otro mar, registrando
el océano asiático (ó sea el golfo de
Anian) desde el cabo Mendocino hasta los extremos
de la Nueva-Galicia… llegaba á introducirse
por Nicaragua en aquel istmo ó estrecho
de tierra que divide y engarza las dos Américas.”
Segun esta descripcion el imperio mexicano
tendria mas de mil leguas de norte á sur, ó
desde cabo Mendocino hasta el istmo de Panamá ;
mas tal descripcion contradice á la historia
y á la geografia.El imperio mexicano por
el norte confinaba con los huaxtecas, y por el
sur acababa en Soconusco, sin internarse, como
dice (2)123 Clavijero, en ninguna de las provincias,
que al presente se comprehenden en las
tres diócesis de Guatemala, Nicaragua y Honduras.
La lengua mexicana se extendia mucho
mas que el imperio mexicano. Acosta afirmó
bien (61), diciendo, que se hablaba casi por
la misma extension que se daba á la peruana,
la qual corria por mas de mil leguas. Los nuevos
descubrimientos han verificado la asercion
de Acosta.

En Nicaragua
se hablaban las
lenguas
Coribici.
Chuloteca.

Chontal.
Orotina y
Mexicana.

Mexicanos en
Nicaragua.

100 Herrera dice, que se hablaba el idioma
mexicano en Nicaragua y en Guatemala. “Hablaban,
dice (3)124, en Nicaragua cinco lenguas diferentes.
Coribici, que la hablan mucho en Chuloteca,
que es la natural y antigua ; y ansí estaban
en los que la hablaban los heredamientos
y el cacao, fruta como almendras, que es
300la moneda y riqueza de la tierra. Los hombres
son valerosos, crueles, y sujetos á las mugeres.
Los de Chontal son groseros y serranos : la quarta
es orotina : mexicana es la quinta : y aunque
está trescientas y cincuenta leguas, conforma
mucho en la lengua, trage y religion : y dicen,
que hubo en los tiempos antiguos en Nueva-España
una gran seca, por la qual se fuéron
por aquella mar austral á poblar á Nicaragua,
y es cierto, que tenian por letras las figuras
de los de Culua, y libros de papel y pergamino,
un palmo de ancho y doce de largo, y
doblados como fuelles, adonde señalaban por
ambas partes de azul, colorado y otros colores
los casos memorables que acontecian allí : tenian
pintadas sus leyes y ritos con gran semejanza
de los mexicanos : y esto hacen solos los
chorotagas, y no todos los de Nicaragua : y tambien
son diferentes en los sacrificios : no se casan
los sacerdotes, sino los que oyen pecados
agenos, y dan penitencia segun la culpa, y no
revelan la confesion so pena de castigo : echaban
las fiestas, que eran diez y ocho como los meses,
subidos en el gradario ó sacrificadero.” Hasta
aquí Herrera, que sigue diciendo, como á
las víctimas humanas se sacaba el corazon, y se
hacian otras crueldades, que tambien usaban los
mexicanos. Con estos hallo convenir los chorotagas
en la lengua, en el kalendario de diez y
ocho meses, en los sacrificios, y en los libros,
los quales se describen por Herrera, como son
dos mexicanos que he visto en esta ciudad de
Roma : uno en la biblioteca vaticana, y otro
en la del señor cardenal Borgia. Todas estas circunstancias
prueban, que en Nicaragua habia tribus
de la nacion mexicana.301

Mexicanos en
las provincias de
Utlatan y de Guatemala.

Herrera nos dice asimismo, que en la provincia
de Guatemala, y en otra inmediata, se usaban
las pinturas mexicanas ; y en una de ellas se
hablaba el idioma mexicano. “En la provincia de
Utlatan, dice (1)125, junto á Guatemala, se averiguó
por las pinturas que los naturales tenian de
sus antigüedades de mas de ochocientos años, y
con viejos muy antiguos, que solia haber en tiempo
de su gentilidad tres señores… y la eleccion
la hacian los principales en la forma que se ha
dicho en lo de México, y lo mismo hacian los
de Matalcingo.” En otra parte dice (2)126 Herrera :
“Los indios de esta provincia (de Guatemala) son
humildes : corre entre ellos la lengua mexicana,
aunque la tienen particular. Usaban en su gentilidad
de los ritos que los chontales de Honduras
sus vecinos : obedecian mucho á sus señores.” Estas
noticias que nos da Herrera, hacen conocer,
que en las provincias de Guatemala y Utlatan habia
tribus mexicanas, que quizá serian parte de
las que ántes habia notado exîstir en Nicaragua.

En Tabasco se
hablaban las lenguas
chontal y zoque.

En Chiapa se
habla la lengua
zoque.

En la provincia de Tabasco se hablaba tambien
la lengua mexicana. “Hay en esta provincia
de Tabasco, dice Herrera, tres lenguas : la chontal
abundante de vocablos, y usada entre la mayor
parte de la gente : la lengua zoque, se habla
en la provincia de la Sierra, quarenta leguas de
la Vitoria, y se llama la Sierra, porque alinda
con sierras de la provincia de Chiapa, adonde
se habla la misma lengua ; y cae una cordillera
de sierras, que dividen las provincias de Chiapa
y de Tabasco. La tercera es la mexicana, que se
302introduxo por las dos fortalezas, que en esta provincia
tenia Motezuma, que eran Zimatlan y Xicalango,
para su seguridad, y al presente toda
la gente de la tierra se da á hablar mexicano.”
De estas noticias de Herrera se infiere claramente,
que en las provincias de Nicaragua, Guatemala
y Tabasco, aunque no sujetas á los mexicanos,
se hablaba la lengua de ellos.

Lengua chontal.

Tienen afinidad
las lenguas maya,
cakchi, poconchi,
cakchiquil
y
pocoman.

Interrumpo por ahora el discurso de la lengua
mexicana para observar los demas idiomas
que se hablaban en dichas provincias, y con esta
interrupcion me exîmiré de volver á tratar de
ellos. Herrera, despues de haber nombrado las
lenguas coribici, chuloteca, chontal y orotina de
Nicaragua, dice, que los de Guatemala tenian su
lengua particular, y obedecian á los chontales de
Honduras, y que en Tabasco se hablaban las lenguas
chontal y zoque. Asimismo, hablando de estas
provincias, y de las demas que en la actualidad
estan sujetas á la audiencia de Guatemala,
dice (1)127: “Todos los de estas provincias hablan
diferentes lenguas, comenzando de Guazapan hasta
el rio Lempa, que corre cincuenta leguas al
este por la costa del mar del sur ; y á lo ancho
hasta Chiquimula de la Sierra, que corre treinta
leguas á norte sur.” Estas noticias nos dan solamente
luz para decir, que se usaban diferentes
lenguas en las provincias que hay desde Guatemala
hasta el estrecho de Panamá, y que en Nicaragua
y Tabasco se hablaba la lengua chontal,
la qual seria la peculiar de los guatemalases, porque
estos estaban sujetos á los chontales de Tabasco.
Esta lengua, que Herrera llama chontal,
y que pone extendida por Nicaragua, Tabasco y
303Guatemala, debe ser algun dialecto de la lengua
maya, que se habla en Yucatan. Debo el descubrimiento
de la afinidad de estas lenguas á la noticia
que he logrado de la lengua cakchi por medio
de un indió cakchi, llamado Domingo Tot
Baraona, criado del R. P. Miguel Zaragoza, que
con el empleo de procurador de su provincia del
Orden de Predicadores de Guatemala, vino los
años pasados á esta ciudad de Roma. El dicho
Tot, que en la edad de diez y seis años mostraba
el despejo y talento que no son comunes, y
se alabarian mucho en jóvenes europeos de la misma
edad, sabia perfectamente su lengua natural
y la española, y no poco de la pocomana : por
lo que pude cotejar estas lenguas con otras americanas,
y hallé que en las palabras numerales
de ellas, en otras muchas, y en no poco del artificio
gramatical, se asemejaban á la lengua maya
que se habla en el Yucatan : y de este cotejo inferi,
que la nacion Yucutana ó Yucateca se habia
extendido antiguamente por las principales
provincias que hay desde Yucatan, Tabago y
Chiapa, hasta el estrecho de Panamá. Tienen pues
afinidad las lenguas maya, cakchi, poconchi, cakchiquil
y pocoman (quizá la maya sea la matriz),
y se hablan en los paises siguientes: la maya (de
cuyo nombre ignoro la etimología) en las provincias
de Yucatan ó Campeche : la cakchiquila
y pocomana se hablaba en la provincia de Guatemala :
la cakchi en la provincia de Verapaz
por la extension de treinta leguas, y por la de
diez y seis al occidente de los cakchis la lengua
poconchi.

Paises de los
cakchis, y sus
misiones.

Toda la nacion Cakchi ha sido convertida por
los PP. dominicos de San Vicente de Chiapa y de
Guatemala : y las misiones de los cakchis son Cobal
304(capital de ellas, que tiene siete mil quinientas
personas) : San Pedro Carchado (de dos mil) :
Chamelco (de mil seiscientas): San Agustin (de
mil quatrocientas) ; y Santa María Cahabon (de
tres mil quinientas). Las personas que se han contado
en cada pueblo, son solamente las que comulgan
eucarísticamente. Once religiosos cuidan
de dichas misiones, cuya poblacion crece continuamente.

Paises de los pocomanes.

La lengua pocomana se habla en Amatitán, Petapa,
San Chrisobal, Pinula, y Hermita ó Llano
de la Culebra de Guatemala, que dista ocho leguas
de la antigua Guatemala, horriblemente arruinada
con terremotos el dia 29 de Julio 1772,
que los pocomanes llamaban Pancho (esto es, dentro
del agua
), y en Pancho antiguamente se hablaba
la lengua cakchiquila. Los PP. dominicos
tenian las misiones de los pocomanes, que
entregáron el año 1753 á los eclesiásticos seglares.

Paises de los
cakchiquilas.

Los paises de la nacion Cakchiquila son Chimaltenango,
Zumpango, Tejar, Santo Domingo,
San Pedro las Huertas, San Gaspar, San Luis
de las Carretas
, y otros diez lugares, todos pertenecientes
á las misiones de los PP. dominicos ;
y á las de los PP. observantes de san Francisco
pertenecen Isapa, Pason, Tepan-guatemala, Comalapa,
San Antonio, San Juan del Obispo, y
otros quince lugares á lo ménos de la misma nacion
Cakchiquila, cuyas poblaciones estan al rededor
de Guatemala.

Paises de los poconchis.

A la nacion Poconchi pertenecen los lugares ó
misiones de PP. dominicos, llamadas Santa Cruz
(de mil quatrocientas personas) : San Christobal
(de mil seiscientas) : Taktik (de novecientas) :
Tucurú (de ochocientas) ; y Tomasiú (de mil doscientas).
305Estas personas son de comunion eucarística.

Lenguas chipaneca,
lacandona,
celdala, zoque
y mame, que
quizá tienen afinidad.

Tradiciones de
los chiapanecos.

99 He propuesto las observaciones y noticias
que he podido recoger sobre las lenguas y naciones
de los paises, que ácia el oriente y el sur confinaban
con el imperio mexicano : ahora entro en
este, y atravesándole rápidamente de sur á norte,
observaré las diversas lenguas que en él se
hablan, sin perjuicio de la mexicana dominante
en todo él. Con las provincias de Yucatan y
Tabasco inmediatamente hallo confinante la de
Chiapa, en cuya diócesi se hablan el mexicano
y las lenguas chiapaneca, lacandona, celdala,
zoque y mame. Esta última se habla tambien
en la diócesi de Guatemala. Todas estas lenguas,
cuyo carácter ignoro, probablemente serán
dialectos de una matriz, que quizá sea la
chiapaneca. Los chiapanecos se gloriaban de ser
los primeros pobladores de América despues del
diluvio, pues se creian descendientes de Votan,
que para salvar de este á toda su familia fabricó
una barca. Decian, que habian entrado en América
por el norte, y que habiendo llegado á
Soconusco, una parte de su nacion habia quedado
en Chiapan, y otra habia ido á Nicaragua.
Usaban las pinturas y el kalendario, segun
el uso de los mexicanos ; mas se diferenciaban
en los símbolos de los años y de los meses. Es
verosimil que los chiapanecos, y las demas naciones
que habia desde Chiapa hasta el istmo de
Panamá, entrasen en América ántes que los mexicanos ;
pues no es creible que atravesasen los
paises de estos, quando estaban ya poblados. Si
ácia Nicaragua se encuentra algun dialecto chiapaneco,
este descubrimiento verificará las tradiciones
de los chiapanecos, los quales habiendo
306estado sujetos poco tiempo á los mexicanos,
no hiciéron probablemente en el tiempo de su
sujecion la alteracion que se halla en su kalendario :
por lo que conjeturo, que este se usase antiguamente
entre ellos.

La nacion Lacandona está al oriente de Chiapa :
sobre el oriente está la Celdala, y al nordoueste
la Zoque.

Trece lenguas
diversas en las
Mixtecas, y en
la diócesi de Guajaca.

101 Desde la provincia de Chiapa, dirigiéndome
ácia México, paso al reyno Mixteco, y
á las demas provincias que componen la diócesi
de Guajaca. En la extension de estas y de
dicho reyno, del que parte pertenece á la diócesi
de Puebla de los Angeles, hay, dice Herrera (1)128,
trece lenguas diferentes, y es general
la mexicana : y así como las lenguas son diversas,
en algunas partes lo son las costumbres y
los usos. Ignoro quantas sean las lenguas matrices
de donde provengan las dichas trece lenguas.
En la Mixteca, que se divide en alta y baxa, se
hablaban, segun Herrera (2)129, dos lenguas ; y una
de estas se hablaba en quatro peñoles de los seis
que hay al poniente de Guajaca : y los otros dos
peñoles, añade Herrera, confinan por el sur con
la provincia de Zapoteca. Una de las lenguas de
la Mixteca es la chochona, y la nacion que habla
esta lengua pertenece á las misiones de los
PP. dominicos, como se dice en la historia de su
provincia de San Hipólito de Huajaca ó Guajaca,
escrita por el P. Burgoa dominico.

Tienen afinidad
las lenguas zapoteca,
mazateca,
chinanteca y mixe
ó mije.

En la dicha provincia de Zapoteca se habla
la lengua del mismo nombre, que debe tener afinidad
307con la mazateca, lengua, dice (1)130 Herrera,
del pais Teutitlan frontero de los mixtecas.
Con la lengua zapoteca debe tambien tener afinidad
la chinanteca, que segun Herrera, se hablaba
en los pueblos de Ucila y Atlatlauca. A
la provincia de Tecoantepec, dice (2)131 Herrera,
que significa cerro de tigre, eran sujetos los mixes,
habia en ella diversidad de lenguas. Los
mixes hablan la lengua mixe, y conjeturo que
esta y las demas lenguas de Tecoantepec tenian
afinidad, porque las naciones que las hablaban,
convenian en las costumbres.

Lenguas
Chichimeca.
Otomita.
Tarasca.

Lengua pirinda.

Tienen afinidad
las lenguas
Otomita.
Mazahui y
Chichimeca.

Carácter de la
lengua otomita.

102 Desde la mixteca doy un vuelo á los
paises de Mechoacan, de los otomitas, y de los
chichimecas, que por el nordeste confinaban con
el imperio mexicano. Herrera pone quatro lenguas
en el reyno de Mechoacan. “En este reyno,
dice, se hablan quatro lenguas chichimeca,
otomita (porque hay en él mucho número
de esta generacion), la mexicana y la tarasca,
que es la propia y la comun, muy polida
y cortada ; y los castellanos le diéron este nombre,
porque quando entráron en este reyno, los
indios principales les daban sus hijas, y tarascue
es tanto como yerno ; y de aquí quedó la tierra
de los tarascos, y la lengua tarasca.” Esta se
habla al presente en la diócesi de Mechoacan, y
en algunas partes de esta se habla la lengua pirinda,
cuyo carácter ignoro. La lengua otomita
se habla en paises situados desde 20 grados y
10 minutos de latitud boreal hasta los 22 grados
de la misma latitud, y entre los grados 273
y 276 de longitud. En estos paises, que por el
308norte del imperio mexicano confinaban con este,
y por el nordeste con el reyno de Mechoacan,
estan los otomitas, los mazahuis y los chichimecas.
Los mazahuis hablan dialecto otomita ; y
porque los jesuitas en sus misiones unian los otomitas
con los chichimecas, parece que deben tener
afinidad las lenguas de estas dos naciones.
Conjeturo que los chichimecas deben su nombre á
la casualidad ó equivocacion de los españoles que
conquistáron el imperio mexicano (99). La lengua
otomita se diferencia mucho de las demas
lenguas de Nueva-España : Herrera advirtió bien
esta diferencia : “El lenguage de los otomitas,
dice (1)132, es muy duro y corto, porque aunque
los religiosos han procurado imprimir la doctrina
christiana en esta lengua, no han podido salir
con ello ; porque una cosa diciéndola apriesa
ó despacio, alto ó baxo, tiene diferente significacion,
y con todo eso Juan Sanchez de Alanis,
clérigo, la aprendió maravillosamente, y
tambien la de los chichimecas sus vecinos.” Esta
breve noticia, que Herrera da del carácter de
la lengua otomita, basta para conocer que se
asemeja mucho á. la china en variar la significacion
de las palabras con el acento vario de
sus sílabas ; por lo que la gramática otomita se
debe escribir, como se escribe la china, diferenciando
en la escritura con diversos acentos
unas mismas letras : y así hallo á estas diferenciadas
en la idea gramatical, que de la lengua
otomita ha escrito, y me ha enviado el señor
Don Tomás Sandoval, que cuidaba de los otomitas
en un curato llamado San Luis de la Paz,
que tenia seis mil de ellos.309

Lengua mexicana.

Lengua cora.

Desde los paises de los otomitas y chichimecas
paso ácia el seno de California, y hallo al
norte de Mechoacan vastísimas provincias en que
se habla el mexicano : esto es, hallo la diócesi
de Guadalaxara que llega hasta la provincia
de Chiametlan, á la que se siguen las provincias
de Copallan, Maloyan y Culiacan, que confina
por el norte con Cinaloa, y por el oriente con
las montañas de Topía. En las dichas diócesi y
provincias desde Mechoacan hasta Cinaloa se hablan
las lenguas mexicana, cora y tave. Esta se
habla en Culiacan, en donde tambien se usa la
mexicana. La cora se habla en el Nayarit (los
coras dicen Nayaerit), que tiene setenta leguas
de circuito ; por el norte confina con la sierra
continuada de la Tepehuana, y pertenece
á la diócesi de Guadalaxara. Su capital se
llama Mesa de Tonati, nombre, que segun
el señor Don Andrés Cavo, misionero de dicha
capital, significa hijo del sol, y era el que tenia
su último rey ó cacique. El sol en lengua
cora se dice xeucat : y la palabra tonati proviene
de la mexicana tonatiuh (sol). En el Nayarit
los jesuitas tenian siete misiones (1)133 : en unas de
ellas se hablaba la lengua cora, y en otras la
mexicana. Se han encontrado, y exîsten aun en
310el Nayarit ruinas de edificios, que por su figura
parecen ser mexicanos, y los indios dicen, que
los mexicanos los hiciéron quando estaban en el
Nayarit.

Nacion Zacateca.

103 Recorridas las provincias marítimas que
hay desde Mechoacan hasta Cinaloa, vuelvo al
pais de los otomitas y chichimecas, y al norte
de aquellos y al nordeste de estos encuentro el
pais de los zacatecas, cuyo nombre, como tambien
los nombres de sus poblaciones y rios, son
mexicanos. El nombre zacateca proviene de las
palabras mexicanas zacatecatl (del-heno-habitador).
En un pueblo de la Zacateca hasta pocos
años ha se conservaban muchos edificios grandes,
que segun su arquitectura, y la tradicion
de los zacatecas, eran mexicanos, y que últimamente
han sido deshechos para emplear su material
en cercar heredades.

Dialectos mexicanos
son las lenguas
mazapili,
concha y chinarra.

Al nordeste de la Zacateca está la nacion Mazapili,
cuyo nombre es mexicano, y proviene
de las palabras mazatl (ciervo), y pili (partícula
diminutiva) ; por lo que mazapili significa cervatillo,
ciervecito. Las misiones de la nacion Mazapili
pertenecen á los PP. observantes, y porque
estos han unido los mazapilis con los conchas,
conjeturo que la lengua mazapili sea dialecto
de la mexicana, como lo es la concha. Es
opinion comun entre los misioneros, que el nombre
concha proviene de la palabra concho de la
lengua cochimí de California (113), en la que
con este nombre habia una tribu que no era cochimí :
quizá los mexicanos pasáron por los paises
de la nacion Cochimí, Los mazapilis estan en
la diócesi de Guadalaxara, y confinan con la
del nuevo reyno de Leon, en la que está la nacion
Coahuila con lengua propia : ignoro el carácter
311de esta, y solamente sé que coahuila proviene
de la palabra mexicana cohuatl (sierpe).

Nacion Chinarra
y su lengua que
es mexicana.

Al norte de la nacion Concha está la Chinarra,
sobre la que el señor Don Rafael Palacios,
su tercer misionero (el primero fué el P. Antonio
Arias, que en el año 1717 fundó la primera
mision), me escribe en estos términos. “La
nacion Chinarra está 28 leguas mas septentrional
que la Concha, y en mi tiempo ya hablaba el
español con el misionero ; mas los chinarras entre
ellos hablan ocultamente otra lengua, que casualmente
descubrí, y hallé ser mexicana en
circunstancias de oir á dos chinarras que hablaban
entre sí. Los chinarras de mi mision me decian,
que los conchas eran parientes suyos, y
que hablaban su lengua.” Parece pues, que los
chinarras, conchas y mazapilis descienden de
algunas tribus mexicanas, establecidas en sus respectivos
paises ántes que los mexicanos pasasen
á fundar á México.

Nacion Apache
y sus paises.

Mexicanos en los
paises de los apaches.

104 Al nordoueste de los chinarras, y al
norte de los tarahumaras, de estos se hablará
despues (107), está la nacion Feroz llamada Apalache,
que se extiende por las provincias que los
españoles llaman Xanos, Iuma y Moqui. En esta
última provincia, que es la mas septentrional,
los PP. observantes en el siglo pasado tuviéron
misiones, que abandonáron, porque los apaches
las destruyéron, ocupáron sus paises, y
martirizáron á los misioneros. Se ignora el carácter
de las lenguas que se hablan en dichas
provincias, y se conjetura que en alguna de ellas
se pueda hablar mexicano ; pues ciertamente los
mexicanos han estado en la provincia de Xános.
“Desde mi mision de Chinarras me escribe el señor
Palacios ántes nombrado, habia 60 leguas
312hasta el sitio llamado Casas-grandes, mas allá
del grado 29 de latitud en la provincia de Xanos.
La fábrica de estas casas es mexicana.” Puede
ser que ácia este sitio correspondan los rios
Tizon, Santa Clara, &c. en que los españoles
en el año 1606 halláron casas mexicanas, y un
indio que hablaba mexicano (97). Los geógrafos
suelen poner los dichos rios desde el grado 31
de latitud, y el P. Kino, que como despues se
dirá, reconoció varios de los rios que en el seno
de la California desaguan hasta el Colorado
y el Iila en el grado 34, no encontró el rio Tizon.
De los mapas de dichos geógrafos, y de
otros hechos en Italia por ex-jesuitas mexicanos,
y que han perfeccionado el célebre escritor Don
Francisco Alegre, y el erudíto Don Joseph Fábrega,
me he valido para señalar la situacion
de las naciones que nombro en este discurso.

Pasage de los mexicanos
por el rio
Iila.

Pasage de los mexicanos
por la
California, y por
el rio Iila.

Se ha descubierto otro sitio llamado Casagrande,
cerca del rio Xila ó Iila (108), al rededor
del qual ácia el norte y oriente estan los apaches.
En el mapa de California, que se publicó
en la excelente historia de esta el año 1757,
el sitio Casa-grande se pone casi á 34 grados y
medio de latitud boreal en los paises de la nacion
Sobaipuri, de que se hablará despues, cerca
del rio Iila, que entra en el rio Colorado casi
á 35 grados de latitud boreal. Este rio desagua
en el seno ó golfo de California, á 32 grados
de latitud ; y los mexicanos, atravesando algunos
paises de ella, debiéron seguir su camino
por la banda septentrional del rio Colorado por
4 grados de longitud hasta poder vadearlo mas
allá del grado 264 de longitud, y entónces vadeáron
el rio Iila, y edificáron la fábrica Casagrande,
desde cuyo sitio pasarian al llamado
313Casas-grandes, en la provincia de Xanos. Desde
esta pasáron algunas tribus mexicanas á los
paises en que ahora estan los conchas y chinarras,
y otras debiéron costear el rio Iila por el
sur, acercarse al seno de la California, y caminar
al sur ácia la Cinaloa, que se extiende por
la banda oriental del dicho seno. Al pasar los
mexicanos por California debiéron encontrar en
esta (108) la nacion Cochimí (cuya mision llamada
Santa María está sobre el grado 31 de
latitud), y de la lengua de los cochimís una tribu
mexicana tomó entónces el nombre concha,
notado ántes.

Palabras mexicanas
en las lenguas
de Cinaloa.

Los cinaloas entráron
en América
por el norte,
como tambien los
mexicanos y otras
naciones.

Palabras mexicanas
en muchas
lenguas de Cinaloa.

Conjetura del estrecho
de Anian.

El pasage de algunas tribus mexicanas por la
Cinaloa, que está situada entre las montañas de
la provincia de Topia y el seno de California
por 150 leguas, y dista 300 de México, indican
claramente las muchas palabras mexicanas
que tienen las lenguas de Cinaloa. Ribas, que
fué misionero en esta, y escribió la historia de
sus misiones, reflexîona así sobre dicho pasage.
“Añadiré, dice (1)134, lo que averigué tratando y
doctrinando algunas naciones que pueblan la
provincia de Cinaloa, que de las descubiertas y
pobladas de españoles viene á ser la mas remota,
ó de las mas remotas en la Nueva-España.
Con particular cuidado, y no pocas veces hice
inquisicion entre los mas viejos y mas entendidos
de estos indios, preguntándoles de donde
habian salido, y quando habian poblada ellos
ó sus antepasados los puestos que al presente poseian.
314Todos á una me respondian siempre, que
habian salido de la parte del norte, desamparando
algunos puestos que á esta parte habian
tenido y poblado, por haberles despojado de
ellos, y ocupádolos en guerra otras naciones que
despues sobrevenian.En todo lo qual hallé fundamento
de verdad en ocasiones de entradas que
hiciéron españoles soldados la tierra adentro á
pacificaciones de gentes, y otras facciones necesarias.
A los quales acompañé para casos ocurrentes
de ministerios christianos. Y finalmente,
en los informes que sobre esta materia hice,
siempre hallé rastros de que todas estas naciones
que se van asentando de paz en nuevas reducciones,
saliéron de la parte del norte ; como
tambien es fama constante que salió de esta misma
region y playa la grande nacion mexicana,
como consta de sus historias muy repetidas. Y
así solos los españoles vienen á ser los que dicen
estas gentes que salen del oriente, de donde
nunca tuviéron noticias que otra nacion saliese.
Y hace á este propósito el nombre que las
mas de las naciones de Cinaloa, en las lenguas
mas comunes de ella, dan á los españoles, llamándolos
Yoris ó Doris : nombre y vocablo, que
aunque significa lo mismo que valientes, y lo
dan tambien á bestias fieras, como leon, tigres
ó otras que se dexan ver pocas veces ; pero por
esa misma razon, y haber venido á sus tierras
los españoles del oriente, de donde no habian
visto otra nacion, les daban el dicho nombre,
y por tenerlos por valientes. Confirmase tambien
la sentencia de que estas gentes con la mexicana
salen de la parte del norte, con lo que noté
y observé, aprendiendo alguna de sus lenguas,
esto es, que en casi todas ellas (que son muchas
315y varias) se hallan vocablos, principalmente
los que llaman radicales, que ó son de la
lengua mexicana, ó se derivan de ella, y retienen
muchas de sus sílabas, de que pudiera hacer
aquí un muy largo catálogo. De todo lo
qual se infieren dos cosas. La primera, que casi
todas estas naciones comunicáron en puestos
y lenguas con la mexicana ; y aunque los artes
y gramáticas de ellas son diferentes, pero en
muchos de sus preceptos concuerdan. La segunda
es, que todas estas naciones con la mexicana
saliéron á poblar este nuevo mundo de la
banda del norte, y halláron por esta parte paso
de tierra firme y continente (aunque no se
ha conocido hasta ahora) con la América, ó
solo se divide esta de la del antiguo orbe por
algun angosto brazo de mar, por el qual con
facilidad pudiéron (302) pasar así hombres, como
fieras y animales que en este nuevo mundo
se hallan. Y por ventura tiene Dios reservado
este paso ó brazo para manifestarlo al tiempo
que su divina é inexcrutable providencia se sabe,
y tan maravillosa se ha mostrado en el descubrimiento del
nuevo mundo.” Hasta aquí Ribas. Los
nuevos descubrimientos han mostrado últimamente,
que por el estrecho de Anian pasan hombres
y animales en tiempo de yelo desde el Asia á
la América ; y probabilísimamente en tiempo antiguo
el Asia y la América se unian en dicho
estrecho. El dicho Ribas en otra parte de su historia,
hablando de los paises en que está la nacion
Tepeguana ó Tepehuana, dice (1)135: “Prosiguió
con su vista uno de los PP. á otra mas
la tierra adentro, llamada del Zape, situada á
316ribera de un rio que corre al pie de un peñol,
donde por las ruinas y rastro que en él quedaba
de casas, y mayores que las que usaban estos
indios, y muchedumbre de ídolos de piedra
y varias figuras que allí parecian, con otras
pruebas razonables, era opinion que aquí hiciéron
el asiento los mexicanos antiguos quando saliéron
de tierras muy remotas, trayendo en su
compañia un ídolo… se halláron ídolos y columnas,
y otros rastros de alhajas propias de
mexicanos.” Estas noticias confirman la verdad
del viage que los mexicanos, segun su tradicion
y escrituras ó pinturas, hiciéron desde paises muy
septentrionales á aquel en que edificáron la ciudad
de México. Ellos debiéron haberse formado
nacion grande ántes de ir á México ; y parece
que á esta ciudad no pudiéron venir sino empujados
por otras naciones, á que no podian resistir.

Lenguas de Cinaloa.

La hiaqui es dominante.

Quarenta poblaciones
de hiaquis.

105 He recorrido todos los paises en que segun
mis noticias se habla ó se ha hablado la
lengua mexicana, y en que hay ó ha habido
mexicanos : seguiré ahora mi discurso, recorriendo
los demas paises de Nueva-España (exceptuados
los de California), para observar el
número de lenguas que en ellos se hablan ; y
ya que con Ribas ántes citado, me he introducido
en la Cinaloa para seguir en ella el rastro
de la lengua mexicana, con el mismo Ribas observaré
la diversidad de lenguas que hay en Cinaloa.
En esta es dominante la lengua hiaqui,
que se hablaba en las quarenta poblaciones de
las veinte misiones que los jesuitas tenian cerca
de los rios Hiaqui, Zuaque ó Fuerte, Mayo y
Cinaloa, y que ellos comprehendian con el nombre
general de misiones de Cinaloa.317

Son lenguas diferentes
la hiaqui,
seri y guaima.

En una de las misiones del rio Hiaqui, llamada
Belen, habia tres naciones que se llaman
Hiaqui, Seri y Guaima : usaban tres lenguas
diferentes, pues sé de persona que conoció
á su último misionero jesuita, que este debió
aprender tres lenguas para exercitar en su mision
los ministerios apostólicos ; mas los seris y
los guaimas eran indios de la Sonora, que confina
por el norte con Cinaloa.

Lengua huite.

Segun Ribas citado, en el año 1640 habia
en las misiones de Cinaloa naciones de tres lenguas
diversas, pues dice (1)136, que el apostólico
mártir P. Gonzalo de Tapia, fundador de las
misiones de Cinaloa, ademas de su lengua natural
y la latina, en que hablaba con la facilidad
que en la propia, aprendió otras seis extrañas
y bárbaras : la tarasca, la mexicana, la chichimeca,
y tres de las naciones de Cinaloa.” Ribas
no nombra las tres lenguas diversas de Cinaloa,
que habia aprendido el apostólico mártir Tapia ;
mas en otras ocasiones nombra varias lenguas,
de modo, que cotejando lo que sobre ellas
dice, probablemente se pueden inferir su número,
y la relacion que entre sí tenian. “Entre los rios
Zuaque y Cinaloa, que es el mas austral de los
quatro rios nombrados, y desagua en el seno de
California á 25 grados y algunos minutos de latitud
boreal, y empezando desde lo alto de los
rios, estan sucesivamente hasta el seno de la California
las naciones (2)137 Cinaloa, Tegueca ó Tehueca,
Zuaque y Ahome.” Cerca de los tehuecos á
la banda opuesta del rio Zuaque, habia una nacion
de lengua diversa, pues el P. Pedro Mendez,
318escribiendo el buen recibimiento que habia
tenido entre los tehuecos, dice (1)138 : “Dos
parcialidades circunvecinas á los tehuecos, y de
otra lengua, aunque saben algo de la tehueca,
acudiéron con grande afecto á rogarme que bautizara
tambien á sus hijos. Ofrecíanse á todas
las condiciones que se les pedian, como era asentar
entre los tehuecos para vivir en su compañía,
y aun dexar su lengua, y aprender y
hablar la tehueca.” Ribas no da (2)139 otra noticia
del idioma de esta nacion : conjeturo que se
asemejase al de otra nacion, llamada Huite (nombre
que en lengua cinaloa significa flechero),
que Ribas pone entre las naciones del rio Zuaque.
Añade Ribas, que los huites habitaban entre
riscos y peñascos, y estaban confederados
con los Guazaparis, Chinipas, Hios, Temoris,
y otras naciones : y esta confederacion prueba
que con algunas de estas convenian en el lenguage,
diverso de las lenguas de Cinaloa, como
ciertamente lo es el chinipa, de que despues
se hablará.

Lenguas matrices
de Cinaloa
son :
La tubar,
La zoe, y
La hiaqui.

Las lenguas que en Cinaloa hallo propias y
matrices, segun las observaciones y el cotejo
que he hecho de las noticias que sobre ellas
da Ribas, son la tubar, la zoe y la hiaqui, que,
como ántes se ha dicho, es la dominante en Cinaloa.

La nacion Tubari
habla dos lenguas
diversas.

Lengua tubar.

En las serranías de esta habia una nacion,
llamada Tubari : el P. Juan Calvo, misionero de
los cinaloas, que distaban dos jornadas de las
sierras en que estaba la dicha nacion, dice, hablando
de ella, que queria recibir la religion
319christiana, y establecerse en sitio que distase
una jornada de su mision, y que tenia dos lenguas.
“Tienen, dice (1)140, estos indios dos lenguas
totalmente distintas : la una, y que mas
corre entre ellos y demas gente, es la que yo
tengo en este partido, con la que les hablo,
y me entienden y entiendo, como á los
del mismo partido : la otra es totalmente distinta.”
De esta noticia se infiere, que parte de
los tubaris tenian lengua propia, y otra parte
hablaba el lenguage tepeguano, que es dialecto
de la lengua cinaloa ó hiaqui, como despues se
dirá. La lengua propia de los tubaris debe ser
la llamada tubar, que se habla en las misiones (2)141
de Tubaris, que en el año 1767 tenian
los jesuitas agregadas á las que ellos llamaban
de Chinipas ó de la Tarahumara-baxa. La parte
de la nacion Tubari, que hablaba lengua tepagueca,
seria, ó de tribus cinaloas unidas con
los tubaris, ó de tribus de estos, que habrian
sido dominadas por la nacion Cinaloa.

Nacion Zoe de
lengua propia, entró
por el norte
en América con
la Ahorne.

Nacion Zoe.

La lengua zoe es ciertamente diversa de la
hiaqui, dominante en Cinaloa ; pues Ribas, tratando
de la nacion Ahome, que habla un dialecto
de la lengua hiaqui, dice (3)142: “Tradicion
era tambien de los antepasados de esta gente
(Ahome) haber salido á poblar estas tierras peregrinando
por la parte del norte, y que en su
compañía habia salido otra tropa de gente de
diferente lengua, llamada zoe, que pobló en lo
alto del mismo rio (Zuaque) ; con la qual, aunque
320dista treinta leguas, siempre conserváron los
ahomes amistad : y de esta nacion Zoe se tratará
adelante, con la de Cinaloa, su vecina. Tienen
tambien amistad y parentesco los ahomes,
y son de la misma lengua con los guazaves del
rio de la Villa : y sin duda debiéron de salir
juntos en su peregrinacion del norte. Fuéron tambien
confederados con los ahomes, y de su misma
lengua, algunas tropas de gentes mas bárbaras,
de las que diximos al principio que no
tienen asientos de pueblos, y que se sustentan
de frutas del monte, y pesca del mar.” De estas
noticias se infiere, que los ahomes y guazaves
(cuya lengua es dialecto de la cinaloa ó
hiaqui) entráron en América por el norte con
los zoes de la lengua diversa ; y por esto conserváron
amistad con estos. Ribas, volviendo á
hablar de los zoes, dice (1)143: “Los zoes eran indios
serranos, que tenian sus poblaciones en lo
alto del mismo rio (Zaque) de los cinaloas, y
á las haldas de sus serranías. Era gente mas
agreste, y de diferente lengua que los cinaloas ;
y los vecinos ó familias de sus rancherías llegarian
á número de quinientas.” Tan pequeño
era el número de personas de la nacion Zoe,
que se mantenia unida con la Ahome, por conservar
la tradicion de haber entrado con ella
en la Cinaloa. Ribas escribia el año 1640 : ignoro
si despues de este año se han hallado otras
tribus de la nacion Zoe.

Diversidad de
lenguas y dialectos
en Cinaloa.

Diversidad de
lenguas.

Dialectos de la
lengua cinaloa ó
hiaqui.

La lengua hiaqui era la dominante en Cinaloa,
como ántes se ha dicho, y por esto Ribas
la llama algunas veces lengua cinaloa. En
dicha provincia habia diversas naciones (que despues
321nombraré), las quales se deben considerar
como tribus separadas, y provenientes de la hiaqui
ó cinaloa. Hablaban estas dialectos diversos ;
pues Ribas, en el capítulo VI del libro I°. de su
obra citada, dice : “El número de lenguas de
las naciones (de Cinaloa) de que hablamos, es
casi infinito ; y aunque á veces se hallan muchos
pueblos de una misma lengua, tambien sucede
que en un mismo pueblo sean diferentes
las de sus barrios. De donde nace la necesidad
precisa en que se hallan muchos de nuestros religiosos
de aprender, como lo hacen, dos y
tres lenguas bárbaras sin libros, sin papeles, sin
arte, vocabularios ni calepinos. Y aunque estas
lenguas sean bárbaras, es cosa que admira el
ver, que siéndolo, observen sus reglas, su formacion
de tiempos y casos, sus derivaciones de
nombres… y aunque esta dificultad tenia solucion
en aquellas lenguas que se derivan de otras,
como de la romana la del romance ; pero esta
solucion no ha lugar en lenguas que se inventáron
primero diversas, como hay muchas entre
estas naciones, que ni en vocablo ni en arte
tienen conveniencia las unas con las otras.”
De estas reflexîones de Ribas se infiere, que en
Cinaloa no solamente habia varias lenguas diversas
(yo no hallo sino la hiaqui, la tubar, la
zoe, la nebome, de que hablaré despues, y las
de Sonora, llamadas seris y guaima, ántes nombradas),
mas tambien muchos dialectos de un
mismo idioma, y estos debian ser los que hablaban
las naciones Cinaloa ó Hiaqui, Zuaque,
Ocoroni, Maya, Tehueca, Conicari, Chicorata,
Cavemeta, Ahome, GuazaveGuayave), y
otras ménos principales : y de casi todas estas
naciones habla Ribas como si usasen dialectos
322provenientes de una misma lengua matriz ; pues
unas veces dice que hablaban lenguas semejantes,
y las dirigian misioneros que de una nacion pasaban
á otra ; y otras veces dice, que muchas
de ellas se confederaban (1)144.323

Nacion Nebome
de la Florida.

Su establecimiento
prodigioso en
Cinaloa.

106 Entre estas naciones, que se llaman propiamente
Cinaloas, por ser las originarias y dominantes
en la provincia de Cinaloa, estaba tambien,
como ántes se indicó, la nacion Nebome,
advenediza en los años 1536 y 1615, y oriunda
de paises inmediatos á la Florida. Digno
es de registrarse aquí el establecimiento prodigioso
de esta nacion en Cinaloa. En esta apareció,
por efecto de milagrosa (1)145 providencia
del Señor, el año 1536 Alvar Nuñez Cabeza de
Vaca (122), con Andres Orantes, Bernardino del
Castillo, Maldonado, y un negro, que por nueve
ó diez años habian caminado desde la Florida
por naciones bárbaras, hallando asilo entre
ellas por medio de curaciones milagrosas, que
hacian con la señal de la santa cruz. A estos
españoles acompañáron indios hasta Cinaloa, los
quales, dice (2)146 Ribas, en el rio de Petatlan,
cuatro leguas (rio abaxo) de donde hoy está
la villa (de San Felipe y Santiago, cabecera
324de Cinaloa), formáron un pueblo, llamado Bamoa,
que hoy persevera, y es de lengua y nacion,
poblada cien leguas mas la tierra adentro…
Pasados (1)147 algunos años, acordándose los
bamoas de sus parientes y naturales, de donde
en años pasados habian salido, fuéron algunas
á visitarles, y darles la nueva de quan bien les
habia salido la transmigracion, y que vivian
contentos, bautizados, y hechos christianos, y
con conocimiento del verdadero Dios, y de su
palabra. Moviéronles tanto estas palabras y razones
de sus parientes, que se determináron á
venir algunos de los principales gentiles á la villa
á pedir á los Padres que fuesen á sus tierras
á enseñarlos y bautizarlos pareciendoles á los
nebomes (que este es propio nombre de esta nacion)
que su pretension iba muy á la larga, movió
Dios el corazon á una tropa de trescientas
y cincuenta personas á una accion memorable.
Esta fué cargar con hijos y su hatillo, y
venirse á vivir con los christianos bamoas, y
allí procurar su bautismo y salvacion. Púsose en
camino aquesta compañía de peregrinos, hombres,
mugeres y niños, padeciendo muchas hambres
y trabajos, porque venian cargados de sus
alhajas, las mugeres de sus hijos, y todos á
pie ; y aunque sacáron algun bastimento, este
no fué suficiente para tan larga jornada, y tanto
número de gente. El paso no era por tierra
de naciones amigas, que les pudieran socorrer,
ántes enemigas… Llegó la dichosa compañía á
la villa á primero de Febrero del año 1615. Fuéron
á visitar al capitan y á los Padres que estaban
en el colegio, que los recibiéron y agasajáron
325con particular regalo, &c.” Tal fué la
prodigiosa venida de la nacion Nebome al christianismo
por efecto de singular gracia del Altísimo,
que la premió por la ayuda que sus antepasados
habian dado á los que la predicaban.
Este caso nos dice como ha sucedido en América
la transmigracion de otras naciones, y que
por medio de los indios, si se tratan christianamente,
se puede propagar fácilmente el christianismo
en otros de la misma nacion.

Con todas las dichas naciones de Cinaloa habian
formado los jesuitas quarenta poblaciones,
que el año 1767 tenian distribuidas en (1)148 veinte
326misiones, casi todas situadas en las riberas
australes de los rios Cinaloa, Zuaque (y Fuerte,
que en él desagua), Mayo é Hiaqui, los
quales, saliendo de las montañas de la provincia
de Topia, corren ácia el seno de California,
en el que desaguan.

Tienen afinidad
las lenguas
Topia.
Acajee.
Tepehuana.
Parras, y
Zacateca.

106 En las serranías de la dicha provincia
de Topia, que desde sur á norte, dice (1)149 Ribas,
se extiende por ciento y cincuenta leguas
desde la ciudad de Guadalaxara hasta el nuevo
reyno de México, estaban las naciones Tepehuana
(por Ribas se llama Tepeguana), Acajee
Acaxee), y JijimeXixime), á que se seguian
otras, ya semejantes, y ya diversas en
la lengua, las quales nombra Ribas en diversos
lugares de su obra. Cotejando yo lo poco
y confuso que el referido Ribas dice sobre los lenguages
de estas naciones y de otras circunvecinas,
y reduciéndolos á las clases de las lenguas matrices,
á que pertenecian los dialectos respectivos
que hablaban, hallo que en toda la provincia
de Topia se hablan dos lenguas matrices,
con no pocos dialectos respectivos de ellas.
Me parece que tienen afinidad las lenguas topia,
acajee y tepehuana, las quales, como tambien
la de Parras, son dialectos de la zacateca.
Al norte de la provincia de Zacateca estan
las provincias llamadas Parras, Parral y
Tepehuana.

Laguna de Parras.

Indios tobosos.

107 La lengua jijime parece ser diversa de
la zacateca y de sus dialectos, y quizá tendrá
afinidad con la huime. Expongo brevemente las
conjeturas en que fundo la division de las lenguas
nombradas en dialectos de dos lenguas matrices.
327La provincia de Zacateca, que confina
con los chichimecas, y debe su nombre á la
palabra mexicana zaca-tecatl (del heno-habitador),
tiene lengua propia, llamada zacateca, la
qual tambien se habla en Parras (nombre español) ;
pues uno de los primeros fundadores de
las misiones de Parras en el año 1594, llamado
Juan Agustin, escribio diciendo, que predicaba
en lengua zacateca (1)150 á los laguneros de Parras.
Laguneros de Parras se llaman los que habitan
al rededor de una laguna (á 27 grados de
latitud boreal), la qual tiene quarenta leguas de
circuito, y en las crecientes lo llega á tener de
sesenta leguas. Eran doce mil los dichos laguneros.
El compañero de Pedro Agustin era el apostólico
P. Gerónimo Ramirez, el qual, dice (2)151
Ribas, habia sido misionero de los zacatecas,
sabia las lenguas mexicana y tarasca, y pasó á
fundar las dos misiones de tepehuanos y parras,
aprendió sus lenguas, y en los paises de los tepehuanos
fundó los (3)152 pueblos llamados Santiago
y Santa Catalina. Estas noticias hacen conocer,
que las lenguas tepehuana y parras tienen
afinidad con la zacateca, y que de esta se diferenciaban
como dialectos ; y por esto se dice
que el P. Ramirez los aprendió. Uno de estos dialectos
hablaban los indios llamados tobosos que
estaban en las misiones de Parras, y habiéndose
rebelado se uniéron con los apaches hasta ahora
rebeldes.

Nacion Acajee.

Nacion Hina

En un valle grande de la provincia de Topia
habita la nacion Topia, cuyo nombre, dice Ribas
328 (1)153, significa jiquera ó albornia hecha de paja,
y lo era de una india, que segun los indios
se convirtió en piedras por sus pecados, y despues
se veneró por mucho tiempo. En la cabecera
de la mision de Topia estableciéron los jesuitas
la nacion Acajee, cuyas rancherías contenian
diez y seis mil personas, y los tepehuanos estan
en las misiones de Topia ; por lo que parece, que
tienen afinidad las lenguas topia, acajee y tepehuana.
Esta parece tenerla tambien con la de la
nacion Hina ; porque el P. Diego González Cueto (2)154,
nombrado por el P. Bonifaz, visitador de
la mision de Topia, para convertir la nacion Hina,
entró en los paises de estas, y sin intérprete
empezó á tratar con ella su reduccion y conversion.

Nacion Sicuraba.

Misiones tepehuanas.

Quizá con la lengua tepehuana tiene afinidad
la lengua de la nacion Sicuraba. Novecientas (3)155
personas de esta nacion, imitando el exemplo
de la Baimoa ó Nebome, ántes referido,
saliéron de sus serranías de Topia, y se presentáron
al V. P. Santaren, para que les señalara
puesto en que fundaran poblacion en su mision ;
y al primer año de la poblacion los sicurabas
eran ya mil y doscientos. Se rebeláron
despues los tepehuanos, y en vano pretendiéron
que los sicurabas se rebelasen tambien : y esta
pretension de los tepehuanos hace conjeturar que
los sicurabas eran de su nacion. Los tepehuanos
despues de muchos trabajos, y martirio de sus
misioneros, se reduxéron á poblacion. En el
año 1767 los jesuitas dexáron unidas en su gran
329mision de Chinipas ó de Tarahumara-baxa las
poblaciones tepehuanas Nehogame (de ochenta
familias), y Baborrigame (de diez y ocho familias),
las quales estaban unidas con veinte y
dos misiones, que ellos tenian en las provincias
de Topia y Tepehuana, y habian cedido el
año 1553 al obispo de Durango, porque ya estaban
tan instruidas y civilizadas, que de ellas podian
cuidar los eclesiásticos seglares.

En Parras se hablaba
mexicano.

El nombre tepehuana, dice Ribas, es mexicano :
proviene de tepelt (monte) ; por lo que significa
montañes. Antes se advirtió con Ribas, que
en los paises de los tepehuanos se encontráron ídolos
y armas de los mexicanos : y pocos años ha
que un jesuita, misionero de Santa Cruz de los
tepehuanos, encontró la estatua de un ídolo mexicano.
El P. Francisco de Arista escribió desde (1)156
su mision de Parras, que daba á los indios
canciones sagradas de los mexicanos. Parece
que la lengua de estos se entendia por los
de Parras.

Lenguas jijime y
hume tienen afinidad.

Fundacion de
quarenta iglesias.

La lengua jijime, ántes nombrada, que se
habla en la provincia de Topia, parece ser diferente
de la acajee, y consiguientemente de los
demas dialectos de la zacateca ; porque Ribas
en la vida del V. mártyr P. Hernando de Santaren,
dice, que habia fundado la christiandad
de Topia, fabricando mas de quarenta iglesias,
y bautizando cincuenta mil indios, y que sabia
las lenguas mexicana, acajee y jijime (2)157. Esta
distincion de lenguas que hace Ribas, parece
suponer que la jijime es totalmente diferente
de la acajee. Esta diversidad se infiere tambien
330de la enemistad feroz entre los jijimes y los acajees.
La nacion jijime, dice (1)158 Ribas, la mas
brava, inhumana y rebelde de quantas poblaban
el grueso de la sierra de Topia, habitaba en
los puestos mas empinados, que estaban fortalecidos,
y guardados con los montes mas inaccesibles
de toda ella : y el salir de sus montes y
quebradas era para buscar indios acajees sus vecinos
para comer ollas de sus carnes. Iban acabando
en particular con la nacion Acajee, que
es la principal en las dos misiones de Topia y
San Andres, con quien confinan por la banda
del norte los bárbaros é inhumanos jijimes.” Esta
inhumana contrariedad de los jijimes con la
nacion Acajee, prueba que ellos no eran de esta
nacion la principal de Topia. El V. Santaren,
ántes nombrado, convirtió la nacion (2)159
Jijime, que se agregó á la mision de San Andrés.

Al V.Santaren sucedió en la mision de los jijimes
el apostólico P. Pedro Gravina, que fué su misionero
por veinte y nueve años hasta su muerte. Gravina,
á instancias (3)160 del ilustrísimo señor D. Francisco
Hermosillo, primer obispo de Guadiana, que
deseaba la conversion de los humes, fué enviado
á estos, que probablemente hablarian la lengua
jijime, pues Ribas en la vida de Gravina
dice, que sabia las lenguas española, italiana,
mexicana, acajee y jijime, y de esta (4)161 última
compuso arte y vocabulario, que han servido é
sus sucesores.

Dialectos de la
lengua tarahumara
son las lenguas
chinipa, guazapari,
temori, ihio
y varohio.

Siete misiones de
chinipas.

Diez y siete misiones
de tarahumaras.

108 Desde las provincias de Topia y Tepehuana
331paso á la de Tarahumara, que confina
con ellas por sur y norte, y por occidente con
Sonora y Cinaloa. La Tarahumara se divide en
dos provincias, llamadas Tarahumara alta y baxa :
en aquella se habla la lengua chinipa, de la
que en el año 1767 los jesuitas tenian siete misiones (1)162,
llamadas de chinipas y de la Tarahumara-baxa.
La lengua chinipa parece ser dialecto
de la tarahumara, que era la dominante
en las misiones de los jesuitas en la Tarahumara-alta.
Estas misiones eran (2)163 diez y siete, y
tenian cincuenta y quatro poblaciones y cien rancherías.
Ademas de estas misiones habia otras (3)164,
de que cuidaban con el mayor zelo y buen fruto
332los PP. observantes : ignoro el número y los
nombres de estas misiones.

Varias naciones.

El V. mártir P. Julio Pasqual con los chinipas
convirtió (1)165 juntamente las naciones de los
Guazaparis, Temoris, Ihios y Varohios, que los
jesuitas en el año 1767 tenian incorporados en las
siete misiones de chinipas ántes nombradas. Es
pues verosimil, que las lenguas de estas naciones
tengan afinidad con la chinipa.

Dialectos tarahumaros
eudeve,
opata y pima.

Vasta extension
de las misiones
referidas.

Setenta poblaciones
de pimas.

Arresto de sus
misioneros.

Noticias escasas
de la Sonora.

109 Con la lengua tarahumara tienen afinidad,
dice Clavijero (2)166, las lenguas eudeve y
opata : á las que yo añado la pima, la que segun
las palabras que de esta he logrado, y segun
las noticias que he leido de los pimas, me
parece que la lengua de ellos tenga afinidad con
los lenguages apata y eudeve. Estas lenguas y
otras, que á mi parecer tienen afinidad con ellas,
se hablaban en las misiones, que en diversos
tiempos desde el año 1700 fundáron los jesuitas
en vastísimas provincias, llamadas Sonora, Pimería,
y paises de los sovaipures, cocomoripas, &c.
que llegan hasta los rios Colorado y Iila, y á
la banda opuesta de estos se hallan tambien establecidos.
La extension vastísima de estas provincias
y paises está desde el desagüe del rio Hiaqui
á 28 grados y 20 minutos de latitud boreal
hasta casi el grado 35, segun el mas exâcto mapa
de la California, publicado en las dos (3)167
333erudítas historias de esta, y formado segun las
observaciones y mapas de los jesuitas Kino y
Seldemayer, famosos cosmógrafos y misioneros
de la Pimería. Estos dos exploradores evangélicos
(de los que el último hizo su tercer viage
al rio Colorado en el año 1749), habiendo descubierto
que la California era península, y deseando
la comunicacion de las misiones de esta
con las de Sonora y Pimería, reconociéron las
naciones, que en el rio Colorado habitaban ácia
la California, y en la banda opuesta del rio, y
se acercáron á este con la fundacion de nuevas
misiones, de las que no obstante la gran rebelion
de los pimas en el año 1753 en que martirizáron
á los VV. Misioneros P. Enrique Ruhen,
aleman, y P. Tomás Tello, natural de Almagro,
en el año 1767 eran veinte y (1)168 siete, las
quales con otras dos de la nacion Pima comprehendian
mas de setenta poblaciones. Todos los
jesuitas de estas misiones fuéron arrestados y
traidos á España, en donde continuáron en su
arresto sin ser enviados jamas á Italia con los
demas jesuitas españoles ; por lo que no he podido
consultarles para determinar el número y
334la diversidad de lenguas, que se hablan en la
vastísima extension desde Cinaloa hasta los rios
Colorado y Iila. He procurado suplir el defecto
de estas noticias con las que por oidas me han
dado algunos ex-jesuitas de Nueva-España, y con
las que he leido en las historias, que los jesuitas
han publicado de sus misiones de California,
Cinaloa, Sonora, &c.

Naciones al norte
de Cinaloa.

Tienen quatro
lenguas diversas.

Naciones
Hure.
Nacameri.
Nacosura.
Himeri.

Heri.

Batuca.

Cumupa.
Buasdaba.
Babispe.
Suna.

Siribotari.

Sonora.

De la variedad de lenguas que hay desde
Cinaloa hasta el rio Colorado, hallo alguna indicacion
en la obra de Ribas publicada el año 1645.
“Trato, dice (1)169 Ribas en ella, de la conversion de
las naciones gentiles á la banda del norte entre
haldas de serranías, y á orillas no de rios caudalosos,
sino de quatro arroyos que por ellas corren,
y vienen á estar de 23 y 33 grados de
altura de norte, declinando unas al oriente, y
otras al occidente… Estas naciones con sus pueblos
principales, de las que se nombran una de
Nebomes-altos, otra Nebomes-baxos : y en los
Nebomes-altos los pueblos que llaman Mabas,
Onabas y Nures : y en los Nebomes-baxos Comoripa,
Tecoripa y Zuaque : esta es diferente nacion
de la que tiene ese nombre (105), y de la
qual se escribió á lo largo en el libro III, y dista
de estotra ochenta leguas. Síguense luego las
naciones de Aibinos, Sisibotaris, Batuscos, Hures,
y los últimos son los Sonoras, que vienen
á estar distantes de la villa de Cinaloa ciento y
treinta leguas ; y del principio de ella ciento y
quarenta leguas. De estas naciones reducidas á
unos veinte pueblos y á quatro partidos, cuidan
quatro ó cinco PP. ministros de doctrina. En
ellas estan reducidos tres mil y quinientos vecinos
335ó familias de quatro lenguas principales, y
diferentes de las demas de Cinaloa : dificultad
que van venciendo estos zelosísimos Padres, haciéndose
niños por la gloria de Christo, y darlo
á conocer en estas lenguas… Los hures confinan
por un lado con los que llaman nacameris
y nacosuras : á estos se siguen los himeris, nacion
ferocísima y bárbara, que no ha querido tener
trato ni amistad con sus vecinas, y muy temida
de las demas : es muy copiosa y extendida,
segun se ha podido entender, y á orillas
de un tan caudaloso rio como el Hiaqui (102),
que á la parte del occidente desemboca en el
mar á quarenta leguas de distancia de llanadas,
en que hay noticia de gran gentío de otra nacion
que llaman Heris : es sobre manera bozal,
sin pueblos, casas, ni sementeras : no tienen
rios, ni arroyos, y beben de algunas lagunillas
y charcos… los mas cercanos de estos á la mar
tambien se sustentan de pescado : y dentro de
la misma mar en islas se dice que habitan otros
de la misma nacion, cuya lengua se tiene por
dificilísima sobre manera. La nacion de los Batucos,
caminando al norte, tiene tambien por confinantes
muchas naciones de gentiles amigos, Cumupas,
Buasdabas, Babispes, y declinando al
oriente á los Sunas. Adelante de esos por esa
parte se extiende la tierra hasta el Nuevo-México,
donde años ha que entráron los PP. de
la sagrada Orden de san Francisco. A oriente de
los Sisibotaris se siguen otros gentiles serranos,
que viven en picachos : y últimamente con la
nacion de los Sonoras confinan otras naciones
bárbaras. Estas son las varias naciones que Dios
ha puesto en frontera á los hijos de la Compañía.”336

Afinidad entre
las lenguas
Batuca.
Cumupa.
Buasdaba.
Babispe.

Hasta aquí Ribas, que nombra la mayor parte
de las naciones, que en su tiempo ya se conocian,
y al presente se hallaban en las setenta
poblaciones de las misiones, ántes nombradas,
de la Sonora y Pimería. Ribas afirma absolutamente,
que habia quatro lenguas diversas. Ribas
no da la luz necesaria para discernirlas ; mas
porque dice que los batucos eran amigos de los
cumupas, buasdabas y babispes, se debe conjeturar
que las lenguas de estas naciones tenian
afinidad. Los himeris, segun Ribas, eran ferocísimos,
y no tenian amistad con ninguna nacion ;
por lo que es probable que ellos tuviesen
idioma diverso del que hablaban las naciones circunvecinas.
El rio caudaloso, en que segun Ribas
estaban los himeris, debe ser el que se llama
Caborsa en los mapas de las misiones jesuiticas.
Este rio desagua como á 29 grados y ½ de
latitud boreal en el golfo de California, y en
la cabecera de dicho rio los himeris, ya convertidos,
estaban el año 1767 en las poblaciones llamadas
Himeri, Cacospera, San Ignacio, Magdalena
y Remedios.

110 Para dar noticia de las lenguas que se
hablan desde el dicho rio Caborsa hasta los rios
Colorado y Iila en la latitud boreal de 35 grados,
debo anticipadamente describir la situacion
de las naciones que las hablan : y esta descripcion
la haré, segun los exâctos mapas ya citados
(104), y de los que hay en las dos historias citadas
(109) de California, y segun la relacion
que en una de ellas se hace de los descubrimientos
hechos por Kino y Seldemayer ántes
nombrados.

Curso de los rios
Colorado y Iila,
y naciones al rededor
de ellos.

Naciones
Quiquima.

Bagiopa.
Noabonoma.
Cutgane.

Empiezo desde el sitio en que el rio Colorado
desagua en el seno ó golfo de California casi
337á 33 grados de latitud. Desde dicho seno se
caminan treinta leguas de sur á norte hasta el
sitio en que el Iila entra en el Colorado, que divide
la Californa de los demas paises de Nueva-España.
En la California sobre las riberas del
Colorado estan los Quiquimas (que le vadean, y
estan tambien establecidos en la banda opuesta),
y despues desde sur á norte estan los Bajiopas,
Noabonomas y Cutganes extendidos desde el grado
33 hasta el grado 35. Estas naciones se deben
contar entre las de California.

Alchedoma.

Nijora.
Moqui.
Apache.

Despues de la junta del Iila con el Colorado,
que sigue ácia el norte, á la banda oriental de
este se halla la nacion Alchedoma á 35 grados
de latitud. Si desde dicha junta seguimos la direccion
del Iila, la qual es ácia oriente en la
distancia de un grado de longitud, hallaremos
que por la banda septentrional le entra el rio
Salado, y que despues en la distancia de casi
dos grados de longitud le entra por la misma
banda el rio Azul, en que está la nacion Nijora,
que por oriente confina con los moquis y
apaches.

Sovaipuri.

Cocomaripa.
Yuma.

Papaga, ó
Piraa.

A ocho leguas de la dicha entrada del rio
Azul ácia el oriente, entra en el Iila por la banda
austral el rio Suanca ó Montserrate, en que
está la nacion Sovaipuri. A esta por la dicha banda
ácia el seno de California se sigue la Cocomaripa,
y despues la Yuma, que está entre el dicho
seno, y la junta del Iila con el Colorado. Los
yumas vadean el Colorado, y se hallan tambien
establecidos en la banda opuesta, que pertenece
á la California. Al sur de los yumas y cocomaripas
estan los papagos, cuyo nombre, dice (1)170
338Burriel, es nuevo ; pues los papagos son pimas.
Seldemayer en el año 1744 viajando desde su
mision Tubutana de pimas casi en el nacimiento
del rio Caborsa hasta el Iila (que distaba
ochenta leguas), atravesó el pais de los papagos,
hallando seis mil de ellos, y en las márgenes
del Iila halló otros seis mil pimas y cocomaripas,
en que fué bien recibido.” Esta noticia hace
conocer que los papagos estaban en medio de
pimas, y consiguientemente que son de la misma
nacion.

Tienen afinidad
las lenguas yuma,
quiquima,
cocomaripa, pima
y sobaipuris.

Las naciones pues que desde la embocadura
del Colorado hasta mas allá del rio Suanca hay
al rededor de los rios Colorado, Iila y Suanca,
son las de los yumas, quiquimas, cocomaripas,
pimas y sobaipuris ; y entre estas naciones y la
Pimería estan los papagos. Me parece que tienen
afinidad las lenguas de todas estas naciones, y
porque la pima, como ántes se dixo, la tiene
con la tarahumara, se deberá decir, que son naciones
Tarahumaras todas las que hay desde la
Cinaloa hasta los rios Colorado y Iila, y al rededor
del Suanca : y que los yumas de la California,
ó de la banda opuesta del Colorado, son
tambien de la misma nacion Tarahumara. Propongo
las pruebas de la afinidad de dichas lenguas
en las siguientes observaciones, fundadas en
el cotejo de algunas noticias de las relaciones de
los viages de Kino y de Seldemayer.

Afinidad de las
lenguas pima y
cocomaripa.

De la yuma y
cocomaripa.

“En la junta, dice (1)171 la historia de California,
que el rio Salado hace con el Iila, hay un
pais muy ameno, llano, proporcionado para las
sementeras, y poblado de los cocomaripas, divididos
de los pimas por un despoblado ; pero unidos
339con ellos en parentesco. Despues del remate
de los cocomaripas del Iila, empieza ácia occidente
la travesía de quarenta leguas de páramos
desiertos sin pastos, y con pocos aguages
hasta tropezar con las rancherías de los yumas,
que viven sobre el rio Colorado mas abaxo de
la junta donde este recibe las aguas del Iila. Por
este páramo hacen sus viages los cocomaripas al
Colorado… los yumas, aunque de la misma lengua
de corta diferencia que los cocomaripas del
Iila, son sin embargo sus enemigos ; pero á la
banda occidental del Colorado hay tambien rancherías
de cocomaripas aliados de los del Iila,
y tendido en un valle de treinta y seis leguas
de longitud fértil y ameno por nueve leguas.”
Estas noticias demuestran tener afinidad
las lenguas yuma, cocomaripa y pima. En ellas
se dice, que los yumas eran de la nacion y lengua
Cocomaripa, y que los cocomaripas se unian con
los pimas en parentesco : este entre naciones bárbaras
es señal de ser ellas de lenguas semejantes.

En la dicha historia de California se lee lo
siguiente. “Finalmente (1)172 se hizo juicio, que con
el establecimiento de siete ú ocho misiones en las
márgenes del Iila, otras dos en los cocomaripas
del Colorado, otra añadida de los sobaipuris, y
otra en San Ambrosio del Busanic podria con
las ya fundadas en la Pimería-alta conseguirse la
total reduccion de las naciones Pimicas y Papabotas
ó de Pagagos : es decir, de las dos lenguas
pimas y cocomaripa, que pueblan las anchurosas
tierras, que yacen gentiles aun, ó mal reducidas
entre Sonora, Iila y Colorado.” De estas
noticias se infiere, que los sobaipuris pertenecen
340á una de dichas lenguas, las quales se dicen ser
dos, porque serán dialectos no poco diversos de
una misma lengua matriz.

Afinidad de las
lenguas pima y
sobaipuri.

El señor Don Joseph Fábrega, cuya profunda
instruccion en la historia moderna de Nueva-España,
y en la antigua mexicana la harán pública
sus producciones, me ha dicho haber hallado
gran afinidad en algunas palabras de las lenguas
de los sobaipuris y papagos ; por lo que parece,
que la lengua sobaipuri conviene mas con la
pima que con la cocomaripa.

Afinidad de
las lenguas pima,
yuma, quiquima,
coanapa, bajiopa
y cutguane.

Naciones Californias.

En la citada historia de California se (1)173 lee.
“El P. Kino repasó el rio Iila, y siguió el curso
del Colorado por las rancherías de los yumas
y quiquimas hasta veinte leguas. Aquí salió tanta
gente á recibirle, que huyó amedrentado un
mozo español que llevaba. El rio Colorado tiene
en este parage como doscientas varas de anchura.
Los indios le pasan á vado… Dispuso el
P. Kino una balsa de maderas secas, y en ella
pasó el rio, hallando en su ribera occidental muchos
quiquimas, y otros indios de lenguas diferentes,
coanapas, bajiopas y cutguanes, á los
quales anunció por intérpretes pimas la primera
vez el Evangelio. Entró á pie tres leguas por
aquella tierra hasta la choza del cacique Quiquima,
y hallóla toda poblada de arboledas, extendida
en grandes llanuras apropósito para grandes
siembras y pastos, pareciéndole que en aquellos
contornos, á que dió el nombre de la Presentacion
de Nuestra Señora
, habria como diez
mil almas. Aquí le ofreciéron muchas conchas
azules propias de la contracosta de la California ;
y preguntando por el mar del sur, supo
341que solo distaba diez jornadas.” De esta relacion
parece inferirse, que las lenguas yuma, quiquima,
coanapa, bajiopa y cutguane (que son de
naciones Californias), tienen afinidad con la pima :
pues Kino por medio de los pimas hablaba
á dichas naciones, que le tratáron con afabilidad
y agasajo, porque se fiarian de los buenos
informes que los pimas sus parientes les darian
de los fines é intenciones que Kino tenia en visitarlas.

111 Los yumas y bajiopas estaban en el pais
en que los PP. franciscanos observantes fundáron
el año 1783 dos misiones, que prontamente
fuéron destruidas por los yumas, como se dirá
despues (114). Estas misiones estaban pocas
jornadas al oriente distantes de la mision de
San Diego, en que despues de la nacion Cochimí
empieza una nacion diversa de esta y de la
Yuma, y se extiende por la costa de California
desde casi el grado 33 de latitud hasta el grado
38, y quizá mas adelante. De estas naciones
Californias se volverá á hacer mencion en el capítulo
siguiente.

La nacion Nijora, ántes nombrada, parece
tener lenguage propio, pues está en continua (1)174
guerra con la Cocomaripa.

Paises de los
apaches.

Nuevo-México.

Las naciones de los Apaches ántes nombradas,
estan en un espacio circular de casi trescientas
leguas, el qual empezando desde el rio Chigagua,
y cruzando ácia el presidio de Ianos, Fronteras
y Terrenate, ó Guevavi, llega al rio Iila,
y subiendo al norte hasta el Moqui y Nuevo-México,
revuelve al oriente al presidio de Paso del
342rio del Norte á 31 grados de latitud, y remata
ácia el sur en el Real de Chigagua. Ignoro la
calidad y número de lenguas que hablan los apaches,
fieras crueles contra todas las misiones que
les estan vecinas. Tambien ignoro el número y
calidad de las lenguas del Nuevo-México, que
por oriente confina con el rio Misisipí ó con la
Florida, de cuyos lenguages se tratará en el capítulo
siguiente.

Capitulo VII.
Lenguas que se hablan en la California, en
su costa septentrional hasta el estrecho de
Anian, y en la vasta extension de paises que
hay entre el rio Misisipí, Florida
y Groenlandia.

Extension de la
California española
en el año
1767.

Extension de la
California española
en 1779.

California rusa.

112 Antes de tratar de las lenguas de California
debo indicar la situacion y extension de
esta, para que el lector conozca fácilmente los
paises en que se hablan. “La California, segun (1)175
la erudíta historia de esta, publicada por
Burriel el año 1757, en este año tenia de largo
desde el cabo de San Lucas hasta el último
terreno al norte ya reducido casi trescientas leguas,
y otras ciento de reconocido en parte y
descubierto.” esto es, se extendia desde el grado
20 y ½ de latitud boreal en que está dicho
cabo, hasta el grado 29 en que estaba la última
mision, llamada Santa Gertrude ; y se tenia
noticia de que la nacion Cochimí de esta mision
se extendia hasta el grado 33, en que empezaba
343nacion de lenguage diverso, y puntualmente
es la que los PP. franciscanos observantes,
capitaneados por el V. Fr. Junípero Serra, han
reducido en gran parte en las misiones, que desde
la de San Diego han fundado despues del año 1767,
en que los jesuitas fuéron expulsos de los dominios
españoles. En el año 1757 Burriel pone diez
y seis misiones ; mas dos de ellas debiéron perecer
ó deshacerse pocos años despues, pues desde
el año 1757 hasta el de 1767 los jesuitas fundáron
otras dos misiones, y estas al salir ellos
de California el año 1767 eran solamente catorce.
Con estas dos misiones llegáron los jesuitas
hasta cerca del grado 31 de latitud, en que fundáron
la última y mas septentrional, llamada Santa
María
. Con estas catorce (1)176 misiones dexáron los
jesuitas el año 1767 convertida y reducida la nacion
California, extendida por mas de trescientas
leguas, en sitio que se puede llamar continuo peñasco,
344en que apénas se hallan fieras, porque no pueden
subsistir. Al grado 32 empieza buen terreno, y
consiguientemente la mayor poblacion. Despues de
la expulsion de los jesuitas en el año 1767, la corte
española, zelosa de los descubrimientos y progresos
que los rusos hacian en los paises septentrionales
de California, pasando á ellos desde Kamtschatka,
ordenó hacer algunos establecimientos en
la costa occidental de California para ocurrir á tales
progresos : y en las expediciones para formar
los establecimientos fuéron el V. Fr. Junípero Serra
(segundo apóstol de California) y otros religiosos
observantes de san Francisco : y en diversos descubrimientos
que se hiciéron, uno de ellos fué el
año 1779 el del sitio ó puerto, desde entónces (1)177
llamado Santiago, á 60 grados de latitud boreal, en
el que los descubridores supiéron que los rusos
habian baxado desde el norte hasta cerca de
dicho grado, esto es, hasta el sitio que los rusos
llaman Volcan de San Elías, que se veía desde
dicho puerto. En este sitio los rusos tienen una
factoría : por lo que podemos llamar California
española la extension desde el grado 22 ½ (en que
está su cabo llamado de San Lucas) hasta el grado
60, en que está el puerto de Santiago. La extension
que hay desde este grado ácia el norte
se llamará California rusa.

Nuevas reducciones
de gentiles
californios.

Habiéndose encargado los PP. observantes de
San Francisco de las misiones californias de los
jesuitas en el año 1767, el dicho V. Fr. Junípero
fundó en el de 1769 (2)178 la mision de San
345Fernando á 60 leguas de la de San Borja, la
qual en la vida del V. se dice la mas inmediata,
porque probablemente habria perecido la
de Santa María, que estaba un grado mas septentrional
que la de San Borja. Los PP. observantes
en el año 1773 entregáron (1)179 á los PP.
dominicos las misiones de los jesuitas con la nueva
de San Fernando. El V. Fr. Junípero hasta
el año 1784, en que voló al cielo para gozar
el premio de su apostolado, fundó diez misiones,
que llegan hasta el grado 38, esto es, 25
leguas al norte de Monterey. El piadoso escritor
de la vida del V. Junípero satisface bien á
su fin de referir las tareas de este apostólico varon,
y prescinde ú omite la noticia de las lenguas
que se hablan por las naciones que han
convertido los PP. observantes, por lo que aquí
solamente podré hablar de las lenguas de las naciones
convertidas por los jesuitas, y reducidas
á las misiones ántes nombradas, y de la nacion
convertida por los PP. observantes, solamente
podré decir, que habla lengua diferente de
la cochimí, última nacion convertida por los jesuitas.

Sobre los lenguages pues de las naciones californias,
que hasta el año 1767 estaban convertidas,
consulté en el de 1784 al ex-jesuita Don
Miguel del Barco, misionero de ellas por veinte
años, que desde Bolonia me dió la siguiente
respuesta.

Carta del señor
Barco, misionero
de California,
sobre las lenguas
de esta.

“Sin embargo de que me hallo en la avanzada
edad de setenta y siete años cumplidos, y
con la vista tan cansada y endeble por el demasiado
leer, que casi no puedo escribir sin
346abrir y cerrar la vista continuamente para recoger
ó conservar la luz que me viene de los
objetos, no obstante, no he dexado de condescender
con las solicitaciones de los señores Don
Francisco Xavier Clavijero, y Don Pedro Canton,
para formar el pequeño ensayo del carácter
de la lengua cochimí que se ha enviado
á v. Yo creia haber satisfecho plenamente á
sus deseos ; y he aquí que v. escribiéndome
en derechura para que le envie otras noticias de
la dicha lengua, me pone de nuevo en el empeño
de violentar mi cansada memoria para acordarme
de una lengua diez y seis años ha
abandonada y olvidada como inútil, y que no
aprendí por reglas gramaticales. A este su deseo
he procurado satisfacer, haciendo tambien
con gran trabajo de la mente y de la vista la
traduccion literal de la devota oracion cochimí
que le incluyo, y al mismo tiempo respondo
tambien en esta carta á las preguntas que v.
me hace sobre las lenguas de la miserable California.
He aquí las respuestas ordenadas segun
el orden de sus preguntas.

Lengua pericú.
Paises en que se
hablaba.

La lengua pericú
ha perecido.

Por los jesuitas se conocian solamente tres
lenguas muy diversas en todas las naciones californias,
reducidas por ellos á nuestra santa fe.
La primera lengua diversa es la pericú, la qual
se hablaba desde el cabo de San Lucas (que se
halla á 22 grados de latitud boreal poco mas ó
ménos, y forma la extremidad austral de la California)
por el espacio de 50 leguas que al principio
ocupaba la nacion pericú, cuyas principales
misiones eran San Joseph (que dista de dicho
cabo ocho leguas), y Santiago, que el erudíto P.
Burriel, mal informado, llama coras, los quales
á la verdad no estaban en Santiago, mas empezaban
347algunas leguas léjos de Santiago ácia la
mision de la Paz. Las pestes y las desgracias
han casi extinguido la nacion Pericú, que al
principio de este siglo constaba de tres mil almas,
y al tiempo de nuestra expulsion de los
dominios españoles podia tener trescientas, las
quales hablaban el español, y por tanto la lengua
pericú se debe contar ya entre las extinguidas.

Lengua guaicura.
Paises en que se
hablaba.

Sus dialectos
eran :
Loretano
Cora.
Uchitie.
Aripe.

La segunda lengua diversa que se habla ácia
el norte, es la guaicura, que v. llama monki
ó monqui, nombre que no he oido jamas en la
California, sino lo he leido en las historias donde
v. lo habrá aprendido. La lengua guaicura
se hablaba casi por el espacio de sesenta leguas
hasta Loreto, y en esta reduccion, segun
algunos jesuitas, se hablaba diferente lengua, y
segun otros habia un dialecto de la guaicura, y
yo me inclino á esta última opinion, porque la
defienden los jesuitas mas inteligentes de las lenguas
californias. Habia tambien otros tres dialectos
de la guaicura, que segun el nombre de
sus naciones se llamaban cora, uchitie y aripe.
La lengua de Loreto, ó el dialecto loretano, ha
perecido, porque al presente todos hablan allí
el español, y así no se puede saber si era dialecto
ó lengua matriz. Los dialectos cora, uchitie
y aripe eran entre sí no poco diversos. La
nacion Uchitie, y casi toda la Cora se han extinguido
ya. Los callejues que estaban en la mision
de la Paz, conservaban la lengua pura guaicura,
que se hablaba por los guaicuros del sur, y
en las misiones llamadas Dolores, y San Luis
Gonzaga
, en que habia casi cien almas en familias
errantes. Los callejues, con los que habian
quedado de las tribus del sur, se habian unido en
348la mision llamada Todos-Santos. En Loreto serán
poco mas de ciento los guaicuros.

Lengua cochimí.
Paises en que se
habla.

Lugares de los
cochimís.

Quatro dialectos
del cochimí.

La tercera lengua diversa es la cochimí, ó de
los cochimís, que ocupan los paises mediterráneos
de los guaicuros (que se extienden por las orillas
del mar), y todas las otras tierras que se habian
descubierto hasta la mision de Santa María, la
qual se formaba al tiempo de nuestra expulsion.
Esta mision se halla casi á 31 grados de latitud
boreal, por lo que me parece, que los cochimís
se extendian por seis grados en las nueve misiones
siguientes, que todavía exîstian : San Xavier,
San Joseph Comandú, Concepcion ó Cadegomó,
Santa Rosalía Mulejé, Guadalupe, San Ignacio,
Santa Gertrude, San Borja y Santa María, mision
principiada. En esta extension habia á lo
ménos quatro dialectos tan diferentes, que el
dialecto que yo usaba en mi mision de San Xavier
(que era la primera) se diferenciaba tanto
del dialecto de la de San Borja (que era la octava),
como el español del frances ; y mucho
mas se diferenciaba del dialecto de la nueva mision
de Santa María. Esta variedad y número
de dialectos se exprimian por nosotros con los
nombres de las misiones en que se usaban ; y
asi los nombrabamos dialectos de San Xavier,
Cadegomó, San Ignacio y Santa María.

Lengua matriz,
que empieza desde
casi 33 grados
de latitud boreal.

Además de las dichas tres lenguas muy diversas,
habia otra que empieza desde casi 33
grados de latitud, la qual, segun el parecer de
los jesuitas misioneros de los cochimís mas septentrionales,
es totalmente diferente de la lengua
cochimí, y ninguno de los cochimís entiende
siquiera una palabra de ella. La nacion cochimí
se extiende poco mas allá del dicho grado 31
de latitud, y siendo poco mas de cinco mil las
349personas convertidas al partir los jesuitas, se
puede con buen cálculo conjeturar que la nacion
Cochimí tendria á lo mas ocho mil personas.

En esta relacion he puesto los nombres de
las naciones usados por los jesuitas misioneros,
y no los que usaban las mismas naciones, y
que v. desea. Los nombres que las naciones
usan, son estos : Pericú, Guaicura, Cochimí, gente
en la parte del mediodia
, y gente en la parte
del norte
. Estas son las expresiones usadas en
California. Sobre las demas lenguas de esta region
no he podido adquirir las noticias que v.
desea, porque de los quince jesuitas que allí habia
misioneros, viven hoy dia poquísimos, los
quales se hallan al presente dispersos por otros
paises.” Hasta aquí el señor Abate Barco.

Son tres las lenguas
de Califorma.

113 El docto Burriel en su citada historia
de California trata de las lenguas de esta con
exâctitud. El tenia á su vista las relaciones de
los misioneros mas hábiles que habian estado en
California hasta el año 1750, y segun ellas dice (1)180
así : “Sobre las naciones que pueblan la
California ha habido variedad de dictámenes,
porque la ha habido sobre sus lenguas. Algunos
misioneros han escrito que las lenguas de esta
península son seis : otros dicen que son cinco, y
finalmente el P. Taraval con otros las reduce á
solas tres… creo que se debe preferir el dictámen
del P. Taraval, como uno de los mas prácticos
en todos los paises, y que dice haberlo averiguado
por sí mismo. Tres son, dice este hábil
misionero, las lenguas : la cochimí, lapericú,
350y la de Loreto conchó ; de esta última salen dos
ramos, y son la guaicura y la uchití : verdad
es, que es la variacion tanta, que el que no tuviere
conocimiento de las tres lenguas juzgará
no solo que hay quatro lenguas, sino que hay
cinco. Los indios no se entienden sino en unas
quantas palabras que significan lo mismo en las
tres lenguas de Loreto, guaicura y uchití ; y estas
son bien pocas. Puede ser que de dos lenguas
se formasen estas tres variaciones, y entónces
serán quatro, pero contadas de diverso
modo.” Hasta aquí Burriel, que continúa dando
noticia individual de estas lenguas y naciones,
usando las palabras cora, monqui (ántes notadas)
y otras, que advierte ser de algunas rancherías
principales de indios, ó usadas en la
lengua de Loreto conchó. De esta última palabra
parece derivarse, segun algunos misioneros,
el nombre de la nacion Concha (103) ántes nombrada.
La tribu de indios que estaba en Loreto
se llamaba conchó, mas hablaba lengua diferente
de la cochimí, en la que tambien se halla la
palabra conchó (114).

Los primeros pobladores
de California
viniéron
del norte.

Burriel advierte (1)181, que los californios son
de color algo mas tostado y obscuro que los indios
de Nueva-España, y que no conservaban
noticia alguna del parage determinado de donde
viniéron á poblar la California, mas así los
pericues como los cochimís solo han oido á sus
mayores que viniéron del norte. Ellos, añade
Burriel, no avergonzándose de confesarse descendientes
de fugitivos, decian que sus mayores
habian venido, porque habiéndose hecho una
gran contienda en un convite, en que concurriéron
351muchos de varias naciones, de ella provino
el acudir todos á las armas, y despues de algun
debate el huir los ménos fuertes ácia el sur,
perseguidos de los mas poderosos, hasta esconderse
en las montañas de la península. Otros indios
dicen, que la contienda fué entre dos señores
que partiéron la gente en dos bandos opuestos,
y vencedor el uno obligó al otro á buscar
el asilo de la serranía y de las islas del mar.
Estas noticias nos hacen conocer que los californios
convienen con las demas naciones de Nueva-España
(104) en decir que habian entrado
por el norte en América.

Monumentos de
antigüedad en
California.

No debo omitir aquí la anécdota que el señor
Clavijero (1)182 ha publicado sobre las antigüedades
que halláron en California algunos de sus
misioneros jesuitas, que en el año 1767 viniéron á
Italia. En las montañas situadas entre los 27 y 28
grados de latitud halláron muchas cuevas grandes
hechas en piedra viva, en que habia pinturas
de hombres y mugeres con vestido decente,
y de varias especies de animales. Entre otros
misioneros el P. Joseph Rotea, misionero de San
Ignacio de Kadakaamang, reconoció algunas cuevas
que describió de esta manera. Estaba hecha,
dice, como media bóveda que estriba sobre el
suelo : tenia 30 pies de largo, quince de ancho,
y otros quince de alto. Se veian pintados hombres
y mugeres con vestidos no desemejantes de
los mexicanos, mas estaban descalzos. Los hombres
tenian abiertos y algo levantados los brazos,
y entre las mugeres habia una que tenia
estendida la cabellera sobre la espalda, y una
352cimera en la cabeza. Habia tambien pintadas
varias especies de animales de California, y de
paises forasteros.

Huesos de gigante
hallados en
California.

Estas pinturas fuéron hechas por nacion civil,
y no por la barbarísima que los jesuitas encontráron
en California. Los colores parecen imitar
á los antiguos que los romanos fixaban con el
incausto ; pues hasta ahora se conservan vivos.
Los vestidos de las pinturas humanas no se usan
por los californios. Estos dicen que las pinturas
y las cuevas se hiciéron por una nacion agigantada
que habia pasado á California desde el
norte. El dicho misionero P. Rotea, habiendo
oido que cerca de su mision habia un esqueleto
agigantado, hizo cavar un terreno para hallarlo,
y halló el espinazo con las chuecas desunidas,
un muslo, una costilla, algunos dientes, y
gran parte del casco. Un torrente inmediato al
sitio en que se halláron estos huesos, debió haberse
llevado los que faltaban al esqueleto. La
costilla no estaba entera, y tenia de largo casi
dos pies. El muslo no se pudo medir, porque
al sacarlo de la tierra se hizo pedazos. La
grandeza de las chuecas del espinazo, de los
dientes y del casco, suponian que el esqueleto
tendria de altura casi doce pies españoles.

De este descubrimiento del esqueleto agigantado
doy aquí noticia, para que esta se una con
las muchas que se han publicado de otros descubrimientos
semejantes en varios paises de las
dos Américas. De tales descubrimientos dí noticia
en mi discurso sobre los gigantes, publicado
en la historia de la Vida del Hombre. Al
presente asunto hace solamente el descubrimiento
de las cuevas pintadas en California, las quales,
ó indican el paso de los mexicanos por esta,
353ó demuestran que los primeros pobladores
de California conocian las artes, que siempre
se han usado en Asia, de la que pasarian despues
de haber estado entre naciones civiles.

114 Hasta aquí he dado noticia de las lenguas
y naciones de los paises de California, descubiertas
y convertidas hasta el año 1767 por
los jesuitas. Se insinuó ántes (112), que estos tenian
noticia de una nacion de idioma diverso, la
qual empezaba casi desde el grado 33 de latitud.
El P. Sigismundo Taraval, que en el año 1732
cuidaba de la mision de San Ignacio, ántes citada,
y situada á 28 grados, en un viage que
hizo para convertir á los indios de las islas, que
él llamó de los Dolores, en la ensenada de San
Xavier
, de ellos supo que les era contraria la
nacion de las islas mas septentrionales que llegó
á descubrir con la vista. Desde la isla Amalgua
(significa isla de Neblinas) llegó á ver Taraval
otras islas en distancia de tres dias de navegacion,
y creyó, se dice (1)183 en la historia
de California, ser estas islas las que forman el
canal de Santa Bárbara, y la primera de ellas,
que Sebastian Vizcaino apellidó Santa Catalina.
Los isleños nada saben de estas islas, porque
los viejos embusteros les tenian prohibido
no solo el comercio, pero aun el mirar á las
islas del norte… Tampoco los habitadores del
cabo de San Xavier tienen comunicacion con
los isleños (de Santa Bárbara), ni con los de
tierra-firme del otro cabo y fin dé la ensenada.
Ya en otra (2)184 parte vimos quan diferentes
354son las noticias que da el P. Taraval sobre la
creencia, religion y ritos de los isleños de Amalgua,
de las que se hallan sobre estos mismos
puntos en la relacion de Sebastian Vizcaino
sobre los isleños de Santa Catalina.” Estas
noticias suponen la contrariedad de los isleños
de Amalgua, que son cochimís, con la nacion
inmediata septentrional, que por la costa del
mar llegaba casi á la ensenada de San Xavier.
Esta nueva nacion debe ser la que los PP. observantes
han empezado á convertir y reducir
en varias misiones desde la primera, llamada
San Diego, á 32 grados y 40 minutos de latitud,
hasta la de Santa Clara, que está en
una ensenada del puerto de San Francisco, á 38
grados.

Nacion California,
desde 33 hasta
38 grados de
latitud.

Al oriente de la mision y presidio de San Diego
estan los Yumas, los quales, como se
lee en la vida del apostólico misionero Fray
Junípero, arruináron las dos misiones de la Concepcion,
y de los Santos Pedro y Pablo, apenas
empezadas, y situadas en la margen occidental
del rio Colorado, y matáron al comandante,
á todos los soldados y vecinos (ménos
unos pocos que se pudiéron esconder), y á los
misioneros franciscanos Fr. Juan Diaz, Fr. Matías
Moreno, Fr. Francisco Garcés, y Fr. Juan
Barraneche.” En la dicha vida se añade, “que
tambien quitáron la vida al capitan Don Fernando
Rivera y Moncada, y á los soldados de
Monterey, que todos ocho estaban con la caballada
de la otra banda del rio Colorado.” Estos
son aquellos mismos á quienes, unidos amigablemente
con los Cocomaripas y Pimas, visitáron (110)
Kino y Seldemayer, mostrándose
corteses y humanísimos. Estos Yumas, vecinos
355á dichas dos misiones, tenian lengua diversa de
la que se habla por la nacion reducida por los
PP. observantes, pues estos les hablaban por
medio de intérpretes, segun se dice en la vida
del V. Fr. Junípero.

Antigua observacion
del estiecho
de Anian.

Despues del grado 38 de latitud, en que
acaban las misiones de los PP. observantes, la
costa de la California continúa bien poblada, segun
las relaciones de los que la han visitado,
observando solamente las ensenadas y puertos de
su costa, y la calidad de su terreno. No dudo
que algunas de dichas relaciones estan aun sepultadas
en la obscuridad de los archivos espanoles ;
pues, como largamente se dirá en otra
ocasion (303), todas las costas que hay desde California
hasta el grado 66 de latitud septentrional,
á que corresponde el estrecho, antiguamente
llamado de Anian, y al presente de Bering,
con injuria de la memoria y mérito de
los antiguos viageros, fuéron observadas por estos ;
y probablemente en sus relaciones se dará
noticia de algunas naciones que habitan en dichas
costas. Buache, que en el año 1753 promovió (1)185
justamente la opinion de la exîstencia
del estrecho de Anian, supone que el año
458 una colonia de chinos se estableció en parte
de la costa de California, que él llama Fousang,
y pone á 55 grados de latitud : mas esta
colonia hasta ahora no se ha hallado; y ciertamente
no pertenece al idioma de los chinos ninguna
de las lenguas, que se hablan en varios sitios de
dicha costa, entre los grados 49 y 64 de latitud,
356segun la relacion del tercer viage de
Cook, en la que se ponen no pocas palabras
de ellas.

En esta relacion se contienen las pocas noticias
que hasta ahora tenemos de las naciones
americanas, que se han descubierto entre los dichos
grados de latitud. Estas naciones son tres,
llamadas : Nutka, Unalashka, y la de la bahía
de Northon ó Norton. La nacion Nutka (llamada
Nootka en la relacion del tercer viage
de Cook) está en la bahía Nutka, que tambien
se llama bahía de San Jorge, en las costas de
California, á 49 grados y 36 minutos de latitud.
La nacion Unalashka (llamada Oonalashka
en la dicha relacion) está en una isla del mismo
nombre, situada á 53 grados de latitud, y
distante poco mas que un grado de la península
de Alasca ó Alaska, que pertenece á América,
y está entre los grados 52 y 58 de
latitud. En la relacion de los viages de los rusos
se pone (1)186 en el año 1769 el descubrimiento
de las islas Unalashka, Unimak y Alaxa ; y
se advierte que los habitadores de Alaxa ignoraban
los límites de su isla, y que el ruso Krenitzin
empleó quince dias en registrar parte de
sus costas en un esquife. La isla de Alaxa de
los rusos es claramente la península de Alaska,
pues ellos señaláron á Unalashka la misma latitud
de 53 grados que los ingleses diéron á Oonalashka.
En la dicha relacion de los rusos no
se observan algunas costumbres comunes á los
de dichas islas, y á los de Kamtchatca, península
357asiática, que está enfrente de Alaska.

La nacion de Northon ó Norton está en la
bahía del mismo nombre, situada á 64 grados
de latitud.

Las noticias que se dan de las costumbres
de estas naciones americanas, no bastan para
que se conozca bien su carácter, y ménos su
descendencia. Esta se podria conocer claramente,
si se tuviera la noticia necesaria de los idiomas
de ellas, para discernir la afinidad ó diferencia
que puedan tener ellos entre sí, ó con
los lenguages de las naciones inmediatas. En la
relacion del tercer viage de Cook se ponen algunas
palabras de los idiomas de Unalashka y
de Norton, y como doscientas y cincuenta palabras
de la lengua de Nutka (1)187 ; y habiendo
yo observado y cotejado muchas de estas palabras
con las correspondientes en los idiomas que
hablan las naciones conocidas mas inmediatas á
las dichas americanas, infiero las cosas siguientes.

Lenguas asiáticas
desde el estrecho
de Anian hasta el
Japon.

Asia dista de América
trece leguas.

I Las naciones americanas de Norton y Unalashka
pueden fácilmente comerciar ó tratar con
las de la extremidad asiática, que está enfrente
de sus paises, y poco distante de ellos. En
esta extremidad, desde el estrecho de Anian hasta
el Japon, se hablan tres lenguas diversas, sin
comprehender la japona : una de ellas se habla
por los Tschutcos ó Tschutkis y Koriacos, que
estan desde dicho estrecho hasta lo interior de
la península de Kamtchatca : otra se habla por
los, de esta península, que se suelen llamar Kamtchadales ;
y otra por los Kuriles, que estan en
las islas de su nombre, situadas desde dicha
358península hasta el Japon. Los Tschutcos estan
en el estrecho de Anian, que de largo tiene solamente
trece leguas (1)188, y en medio de él estan
las islas llamadas de San Diomedes : por lo
que ellos fácilmente pueden pasar á América,
como efectivamente pasan, y los americanos con
la misma facilidad pueden pasar á Asia. He cotejado
las palabras que de los idiomas de las
tres dichas naciones americanas se ponen en la
citada relacion de los viages de Cook, con
las correspondientes en las lenguas de los Koriacos,
Kamtchadales y Kuriles, y no he advertido
afinidad alguna en ellas ; por lo que parece
que la semejanza que se dice haber de costumbres
entre las dichas naciones americanas, y
las de la extremidad oriental de Asia, prueba
solamente algun comercio entre ellas, y no que
provengan de una misma estirpe.

II Tampoco he hallado afinidad entre los lenguages
de dichas naciones americanas y la lengua
de los Cochimís de California, la qual lengua
se habla en esta hasta 33 grados de latitud.

III Las dichas naciones americanas, llamadas
Nutka, Unalashka y Norton, parecen usar
de algunas palabras, que tienen afinidad con las
correspondientes en las lenguas de las naciones
Eskima, ó Eskimesa, y Groenlándica. Estas dos
naciones, de que se dará inmediatamente particular
noticia, estan situadas en las costas orientales
de la América septentrional, desde la
latitud de 50 grados ácia el norte : por lo que
parece que ellas, con las otras tres, ocupan los
paises mas septentrionales de la dicha América.
359Abaxo pongo (1)189 el cotejo de las palabras, que
he hallado tener afinidad en los idiomas de las
cinco naciones americanas nombradas.

Conocimiento
del hierro en América.

IV De todas las naciones americanas de que
tengo noticia, solamente parecen haber conocido
el hierro las naciones Nutka, Unalashka,
Norton, Eskimesa y Groenlándica, en cuyas respectivas
lenguas le dan los nombres siguientes :

Lenguas. NutkaUnalashka.. Norton.. Eskimesa. Groenlándica.
Hierro.. Seekemaile. Komeleuch. Shawik. Shaweck. Sauvich…

Los teutones hiciéron
conocer el
hierro en América.

Nombre del hierro
en diez dialectos
teutónicos.

De estos cinco nombres, los tres últimos son
casi las mismas palabras, con las que parece
tener afinidad el nombre Seekemaile ; y no es
dificil que de este nombre haya provenido el
nombre Komeleuch, que en la lengua de Unalashka
se da al hierro. Es probable que el conocimiento
de este y su nombre diéron á los groenlandios
los teutones, que en el siglo IX estaban en
360Groenlandia (115). El saberse ciertamente que
los teutones estuviéron en dicho siglo en Groenlandia,
y la afinidad que se encuentra entre los
nombres, que en las lenguas de Nutka, Norton,
de los eskimeses y groenlandios, y en algunos dialectos
teutónicos se dan al hierro, son fundamento
grave para conjeturar que los teutones fuéron
los primeros que diéron noticia del hierro
á los groenlandios y eskimeses, que parecen provenir
de una misma estirpe nacional (115), y
que de estos americanos la habrán recibido las
naciones de Nutka, Unalashka y Norton. Pongo
abaxo el nombre que se da al hierro en diez
dialectos teutónicos (1)190. En los mas antiguos de
361estos, que son el mesogótico y el anglo-saxon,
el hierro se llama eisarn, isen ; y estas dos palabras
parecen tener alguna afinidad con los nombres
ántes puestos, que quatro naciones americanas
dan al hierro. Por dialecto mesogótico entiendo
el lenguage que usáron los godos, destruidores
del imperio romano : estos estaban en la antigua
Dacia y Mesia, en donde Ulfilas su famoso
obispo traduxo en su lengua vulgar la sagrada
Escritura : y de esta traduccion exîste un fragmento
grande de los santos Evangelios, en que se
usa la palabra eisama para significar cosa de hierro.
El dialecto anglo-saxon es la lengua antigua
de los anglo saxones que conquistáron á Inglaterra,
sujetando á los bretones que la habitaban. Los dichos
nombres, que significan hierro en mesogótico,
anglo-saxon, aleman y flamenco, y los que
lo significan en las lenguas americanas de Nutka,
Norton, de los eskimeses, y de los groenlandios,
parecen tener analogía entre sí, y con el griego
sidéros, que significa hierro. La noticia y nombre
de este pudiéron los teutones haber recibido
de los griegos.

La nacion Algonquina, que confina con los
eskimeses (120), da al hierro el nombre de piuahik :
los araucanos lo llaman pañilhue, y los guaranís
cuarepoti : mas los nombres pañilhue y cuarepoti
primitivamente significáron metal, y se
aplicáron ó usáron para significar hierro, luego
que los españoles lo diéron á conocer á los araucanos
y guaranís. Lo mismo parece que podrá
362decirse de la palabra algonquina piuahik.

Las naciones americanas de Nutka, Unalashka
y Norton estan en situacion en que podian haber
recibido noticia del hierro de las naciones
asiáticas que tienen en frente, esto es, de las
kuriles y koriacas que conocen el hierro ; mas los
nombres, que estas naciones dan al hierro, son
tan diversos (1)191 de los que usan las dichas naciones
americanas, que parece no haber dado á estas
tal noticia las asiáticas.

Las noticias, que oportunamente acabo de dar
sobre el conocimiento del hierro entre algunas
naciones americanas, no se crean inútiles, ya
que los críticos modernos, faltos quizá de dichas
noticias, han hecho y hacen muchas observaciones
sobre la ignorancia total que del hierro suponen
en todas las naciones americanas.

Lenguas en la
costa oriental de
la América septentrional.

115 Habiendo tratado de las lenguas de la parte
occidental de la América septentrional, debo ahora
discurrir acerca de las lenguas de la parte oriental ;
mas en este discurso procederé con método
contrario al que he observado hasta ahora ; pues
habiendo tratado de las lenguas americanas, empezando
desde el estrecho de Magallanes, ó desde
la extremidad austral de América, hasta la extremidad
mas boreal, ahora recorriendo las lenguas
de la parte oriental de la América septentrional
empezaré mi observacion desde su extremidad
mas boreal, y seguiré ácia el austro hasta
el golfo mexicano, en que estan las islas Antillas,
de cuyas lenguas he tratado ya (47).363

Los noruegos dominaban
en América
el año 834.

Empiezo pues mis observaciones por la Groenlandia,
cuya extremidad septentrional hasta ahora
es desconocida (no obstante de haberse descubierto
hasta mas allá del grado 75 de latitud),
y cuya punta austral acaba cerca del
grado 60, en frente de la bahía de Hudson.
La parte conocida de Groenlandia se extiende
á lo ménos por 20 grados : por lo que con razon
se lee en la crónica antigua de Dinamarca,
que la Groenlandia es cien veces mayor
que el pais, que en ella dominaban los noruegos,
por quienes se poseia en el año 834. Esta
dominacion consta de un diploma imperial de
Ludovico Pio dado en dicho año, y de un breve
del papa Gregorio IV, que erige la iglesia
metropolitana de Hamburgo, y nombra la Islandia,
la Groenlandia, y otros paises que sujetaba
á su jurisdiccion (1). En la crónica ó relacion
de la Groenlandia, que se lee en los viages
al norte publicados por Pereyra, se notan algunas
noticias geográficas y de historia eclesiástica
relativas á los tiempos en que eran señores
de ella los noruegos : y de tales noticias se infiere,
que en Groenlandia era bien conocida la lengua
teutónica (que hablan los islandeses y los noruegos) ;
pues en ella hallo claramente el orígen
de muchos nombres, que en la dicha relacion
se citan.

Nombres teutónicos
de algunos
paises de Groenlandia.

En esta se leen entre otros muchos nombres
los siguientes : Groenlande, esto es, tierra verde ;
ravensfiord, esto es, puerto de cuervos ; sneefiel,
esto es, montaña de nieve ; sandstafm, nombre
de una playa : huarf, nombre de un cabo de la
costa marítima : huidserken, esto es, camisa blanca ;
skrelingres, nombre de habitadores confinantes
con los paises conquistados por les noruegos.
364Hallo el orígen de estos nombres en el idioma
ingles, aunque este sea un dialecto muy alterado
del antiguo teutónico ; pues en ingles
verde-tierra se dice Greenland (de green verde,
y de land tierra) : ravensfiord significa sitio
aquoso de cuervos (raven cuervo, y ford
propiamente significa sitio que se pasa á vado ;
de donde to ford significa vadear ó pasar á vado) :
sneefiel (montaña de nieve) proviene de
snew (nieve), y de field (campo) : sandstafm
(nombre de playa) se compone de sand arena :
huarf (nombre de un promontorio de la
costa marítima) proviene de huers, que significa
señaladores ó directores del pasage de los
arenques : huidserken (nombre de una montaña
altísima, la qual no muy impropiamente se llamaria
huidserken, ó blanca camisa, por estar
cubierta de nieve) en ingles se dice witshirt de
wit blanco, y de shirt camisa : strelingres (nombre
de los salvages de la Groenlandia) proviene
de skreen (cubrir), y de ling (especie de pescado),
porque el mar de la Groenlandia abunda
de este pescado. En la dicha relacion se leen
las palabras notadas, y otras semejantes, que
ciertamente pertenecen á la lengua de los teutones
descubridores de la Groenlandia, y no á los
habitadores de esta.

Lengua groenlandesa.

Noticia de la
tierra de Labrador.

Nacion de eskimos
ó eskimeses.

Los eskimeses
descienden de los
groenlandios.

Aritmética eskimesa.

Estos tenian, y aun conservan, lengua particular,
la qual se habla en la actualidad en Groenlandia
y en la tierra de Labrador por el espacio
grande de 10 grados á lo ménos. De esta lengua,
que llamaré groenlándica, y que por tener
algunas palabras laponas habia yo erróneamente
conjeturado ser dialecto lapónico mezclado de palabras
teutónicas, se halla alguna noticia en la
relacion sacada de las memorias de Roggero Curtis,
365comunicadas á la sociedad real de Londres
por Barrington, y publicadas en las transacciones
filosóficas, y en el volumen XXV de la eleccion ó
coleccion de opúsculos interesantes impresos en
Milan el año 1777. “Son tan pocos, se dice
en dicha relacion, los que hasta ahora han girado
por las partes septentrionales de la inmensa
tierra de Labrador, que casi desde el estrecho
de Bellisle hasta la entrada de la bahía de Hudson
por mas de 10 grados de latitud no se ha formado
aun de ella ninguna carta geográfica, que
dé una idea mediana siquiera de las costas. La avaricia
no ha hallado aquí pasto. Yo creo ahora poder
gloriarme sin mucha vanidad de conocer mejor
que ningun otro este vasto pais, á lo ménos
hasta los 59 grados y 10 minutos de latitud, adonde
he llegado (esto es, hasta el estrecho de Hudson,
en frente de la punta austral de la Groenlandia)…
en donde las costas estan sembradas de islas.
El estrecho de Davis, del que se ha dicho
tanto, no tiene veinte leguas de longitud… Este
espacio interminable de tierra es incapaz de
cultivo : las llanuras son aquí desconocidas : todo
es monte ó valle ; y todo es infructuoso… En un
pais de esta naturaleza no hay que esperar gran
número de habitadores : los pocos que hay son
extremamente salvages, y forman entre sí mismos
varias tribus ó naciones, que viven en continua
guerra. Los eskimóseskimeses) se extendian
ántes por las costas hasta las inmediaciones del
rio de San Juan : mas de algunos años á esta parte.
ó á causa de la guerra de los salvages montañeses,
ó por la persecucion de los europeos, se han
retirado ácia el norte. Los dichos montañeses son
de color mas obscuro que el de los eskimeses, y
de baxa estatura ; pero robustísimos, y no tienen
366pelo alguno sino en la cabeza… Los eskimeses son
probablemente originarios de la Groenlandia, y
generalmente mas pequeños que los europeos,
y de color chamuscado algo descolorido. En sus
personas y costumbres se asemejan mucho á los
lapones. Son bárbaros igualmente que estos, y
que los groenlandios ; mientras los hurones, iroqueses,
escopikes y montañeses sus vecinos no tienen
pelo alguno fuera de los cabellos. Los eskimeses
tienen generalmente la cara aplastada ó
chata, nariz corta, cabellos negros, y manos y
pies pequeñísimos… Su lengua es la misma que la
de los groenlandios ; pero salvage como es no carece
totalmente de armonía… Sus números simples no
pasan de seis ; y los compuestos no pasan de veinte
y uno : todos los demas es multitud.”

No son semejantes
las lenguas
bascuence y eskimesa.

Situacion de los
eskimeses.

116 Esta relacion induce á conjeturar que los
groenlandios y los eskimeses, los quales se asemejan
á los lapones en la figura y en las costumbres,
y usan palabras teutónicas, son descendientes de
la gente escítica y teutónica, esto es, de los lapones
(474), y de los noruegos é islandeses (425),
establecidos en Groenlandia segun las crónicas de
esta y de Islanda, que se leen en los viages al
norte. El P. Lafiteau informadísimo de las naciones
de la América septentrional, dice (1)192 sobre
los eskimeses : “Estos en la barba y en el color
se asemejan á los europeos mas que ninguna otra
nacion americana, y tienen lengua semejante á la
vizcaina ó cántabra. Quizá esta semejanza proviene
del comercio que antiguamente tuviesen los
367vizcainos, ó los antiguos españoles con los eskimeses.
El mismo Lafiteau advierte (1)193, que la palabra
eskimaux (con que en frances se llaman los
eskimeses) proviene de la voz eskimantsik, que
en lengua abenakisa significa comer crudo ; y así
comian los eskimeses, de quienes Roggero Curtis
citado dice : viven únicamente de pesca y
de caza : hasta estos últimos tiempos comian
todo crudo ; y la podredumbre servia algunas veces
de salsa.” No hay semejanza alguna entre las
lenguas vizcaina y eskimesa : algunas palabras de
esta serán vizcainas por casualidad, ó porque á
los eskimeses han pasado por medio de alguna nacion
europea, con que antiguamente hayan tenido
comunicacion. Los eskimeses, segun Lafiteau (2)194,
estan desde el grado 52 de latitud boreal
hasta el grado 60 entre la bahía de Hudson
y el estrecho de Bell-isle, que separa la tierra
de Labrador de la isla de Tierranueva.

117 Casi todo lo que hasta aquí he dicho sobre
los groenlandios y eskimeses lo publiqué en la
edicion italiana de esta obra el año 1784. Yo juzgué
entónces, que las noticias que he citado de
los que modernamente habian escrito sobre estas
dos naciones, daban grave fundamento para conjeturar
que su lengua era substancialmente escítica,
como lo es la lapona, y tambien la húngara :
mas habiendo logrado despues ver gramática
y vocabulario de las lenguas groenlándica y
húngara, é índice largo de palabras laponas y
finicas (la lengua finica ó finlándica es dialecto escítico),
y habiendo hecho cotejo de todas estas
lenguas, no he advertido afinidad alguna entre la
368lengua groenlándica y los dialectos escíticos ; por
lo que parece que sea matriz la lengua groenlándica,
y que sea verdadero el sentir de Richer,
que habla así (1)195 : “La lengua de los salvages
groenlandios tiene una particularidad, que la hace
diferente de todas las demas lenguas. No se asemeja
á la de Noruega, ni á la de Islanda, ni á
las lenguas de los que habitan en la América septentrional.
Es sumamente dificil su pronunciacion,
pues para pronunciarla se aprieta la lengua contra
el paladar y los dientes, se hacen gestos risibles,
y se forman sonidos inimitables é inexplicables.
Se dice que esta lengua es graciosa por
causa del sonido de sus voces : que es muy ingeniosa
y expresiva en sus frases ; y que no es tan
tosca como se creia por ser de gente tan simple,
silvestre é ignorante, como lo es el groenlandio.
Las mugeres tienen un dialecto particular.” Hasta
aquí Richer.

Lengua particular
de las mugeres
de Groenlandia.

Si es cierto que las mugeres de Groenlandia
tienen lengua particular, se deberá conjeturar
que no son de la nacion Groenlándica, mas
de otra diversa ; y que fuéron robadas por los
groenlandios, ó que la nacion de ellas por estos
fué echada fuera de Groenlandia. El fenómeno
de hablar lengua particular las mugeres de
una nacion sucede en las de los caribes de las islas
Antillas, como ántes (47) se dixo. De este lenguage
particular de las mugeres de Groenlandia
nada dicen Woldire, que teniendo presentes la
gramática y vocabulario de la lengua groenlándica,
escritos por Pablo Egede, misionero dinamarqués
de los groenlandios, publicó un discurso
369filosófico sobre dicha lengua, ni Anderson,
que publicó elementos gramaticales de ella. Woldire
en su discurso citado pone (1)196 las siguientes
observaciones, con que daré fin al presente
de la nacion y lengua groenlándica.

Islandia se pobló
en el siglo IX.

El groenlandio
se llama koralek.

Los groenlandios no recibiéron de los islandeses
su lengua ; porque la Groenlandia y la América
septentrional fuéron pobladas ántes que Islandia.
Esto consta claramente, porque Indulfo
que el año 870 llegó á Islandia, no encontró
en esta hombre, ni muger alguna, ni vestigio
de habitacion, como dice Torfeo en el libro II
de la parte II de la historia de Noruega.
Un siglo despues (esto es, ácia el año 982)
Erico Rufo llevó una colonia á Groenlandia, y
en esta encontró habitadores, principalmente en
los paises occidentales de ella, en los que al presente
estan las colonias dinamarquesas. Los islandeses
y noruegos diéron por desprecio á los
bárbaros de Groenlandia el nombre de skrœlinger,
denotando quizá con este nombre, que eran
gente endeble y miedosa, ó que con gran vocería
(esta se llama skraal en lengua de Noruega)
acometian á los navíos de los noruegos,
ó porque freqüentemente mudaban su habitacion :
pues en lengua groenlándica la palabra koralek
significa vida vagante. Pablo Egede en su vocabulario
groenlándico, dice en la diccion koralek,
que el groenlandio se llama koralek, y que los
groenlandios dicen, que este nombre les diéron
los christianos que antiguamente fuéron á su tierra.
Quizá este nombre koralek es la palabra skrœlinger
370mal pronunciada por los groenlandios, que
en su idioma no tienen palabras que empiecen
con tres consonantes, ni con dos, y por esto
habrán dexado de pronunciar la letra s, y de la
palabra skrœlinger habrán formado el nombre koralek.
La lengua groenlándica se llama karalitokausiet :
la palabra okausiet significa habla ó
discurso, y proviene de okak, que significa lengua
en idioma groenlándico. Los groenlandios
quieren ser llamados koralek : y á los de su nacion
llaman innuk, que significa hombre. Leif,
hijo de Erico Rufo ántes nombrado, descubrió
en la América septentrional un pais, al que dió
el nombre de Viinland, porque en él habia vides
silvestres ó zarzamoras, cuyo fruto tambien
se llama viinbœr en lengua dinamarquesa. Este
pais que se descubrió ácia el año de mil, estaba
poblado ; y los noruegos llamáron tambien
skrœlinger á sus habitadores.

En algun tiempo antiguamente se habló la
lengua de los noruegos en la playa oriental de
Groenlandia, y en parte de la occidental ; porque
los islandeses y noruegos iban freqüentemente
á estos paises. Torfeo en la página 39 de su Groenlandia
antigua, prueba claramente, que en la playa
oriental hubo ciento y noventa vongden, y que
en la occidental hubo noventa vongden : este nombre
á lo ménos significa familia. Aunque ya hace
casi quatrocientos años que los noruegos habitáron
entre los groenlandios, entre estos apénas se encuentra
rastro alguno de la lengua islandesa, ó
porque son muy diversas las lenguas de los groenlandios,
y de los noruegos é islandeses, ó porque
los groenlandios viviéron separados, comerciando
solamente con los islandeses y noruegos.”
Hasta aquí Woldire, cuyas observaciones fundadas
371en la historia de Torfeo, nos dicen, que
los noruegos en el año 870 halláron despoblada á
Islandia, desde donde pasáron en el siglo siguiente
á Groenlandia, de la que, como ántes (115)
se advirtió, habia ya noticia en el año 834 : es
creible que los europeos á lo ménos desde el
año 800 empezáron á conocer la América. La
nacion Groenlándica parece haber sido la primera
americana que conociéron los europeos : la
lengua de ella, como se ha dicho, es totalmente
diversa de los idiomas europeos en las palabras,
y en el artificio gramatical ; por lo que parece
que los groenlandios, como tambien todas las
naciones de la América septentrional, pasáron á
esta desde Asia por el estrecho de Anian.

118 Despues de haber discurrido acerca de la
lengua de Groenlandia, segun el órden geográfico,
síguese tratar de las lenguas, que se hablan en
la gran extension de paises que hay entre el rio
Misisipí y la costa oriental de América, en cuyo
espacio se contienen el Canadá, la Carolina,
la Virginia y otros paises. En toda esta extension
las lenguas mas universales son la hurona
y la algonquina.

Lengua hurona.

Su carácter.

Naciones
Abnaqui.
Hurona.
Iroquesa.
Algonquina.
Illinesa.
Miami.

La lengua de los hurones (1)197, dice su misionero
Rasles, es la principal lengua de los salvages ;
y si se llega á saber, en ménos de tres
meses uno se hará entender de cinco naciones
Iroqueses. La dicha lengua es la mas magestuosa
y la mas dificil de las lenguas de los bárbaros,
y esta dificultad proviene no solamente de
372sus acentos guturales, mas tambien de la diversidad
de sus pronunciaciones ; pues muchas veces
dos palabras compuestas de las mismas voces radicales
tienen significaciones totalmente diversas.
El P. Chaumont, que ha estado cincuenta años
entre los hurones, ha compuesto una gramática
hurona, que es muy útil para los que llegan de
nuevo á esta mision. No obstante esta, ayuda un
misionero no es feliz, sino quando con ella, despues
del trabajo de diez años, se explica elegantemente
en dicha lengua. Cada nacion bárbara
tiene su lengua particular : así la tienen los abnaquis,
los hurones, los iroqueses, los algonquinos,
los illinoises, los miamis, &c. No hay libro
alguno para aprenderlas, y aunque hubiera
muchos, estos serian inútiles. El uso práctico es
el maestro único que puede enseñar. Por haber
trabajado yo en quatro misiones diferentes, que
son de las naciones Abnaqui, Algonquina, Hurona
é Illinesa, y necesitado aprender sus lenguas,
te daré un ensayo de ellas, para que
conozcas la poca afinidad que tienen.” Hasta
aquí Rasles, cuyo ensayo de las quatro
lenguas dichas puse en el número 312 de mi
obra italiana intitulada : Ensayo práctico de las
lenguas
.

Naciones
Aguiere.
Oiougovene.
Omontaguesa
Ounejista.
Sounontruane.

Cárdenas en el año 1668 de su ensayo cronológico
para la historia de la Florida, da noticia
particular de cinco naciones diferentes de
hurones en el Canadá : “El terror de las armas
francesas, dice (1)198, tenia á los indios pacíficos,
mas que la ratificacion de las paces conseguidas.
Tanta quietud en los bárbaros dió motivo
373á los del seminario de Monte-real á enviar
mision á los iroqueses, que habitaban al norte
de la laguna de Frontenac, y á los PP. de la
Compañía á restablecer las que tenian en las cinco
naciones Iroquesas. El P. Pieron fué á la nacion
de los aguieres. El P. Cathial á los oiougovenes.
El P. Garnier á los omontagueses. El P. Bruyes
á los ounejistes ; y el P. Fiemin á los sounontruanes ;
varones todos de gran zelo y religion,
y que se viéron precisados á plantar nuevamente
la fe en los mismos sitios que ántes, por
no haber hallado en ellos rastro de christianismo,
que ántes habian procurado introducir : pues
los indios hurones é iroqueses christianos, que
habian escapado de la furia de los indios alborotados,
estaban retirados en Quebec y Monte-real.”
Hasta aquí Cárdenas, á cuya relacion sobre la
variedad de naciones añadiré la que otro autor,
contemporáneo de Cárdenas, publicó sobre la diversidad
de lenguas y naciones del Canadá y de
los paises circunvecinos.

Lenguas matrices
algonquina y
hurona.

Lengua sioux
desconocida.

Este autor es Joseph Lafiteau, que fué misionero
en el Canadá, é instruido para las misiones,
como él confiesa (1)199, por el jesuita Julian
Garnier, que por mas de sesenta años habia estado
en las misiones del Canadá, y sabia bastante
bien la lengua algonquina, y perfectamente la
hurona, y los cinco dialectos llamados iroqueses,
al último de su obra citada consagra un breve
discurso á las lenguas americanas, y hablando
en él de las mas universales en los paises,
que entónces eran de los franceses é ingleses, dice (1)200:
“En la América septentrional todas las
374lenguas de las naciones que la habitan, si se exceptuan
los indios sioux, y algunos otros que no
conocemos bien, y que estan mas allá del rio Misisipí,
se reducen á dos lenguas matrices, que
son algonquina y la hurona. Estas tienen tantos
dialectos, quantas son las naciones particulares.
Quando digo que las lenguas algonquina y hurona
son las matrices, hablo segun la opinion comun ;
porque entre tanto número de lenguas, que
entre sí tienen gran relacion, es dificil, por no
decir que es imposible, discernir las lenguas primitivas
de las que son sus dialectos.

Universalidad de
la lengua algonquina.

119 Aunque ya no hay apénas mas indios
propiamente algonquinos que los iroqueses, no
obstante, la lengua algonquina es la mas universal,
y se habla por gran número de naciones
desde el rio de San Lorenzo hasta el de Misisipí.

Naciones Huronas.

Hurones en la
Carolina y en la
Virginia.

La lengua hurona antiguamente se extendia
mucho. El P. de Brebeuf contaba casi treinta mil
personas huronas en las veinte poblaciones de esta
nacion : ademas de estas personas habia doce
naciones sedentarias y grandes que hablaban la
lengua hurona. La mayor parte de estas naciones
no exîste ya, los iroqueses las han destruido. Los
verdaderos hurones al presente se han reducido á
la pequeña mision de Loreto (que está cerca de
la ciudad de Quebec, en la que el christianismo
florece con edificacion de todos los franceses) ; á
la nacion de los Tionnonantes que estan en el estrecho,
y á otra nacion grande, que se ha refugiado
á la Carolina. En la Virginia hay tambien
algunas miserables reliquias de una nacion,
que los iroqueses llaman etati-onoué, esto es, que
hablan lengua comun á ellos. Juzgo que esta nacion
es la que en las antiguas relaciones francesas
375se llamaba Almouchiquois… Juzgo asimismo,
que en la Nueva-Zembla (1)201 hay algun pueblo
que habla lengua hurona. En la primera coleccion
de viages al norte se lee : “Que la crónica
dinamarquesa dice, que tres salvages que
un piloto ingles habia llevado desde el estrecho
de Davis á Copenhague, hablaban tan aceleradamente,
ó por mejor decir, pronunciaban tan
confusamente, que solo se pudiéron distinguir
estas palabras oka indecha, cuya significacion
no se ha sabido jamas.” Yo creo descubrir en
estas palabras el carácter de la lengua hurona…
puede ser, que en lugar de oka indecha,
dixesen taotendecha, que significa que cosa
es esto

Las cinco naciones lroquesas usan cinco dialectos
de la lengua hurona, casi tan diversos entre
sí, como lo son las lenguas francesa, española
é italiana…

La lengua hurona es noble, magestuosa, y
mas regular que los dialectos de los iroqueses. Su
pronunciacion es tosca y muy gutural ; y su acento
es dificil de aprender…376

Dialectos hurones :
Onnontague.

La lengua de los iroqueses onnontague es la que
mas se acerca á la lengua hurona por su pronunciacion
y sus terminaciones ; y por esto se
estima mas que las otras lenguas. En la pronunciacion
hacen una especie de cadencia y de saltillo,
que no desagradan.

Agnie.

La lengua de los iroqueses agnies es muy suave,
y ménos gutural, pues casi todas sus aspiraciones
son delicadas y poco sensibles.

Omneiout.

La lengua omneiout parece ser dialecto de la
agnie, y los que la usan, afectan delicadeza en
hablarla ; y para hacerla mas suave, mudan la r
en l, y truncan la mitad de las palabras, por
lo que es necesario adivinar la última sílaba de
ellas. Esta delicadeza afectada es desagradable,
como tambien el tono que ellos dan como de cosa
algo espiritual.

Geioguena.
Tsonnontouana.

Las lenguas geioguena y tsonnontouana son toscas,
y principalmente la segunda ; por lo que los
iroqueses hacen burla de los que la hablan, y
dicen, que hablan mal : y los franceses los llaman
campesinos ; no obstante, el P. De-Charheil,
que aprendió la lengua de estos despues de haber
exercitado mucho la hurona y las demas iroquesas,
halla, que de todas estas sea la mas enérgica
y abundante la tsonnontouana

La mayor parte de las naciones orientales,
aunque usan lenguas muy diversas, muestran un
mismo carácter, modo de pensar, y manera de
explicarse. El Baron de la Hontan, que al fin de
sus memorias ha puesto un diccionario huron, que
tiene cincuenta palabras, altera la mayor parte
de estas… su especie de diccionario algonquino,
aunque mas largo, no es.mas exâcto.” Hasta aquí
Lafiteau, misionero del Canadá, y gran literato,
como lo demuestra su obra citada.377

120 Hontan, ántes nombrado, que el año 1683
fué al Canadá, y en él se detuvo algunos años,
publicó su viage, en el que tuvo la curiosidad de
poner índices de palabras huronas y algonquinas,
como ántes se insinuó, y de notar las naciones
y los paises en que se usaban varios dialectos de
estas lenguas. El jesuita Charlevoix en el tratado
intitulado : Lista de los autores del tomo II
de su historia del Canadá, publicado en frances,
dice, que el índice de las naciones, formado por
Hontan, necesita fe de erratas. Si Charlevoix la
hubiera puesto en su obra citada, habria hecho
servicio á la historia de las lenguas. No dudo que
Hontan, aunque hubiese procurado con empeño
informarse bien de la lengua, que cada una de
las naciones conocidas en su tiempo, hablaba, no
obstante, no habria conseguido totalmente su fin,
porque entónces se tenia noticia muy superficial
de no pocas naciones ; y por esto él se equivocó,
suponiendo que los eskimos ó eskimeses hablaban
dialecto algonquino. Quizá la misma equivocacion
tuvo en suponer, que hablaban este dialecto
las naciones Assimpoual, Sonkaskiton, Ouadbaton,
Atinton, y Clistina ó Christonou, que
pone al norte del Misisipí, y al rededor del lago
llamado Superior (que comunica con el lago
Huron), y de la bahía de Hudson, cuyo centro
está á 60 grados de latitud boreal, y á 290 de
longitud. Hontan nombró las naciones que estan
al rededor del lago de Frontenac, y de la lengua
de ellas solamente dixo que no era algonquina :
mas se sabe que son iroqueses ó dialectos
hurones las lenguas de estas naciones. Las correcciones
que he indicado, con las de algunos nombres
de naciones, algo alterados por Hontan, las
he hecho en el índice, que este pone de naciones
378del Canadá, y de otros paises confinantes con
este : y segun estas correcciones lo pongo aquí.
Martiniere en el artículo Canadá de su diccionario
geográfico reproduxo dicho índice publicado (1)202
por Hontan.379

Catálogo y situacion de las naciones que hablan
dialectos algonquinos y hurones.

Los nombres de los dialectos son los mismos que
los de las naciones.

Situacion de las
naciones
. …
Lenguas.

En la Acadia entre
los grados 43
y 46 de latitud boreal,
y 311 y 316
de longitud. …
Dialectos algonquinos. Abenaki. Mikemac. Caniba. Mahingan. Openango. Soccoki. Etechemin.

En las riberas del
rio S. Lorenzo (que
sale del lago Frontenac
á 44 grados
de latitud boreal,
y desemboca á 49
grados de latitud)
hasta la ciudad de
Mont-real, que es
una de las islas que
forma el rio S. Lorenzo. …
Papinachos. Montañes. Gaspesien. Abenaki de Sciller. Algonquino.
Dialectos hurones ó iroqueses. Agniez de San Luis. Hurona de Loreto. Iroquesa de la montaña de Mont-real.380

Situacion de las
naciones
. …
Lenguas.

Al rededor del lago
Huron, cuyo
centro está á 45
grados de latitud
boreal, y á los 295
de longitud. El lago
Hurón comunica
con los lagos
llamados Superior,
Meclugan y Erie. …
Dialectos algonquinos. Outaoua. Nocke. Missisague. Attikamek. Outechipoue.
Dialecto huron. Este se habla por
una nacion iroquesa
sobre el lago Huron.

Entre el rio Misisipí
y los lagos Michigan
(que comunica
con el lago
Huron, y es oriental
respecto de este),
y el lago Erie
que está á los 41
grados de latitud
boreal, y á los 296
de longitud. …
Dialectos algonquinos. Ilinesa de Chegakou. Oumami. Makoüten. Kikapoü. Oütagami. Malomimi. Pouteoüatami. Ojatinon. Saki.

En los contornos
del lago Frontenac,
llamado tambien
Ontario y Catarakui. …
Dialectos hurones. Tsonnontoüan. Geioguen. Onnontague. Onnonyoute. Agnie.

Algo léjos de dicho
lago Frontenac. …
Onnoyeute. Agnie.381

Situacion de las
naciones
. …
Lenguas.

En las cercanías
del rio Outouas á
46 grados de latitud
boreal, y á 300
de longitud. …
Dialectos algonquinos, ó hurones. Tabitibi. Monzoni. Machakandibi. Nopemen de Achirini. Nepisirini. Temiskamink.

Lenguas diversas
de la Florida

Caoque.
Hane.
Chorruto.
Doguene.

Mendica.
Quexene.
Guaicone.
Iguaze.
Atayo.
Acubadao.
Quitole.
Avavare.
Maliacone.
Cutalchiche.
Susola.
Como.
Camole.

Chata.
Kricho.

Akansa.
Osage.
Panis.
Kanse.
Paduka.

122 En los inmensos paises que se extienden
desde el Canadá hasta el golfo mexicano ácia
el sur, y se comprehenden baxo los nombres
de la Luisiana y Florida, hay muchas naciones,
de cuyas lenguas no se tiene el conocimiento
que se podia esperar de las noticias de los muchos
que las han visto y tratado. La Luisiana
se divide en alta y baxa : la alta, que se llama
tambien Ohio y Luisiana inglesa, es pais mediterráneo
que por la parte del norte confina con
el Canadá, por la parte del oriente con las provincias
unidas americanas, y por la parte del
sur con la Luisiana y con la Florida. La Luisiana
baxa confina por el sur con el golfo mexicano,
por occidente con la Nueva-España, y
por el oriente con la Florida, la qual al oriente
tiene el mar océano, y al sur el dicho golfo mexicano.
Yo conjeturo que en la Luisiana alta, y
en algunos paises septentrionales de la baxa, se
hablan dialectos algonquinos y hurones, porque
en el primer descubrimiento que los frances hiciéron
de las naciones Luisianas el año 1673
(despues que se habian hecho por los españoles),
382enviáron al jesuita P. Marquet, inteligente en el
huron y algonquino, para observar las dichas naciones.
Domina todavía en muchos paises de las
Luisianas, principalmente de la baxa, la lengua
apalachina, que como despues se dirá, es la mas
universal de la Florida. Por esta viajó ó estuvo
girando (1)203 nueve ó diez años Alvaro Nuñez
Cabeza de Baca (nieto de Pedro de Vera que
ganó á Canaria), con Alvar Nuñez, Alonso del
Castillo, Andres Dorantes, y un negro llamado
Esteban, y segun su relacion que he leido citada,
parece ser lenguas algo diferentes las que
cito al márgen. Aunque en dicha relacion no se
dice que las dichas lenguas sean totalmente diversas,
ó dialectos de una ó mas lenguas, se
puede conjeturar que casi todas ellas sean dialectos de
la lengua apalachina, pues la grande
alianza que entre varias naciones de la Florida
y de la Luisiana baxa se suele hacer contra los
europeos, indica ser de un mismo idioma las naciones
aliadas. Por lo que no es inverosimil que
tengan afinidad con la lengua general de la Florida
las lenguas de dos naciones grandes, llamadas
Chata y Kricho, y las de sus tribus llamadas
Tonika, Yasü, Chanchüma, Alibamü, Talapü ;
ó que sean dialectos caribes las lenguas de
algunas de estas naciones, y de las demas que
habitan entre la Florida y Nueva-España. En
algunas relaciones se lee que la nacion Natche
habla un dialecto apalachino ; si esto es cierto,
se puede conjeturar que tambien lo hablen las
naciones Akansa, Osage, Panis, Kanse y Paduka,
que segun el órden con que han sido nombradas,
383se extienden de sur á norte, y comercian
con la Natche.

Varias provincias
de la Florida,
en las que se
habla la lengua
apaiachina.

123 A las noticias que acabo de dar sobre
las lenguas de la Luisiana y de la Florida, y
que puse en la edicion italiana de esta obra,
añado las siguientes observaciones. Parece que la
lengua apalachina sea la matriz de los muchos
dialectos que se hablan en la Florida. De la historia
que del Adelantado de esta Hernando de
Soto escribió el Inca Garcilaso de la Vega (1)204,
parece inferirse que los españoles por medio de
Juan Ortiz, que habia sido esclavo del cacique
Hirrihiqua, habláron á las naciones de las provincias
de Mucozo, Acuera, Ocali, Osachile,
Apalache, Altapaha, Achalaque, Cofa, Cofaqui,
Cofachiqui, Guaxule, Ichiaba, Coza, Trascaluza,
Chisca, Casquin y Quiguate. Desde esta
provincia pasáron los españoles sucesivamente
por las provincias de Tula (cuyos naturales
se desfiguran horriblemente la cabeza, y son feroces),
de Utiangüe, Naguatax, Guasane, de
siete provincias, cuyos nombres no se saben,
de Guachoya, Anilco, Auche y Aminoya ; y
parece que para entender las lenguas de estas
provincias sirviéron los intérpretes que habian
servido en las provincias antecedentes, pues el
historiador dice que los españoles habláron á los
caciques de casi todas las provincias nombradas,
y no advierte que hubiese falta de intérpretes,
ó de inteligencia de alguna lengua nueva. Las
costumbres religiosas de las naciones de dichas
provincias eran no poco semejantes. Es pues verosimil
que en dichas provincias se hablen dialectos
de la lengua apalachina.384

Dialectos apalachinos
Bemarino
Amana.
Matique, ó
Theomi.
Schama, y
Meraco.

Familias caribes
entre los apalachinos.

Rochefort en su historia de las islas Antillas
dedica un largo capítulo á los caribes y apalachinos
de la Florida, y valiéndose de las memorias
de Bristok y de Eduardo de Graeves, que
fuéron comandantes de naves que estuviéron
en la Florida, dice (1)205 : “La nacion Apalachina
ocupa varias provincias, y está en la cadena
de las montañas llamadas Apalates. Seis
son sus provincias, que reconocen como á soberano
de Apalache á un xefe que se llama paracousses,
y se llaman Bemarin, Amana, Matique
(llamada Theomi por los apalachinos),
Schama, Meraco y Apalate ó Apalache… Los
apalachinos (2)206 juzgan que ellos son los primeros
pobladores de América, y que descienden
de la luna, ó que han nacido de esta (como lo
creian tambien los arcades), y de haber exîstido
inmediatamente despues que exîstió la tierra.
Ellos, no saben desde que parte pasáron á la
Florida : parece que fuéron echados fuera por los
tártaros de Asia en el estrecho de la América
con esta, que se llama de Anian. Los que mas
se han informado sobre los habitantes de América,
y los ingleses juiciosos de la Virginia, y
de la Nueva-Inglaterra, juzgan que los pobladores
de América descienden de los tártaros ;
porque los americanos en su color, facciones
de cara, postura de cuerpo, cabellos, y particularmente
en los ojos, son semejantes á los mas
toscos tártaros del Asia, vecinos á América. Juzgan
que hay uniformidad en su lengua, gobierno,
costumbres… yo dexo esta disputa sin decidir
385nada. En órden á la lengua debo decir, que
las seis provincias que reconocen al paracousse
de Apalache, entienden la lengua que se habla
en las poblaciones de Bemarin y de Melilot, en
donde hasta hoy reside el paracousse ; mas las
dichas provincias tienen dialectos algo diferentes.
Las provincias de Amana y Matique, en
donde hay muchas familias de caribes, tienen
muchas palabras del antiguo idioma caribe
Los apalachinos (1)207 no se casan sino con parientes :
si los casados no son parientes, son despreciados,
y sus hijos no pueden ser cabeza de familia :
se miran como bastardos.” Hasta aquí las
noticias que Rochefort da segun las memorias
de Bristok y Graeves.

Naciones caribes.

Industria útil
para hacer christianas
y civiles
las naciones bárbaras.

Lengua tumuquana
ó apalachina.

Las noticias que acabo de dar de la extension
del dominio de los apalachinos, y de las
muchas provincias en que se entendia la lengua
de la provincia de Apalache, hacen conjeturar
que la lengua apalachina se habla en muchas
provincias, y es la casi universal de la Florida,
si exceptuamos los paises de ella, en los que se
hable algun dialecto del idioma de los caribes
que hay entre Panzacola y el Nuevo-México.
De la dicha lengua apalachina debiéron ser la
gramática, vocabularios y libros devotos que,
segun Cárdenas (2)208, escribiéron los jesuitas misioneros
enviados en diversas ocasiones á la Florida
por San Francisco de Borja, á peticion de su
gran amigo el Adelantado Pedro Menendez ; y
entónces los dichos jesuitas fundáron en la Habana
386un seminario de niños de la Florida para
instruirles christianamente, y valerse de ellos en
la conversion de su nacion. Esta industria seria
el medio mas eficaz para sujetar á la religion
y al gobierno civil las naciones bárbaras. Despues
de varias misiones evangélicas de jesuitas
enviadas á la Florida, necesitándose en esta mayor
número de misiones, el año 1693 llegáron,
dice (1)209 Cárdenas citado, á la Florida doce religiosos
de San Francisco, uno de los quales era
Fr. Francisco Pareja, que habiéndose empleado
con gran zelo en las misiones, pasó (2)210 á mejor
vida el año 1628. Los misioneros franciscanos
se estableciéron en San Agustin, Santa Elena
y en otros paises en que estaban los jesuitas,
y porque de estos paises es la lengua que el dicho
Pareja llama timuquana ó tumuquana, en la
que él imprimió gramática, vocabulario, tres
catecismos y otros libros devotos, se infiere que
las lenguas apalachina y tumuquana sean un mismo
y solo idioma. Yo solamente he visto el catecismo (3)211
grande de Pareja, y en las licencias para
imprimirlo se da noticia de los libros que habia
impreso en tumuquano. Tumuqua, que Cárdenas
varias veces llama Timagoa, dista del presidio
de San Agustin treinta leguas, y Apalache
dista ochenta leguas.

La lengua de
tucururu y acuera
es apalachina.

En el dicho catecismo dice su autor (4)212:
“Acerca del parentesco de consanguinidad bien
387le guardan, porque estos naturales tenian en su
gentilidad que el casarse con tal pariente, aunque
fuese muy lejano, se morian, y hasta hoy
en dia no se casan los de un linage, aunque se
les ha persuadido ; pero el de afinidad no hacian
caso de él, pues se casaban con dos, tres
y quatro hermanas, yéndolas recibiendo por mugeres
como iban llegándo á edad, y con madre
y hija era lo mismo, muerta la madre…
Los indios que tienen mas diferencia de vocablos
y mas toscos, que son los de Tucururu y
Santa Lucía de Acuera, por participar de la
costa del sur, que es otra lengua, entienden á
los de Mocama, que es la lengua mas política,
y á los de Timuqua, como lo he experimentado,
pues me han entendido predicándoles.”

124 De estas advertencias se infiere, que en
la costa del sur de la Florida se habla lengua
diversa de la apalachina, la qual debe ser la caribe,
y que falsamente se dice que los apalachinos
no se casan sino con parientes de consanguinidad,
pues ántes bien tienen horror al casamiento
con estos ; por lo que para distinguir
los grados de parentesco, y la clase de los parientes,
tienen muchísimas palabras, de las que
en el dicho catecismo se pone un vocabulario copiosísimo
en lengua tumuquana. En este vocabulario
se ponen nombres de parentesco, que se
usan por las mugeres, y son diversos de los que
usan los hombres : y esto mismo sucede en un
pequeño vocabulario que tengo de la lengua caribe
de las islas Antillas. La costumbre que los
apalachinos tenian de casarse con dos y tres hermanas,
y con la madre de ellas, ha dado fundamento
á la equivocacion de los que han escrito,
que se casan siempre con parientes de consanguinidad ;
388mas ellos, como se ha dicho ántes,
acostumbran tener mugeres consanguíneas en todos
grados.

Lengua caribe
en la Florida.

Es verosímilmente caribe la lengua diversa
de la tumuquana ó apalachina, que se habla en
la costa del sur. De dicha lengua diversa, dice
Pareja, participan el idioma tosco de los indios
de Tucuru y de Acuera ; y semejantes á este
idioma serán las lenguas de Amana y Matique,
las quales, como ántes se notó, abundan
de palabras caribes. Antes se advirtió (47) que,
segun la tradicion de los caribes, se estableciéron
estos en la provincia de Matique ; y que
entónces se llamaban cofachites, nombre que
alude á las provincias Cofaqui y Cofachiqui de
la Florida. Entre esta y el Nuevo-México hay
naciones caribes, segun (1)213 Cárdenas, el qual,
hablando del desgraciado naufragio de Alvar Nuñez
y de sus compañeros en la isla Mal-hado
de la Florida (2)214, dice : “Los indios que tenian
á Andres Dorantes y Alonso del Castillo
en la isla de Mal-hado, diferentes en lengua y
nacion á los demas que habia en ella, los pasáron
á tierra-firme para buscar hostiones, y
otras cosas semejantes con que mantenerse.” En
esta isla debia haber caribes y apalachinos, y
por esto se dice que habia indios de diferente
nacion y lengua.

Los caribes provienen
de la Florida.

Época de la salida
de los caribes
de la Florida.

125 Parece pues que con razon dice Cárdenas
al principio de la introduccion á su obra
citada, que, segun la opinion mas cierta, los
floridos pobláron las islas Española, Cuba, Borriquen,
Jamayca y otras. Esto es, las pobláron
389los caribes de la Florida, los quales se extendiéron
(47) por todas las islas Antillas, y pasando
á la costa inmediata (que es de la provincia
de Venezuela), penetráron hasta los rios
Marañon y Orinoco. Habiendo naciones caribes
en todos los sitios dichos, no es creible que estas
pasaran desde los paises calientes ó del sur
á los frios del norte ; pues suele suceder lo contrario
en las conquistas ó mudanzas que hacen
las naciones civiles, y siempre en las que han
hecho las naciones bárbaras ; por lo que los caribes
debiéron haber salido de la Florida ácia
el sur. En la historia de Rochefort citada (47)
se supone que los caribes pudiéron haber salido
de la Florida dos ó tres siglos ántes del descubrimiento
de la América ; y parece fundarse
este supuesto en la viva noticia que de tal salida
se conservaba el siglo pasado entre los apalachinos.
El conservarse entre estos la noticia
de la salida de los caribes no prueba, que esta
no haya sucedido mas de tres mil años ha ;
pues los mexicanos conservan por tradicion y
en sus pinturas la noticia del viage que hiciéron
sus antepasados desde paises del norte ácia
el Asia hasta establecerse en México, y este viage,
que cada dia se descubre ser mas y mas
cierto, debió ciertamente haberse hecho mas de
tres mil años ha ; pues probablemente se hizo
poco tiempo despues de la dispersion de las gentes
en Babel.

Las islas Lucayas
y Antillas antiguamente
eran
tierra-firme.

Estrecho de Bahama.

Antigua configuración
del golfo
mexicano, y del
mar Atlántico.

Los caribes de la Florida, á mi parecer, saliéron
de esta ántes de la sumersion de la célebre
isla Atlántica que estaba en Africa y América,
y quando probabilísimamente habia dos
grandísimos lagos ó mares en el espacio que se
encierra entre la América, y las islas Lucayas
390y Antillas. El cabo de San Agustin en la Florida
estaria unido con las islas Lucayas, y con
la de Cuba, que se uniria con el cabo de Yucatan ;
y esta union, que hace mas de mil leguas,
formaria un lago, en que desaguaban el
Misisipí y los demas rios de las respectivas costas ;
y sus aguas empezarian á salir por el estrecho
de Bahama (como actualmente salen con
gran rapidez), que tiene diez y seis leguas de
ancho. Este estrecho se habrá alargado y ahondado
con las corrientes. El otro lago se formaria
con el cabo de Yucatan, y con las islas de
Cuba, Española, Puerto-rico, islas Caribes, &c.
hasta la costa de Venezuela ó Caribana, y en
él desaguarian el Orinoco y los demas rios de
las respectivas costas. La situacion de dichos cabos,
y de las islas nombradas, indica y dice
claramente la antigua exîstencia de los lagos formados
por las vertientes de los rios, cuyas aguas
inundáron los paises que habia ácia el mar Atlántico,
y llenando los valles, formáron con
las montañas las islas. Entre estas se encontrará
fácilmente fondo en los sitios en que no haya
corrientes.

En América hay
mas naciones que
en las demas partes
del orbe terráqueo.

126 He concluido las observaciones que he
podido hacer y recoger sobre la variedad y
muchedumbre de las lenguas que se hablan en
América, ó se han hablado desde su descubrimiento
hecho tres siglos ha. Faltan no pocas naciones
que descubrir en America, y no obstante
en las descubiertas se hallan mayor variedad
y muchedumbre de lenguas, que en todas las
demas naciones conocidas de todo el orbe terrestre.
¿A qué causa podremos atribuir el excesivo
número y gran variedad de lenguas en
América? ¿Podremos decir que en esta han perecido
391ménos lenguas, que en las demas partes
del mundo? Los grandes imperios hacen perecer
las lenguas de las naciones conquistadas, ó
agregadas á ellos, y en América solamente se
han encontrado dos imperios, que contaban pocos
siglos de antigüedad (1) ; mas en las demas partes
del mundo los imperios y grandes reynos
han exîstido millares de años, y han sido y son
muchísimos. En América pueden haberse conservado
mas lenguas que en otras partes del mundo,
porque en ella fácilmente se han separado
las familias, y han formado naciones ó tribus
errantes, que no sujetándose á otros, han conservado
necesariamente sus idiomas nativos. La
barbaridad y aun bestialidad de muchas naciones
han desfigurado sus respectivos idiomas, produciendo
innumerables y diversísimos dialectos,
que se creen lenguas matrices. Estos efectos se
ven claramente en los lenguages loretano, guaicuro
y uchiti de California (113), los quales,
aunque son dialectos de una misma lengua matriz,
se han desfigurado tanto con la barbaridad
de los californios, que no se entienden sino
en pocas palabras los que hablan los dichos
lenguages. Los primeros hombres despues del diluvio
empezáron á enriquecer ó aumentar sus
idiomas, como se dirá en la obra sobre el orígen
de estos, dando diversos acentos á una misma
palabra, y de este modo sacaban de una
voz radical diversidad y muchedumbre de palabras
derivadas. Este modo de aumentar las lenguas
está muy expuesto á desfigurarlas, principalmente
entre naciones bárbaras, que carecen
de letras para fixar el número y la calidad
de acentos en sus lenguas. Por motivo de la facilidad
con que estas se pueden desfigurar, para
392conocer su diversidad se debe atender mas
á la de su sintaxis gramatical, que á la de sus
palabras.

Naciones principales
de América.

Aunque en América son grandes el número
y la diversidad de idiomas, se podrá decir que
las naciones de solas once lenguas diferentes
ocupan la mayor parte de ella. Estas once lenguas
son las siguientes : araucana (8), guaraní (14),
quichua (61), caribe (47 y 124), mexicana (96),
tarahumara (108), pima (110), hurona (118), algonquina (119),
apalachina (122), y groenlándica (115)
Las quatro primeras de estas once lenguas
son de la América meridional, y las siete
últimas son de la septentrional. La caribe se
habla en las dos Américas.

Poblacion de la
América
septentrional.

Estrecho de Anian,
descubierto
ántes del año
1580.

De varias naciones de la América septentrional
he indicado, segun su tradicion, la descendencia,
que debe ser del Asia ; pues mucha
de ellas dicen, que sus mayores viniéron del
norte ; y la mexicana señalaba en sus pinturas
un canal ó gran rio, que sus mayores habian
pasado en el norte. Este canal ó gran rio es
indubitablemente el estrecho de Anian, que exîstiria
ya quando los mexicanos pasáron desde
Asia á América, aunque quizá no seria tan grande
como actualmente es. La América y el Asia,
segun los descubrimientos de Cook, los quales
se representan exâctamente en la carta de
la América septentrional de Henrique Robert,
introducida en la obra de los viages de Cook,
se acercan tanto cerca del círculo polar árctico,
que su distancia ó intervalo es solamente de trece
leguas ; y en medio de este intervalo hay islas
rodeadas de muchos baxos. Este sitio tan estrecho,
llamado de Anian, nos señala aun el parage
por donde pasáron desde Asia á la América
393septentrional sus primeros pobladores ; pues
al presente pasan y comercian entre sí las naciones
que estan á los lados ó cabos de dicho
estrecho ; y aun las fieras perseguidas pasan desde
un cabo á otro en los muchos meses que
dura el yelo en tal estrecho, y les facilita el
pasage. El descubrimiento últimamente hecho
del estrecho de Anian ha verificado la tradicion
que tenia de su exîstencia, y que Purchas
creyó invencion fabulosa de las españoles. De
nuestros autores consta, dice (1)215 Torrubia, respondiendo
á Purchas, que los holandeses fuéron
los que presentáron al gran rey Felipe II
una relacion, en que aseguraban que desde la
costa de Bacalaos en Terranova habian pasado
desde el mar del norte al mar del sur, cerca
de Quivira. ¿Qué mas? Ellos fuéron los que
diéron á aquel fingido pasage el nombre de Anian,
y lo publicáron en el mundo. Esta relacion
llegó despues de haber muerto Felipe II
á las manos de su hijo Felipe III, que ordenó
al conde de Monterey, entónces virey de Nueva-España,
que enviase á descubrir por nuestras
costas, y á expensas de su real erario, el
supuesto estrecho. Para este fin salió del puerto
de Acapulco á cinco de Mayo de 1602 con
tres naves el general Sebastian Vizcayno.” Hasta
aquí Torrubia. Mas del descubrimiento del
estrecho de Anian ántes del año 1580 tenemos
documentos ciertos. En Italia he visto mapas
394hechos en Milan, que lo representan desde el
siglo XVI : y aquí en Roma tenemos un monumento
célebre, exîstente en este colegio romano,
en que escribo ; y en las célebres lonjas del
Vaticano, llamadas de Rafael, otro monumento
del año 1580. Este monumento, que se ve en
la lonja mas alta, es la pintura del orbe terrestre,
delineado por el famoso geógrafo Fr. Ignacio
Dante, dominicano, que puso en ella el
estrecho de Anian, y mas abaxo de él delineó
la península de Alaska (114), que en el citado
mapa de Robert se pone entre los grados 55
y 60 de latitud. Estos monumentos (1)216, con
que convienen varios mapas publicados en Italia
ántes del año 1600, demuestran haberse hecho
ántes del de 1580 el descubrimiento del dicho
estrecho, y la demarcacion de la costa septentrional
de América desde él hasta la de Nueva-España :
y en tal tiempo debiéron ser los
españoles los descubridores ; mas sus relaciones
desaparecerian, como se lamenta agriamente Burriel
en su citada historia de California, de la
pérdida de otras relaciones, con inmenso daño,
por el sumo descuido en publicarlas.

Poblacion de la
América meridional.

La poblacion pues de la América septentrional
se hizo, como facilísimamente se concibe
factible, por el estrecho de Anian : ¿mas cómo
se hizo la de la América meridional? Las lenguas
de las naciones de esta no me dan el menor
fundamento, para conjeturar que ellas hayan
395pasado por la América : septentrional ; por
lo que sin pasar por esta debiéron haber entrado
por la América meridional ; y en esta no
pudiéron entrar sino suponiendo la union del
Africa con ella por medio de la famosa isla Atlante,
de cuya sumersion se encuentran aun señales
indubitables en el mar, que media entre
el Brasil y el Africa.

Fin del volúmen I.396

1(1) Num. XXX de la Introduccion.

2(1) Num. XXVI.

3(1) El breve de Gregorio IV se pone en la siguiente
obra : Petri Lambecii, origines Hamburgenses. Hamburgi,
1706, fol. cerca del fin, ó en la p. 36.

4(2) En la Biblioteca de San Marcos de Venecia hay
dos mapas en pergamino, hechos por Andres Blanco el
año 1439 ; y en uno de ellos se descubren en la extremidad
del mar Atlántico una isla con este nombre : Is.
de Brasil
: otra con este nombre: Is. de Antilla ; y ácia
el Cabo de San Agustin en la Florida, se pone : Is. de
la man de Satanaxio
. La isla de Brasil parece ser una
de las islas Terceras. El palo llamado Brasil se conocia
ya el año 1198. (Véase Antiquitates Italicæ à Ludovico
Muratorio
. Mediolani, 1783, fol. vol. 6. : en el
vol. 2. disert. 30. col. 898.) Provincia de Santa Cruz fué
el nombre primitivo que se dió á la que ahora se llama
del Brasil, como dice Barros. Véase su obra : L' Asià
del S. Giovanni de Barros, tradotta di lingua Portughese
.
Venetia, 1561, 4.°, vol. 2. En el vol. 1. deca 1.
lib. 5. cap. 2. hoja 86. Barros dice, que la provincia de
Santa Cruz se empezó á llamar Brasil por el mucho palo
Brasil que en ella habia.

5(1) Storia antica del Messico, dell' Abate D. Francesco
Saverio Clavigero
. Cesena, 1780, 4.0 vol. 4. En el
vol. 1. lib. 1. §. 1. p. 29.

6(2) El Jesuita Joseph de Acosta, en su obra intitulada :
Historia natural y moral de las Indias. Madrid,
1608, 4.° : en el lib. 6. cap. 19. p. 430. dice: “El
tiempo que se halla por sus memorias haber gobernado
(los Incas del Perú), no llega á quatrocientos años, y
pasa de trescientos… Su principio y orígen, fué del valle
del Cuzco, y poco á poco fuéron conquistando la tierra
que llamamos Pirú, pasado Quito, hasta el rio de Pasto, ácia
el norte, y llegáron á Chile, ácia el sur, que serán casi
mil leguas en largo.”

El Inca Garcilaso de la Vega, en su obra Comentarios
reales del orígen de los Incas, &c.
Lisboa, 1609, fol.
vol. 2. dice en el vol. 1. ó.part. 1. lib. 7. cap. 19. hoja 185.
que los Incas en el valle Chili llegáron hasta el rio Maulli.
Este rio, que al presente se llama Maule, está á 35 grados
y 12 minutos de latitud austral. El dicho Inca Garcilaso
en su volumen y parte citada, lib. 8. cap. 7. hoja 205.
dice, que los Incas llegáron con sus conquistas á la provincia
de Pastu, y despues á las provincias llamadas Otaualla
y Caranque.

7(3) Clavigero citado, vol. 1. lib. 3. §. 1. p. 172.

8(1) Clavigero, vol. 1. lib. 2. §. 19. p. 169.

9(2) Véase el número 114 de esta obra, en el que doy
noticia de las naciones americanas que la tenian del hierro,
y probablemente la habian recibido de los teutones, que
en el siglo IX estuviéron en América.

10(1) Número XXVII de la introduccion.

11(1) La historia general de las Indias por el Capitan
Gonzalo Hernandez de Oviedo. Sevilla, 1535, fol. lib. 7.
cap. 13. hoja 75.

12(2) D. D. Joan. de Solorzano Pereira, de Indiarum
jure
. Lugduni, 1672, fol. tom. 2. en el tomo 2. lib. 1.
cap. 25. p. 181.

13(1) La lengua latina indubitablemente es dialecto de la
griega. El antiguo idioma latino era semejantísimo al que llamamos
etrusco, el qual ciertamente es dialecto del griego
antiguo.

14(2) Quintiliani institution. oratoriar. lib. 1. c. 9. Taceo
de tuscis, sabinis, et prænestinis quoque : nam ut eo sermone
utentem Vectium Lucilius insectatur, quemadmodum
Pollio deprendit in Livio Patavinitatem
.

15(1) Aul. Gellii noctium atticar. lib. 17. cap. 17. Q. Ennius
tria corda habere se dicebat, quod græce, et osce, et
latine sciret
.

16(2) Strabonis geographia lat. et gr. Amstelodami, 1707,
fol. lib. 5. p. 356. n. 233. Cum Oscorum gens interierit, sermo
eorum apud romanos restat, ita ut carmina quædam,
ac mimi certo quodam certamine, quod instituto majorum
celebratur, in scenam producantur
.

17(1) Voyage dans l'émispherè austral, et autour du monde,
écrit par Jacques Cook, &c. Paris, 1778, 8.° vol. 6.
en el tomo V. lib. 3. cap. 5.

18(2) Véase la coleccion de Hawkswoth, tom. 2.

19(1) Ovalle (Histórica relacion del reyno de Chile por
Alfonso de Ovalle jesuita. Roma, 1646, 4.° En el lib. 2.
cap. 1. p. 6.) dice : “Son doce las islas de los chonos á 45
grados de latitud… (Lib. 8. cap. 21. p. 395.) la mision mas
trabajosa que tienen aquí los Padres (jesuitas) es la de los
chonos, gente mas apartada del comercio de los españoles,
mas cercana al estrecho (de Magallanes), é inculta
de quantas hay en estas partes ; divídense en varias parcialidades
esparcidas por muchas islas, como en el archipiélago
de Chiloe : no tienen morada cierta, de continuo traen
el hato acuestas, mudándose con su familia de isla en isla á
coger marisco, que es su ordinario sustento, sin tener otras
chacaras, ni sementeras, á que añaden beber el aceyte de
lobos (marinos), con que traen el color pálido, y á la causa
viven lo mas del año dentro del mar, porque les es fuerza
buscar en él su sustento. A estas gentes bárbaras han entrado
estos años los nuestros varias veces, apartándose de la
ciudad de Gastro mas de treinta leguas ácia el estrecho de
Magallanes.” Segun las noticias que de los chonos da Ovalle,
parece que estos forman nacion diversa de la chilena, de
la que viven separados, y se diferencian mucho por sus bárbaras
costumbres. La ciudad de Castro, de que habla Ovalle,
es la principal poblacion de la isla de Chiloe, en cuyo
archipiélago hay ochenta y dos islas habitadas de chonos,
araucanos y españoles, dice el señor Abate Don Juan Ignacio
Molina en su obra : Saggio sulla storia naturale del
Chili. Bologna, 1782, 8.° lib. 1. p. 21.

20(1) Cuncos, y no juncos, como algunos escriben con
impropiedad. Cunco en lengua araucana significa racimo ó
cosa apeñuscada. Cunco, dice Febrés, significa racimo ó cosa
apeñuscada, y la nacion que llamamos juncos entre Valdivia
y Chiloe, y que deseamos y confiamos reducir en
breve. Arte de la lengua general del reyno de Chile, &c.
por Andres Febrés jesuita. Lima, 1765, 8.° Diccionario
chileno p. 465. §. Cunco.

21(1) Lib. 1. p. 24. de la historia ántes citada (7).

22(1) Historia provinciæ Paragnariæ, societ. I. auctore
Nicolao del Techo
, ejusd. societ. Leodii, 1673, fol. lib. 13.
cap. 12. p. 362. año 1641.

23(2) Ovalle citado (7) : lib. 3. cap. 7. p. 103.

24(1) Los araucanos oyen con gusto el nombre auca, que
en su lengua significa libre.

25(1) Pehuenche significa de pinos-gente : picunche del norte-gente :
ranquelche de carrizal-gente : moluche guerrera-gente :
villmoluche siempre-guerrera-gente.

26(2) El ex-jesuita Tomás Falkner pone este apellido en
sus obras impresas en Inglaterra, y en el catálogo de los jesuitas
españoles se nombra Tomás Falconer, porque con este
nombre se llamaba en España y en América ántes de ser jesuita.

27(3) En araucano alhue significa espíritu maligno.

28(1) Saggio sulla storia naturale, &c. (7) lib. 4. p. 337.

29(1) Ovalle en su historia citada (7). lib. 2. cap. 1. p. 60.

30(2) Libro 1. cap. 1. p. 1.

31(3) Libro 8. cap. 23. p. 409.

32(1) El señor García (7) llegó el año 1766 hasta el
grado 48.

33(1) Ovalle en el lib. 3. cap. 6. p. 98. habla tambien de
la poblacion de las islas de Chile (7).

34(1) En la lengua guaraní la palabra paraguay no significa
mar grande, como algunos escritores han afirmado ; porque
mar grande en guaraní se dice paraguazu (palabra
compuesta de para mar, y de guazu grande) : y si á la palabra
paraguazu se añade la letra final i, que es la vocal i
con acento gutural y nasal, se tendrá el nombre paraguazui,
que significa rio de coronas de plumas, como nota el
V. P. Ruiz en su admirable vocabulario guaraní, y se compone
de la palabra paragua (coronas de plumas), y de la final
i (rio). La voz paragua se compone de para (variedad),
y de guag (adorno). Los indios del rio Paraguay usaban
guirnaldas de plumas de diversos colores.

35(1) Josephi Emmanuelis Peramás, de vita, et moribus
tredecim virorum paraguaycorum
, Faventiæ, 1793, 8.°
Este tomo, que es póstumo, es el segundo del señor Peramás
sobre los varones ilustres jesuitas del Paraguay. Peramás
en el tomo citado, num. 18. p. 10. dice, que los
jesuitas el año 1732 en las treinta poblaciones de los guaranís
llegáron á tener (entre christianos y catecúmenos)
ciento quarenta y quatro mil doscientos cincuenta y dos
neófitos ; mas en el año 1734 muriéron de sarampion diez
y ocho mil setecientas setenta y tres personas : en el año 1737
muriéron de viruelas treinta mil personas ; y por los años
de 1755 abandonáron sus poblaciones y huyéron á los
bosques muchísimos indios de los siete lugares que la corte
de España queria ceder á la de Portugal.

36(2) En la historia del Gran Chaco, que se citará en el
número 15.

37(1) Saggio di storia americana, &c. dall' Abate Filippo
Salvador Gilij. Roma, 1780, 8.° vol. 4. En el vol. 3.
apéndice 2. p. 39.

38(1) Lettres édifiantes écrites par quelques missionaires
jesuites, &c. Paris, 1739, 8.° Recueil, ou volume XXIV.
p. 266.

39(2) Saggio sulla storia naturale della provincia del Gran
Chaco, &c. composto dal sig. Abate D. Giuseppe Iolis,
tom. 1°. Faenza, 1789, 4.0 grande, lib. 5. art. 2. p. 394.

40(1) Relazioni universali. Venezia, 1671, part. 4. p. 474.

41(2) Relazione istorica della nuova cristianitá degl' indiani
detti cichiti, scrita in spagnuolo dal gesuita Gio. Patrizio
Fernandez. Roma, 1729. 4.°, cap 1. p. 2.

42(1) tableau lenguas | Guaraní | Tupí ó Brasil | Omagua | arena | carne | hijo (quando lo nombra el padre) | hijo (quando lo nombra la madre) | lobo | luz | marido | muger | perro | tabaco (2)

(2) Yagua, nombre que alude al lobo, al que se asemeja el perro. El
lobo en guaraní aguara-guazu, como si se dixera perro grande : esto
misma se significa por las palabras yagua-rucu, yahuara-puana.

43(1) tableau Tamanaco | Kiriri | carne | hijo | lengua | mañana | negro | noche

La semejanza de estas palabras es accidental : porque las
lenguas tamanaca y kiriri son totalmente diversas, y provenientes
de matrices diferentísimas, coma fácilmente lo conocerá
qualquiera que coteje las palabras, y la oracion dominical,
que en tamanaco y kiriri se ponen en mi Vocabulario
poligloto, y en mi Ensayo práctico de las lenguas.

44(1) Iolis (15) Saggio sulla storia naturale de la provincia
del Gran Chaco, &c. lib. 7. art. 11. p. 591.

45(2) Peramás en su obra citada en el num. 14.

46(1) Historia de abipponibus auctore Martino Dobrizhoffer
per annos XVIII Paraguariæ missionario
. Viennæ,
1784, 8.°, vol. 3. En el vol. 2. cap. 18. p. 207.

47(1) Las leyes de las Indias españolas dan útil y justamente
particulares facultades á los superiores eclesiásticos de
América para proteger á los indiós y desvalidos : convendria
amplificar dichas leyes, y no interpretarlas con restriccion,
como parece las interpreta Solórzano (véase su tom. 2.°
citado ántes, en el num. 2. lib. 3. cap. 7. num. 68. p. 555).
Se engañan no poco los que quieran arreglar la jurisprudencia
americana segun la europea.

48(1) Iolis citado (15), lib. 6. art. 1. p. 490… 492. art. 7.
p. 450.

49(1) tableau Lule | Vilela | arbol | cera | frísoles | hijo é hija | olla | oreja | uña | yerba

50(1) Iolis citado (15) : Historia del Gran Chaco, &c.
lib. 6. art. 9. p. 459.

51(1) Iolis, historia del Gran Chaco citada (15), lib. 6.
art. 12. p. 511.

52(1) Historia provinciæ Paraquariæ societatis Jesu,
auctore Nicolao del Techo ejusd. societ. Leodis, 1673, fol.
lib. 8. cap. 37. p. 229. Techo á Diaztaño en latin llama
Diastano.

53(2) Techo, lib. IX. cap. 43. p. 263.

54(3) Techo, lib. IX. cap. 12. p. 243.

55(1) Techo, historia Paraquariæ, &c. lib 9. cap. 24.
p. 251.

56(1) Lettres edificantes, et curieuses écrites des míssions
etrangères par quelques missionaires jesuites. Recueil XXIII.
Paris, 1733, 8.° p. 308. Carta del. P. Guillermo Dé Tré,
misionero de la Compañía de Jesus.

57(2) La lengua chayabita ó chayavita es matriz de la
paranapura (81).

58(3) La lengua cavapana quizá sea dialecto de la pana,
que es matriz (81).

59(4) La lengua otanave ú otanabe es dialecto de la muniche (81).

60(1) Gilij : Saggio, &c. (14).

61(1) Histoire naturelle, et morale des isles Antilles de l'Amérique.
Rotterdam, 1681, 4.° En la prefacion.

62(2) Cap. 4. art. 4. p. 24.

63(3) Cap. 2. art. 7. p. 29.

64(4) Cap. 3. art. 5. p. 36.

65(5) Cap. 7. p. 344.

66(6) Rochefort advierte que el diptongo ou suena u.

67(1) Cap. 7. p. 348.

68(1) Ensayo cronológico para la historia general de la
Florida por Don Gabriel de Cárdenas Cano. Madrid, 1723,
fol. año 1727, p. 330.

69(2) Cárdenas dice (año 1696, p. 316) : Panzacola,
nombre de la nacion que habitaba la provincia Panzacola, y
en guerras fué arruinada por las naciones vecinas.

70(1) En la citada historia de las islas Antillas, &c. cap. 7.
P. 350.

71(2) Cap. 7. p. 352.

72(1) Cap. 7. citado, p. 369.

73(2) Cap. 7. p. 370.

74(1) Pag. 371.

75(2) Pag. 372.

76(1) Véase en esta obra el num. 124.

77(2) La Florida… escrita por el Inca Garcilaso de la Vega,
&c. Madrid, 1723, fol. lib. 3. cap. 9. p. 123.

78(1) Saggio di storia americana dell' Abate Filippo Salvadore
Gilij, tom. 4.° Roma, 1784, 8.° Apend. §. 15.
p. 484.

79(1) Gilij : saggio di storia, &c. tom. 2.° lib. 3. cap. 12.
p. 205.

80(2) Tom. 4.° citado. Apend. §. 15 p. 485.

81(3) Tom. 4.° Apend. §. 14. p. 481.

82(1) En el tomo citado lib.2. cap. 16. p. 103.

83(1) Gilij en el tom. 4.° citado. Apend. § 5. p. 486.

84(1) Historia general de las conquistás del nuevo reyno
de Granada por D. Lucas Fernandez Piedrahita. Obra en
folio, sin fecha de año ni de impresion. Parte 1. libro 1.
cap. 4. p. 14.

85(1) Piedrahita citado : parte 1. lib. 1. cap. 2. p. 9.

86(1) Dizionario storico-geografico dell' América meridionale
di Gian Domenico Coleti. Venezia, 1771. 4.° vol. 2.
En el artículo Granata, p. 147 del volumen 1.°

87(1) Comentarios reales que tratan del orígen de los Incas,
&c. por el Inca Garcilaso de la Vega. Madrid, 1723,
fol. volum. 2. En el volum. 1.° lib. 1. cap. 6. p. 7.

88(1) Gramática de la lengua general del Perú por Fr.
Domingo de Santo Tomás, dominico. Valladolid, 1560, 8.°
En el prólogo.

89(2) Historia natural y moral de las Indias por Joseph
de Acosta, jesuita. Madrid, 1608, 4.° lib. 7. cap. 28. p. 530.

90(1) Garcilaso de la Vega citado,. libro 7. cap. 2. p. 223.

91(1) Garcilaso de la Vega citado, lib. 7. cap. 1. p. 221.

92(1) Garcilaso citado, lib. 3. cap. 10. 11. 12. p. 84. 85. 87.

93(2) Lib. 4. cap. 23. p. 129.

94(1) Lib. 4. cap. 15. p. 119.

95(1) Garcilaso citado, lib. 3. cap. 12. p. 87.

96(1) Garcilaso de la Vega citado, lib. 3. cap. 10. p. 84.

97(2) Arte y gramática muy copiosa de la lengua aimará
por Ludovico Bertonio de la Compañía de Jesús. Roma,
1603, 8.° prólogo, p. 10. Este prólogo no se halla en otra
obra de Bertonio intitulada : Arte breve de la lengua aimará.
Roma, 1603, 8.°

98(1) Garcilaso de la Vega, lib. 7. cap. 4. p. 225.

99(1) Garcilaso de la Vega, lib.7. cap. 4. p. 225.

100(1) Garcilaso de la Vega, lib. 6. cap. 29. p. 207.

101(2) Garcilaso de la Vega, lib. 7. cap. 13. p. 240.

102(1) Garcilaso, &c. cap. 14. p. 241.

103(1) Mision alta del Marañon.

tableau misiones | lenguas ó naciones | lat. austr. | longit. | S. Ignacio | S. Juan | S. Borja | Santiago de la Laguna | Concepcion | Presentacion | Ntra. Sra. de las Nieves | S. Regis (1)

(1) La lengua Lamista se ha extinguido en las naciones
Conocidas que la hablaban (83).

tableau misiones | lenguas ó naciones | lat. austr. | longit. | S. Antonio | S. Xavier | Sto. Tomás | S. Joseph | Ntra. Sra. de los Dolores | S. Andres | Sta. Cruz de Lamas. | San Miguel del Puerto | Tabalosos (1)

(1) La lengua Tabalosa se ha extinguido en las naciones
conocidas que la hablaban (83).

Mision baxa del Marañan.

tableau S. Joaquin | S. Xavier | Pueblo Nuevo | S. Regis

tableau misiones | lenguas ó naciones | lat.austr. | longit. | Sta. Bárbara | S. Pablo | Sta. María | S. Ignacio | Ntra. Sra. de Loreto | Ntra. Sra. del Carmen

Mision del rio Ñapo, que desagua en el rio Marañon.

tableau Archidona | Misagarbi | Tena | Puerto Napo | Trinidad de Capucui | Sto. Nombre de Jesus | S. Miguel | Sto. Nombre de María | S. Xavier | S. Pedro

En todas estas misiones, compuestas de tantas naciones
y lenguas diversas, los jesuítas habían hecho común la lengua
quichua (62), dominante en el Perú y en el Quito.

104(1) El P. Rodriguez ántes citado, dice en la historia
del Marañon, que los ucayales en el año 1680, huyendo
de la peste, se retiráron á las selvas, y dixéron al P. Juan
Lucero al abandonarle : “caquire tanu papa, caquere ura
Dio ica totanare
” esto es, hombre animoso, á Dios, que
te dé larga vida
. En esta expresion de los ucayales observo
algunas palabras de la lengua guaraní, que he hallado
en el vocabulario guaraní del P. Ruiz. Papa significa padre :
ura ir, ico vida. La palabra tanu en omagua significa
nuestro. El dialecto ucayale debe ser cocamo, pues la nacion
Cocama está establecida en las riberas del rio Ucayale.
Con esta observacion mia conviene lo que el señor Abate
Camaño me escribe desde Faenza con fecha de 20 de Abril
de 1784 en estos términos : “Aunque el señor Abate Gilij
en su excelente historia del Orinoco duda que la lengua cocama
sea dialecto de la guaraní, al presente no se puede
dudar de esto, porque el señor Abate Ullauri, que ha vivido
con los cocamas en el pais llamado Laguna, capital
de las misiones de los jesuitas en Mainas, oyó decir que
los cocamas y los omaguas, con poca diferencia de palabras,
hablaban una misma lengua.”

105(1) Las noticias que el señor Velasco (87) me ha dado
de los aguas, me han estimulado para buscar una nacion
Aguas en el Orinoco ; mas el Abate Gilij ántes citado, me
escribió desde esta ciudad de Roma con fecha de 3 de
Abril de 1784, diciéndome : “No conozco tal nacion Aguas
en Tierra-firme ; no obstante juzgo que en esta hubo omaguas,
de los que quizá es ramo la nacion Paraguana, descubierta
por el señor Don Manuel Centurion, despues que
yo salí del Orinoco. De esta nacion se habla en el apéndice
á mi tomo primero.” Quizá los españoles han dado á una
misma nacion los nombres agua, omagua, y paragua (provenientes
de las palabras ava, agua, &c. de otras lenguas) ;
y parece ser cierto que en Tierra-firme de América se habla
algun dialecto omagua ó guaraní.

106(2) En la lengua guaraní las palabras aua y ava, significan
hombre. Los indios americanos, preguntados quienes
son, responden diciendo que son hombres ; y á los de
su nacion llaman hermanos, para distinguirlos de los de
otras naciones. Las naciones que hablan dialectos provenientes
de una misma lengua, se llaman parientes, como se ha
advertido varias veces.

107(1) Sobre las gramáticas de las lenguas del reyno de
Quito, el señor Abate Velasco me escribe en estos términos :
“Habiéndose hecho comun por órden de los superiores
seglares la lengua quichua en las misiones del reyno de
Quito, y siendo muchísimos y diversísimos los idiomas de
las naciones quiteñas, los misioneros formaban la gramática
y el catecismo del idioma de la respectiva nacion que empezaban
á catequizar ; y estas gramáticas y catecismos quedaban
manuscritos en la librería de la mision para instruccion
de los que sucedian en esta. Me consta que entre dichos
manuscritos eran excelentes los del P. Juan Lucero,
que entró en las misiones el año 1661, y perfeccionó las
gramáticas y los catecismos de muchas lenguas, y principalmente
de los idiomas paranapuro y cocamo. Asimismo
sé que el V. P. Enrique Riaer, que entró en las misiones el
año 1685, escribió un vocabulario y catecismos de las lenguas
campa, pira, cuniva y comava, que son dificiles, y
tambien hizo observaciones sobre sus dialectos. Me consta
tambien que el P. Samuel Fritz (que entró en las misiones
el año 1687, y fué el primero, registró todo el Marañon
y sus rios colaterales, é hizo mapa del Marañon), escribió
gramáticas y vocabularios de algunas lenguas, y principalmente
de la omagua y jebera. El P. Bernardo Zumillen,
que entró en las misiones el año 1723, dexó excelentes manuscritos
sobre algunas lenguas : el P. Matías Lazo, que entró
en las misiones el año 1700, fué el primero que escribió
la gramática de la lengua jurimagua : el P. Guillermo
Grebinet, que entró en las misiones el año 1700, dexó muchos
manuscritos sobre algunas lenguas, y principalmente
sobre la omagua y la cocama. El P. Adam Widman, que
entró en las misiones el año 1728, estuvo en ellas hasta el
año de nuestra expulsion, y murió preso en Lisboa, perfeccionó
las gramáticas de muchas lenguas, y sobre estas
dexó excelentes manuscritos.

108(1) Naciones de los siete gobiernos dichos, las quales
antiguamente usaban lenguas diversas, que quizá eran
dialectos del idioma quitus ó scira
(91).

Abalicos. Acaneos. Ancuteres. Achupallas. Apichiquies. Ardas. Aicores. Atacames. Baduaques. Becavas.
Cachusquies. Catuayes. Canaris. Canaribambas. Canilloas. Cajas. Caranquis. Caraques. Cajas. Cayambes.
Cayampas. Chanchanes. Chanduyes. Chaparras. Chavelos. Cherinas. Chillos. Chimbos. Chones. Chongones.
Choras. Chuñas. Chunanas. Cinubos. Cofanes. Colimas. Collaguazos. Colonches. Colorados. Colimbas.
Cotacacnos. Cubijies. Cunjies. Daules. Esmeraldas. Gasuntos. Gayes. Guacas. Huamboyas. Huamotes.
Huancabambas. Imacas. Inuris. Ipapuisas. Iscuandees. Izapiles. Lagoas. Langasies. Lapunaes. Machas.
Manavís. Mantas. Maspas. Mayasqueres. Mindos. Miscuaras. Mochas. Mulahaloes. Mulliambatos. Nauias.
Ojibas. Otabalos. Pacamores. Pachanlicas. Panzaleos. Pasaos. Pechusemeques. Pecionses. Peguas. Pichunsis.
Pimanes. Pimampaguases. Pimampiros. Plateros. Pomallactas. Porianas. Poritacos. Puethuayes. Quilcas. Quitus.
Quisnas. Quijos. Saquisileis. Seños y Ceños. Siguanchis. Silos. Succumbios. Suyas. Tabacundos. Tacungas.
Tambas. Teojacas. Tiquisambis. Tijanes. Tosaguas. Tungas. Tusas. Urcujies. Xaguas. Xaraguazas.
Xaramijos. Xibaros. Yacuales. Yaguarcengos. Yaruquies. Yumbos. Yungas ó Yuncas

109(1) Garcilaso de la Vega citado (61), vol. 1. lib. 7.
cap. 3. p. 224.

110(2) Parte primera de la crónica del Perú por Pedro de
Cieza de Leon. Amberes, 1554, 8.° part. 1. cap. 41. fol. 107.

111(1) Naciones que antiguamente estaban en la provincia
de Popayan
.

Al norte.

Abades. Amursas. Anaposmas. Anabalis. Auyames.
Chocoes. Citarees. Cuacas. Daguas. Manipos.
Mosteles. Noanas. Novitas. Panches. Pijaos.
Quinchias. Quirrubias. Supias. Titabes. Timbas. Yalcones.

Al sur.

Almagueres. Barbacoas. Chancos. Chiles. Chirambiraos.
Colimbas. Cumbales. Funes. Guachucales. Guames.
Ipiales. Mallamas. Mocoas. Mullones. Patias.
Pupiales. Putes. Quaiqueres. Quillasinga. Sapuyes.
Sebondoyes. Tulcanes. Yacuankeres. Yascuales.

Al oriente.

Andakies. Cocanucos. Guanacas. Malvasaés. Neivas. Paes. Timanaes.

112(1) En la primera provincia de los darieles hay las poblaciones
siguientes : Seraque, Surugunti, Queno, Moreri,
Agrazenuqua, Occabayanti y Uraba.

En la segunda provincia hay las poblaciones siguientes :
San Gerónimo de Tabira, San Enrique de Capeis, Santa
Cruz del Puerto
, San Juan de Terracuna, San Juan de
Matemati
, San Joseph de Ceteguati y Nuestra Señora
del Rosario
.

Las poblaciones de la provincia tercera son : Balsas,
Uron, Tapanacus, Zabalos, Puero, Paya, Paparos,
Tupiza, Yabiza y Chepigana.

113(1) Pedro de Cieza de Leon citado (91), part. 1.
cap. 6. fol. 17.

114(1) La historia general de las Indias por Gonzalo Fernandez
de Oviedo, part. 1. Sevilla, 1535, fol. lib. 2.
cap. 8. fol. 2.

115(1) Lib. 3. cap. 5. fol. 25.

116(1) Gilij citado (14), vol. 2. libr. 4. cap. 31. p. 351.

117(1) Los misioneros enviaban todos los años al visitador
de las misiones el estado de personas de cada mision. No he
podido lograr ningun exemplar de este estado,ni de los catálogos
que de las misiones de los jesuitas de México publicó
el señor Don Manuel Colazo en los años 1751 y 1758.

118(1) La nacion de los toltecas (I) parece haber sido una
de las primeras que ocupáron los paises, en que despues
se estableció el imperio mexicano. Los toltecas, segun ellos
dicen (Clavijero, storia antica del Messico. Cesena, 1780,
4.° vol. 4. en el vol. 1. lib. 2. §. 1. p. 126.), desterrados
de su patria (II) Huehuetlapallan, lugar, por quanto conjeturamos,
del reyno de Tollan (de donde tomáron el nombre),
despues de 104 años de viage llegáron al lugar, al
que pusiéron el nombre de (III) Tollantzinco, distante mas
de cincuenta millas ácia el nordest del sitio en donde despues
se fundó México. Los toltecas hiciéron todo su viage
baxo el mando y direccion de ciertos capitanes, que eran
siete, quando llegáron á Tollantzinco. He aquí sus nombres
(IV) : Zacatl (V), Chalcatzin (VI), Ehecatzin (VII),
Cohuatzin (VIII), Tzihuacoatl (IX), Metzozin y Tlapalmetzotzin.

Ellos (Clavijero citado), después de haberse detenido
veinte años en Tollantzinco, se retiráron quarenta millas
distante ácia poniente, y allí fundáron la ciudad de Tollan,
poniéndola el nombre de su reyno. Esta ciudad, que, por
quanto se cree, es la mas antigua de la tierra de (X) Anahuac,
fué la corte de los reyes toltecas, que fuéron los siguientes
(XI) : Chalchiutlanetzin, Ixtlilcuelhahuac (XII), Huetzin
(XIII), Totepeuh, Macaxoc, Xiutzltzin y (XIV) Topiltzin.

(XV) Tlaloc era ídolo famoso de los toltecas, los quales
fabricáron al dios (XVI) Quetzalcoatl la célebre pirámide
de Choululla.

Arruinados que fuéron los toltecas (Clavijero citado,
§. 4.), la tierra de Anahuac se pobló por la nacion llamada
Chichimeca (XVII), originaria de (XVIII) Amakemecan,
cuya situacion se ignora ; aunque, segun la tradicion, era
pais del septentrion. Se dice (Clavijero, §. 5.) que el último
rey de Amakemecan dexó el reyno dividido entre sus
dos hijos (XIX) Achauhtli y (XX) Xolotl, el qual, quizá
poco contento de la division, abandonó su patria, y con
un grande exército marchó ácia el austro, y se estableció en
Tenayuca (distante seis millas del sitio de México), juntamente
con su hijo (XXI) Nopaltzin, el qual se casó con
(XXII) Azcaxochitl, doncella descendiente de (XXIII) Poshotl,
uno de los dos príncipes de la casa real de los toltecas,
que sobreviviéron despues de la ruina de su nacion.

Ocho años despues de la llegada de Xolotl (Clavijero,
$. 6.) á Tenayuca, llegáron seis personages (llamados Tecuatzin.,
Tzontehuayotl, Zacatitecheochi, Huihuatzin,
Tepotzotecua é Itzcuincua) con un acompañamiento considerable
de gente. Estos personages eran de un pais septentrional
cerca de Amakemecan; y aunque los escritores
no ponen el nombre del pais, se cree que ellos eran de la
tribu mexicana Nahuatlaca.”

No pongo la significacion de los nombres de los dichos
seis personages, porgue estos son de nacion mexicana.

119(1) Historia general de los hechos de los castellanos en
las islas y tierra-firme del mar Océano por Antonio de Herrera.
Madrid, 1601, fol. en la decada 3. lib. 3. cap. 19. p. 180.

120(2) Clavijero citado, lib. 2. §. 12. p. 147.

121(1) Clavijero citado, §. 16. p. 153.

122(1) Historia de la conquista de México : escribiala Antonio
de Solís. Madrid, 1732, fol. lib. 2. cap. 3. p. 51.

123(2) Clavijero citado, vol. 4. disert. 7. §. 1. p. 267.

124(3) Herrera, decada 3. lib. 4. cap. 7. año 1522. p. 154.

125(1) Herrera citado, decada 3. lib. 4. año 1522, cap. 18.
p. 179.

126(2) Decada 4. lib. 8. año 1530, cap. 8. p. 205.

127(1) Herrera, decada 4. año 1530, lib. 8. cap. 8. p. 204.

128(1) Herrera citado, decada 3. año 1522, lib. 3. cap. 14.
p. 126.

129(2) Herrera citado, decada 3. lib. 3. cap. 12. p. 123.

130(1) Herrera, decada 3. lib. 3. cap. 15. pag. 129.

131(2) Herrera, decada 3. lib.3. cap. 11. p. 17.

132(1) Herrera citado, decada 3. año 1523 lib. 5. cap. 19.
p. 180.

133(1) Misiones del Nayarit en el año 1767.

tableau personas | Santísima Trinidad, ó Alesa del Tonati | Santa Rita, ó Peyoran | Jesus-María | San Ignacio de Guainamota | San Pedro | Santa Teresa | El Rosario

134(1) Historia de los triunfos de nuestra santa fe.en las
misiones de la provincia (de los jesuitas) de Nueva-España,
por Andres Perez de Ribas, de la compañía de Jesus. Madrid,
1645. fol. lib. 1° cap. 6. p. 19.

135(1) Libro 10. cap. 5. p. 583.

136(1) Ribas, lib. 2. cap. 38. p. 134.

137(2) Ribas, lib. 3. cap. 1. p. 142.

138(1) Lib. 3. cap. 14. p. 172.

139(2) Ribas, lib. 3. cap. 1. y cap. 2. p. 210. &c.

140(1) Ribas, lib. 2. cap. 33. p 117.

141(2) Misiones de Tubaris eran la de S. Ignacio Tubaris,
de 170 familias, y la de S. Miguel Tubaris, de 170 familias.

142(3) Libro 3. cap. 3. p. 145.

143(1) Lib. 3. cap. 27. p. 208.

144(1) He aquí algunas observaciones sobre la historia de
Ribas, que prueban la afinidad de los lenguages de las naciones
nombradas. “El P. Christobal de Villalba (lib. 5.
cap. 15. p. 324.) sabia excelentemente la lengua de los
hiaquis, y propia de los cinaloas :” por lo que lengua hiaqui,
y lengua cinaloa, es una misma cosa. “Ribas, que
habia sido misionero de los zuaques (lib. 5. cap. 8. p. 305.),
pasó á la mision de los hiaquis (lib. 5. cap. 1. p. 285.), y
con estos estaban unidos los ocoronis (lib. 2. cap. 29. p. 119.
y lib. 5. cap. 2. p. 200.). En el rio Mayo, que significa
término en la lengua de la nacion Maya, y tiene su orígen
en las montañas de Topia,. como tambien los demas
rios de Cinaloa, estaba la nacion Maya, que tenia como
treinta mil personas : y su lengua es la misma que corre en
los rios de Zuaque é Hiaqui (lib. 4. cap. 1. p. 437.). Tenian
afinidad las lenguas maya y tegueca, ó tehueca, porque
Pedro Mendez, habiendo sido misionero de los teguecos
y habiéndose retirado á la ciudad de México, de esta
salió en la edad de setenta años para fundar la mision de los
mayos, y á quince dias de su llegada escribió que habia
bautizado tres mil y cien niños, y quinientos adultos, sin
contar quinientos viejos enfermos, &c. (lib. 4. c. 2. p. 239).
Las naciones Tepague, ó Tepahue, y Conicari, estaban
vecinas á la Maya, y á exemplo de esta se convirtiéron, é
instruyéron por los misioneros de la Maya (lib. 4. cap. 6.
p. 253.) ; y la Tepague era amiga de la Tegueca (lib. 3.
cap. 18. p. 181. y lib. 4. Cap. 6. p. 253.).”

A diez leguas de la villa de Cinaloa (lib. 2. cap. 30.
p. 109.) empezaban las naciones serranas Chicorata y Cavameta,
reducidas por el P. Pedro de Velasco, que escribia
(cap. 31. p. 114.) diciendo : “Las lenguas son tres
en estos pueblos ; y aunque he hecho lo posible para salir
con las dos, voy ya tras la tercera.” La cercanía de estas
naciones con la Cinaloa, hace conjeturar que estas tres lenguas
fuesen tres dialectos de la lengua cinaloa ó hiaqui.

Las lenguas ahome y guazave (actualmente se suele decir
guayave) eran dialectos de la cinaloa, y tenian mucha
afinidad entre sí, porque, como ántes se notó, los ahomes
y guazaves eran parientes, amigos, y de una misma lengua.
Ribas dice (lib. 5. cap. 23. p. 352.), que el P. Hernando
Villafañe, que por treinta años habia sido misionero
de la nacion Guazave, fué el primero que escribió la gramática
de la lengua guazave, que corria por toda la marina
de Cinaloa. La nacion Ahome estaba en la embocadura
del rio Zuaque ó Fuerte, en el seno de California.

La nacion.Comopori, feroz, y enemiga de la Zuaca y
de la. Ahome, convenia con esta en la lengua (lib. 3. cap. 8.
P. 153.).

145(1) Herrera citado (99), decada 6. lib. 1. año 1536.
cap. 7. p. 13.

146(2) Ribas, lib. 1. cap. 7. p. 25.

147(1) Lib. 2. cap. 34. p. 119.

148(1) Veinte misiones que el año 1767 habia en quarenta
poblaciones cerca de los rios de Sinaloa, llamados
:

tableau Rio Cinaloa | Rio Zuaque | Rio Mayo | Rio Hiaqui | familias | cinaloa | baca | chicorato | nio | toro | guayabe | tehueco | mocorito | ocoroni | mochicahui | conicari | bahoon | caamos | torim | navohaa | rahum | Sta. Cruz (puerto de mar) | quitivis | belen | tepahue

Mocrito y Ocoroni estaban algo distantes del rio Cinaloa.
Belen estaba en la ribera septentrional, del Hiaque, en.
fe que empieza la nacion Guaima, despues está la Seris,
se sigue la Sonora. En Belen, como ántes se advirtió, habia
tribus de los guaimas y seris.

149(1) Lib. 2. cap. 1. &c. p. 670.

150(1) Ribas, libr. 2. cap. 4. p. 675.

151(2) Libro 6. cap. 21. p. 404.

152(3) Libro 10. cap. 3. p. 578.

153(1) Libro 8. cap. 1. p. 471. &c.

154(2) Ribas, lib. 9. cap. 15. p. 552.

155(3) Ribas, lib. 8. cap. 16. p. 504.

156(1) Libro 2. cap. 6. p. 679.

157(2) Libro 8. cap. 18. p. 508.

158(1) Lib. 9. cap. 5. p. 531.

159(2) Lib. 9. cap. 8. p. 539.

160(3) Lib. 9. cap. 20. p. 562.

161(4) Lib. 9. cap. 21. p. 565.

162(1) Las siete misiones eran las siguientes.

tableau familias | San Xavier Senocagui | Santa Teresa Guasapares | Chinipas | Santa Ana | Batopilillas | Moris | Latebot

163(2) Las diez y siete misiones eran : Coyachic, Temechic,
Papigochic, Santo Tomás, Matachic, Temotzachic,
Tutuaca, Temochic, Sisoguichic, Carichic, Naracachic,
Nonoaba, Norogachic, Guegochic, Tonachic, San Borja,
Chinarras. Estos nombres parecen ser mexicanos. Ignoro el
número de personas que habia en estas misiones, que debian
estar muy pobladas, pues los jesuitas en el año 1767
dexáron en ellas casi doce mil neófitos.

164(3) En las misiones de los PP. observantes el año 1767
habia las siguientes poblaciones : Xulimes, San Pablo, Santa
Cruz, San Lucas, San Pedro, Babonoyaba, Guadalupe,
San Andres, Santa Isabel, San Buenaventura, Concepcion,
Sainapuciti, Chubiscar, Nombre de Dios, Iabalopa, San
Gerónimo, Cruces y Namiquipa.

165(1) Ribas, lib. 4. cap. 7. p. 255.

166(2) Clavijero citado (98), tom. 4. disert. 1. §. 2. p. 21.

167(3) Noticia de la California, sacada de la historia ms. del
P. Miguel Venegas de la Compañía de Jesus. Madrid, 1757,
4.° vol. 3. El autor de esta obra es el docto jesuita Andres
Burriel.

Storia della California, opera postuma del nob. Ab. Don
Francesco Saverio Clavijero. Venezia, 1789, 8.° vol. 2.

168(1) Ignoro el número de personas que habia en las veinte
y nueve misiones : y solamente he podido saber los nombres
de estas, que notaré aquí, poniendo de letra cursiva
los de aquellas naciones que ya se conocian en el año 1644,
en que escribiendo Ribas las nombra en las noticias que de
él se pondrán inmediatamente.

Las misiones son Mobas, Onabas, Tecoripa, Comoripa,
Batuco, Hures, Babispe, Matape, Oposura, Baresaca,
Baca de Guari, Onapa, Sahuaripa, Aribetzi, Cuquiarachi,
Opodope, Arispe, Acotzi ó Aconchi, Cucurpe, Tubutuma,
Soanca, Banamichi, Caborca, Saric, Ati, Guebabi,
Guasabas, Yecora y San Ignacio de Pimería.

169(1) Libro 6. cap. 1. p. 558.

170(1) Historia de la California, &c. (108), vol. y part. 3.
§. 22. p. 524. y 528.

171(1) Historia de la California, &c. part. 3. §. 22. p. 534.

172(1) Part. 3. §. 22. p. 535.

173(1) Historia de la California, &c. part. 3. §. 5. p. 103.

174(1) Historia de la California, &c. (107) vol. ó part. 1.
$ 1. p. 10.

175(1) Historia de la California, &c. (107), vol. ó part. 1.
§. 1. p. 10.

176(1) Misiones de los jesuitas en California el año 1767.

tableau latitud boreal. | personas | grados | minutos | Todos-Santos, ó Santa Rosa | Santiago | Nuestra Señora de los Dolores | San Luis Gonzaga | Nuestra Señora de Loreto | San Francisco Xavier | San Joseph Comandú | Concepcion | Santa Rosalía DE Mulejé | Nuestra Señora de Guadalupe | San Ignacio de Kadakaamang | Santa Gertrude | San Francisco DE Borja | Santa María, que se fundaba en 1767

177(1) Relacion histórica de la vida del V. P. Fr. Junípero
Serra por Francisco Palou de la Observancia de S. Francisco.
México, 1787, 4.° cap. 38. p. 168.

178(2) Capítulo 15. p. 69.

179(1) Capítulo 25. p. 118.

180(1) Historia de la California (107), parte ó volumen 1.°
§. 5. p. 62.

181(1) Parte 3. §. 5. p. 69. y 71.

182(1) Storia della California, &c. (107), volúmen 1.°
lib. 1. §. 17. p. 107.

183(1) Burriel, historia de la California, part. 2. §. 18.
p. 139 y 141

184(2) Relacion histórica, &c. (112) cap. 53. p. 248. &c.

185(1) Felipe Buache : Considerations géographiques, et
physiques sur les nouvelles descouvertes au nord de la
grande mer. Paris, 1753.

186(1) Nouvelles déscouvertes des russes entre l'Asie, et
l'Amérique, ouvrage traduit de l'anglois de Mr. Coxe.
Neuchatel, 1781, 8.° part. 1. cap. 12. p. 152.

187(1) Troisiéme voyage de Cook traduit de l'anglois.
Paris, 1785, 8.° vol. 4. En el apénd. Al vol. 4. p. 81. &c.

188(1) En el vol. 4. cit. lib. 6. cap. 4. p. 284. del tercer
viage de Cook.

189(1) tableau lenguas | Nutka | Unalashka | Norton | Eskimesa | Groenlándica | barquillo | esquife | brazo | cejas | cielo | mexillas | muslo | nariz | no | pecho | pierna | uno | dos | tres | quatro | cinco

En la mayor parte de estas palabras, que por significar cosas de uso
comun son las mejores para que se conozca la calidad de sus respectivas
lenguas, se descubre alguna afinidad.

190(1) El hierro se llama en los dialectos teutónicos

tableau mesogótico | anglo-saxon | aleman | flamenco | címbrico | islándico | dinamarqués | sueco | goto-sueco | ingles

Todos estos nombres teutónicos del hierro provienen de
dos palabras radicales diversas. Los nombres Eisarn, Isen,
Isern, Iser, provienen de alguna de las palabras isa, ise,
sa, se (de las quales parecen provenir tambien los nombres
americanos, ántes puestos, Seekemaile, Shawik, Shawek) :
y los demas nombres teutónicos provienen de una de las
palabras radicales iar, ear ; y parece que estas sean de
lengua matriz diversa, esto es, sean de la lengua céltica ;
pues el hierro se llama iaran, iarann en irlandes, uarn en
armórico ; y son dialectos célticos la lengua irlandesa y la
armórica (esta se habla en la Bretaña francesa). Jayme Serenio,
en el artículo jern de su diccionario Suethico-anglico,
dice, que la palabra jern proviene del nombre íbero : mas
los íberos (esto es, los cántabros ó bascuences) al hierro
llaman burni (burnia hierro-el), y al herrero arotz (arotza
herrero-el) ; y quizá de arotz provienen los nombres célticos
iaran, uar, y los teutónicos iarn, jern, earn, &c.

191(1) El hierro se llama kaami por los kuriles, pilgunten
por los koriacos, walath por los koriacos de Kamtchatca, y
walaval por los koriacos de Karaga, isla poco lejana de
Kamtchatca.

192(1) Moeurs des sauvages ameriquains comparés aux
moeurs des premiers temps par le P. Lafitau de la Comp. de
Jesus. Paris, 1724., 8.° vol. 4. En el vol. 1. §. Eskimaux,
p. 51.

193(1) Tom. 1. citado, p. 52.

194(2) Tom. 1. citado, p. 51.

195(1) Histoíre des terres polaires par Mr. Richer. Paris,
1777, 8.° vol. 3. En el vol. 1. art. 1. §. 13. p. 34.

196(1) Scriptorum à societate Hafniensi, &c. pars secunda.
Hafniæ, 1746, 4.° Mr. Woldire Melema de lingua
groenlandica
, p. 140.

197(1) Lettres edifíantes, et curieuses écrites des. míssions
étrangères par quelques missionaires jesuites, Recueil XXIII.
Paris, 1738, 8.° p. 213. Carta del P. Sebastian Rasles escrita
el año 1723.

198(1) Cárdenas, Ensayo cronológico, &c. (47), año 1668,
p. 225.

199(1) Tom. I. de su obra citada, p. 2.

200(2) Tom. IV. de su obra citada, discurso último, p. 184.

201(1) Zembla es nombre ilírico, que significa tierra, pues
esta se dice zemglia en lengua dalmata, zeme en la boema,
ziemia en la polaca, zemla en dialecto de Moscovia, y
zemija en dialecto de Rusia ; y todos estos idiomas son dialectos
ilíricos. Uno de estos debia hablar el que dió el nombre
á la zembla. La zembla, como se dice en la obra que al fin
de esta nota se citará, está desierta, y á ella solamente van los
samoyedos á pescar ó cazar desde Mayo hasta el invierno ; y
en este tal vez suelen quedar algunos que no han podido volver
á sus paises. Los. samoyedos usan algunas palabras laponas,
y hablan un dialecto tártaro. Véase Histoire des terres
polaires par Mr. Richer. Paris, 1777, 8.° vol. 3. En el
vol. 1. art. 4. p. 85.

202(1) Memoires de l'Amérique septentrionale, ou la suite
des voyages de Mr. le Baron de la Hontan, tome second.
Amsterdam, 1705, 8.° p. 38. El tomo I. se intitula : Voyage
du Baron de la Hontan dans l'Amérique septentrionale.

203(1) Cárdenas : Ensayo Cronológico, &c. (47) : año 1528.
p. 10. año 1536. p. 17.

204(1) La Florida del Inca, &c. (47).

205(1) Rochefort : Histoire naturelle et morale des isles
Antilles, &c. (47) Capit. 8. art. 1. p. 374.

206(2) Artículo 4. p. 393.

207(1) Artículo 12. p. 427.

208(2) Cárdenas : Ensayo Cronológico para la historia de
la Florida, &c. (47) : año 1556. p. 120. año 1658. p. 137.
año 1570. p. 140. año 1572. p. 145.

209(1) Cárdenas. Año 1693. p. 167.

210(2) Año 1628. p. 195.

211(3) Catecismo en lengua tumuquana… por el P. Fr.
Francisco Pareja, religioso de San Francisco. México, 1627,
8.° vol. 2.

212(4) En la segunda parte y volúmen del catecismo citado,
hojas 36 y 37.

213(1) Cárdenas citado, año 1727, p. 330.

214(2) Cárdenas citado, año 1530, p. 11.

215(1) I Moscoviti nella California, ó sia dimostrazione della
veritá del passo á ll' America settentrionale : dissertazione
del P. Fr. Giuseppe Torrubia, minore osservante di
S. Francesco. Roma, 1759, 12.° pag. 15. num. 3.

216(1) Despues de haber concluido este volúmen he escrito
un largo discurso sobre el estrecho de Anian, segun
se pone en el célebre monumento, ántes citado, que está
en la gran biblioteca del colegio romano de Roma. Pondré
el dicho discurso desde el num. 302.